El Atalaya

ReadAboutContentsHelp

Pages

1
Needs Review

1

EL ATALAYA ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Al que sea virtuoso (Un simbolo) Al que mal obrare y abuse mi dedo señalará del sol por siempre lo apuntará ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Número 1.) (Un real) ------------------------------------------------------------------------------------------------------------ PROSPECTO. La dulce esperanza de que este periódico merezca acaso una buena acojida, nos há resuelto á publicarlo. Creemos que no nos equivocaremos porque los objetos que nos animan son interesantes. Confesamos que nuestra pluma no es diestra como las de otros mas dichosos; pero aseguramos con sinceridad, que es dirigida por una sana intencíon; intencion que tiende al interes público y á otros fines sagrados. No manchará el Atalaya una vana lisonja; la baja adulacion será perseguida; los elogios que se hagan llevarán un caracter sério. Los artículos que se publiquen estarán circunscriptos á todo lo que coneierna al bien general, á la ilustracion del pais y al orden. A la vez se tocará el jocó-serio procurandose divertir al público con decencia. Finalmente el Atalaya será incansable observador que estenderá la vista sobre todos los movimientos ; y ninguna corporacion , autoridad ò persona pública, podrá ocultarse de su viva inspeccion, considerada cada una en su clase y dentro del círculo que le prescribe la ley. Son dignos del cuidado del Atalaya: las autoridades eclesiásticas, políticas, militares y judiciales; los colejios y establecimientos de beneficencia; el comercio, la agricultura y la industria respectivamente. La sátira no perdonará à ninguno en los casos supradichos; y el Atalaya para llenar el objecto con que se ofrece, procurará no ser conocido. Verá y oirá à todos , sin ser visto ni oído sino por la prensa. Concluimos protestando legalidad, sinceridad, pureza è imparcialidad—Procuraremos adquirir noticias fidedignas para comunicarlas en nuestras columnas. No trataremos las cosas como emanadas de una fuente copiosa de luces , historia ò conocimiento jeneral afectado en favor nuestro, sino como nacidas de nuestra sana intencion y buena fé; confesando como confesamos en la religion política nuestros limitados conocimientos y sencillez. Esperamos pues que los sabios, los buenos escritores, los recomendables viajeros y artistas nos ayuden, honrando nuestras columnas, con sus remitidos, avisos, proyectos, noticias &c. ----------------------------------------------------------------------- NOTABLE. LIJERO DETALL DE LA CAMPAÑA Y batalla de Pultunchara. [1] Logramos satisfacer la ansiedad en que se hallabán todos, publicando los pormenores de la espedicion de la division de operaciones que la emprendió de este departamento sobre el de Ayacucho, de la columna que salió de Lima, de la accion de Pultunchara y sus resultados. No son copiados de detall alguno, que no lo ha habido, pues el E. M. de la division no lo ha dado. Las noticias de ellas hemos conseguido à fuer de nuestras prolijas averiguaciones. Algunos particulares se deben à referencias trasmitidas; pero la mayor parte à la relacion verdadera de sujetos fidedignos que han concurrido à la campaña, batalla y consejos de guerra celebrados para el juzgamiento de los autores y cómplices de la revolucíon ejecutada por el batallon Callao en 24 de julio. Si los señores jefes y oficiales no se acomodan con nuestra noticia, pueden pasar à la imprenta relaciones que enmienden algunos equívocos que háyamos padecido; porque nosotros nos hemos sujetado solamente à nuestras indagaciones. Sin embargo; creemos q' no nosgaventuramos. Hacemos mucho para comedimiento. Los militares que han merecido por sus trabajos la declaratoria de batalla y capaña debieron hacerlo. El dia 14 habia marchado el jeneral Frias desde las inmediaciones de Acobamba con los 40 hombres de la 4. ~C.~ del batallon defecionado, que salio de Huanta con el capitan Ayarza. Llego esa misma tarde a las 6 de ella a la euidad de Ayacucho en circunstancias, que le teniente coronel don Romualdo Gamarra, y Negreyros habian salido horas antes con la compañia de granderos compuesta de mas de ciento veinte hombres selectos de cada compañia al separarse de la division llamada Vengadora, del lugar de Cullo-chaca. Esta compañia no estaba. ........................................................................... [1] Esta declarada una y orta por ordenes jenerales de 15 y 21 de agosto insertas en la Mierva numero 1 del tomo 5.

Last edit 11 months ago by WriteonDude
2
Needs Review

2

tan lejos de la ciudad que no pudiese avistarse à alguna distancia en el camino que hacia para Quinoa con la pequeña compañía del mando del señor Frias, quien creyó indudable se le atacase con tan desmesurada ventaja. En su dentrada à la ciudad se le reunieron mas de mil individuos los mas de ellos muchachos, que manifestaban su desicion en favor de las armas del orden. Aproximada la noche salio el jeneral Frias de la cuidad à ocupar un puesto de defensa por si la compañía de granderos quisiese llegar à las armas, en situacion de que su tropa estaba tan rematada con la marcha larga que hahabia emprendico. En efecto ocupó su posicion meditada, y entonces ya se habian dispersado los voluntarios que se le presentaron para cooperar en algun acontecimiento. Se mantuvo toda la pecho en el puesto que tomó para su defensa, sin que hubiese ocurrido cosa alguna, pues la compañía de granderos siguió su mareba cobardemente à pesar de su indecible ventaja. Por en manaña del 15 bajaba el jeneral con su compañía el plano que formaba su posicion para introducirse à la cuidad, cuando à eso de las seis y media divisó al capitan graduado de mayor don Florentino Villamar con su escolta de dos batidores y un trompeta del glorioso rejimiento Huzares de Junin. A la distancia, creyó fuese alguna descubierta de los revoltosos y trató hacerle fuego; mas à la inmediacion se desengañó de lo contratio. La division del Cuzco habia acampado en Mataria la misma tarde del 14 sin habaer podido adquirir la mas pequeña noticia del estado de Huamanga, ni de la situacion de los defecccionados; y se halló el jefe que la mandaba, en el estremado caso de aventurar la suerte de esta benemérito oficial, despachandolo à las 7 de la noche con instrucciones de que recabase cualquiera clase de noticias hasta las goteras de Ayacucho y regresare à encontrar la division que habia de ponerse en marcha á las cinco de la mañana del 15, que lo verificó exactamente. A las tres leguas antes de la cuidad recibió el comandante jeneral las communiciones del capitatanVillamar por conducto de uno de los batidores de su escolta, en que daba parte de su incorporacion con el señor jeneral Frias y que la division redoblase su marcha. En ella recibió las communicaciones de S. E. el jeneral Presidente dirijidas de varios puntos en que ordenaba q' el que mandas las tropas del Cuzco tomase el camino de tambo, y se pusiese alli à recibir sus ordenes: y como dichas communicaciones fueron entregades en las mismas goteras de la cuidad, ordenó dicho jeneral entrase la division à ella para emprender su marcha al siguente dia al lugar prevenido por S, E. A la media noche del 15 al 16, se recibieron los primos avisos volades de lo ocurrido en Pultunchara, que se tiñcaron en la mañana del 16 oficialmente y asi es que solo salió la columna lijera de vanguardia. al mando del mayor Aramburú con una mitad de caballeria al cargo del teniente Mendoza, quienes lograron recojer à todos los músicos dissolvieron à la vista de la columna haciendo fuego à Gamarra, Negreyros y demas oficiales de dicha compañía, que tomaron la fuga por estar bien montados. ............................................................................ El dia 15 à las seis y media de su mañana, llegaron á Huanta dos compañías del batallon Zepita al mando del comandante Torrico. (2) La hermana do Gomez, comandante jeneral de operaciones de la division enemiga, les había dirijido entonces un aviso de que no había mas fuerza de Lima que ésta ( porque asi se figuró) y que inmediatamente la batiesen, à fin de no darle tiempo para reunirse con la que iba del Cuzco. A las diez del mismo dia llegó al referido pueblo el 2. batallon Ayacucho. Los enemigos dirigieron tiros de artillería hácia Huanta, cuyo fuego rompieron à las once, en la ignorancia aun de la llegada del batallon Ayacucho. Dejaron su primera posicion y se colocaron mas abajo de ella, pero siempre en terreno ventajosa. Visto el movimiento de estos y esperimentados los tiros de artilleria, salió la 4. compañía del 2. de Ayacucho á hacerles cara, y en virtud de esto desplegó en guerilla la de cazadores de los facciosos, ocupando un lugar algo despejado, en el que hicieron un fuego tan vivo, que fué preciso al jeneral Presidente comprometer la accion. Ordenó que cada jefe tomase una de las cuatro compaañías restantes, y todas á su vez atacasen por el frente y flancos forzando las escarpadas posiones. (3) Efectivamente los valientes soldados de la columna de operaciones, estimulados por el ejemplo de sus dos jenerales, jefes y oficiales, redujeron en un momento à la nada, à los impropiamente llamados vengadores de la ley. Sedieníos de la sangre de estos malvados, y ansiosos de esterminarlos, vengaron la de los jefes asesinados y el oprobio con que cubrieron á la nacion, ofuscando asi el brillo de su situacion politica. Dieron á conocer que eran los lejiti mos vengadores de las leyes, (que con este mismo titulo se hollaron) del orden interceptado á unos pueblos virtuosos, de la paz y tranquilidad que se habia extinguido; en fin de la hostilidad en cuyo circulo estrecharon á los habitantes del departmento Ayacucho. (4) [Continuará.] .......................................................................... [2] De la capital de Lima vinieron dos compañías del batallon Zepita con fuerza de 150 plazas, el 2. batallon Ayacucho 1. lijero compuesto de cuatro compañías con la de 300, 60 hombres de caballería de la escolta de S. E. el jeneral Presidente. Vinieron con dichas tropas S. E., el jeneral Bermudez, el coronel San Roman, teniente coronel Quiroga, [ahora comandante del batallon Pultunchara] comandante Merino, mayor Ugarteche, y otros oficiales colocados entre las tropas à que pertenecian. [3] Entre ellos el recomendable jeneral Bermu¬ dez que se hallaba en Turma curandose de sus enfermedades, y voló sobre Ayacucho luego que supo la revolucion ejecutada. S. E. le encargó la comandancia jeneral de la columna de operaciones. [4] Con las mas violentas providencias se había estraido por ellos 49 pesos del vecindario y de los fondos del Estado entre numerario y pastas de plata. .....................................................................................

Last edit 12 months ago by WriteonDude
3
Needs Review

3

Carta recibida de la captial de la República, de un peruano amante de su pais. Señor Don................ Lima agosto 12 de 1833 Mi siempre verdadero amigo.........Hacen trece diás que lleguè à esta capital y otros tantos llevo de descanso, porque en la návegacion ha sufrido mucho mi naturaleza aunque me aseguran ha de resultar en su beneficio. En los primeros dias de mi llegada me han visitado muchas personas, y entre ellas algunas respetables de la actual asamblea de la convencion. Me han ofrecido sus servicios y sus conecciones con bastante eficácia. Se estan calificando las actas, y en esta diligencia no encuentro las prevenciones que se suponen. Las mas de ses departamento estan aprobadas y se postergan las del Cereado porque estan muy abultadas, pues aun no cesan de remitir insertos para demostrar nulidad; pero estoy en que triunfará la justicia à pesar de tanto empeño para obscurecerla. Aseguran que el señor Luna Pizarro llegará en breve. Yo no sè porque lo creen algunos de los que se llaman del partido de oposicion un caudillo de los jacobinos. Yo he tratado á este diputado en Arequipa y me ha dispensado sus consideraciones franqueandome con demasiada circunspeccion sus opiniones. Ellas son las mas rígidas al orden y al buen sentido. Es enemigo acerrimo de los bochincheros por cualquier estremo que sea. Conoce este antiguo partriota los defectos de la carta y confiesa in gènuamente algunas equivocaciones en que habia incurrido, que la esperiencia misma las ha puesto en toda trasparencia. Todo esto acredita que su corazon está ocupado de los intereses del Perú. ¡Ojala se aparezca por acá cuanto antes! Verá U. burladas las miras siniestraas de los demagogos. El señor Luna los detesta al considerar que con la capa de principios se desvian á otros objetos innobles perjudiciales á la Nacion. Este señor opina, y con mucho fundamento, que el proyecto de reforma de Constitucion debe circularse por todos los pueblos de la República para su examen, y que se les estreche emitan sus ideas para el mejor acierto. Ya vè U. que esta diligencia puede producir muchas ventajas, porque cada lugar manifestará lo que mas le interesa, y este norte seria muy conveniente para los diputados que solo desean con sequir las mejoras dando una buena Constitucion. No crea U. que haya tanta depravacion en ninguno de los representantes en materia tan grave, y bajo de este conocimiento, me prometo, quisá sin equivocarme, sea esta la època feliz del Perú en que se concilien todos los ánimos. Si por desgracia no sucediese asi, à Dios pátria, y á Dios todo. Digame U. quien es el escritor del papel intitulado A Los Pueblos, porque hacen diversas aplicaciones. ¡Que acaloramiento de ideas, y en fin, que trasportes de imaginacion! Repito á U. que puedo asegurarle, que la convencion está muy distante de dar lugar al efecto de los puntos de tan inoportuno papel. Las acurrencias de Ayacucho nos tienen en mil conflictos. ¿Cual será su desenlace? Nues........................................................................ tra ansiedad es terrible, à pesar de que unas comunicaciones recien llegadas de S. E. el Presidente demuestran, que los revoltosos hayan abandonado á la hora esta el campo de su temeraria empresa. ¿ Si habrá alguna complicacion? Digale U. à N. que escriba cuanto sepa sobre esto, que no sea tan flojo. Todos opinan que de esa ha salido alguna tropa á restablecer el orden. ¡Ojala que nuestro departamento preste alguna cooperacion, y haga ver se halla listo á sofocar cualquier disturbio, supuesto que las revueltas no hacen otra cosa que degradarnos y atrasar la Nacion en todos ramos y especialmente en el de Hacienda que ya está exánime. ........................................................................ EL ATALAYA. La interesante lectura de la antecedente carta, que con una sincera satisfaccion insertamos en nuestro numero primero, nos estimula á presentar nuestras opiniones à la faz de nuestros compatiotas, acera de los importantes puntos á que se contrae, con la moderacion con que debe hablarse al público y con aquella franca sencillez que caracteriza à los que no piensan introducir errores por dogmas, ni adquirir por la aclamacion de los necios el nombre de literatos. No aspiramos à mejor concepto que el de "peruanos amigos del órden, veneradores de las leyes, y amantes de la felicidad de nuestra patria" -- Los sentimientos patrioticos, que segun la Carta que nos presta materia, animan à su autor, son felizmente los mismos que respiramos y los que nos hacen hablar por primera vez ante nuestros recomendables conciudadanos. Al convenir nosotros en el antiguo patriotismo que alienta al respetable compatriota nuestro, el señor Luna Pizarro, en su absoluta conasagracion al bien de la cara patria y decidida oposicion al partido desorganizador, convenimos sin duda con la razon y la justicia, y estamos fielmente persuadidos que nada quitamos à la hermosa verdad para formar de sus despojos la ridicula y fea lisonja. Hemos sido testigos, algunas veces, de sus opiniones emitidas con el sello de la sinceridad en ocasiones en las que ni el temor, ni la politica ni otra alguna consideracion pudiera persuadirnos de que la menor coaccion tubiese parte en el franco lenguaje del señor Luna Pizarro. El se ha manifestado el enemigo de las rebeliones, el amante del engrandecimiento del Perú y el especial adorador del órden y del respeto à las leyes y al gobierno que existe por ellas. El obscuro tumulto de la turba de descamisados que forman hoy ese tenebroso partido llamado de oposicion, no pierde medio alguno para dar à su infame causa algun prestijio, procurando fascinar en todas sentidos aun à costa de la ajena reputacion. ¿Pero como podrian respetar la virtud de un hombre ni su buena fama, los que profanan las leyes y las minan vilmente y con descaro al tiempo mismo que delclaman por el imperio de ellas con una farisea hipocresia? Tactica vieja es ya, el que los malvados se esfuercen en engañar à los incantos, persuadiendolos de que sus temerarias empresas cuentan con el apoyo de los hombres mas respetables del pais. ¡Esos desventurados que mor...........................................................................

Last edit 11 months ago by WriteonDude
4
Needs Review

4

dieron la tierra en Pultunchara! ¡Esos miserbles asesinos, que la ley los hizo descender del ominoso patibulo á la tumba fria, cuantas y cuanttas suposiciones de esta naturaleza no fabricarian en sus lobregos talleres para ilusionar á muchos! ¿Y que estraño es, que sus dignos hermanos sembrados por toda la república, interesados en turbar la paz de los buenos para recojer en la desunion el torpe fruto de sus abo minaciones, y dedicados especialmente á introducir su negro influjo en la Convencion peruana, en la unica ancora que puede salvar la patria del naufrajio, griten y propalen como Jefe de los Sans-culottes al señor Luna-Pizarro? ¡Atroz calumnia! Es casi imposible que las virtudes se asocien con el crimen, el patriotismo con la desnaturalizacion, y ultimamente; el talento y las luces con la ignorancia y la barbarie. Nosotros celebraremos que este distinguido peruano haya llegado ya á la capital de la república á llenar con sus augustos trabajos la confianza de sus comitentes y la esperanza de la patria. La gratitud del pueblo será su mejor recompensa y la virgüenza y baldon de los traidores. Es un punto, acaso el mas interesante en la crisis actual, todo aquello que tiene mas ó menos tendencia con la reforma de nuestra constitucion politica, porque creemos que la materia de mas consideracion á un pais sea aquella que principalmente trata de la formacion de sus leyes fundamentales, bases de su prosperidad ó de su ruina. Esto parece justamente el trabajo arduo de la Convencion, el punto centrico de sus tareas y aquel en que se concentran las miradas de todos los pueblos, la interasanto espectacion de la sociedad peruana. Efectivamente; el sistema fundamental que ha de rejirnos es la piedra fuerte del edificio social; su firmeza y acertadas proporciones garantizan la solidez de lo que sobre ella se farique, y de aqui es ese sagrado interes jeneral con que todos los buenos peruanos ansian la reforma de algunos sensibles defectos de nuestro código politico, advertidos en la practica de sus instituciones, y claman al Padre de las naciones para que se digne guiar á los ilustres representantes de los pueblos por las felices sendas del acierto. En ellos están sus esperanzas, y por ellos subscriben los pueblos á las respetables deliberaciones del majestuoso cuerpo nacional. A nadie es dable turbar le libertad que la gran familia peruana dío á sus rectores cuando los elijió como tales y los invistió con sus poderes, y menos prevenir, sin crimen, sus augustas sanciones; pero sí pueden y deben todos prestar su cooperacion para conseguir el sagrado objeto que anima á pueblos y representantes: la dicha del Perú. Nosotros creemos que este es un deber de aquellos, que lejos de calificarse como un avance, se mira como una obligacion virtuosa, y que los apoderados de los pueblos deben oir con interes la voz de estos cuando ella suena por un órgano legal y con ecos de paz y de dignidad. Un profundo silencio entre los elaboradores del bien público y el pueblo, sería, en nuestro dictamen, repugnante al sistema liberal que nos rije y poco adecuado al objeto y fines de la sociedad. Solo los tiranos, que nada otra cosa consultan que ......................................................................... sus caprichos al dictar sus bárbaros preceptos, no necesitan de mas consejo que su tirania; pero los que obran por las leyes y para la gloria del pueblo que los ha escojido, aman las comunicaciones públicas que contienen la decorosa manifestacion de sanos sentimientos, desean la ayuda de los sábios y de los bien intencionados, y como las industriosas abejas que entre las flores aprovechan solo lo que les es útil, abrazan lo justo y conveniente y forman su mejor gloria en la publicidad con que obraron como elocuente distintivo de la pureza y buena fé. Sobre estos principios no podemos nosotros dejar de convenir con el autor de la carta que hemos insertado, y con la fundada opinion del señor Luna Pizarro relativa á que el proyecto de reforma ó constitucion circule por todos los pueblos de la República. No hay cosa mas eficaz para lograr el acierto que consultarlo, ni mejor mode de consultarlo que oyendo las opiniones de todos, no para seguir una ú otra precisamente sino para proporcionarse un plan perfectamente concluido, que á merced de un juicioso debate de ideas y de principios deje ver un firme resultado. ¡Que satisfaccion para los pueblos, pudiendo cada cual en vista del proyecto, presentar por medio de la prensa interesantes indicaciones, cuya reunion serian otras fantas luces para la convencion, y que gloria para esta magna asamblea al presentar á sus comitentos el proyecto de reforma, que es lo mismo que decirles: "manifestarnos vuestros verdaderos intereses; porque vamos á obrar y no tenemos otro norte que la felicidad comun." Nosotros estamos tan penetrados de las ventajas que produciria la circulacion del proyecto, como de la razon con que la desean los buenos y de la necesidad y justicia que proteje tan santo deseo. Paso tan preciso y liberal seria el mejor timbre de los convencionales y el escudo mas impenetrable contra los tiros de aquellos que tanto han acusado á los cuerpos lejislativos. Esta opiniou (?) no es aislada; es casi jeneral, porque la razon no tiene pocos prosélitos. La hemos manifestado con el apoyo del sentir del señor Luna á este respecto, y si erramos en algo, sirvanos de disculpa esta sincera protesta: el bien público es el que nos dirije. .......................................................................... Señores Editores del Atalaya. Por casualidad he sabido que van á publicar UU.e número 1. de su periodico: por esto me apresuro á suplicarles, se sirvan absolver precisamente la signiente preguntita. ¿Si el curato de la parroquia de S. Blas, entrara en el presente concurro? Por Dios, saquen UU. deesta duda a su S. S. "El sacristan de S. Blas." ........................................................................ CUZCO SEPTIEMBRE 25 DE 1833. ......................................................................... IMPRENTA PUBLICA POR P. EVARISTO GONZALEZ.

Last edit 11 months ago by WriteonDude
5
Needs Review

5

EL ATALAYA ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Al que sea virtuoso (El simbolo) Al que mal obrare y abuse mi dedo señalará del sol por siempre lo apuntará ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Este periódico se publicára una vez á la semana. Se venderá en la tienda de don Pedro Vargas, calle de la espaderia y en la imprenta. Se insertaran él remitidos, proyectos, avisos &c. Todo papel se entregará al administrador de la imprenta con el garantido correspondiente, pagando su justo valor al mismo. ...................................................................................................................... Numero 2.) CUZCO OCTUBRE 5 DE 1833. (Un real ....................................................................................................................... CONTINUA EL DETALL DEL NUM. 1. La caballeria enemiga fugó cobardemente, y en la persecucion que le hizo la nuestra, logró lancear oficiales motores de la revolucion y soldados relajados con la leccion del asesinato mas infame que se há visto jamas en nuestro suelo. La victoria se alcanzó completamente por las armas de la justicia, y nuestros bravos campeones. Los criminales espiaron su delito, su cumbiendo con el estandarte de rebelion que lebantaron. ¡Cuantas inocentes victimas espusieron al sacrificio por sostener sus temerarios planes y formentar el loco freñesi que ocupaba sus cabezas! Los soldados al par de una manada de ovejas fueron arrojados á la cuchilla de la muerte, preparada por sus mismos amigos, defensores del pabellon peruano. ¡Que escandolo para los otras naciones! ¡Que dolorosa escena para los admiradores de la tranquilidad é integridad del pais, que por genio es enemigo de las revoluciones adorador de las leyes, obediente á los magistrados! Leccion tan funesta de inmoralidad movió la indignacion aun én la clase inferior: ¿quien aprobria tan desenfrenada conducta? Quien apoyaria tan temeraria revolucion? ¿Habrá habido alguna que aun á la distancia haya oido con indiferencia la triste referencia de los hechos horrosos de la autores y cómplices de la revolucion? ¡Quien no ha pronunciado maldiciones á estos hombres desalmados, entes de degradacion y dignos de la execracion de los mortales! Los desgraciados comprendidos en la revolucion, que bien sea por la ambicion del acenso, bien por saciar la del pillaje, ó bien los; que forzados por las armas, ceducidos con la vana esperanza de su precario engrandecimiento, alagrados con la falsa promesa de que se contaba con apoyos y convinaciones; se mezclaron en ella, han sido otras tantas victimas que se han inmolado en las aras de la rebelion. Los caudillos prófugos, perseguidos por el arrepentimiento, verán solo cerca de sí espectros que les llenen de confusion. Su conciencia los ......................................................................... acusará á todos instantes, y no se creerán seguros ni en los desiertos. Buscarán un recinto doade asilarse: solicitarán hospico en las cabañas de los moradores de los bosques, y sus mismo delito los avergonzará para no temer ser mi- rados con desprecio, como proscriptos sin dude por delitos públicos. Ellos cubieron á la nacion de afrenta, ellos vivirián hundidos en un caos de desperacion y cubiertos de su negra infamia. ¡Desgraciados! Vosotros mismos os habeis labrado el suplico. ¿A quien acusareis en vuestras desdichas? ¿Con que razon os disculpareis? (1) Preguntareis á las rocas y montañas que os abriguen ¿que os há sucedido? y su silencio será la muda respuesta de vuestra pregunta. ¿ Donde ireis que no os siga la memoria de vuéstro crimen abrumando vuestros cerebos, y presentando os motivos de confusion y de en pesar eterno? No hemos desviado del intento porque hemos tocado á lo mas delicado; volvemos la pluma á él. En las notas se cuentan muchos particulares dignos de la curiosidad de los que nos honren con su lectura; porque por no interumpir la série de nuestra relacion hemos tomado este órden. Individuos de la tropa revolucionada que murieros en el campo de batalla. Empleos á que asendieron. Capitan don José Maria Lebano. Id. don Santos Bermudez. Teniente don Manuel Medina. Id. don José Delgado. ............................................................................ [1] Para dar mayor importancia á sus inicuas operaciones: para alucinar al pueblo y á la tropa y para altraerse partidarios, alarmaron como pudieron con el pretesto el mas vil, que fué hacer las mas negras acusaciones al mas viejo y virtuoso campeon, al hombre mas republicana y liberal, al Jeneral Presidente Gamarra. Publicaron pepeles subersivos, en los que la impostura y la maledicen cia atacan la vida de tan respetable majistrado. Los jefes y aun los subalternos proclamaron, fingieron cartas é hicieron cuanto les sujeria su perversidad para sostener sus atrocidades. .............................................................................

Last edit 11 months ago by WriteonDude
Displaying pages 1 - 5 of 54 in total