Arequipa Libre

ReadAboutContentsHelp

Pages That Need Transcription

1
Complete

1

AREQUIPA LIBRE. Tom. 4.* ] Miércoles 2 de Septiembre de 1829. [ Núm. 14.

El hombre en todos los estados posibles, no puede ser libre, si no sacrifica su ignorancia, sus vicios, su violencia, y sus debilidades. Dunoyer

INTERIOR El ciudadano Antonio Gutierrez de La-Fuente, Jeneral de division, y Jefe supremo privisorio de la República &a. &a.

TENIENDO EN CONSIDERACION:

1.* Que por falta de obispos, el clero secular se ha disminuido hasta el grado de no ser bastante para satisfacer las necesidades espirituales de las diferentes diocesis de la república: 2.* Que cerciorado de esta diminucion el supremo gobierno, autorizó, en 8 de agosto de 825 ,al gobernador eclesiástico de Trujillo , para que colocase en las doctrinas de esa diocesis sacerdotes regulares , à virtud de la consulta que hizo: 3.* Que la reforma decretada en 28 de septiembre de 1826 no ha llenado los deseos del gobierno , porque los religiosos secularizados no han obtenido la proteccion que les concede el art. 13.* 4.* Que no es contrario à la disciplina esencial de la iglesia que estos obtengan beneficios curados, respecto à que el bien espiritual de las almas es el único objecto que se proponen las leyes eclesiásticas: 5.* Que el gobierno , por la alta potestad que inviste, está obligado à proporcionar à los ciudadanos no solo bienes temporales, sino tambien espirituales:

DECRETO:

ART. 1.* Los religiosos secularizados estan espeditos para ser admitidos en concursos, y ebtar beneficios curados en todas las diocesis de la república en que se domiciliaren ; y el gobierno los agraciará preferentemente con las capellanias de patronato, de las iglesias de conventos supresos, y del ejército y armada.

ART. 2.* Para que el clero secular no se perjudique con la colocacion de los secularizados, solo se proveerá en estos un tercio de las vacantes.

ART. 3.* Los curatos designados esclusivamente à cada una de las ordenes regulares se proveerán indistintamente en el clero de las respectivas diocesis.

ART. 4.* Los reverendos obispos y gobernadores eclesiásticos, ejercitando su zelo pastoral, haciendo uso de las facultades que por derecho divino les competen, y teniendo en consideracion las miras beneficas que se propuso el gobierno en el decreto de 28 de septiembre de 1826, oirán las preces de los regulares de ambos secsos que, conforme al mencionado decreto, solicitaren su esclaustracion, cuyo juicio no pasará de cuarenta dias, sustanciandose con audiencia del prelado y fiscal de la curia.

ART. 5.* Los tribunales de justicia proveerán con toda preferencia, y bajo la mas estricta responsabilidad, los recursos de fuerza que les interpusieron los regulares y monjas sobre secularizacion en los casos que les franquean las leyes.

ART. 6.* Los diocesanos ejecutarán lo prevenido en el artículo 26 del reglamento interior de los conventos ; dejando en ellos los legos y donados muy precisos para el servicio doméstico, y despidiendo à los que hayan ingresado despues de su publicacion.

ART. 7.* Quedan en su entero vigor y fuerza los decretos, ordenes y reglamentos espedidos sobre reforma de regulares : y las autoridades respectivas son responsables de su cabal cumplimiento.

ART. 8.* Los conventos que no tengan, de actual y efectiva residencia, los ocho religiosos sacerdotes conventuales que prescribe el artículo. 7.* del decreto de reforma concordante con la disposiciones conciliares, quedan suprimidos ; y se ocuparán sus temporalidades para los objetos que se detallan en él : eceptuandose unicamente los hospitalarios sobre los cuales se proveerá lo conveniente.

ART. 9.* Igualmente los monasterios que, à la fecha de la publicacion de este decreto, no tuvieren diez religiosas profesas , se cerrarán , transladandose las que tengan à aquel que el diocesano juzgare oportuno ; y las rentas y edificios se aplicarán à los mismos fines que los de los regulares.

ART. 10.* El ministro de estado del despacho de gobierno y relaciones esteriores queda encargado de la ejecucion de este decreto, y mandarle imprimir , publicar y circular.

Dado en la casa de gobierno en Lima à 10 de julio de 1829--10--y 8.* --Antonio Gutierrez de La-Fuente.-- Por orden de S. E. --Mariano Alvarez.

El decreto supremo que antecede ha tenido en esta capital la aprobacion de todos los hombres sensatos. Se le ha mirado como un paso grande que ha dado el primer magistrado en las sendas de la justicia y de la política. Se ha tocado à la union. No sé por qué fatalidad la pasada administracion quizo renunciar los principios mas obvios. Toda sociedad que se empeña en hacer esclavos ò enemigos tiende à su ruina. Todo esclavo es inutil à la sociedad y todo enemigo la ataca. Los goces de la libertad, de la propiedad y de los demas derechos sociales , son los únicos que inspiran el amor à la patria y el respeto à las leyes y à los gobiernos. El poder de una nacion depende de la suma de ciudadanos que trabajan en el interes y bien-estar de ella, con sus talentos, con sus brazos, y con el caudal de sus recursos y aptitudes relativamente. Asi lo que interesa mas à una nacion es tener ò formar ciudadanos de esta especie. Cerrar la entrada à los que buscan la sociedad para ayudarla y hacerla prosperar es un atentado en la política. Juan Santiago ha dicho, que un hombre que no espera de su patria mayor bien que el que ella hace à un estrangero, no puede menos que mirarla con indiferencia. Los frailes bajo la pasada administracion cuando menos serian indiferentes. Reducidos à un estado de opresion continua por los mismos que debian protegerlos, llegaron à ser el blanco de burla: y el desprecio. Los que secularizaban eran entes indefinibles. Se les castigaba por haber amado la sociedad y restituirse à ella. Se les miraba como à hom-

Last edit 10 months ago by Digitizing Peru's Print Revolution
2
Complete

2

bres sin moral, sin derechos, sin aptitudes. Los frailes, en fin, ya claustrados, ya secularizados, eran la imagen de los desagradecidos antiguos habitantes de la Palestina. Se les ha atacado en todo sentido y ellos han sabido callar y ceder el campo. Algunas veces se gana con una retirada honrosa. El gobierno los reconoce por peruanos , los llama, y solo falta que ellos respondan con su obediencia, con sus luces y con una adhesion egemplar acia los verdaderos intereses de la patria. Una republica como la nuestra no necesita sino union entre sus individuos. Los demas elementos le sobran. El supremo gobierno que ha tenido a la vista las corporaciones religiosas y que de un modo politico llama a sus individuos acia la causa cemura, no puede menos que tener previstos los medios mas eficaces para reunir los partidos formados por opiniones. Es muy doloroso que renovemos en nuestros dias las calamidades que ha traido a los pueblos el fanatismo religioso. El fanatismo politico produce iguales efectos que aquel. Si queremos patria, dejemos a los hombres la libertad de que aun esta muy distante para nosotros el tiempo en que pueda admitirse la tolerancia religiosa. Hombres sensatos demasiado recomendables por sus virtudes son quiza los que fomentan el choque encarnizado de las opiniones. Ellos tendran el dolor de ver destrozada su patria por sus mismas manos. Echaran la culpa a otros, pero no por eso dejaran de ser verdaderos parricidas. Si los literatos, los que debian dar ejemplo de tolerancia, se desearrian de la verdadera meta, nada tenemos que aguardar de un vulgo cargado de preocupaciones por sus ignorancia UNION debe ser nuestro norte. Deponganse los resentimientos , limitese la ambicion y habra republica. Una reserva punible se va haciendo la base de la politica. Presto en la republica no habra sino hipocritas. ¿Como se abandona tan vergonzosamente la causa comun? El valor y la virtud se ensayan y se prueban en los reverses.

En medio de las agitaciones en que nos hallamos la patria cuenta con los militares para sostener la independencia y con los lileratos para dar direccion y vida a la masa social. El supremo decreto que nos ocupa es uno de los medios para conciliar la union y aumentar el interes social, es deber de los literatos pensar y comunicar el supremo gobierno o a los editores los medios de conseguir la union jeneral. Franqueza, y habremos acertado.

Prefectura del Cuzco a 18 de agosto de 1820. Al señor comandante jeneral del departamento de Arequipa--Señor comandante jeneral. --Esta prefectura ha tenido el honor de recibir la nota de los señores jefes militares, en la que se dignan impartirle el cambio de autoridades de ese departamento, y la captura y remision al supremo gobierno del señor jeneral D. Manuel Aparicio, prefecto D. Juan Francisco Reyes, y otros mas, por los motivos que se indican ; y entrada del pronunciamiento por la integridad del Peru, que es el espiritu de nuestro supremo gobierno, desea este departamento que le ha jurado union y obediencia, que la aprobacion de las autoridades y cambio del 9, lo pongan en caso de estrecharse con el de Arequipa, con la union a que es llamado. El Cuzco puede lisonjearse de su honrada conducta, protestando desde ahora tola la armonia posible, que debe guardarse entre dos departamentos de una misma republica, en la presente crisis. Desde el principio de nuestra gloriosa regeneracion politica, la prevision y dulzura, que ha coronado el acierto, han guiado sus pasos.--El marcha y marchara siempre por la senda que le señale la suprema autoridad, sin concebir la menor idea de desunion con los pueblos

que se dirijan del mismo modo al sagrado objeto de salvar la patria.--El señor coronel de ejercito D. Manuel Amat y Leon ha sido recibido con el agrado y consideracion debidos.--Quiera el Omnipotente que proteje la libertad del Peru que ella se consolide por los esfuerzos de sus verdaderos hijos, y que resonando por todos los pueblos el sagrado grito de union y libertad, marchemos con magestad hasta encontrar la felicidad peruana, por el sendero de las leyes, y bajo los auspicios del supremo gobierno de la republica.--Tengo la honra de subscribirme con toda consideracion de U.S. obsecuente servidor--Juan Angel Bujanda.

AVISO DE LA PREFECTURA El señor coronel D. Manuel Amat y Leon, ha sido enviado por el consejo de jefes militares, que en virtud del cambio de las dos autoridades, verificado en Arequipa en la mañana del 9 se reunieron impelidos de las circustancias.--El objeto de su mision ha sido manifestar a este gobierno los dignos sentimientos de aquel departamento, que marchando por el sendero de las leyes bajo los auspicios de la suprema autoridad, se halla en prefecta armonia con los principios del Cuzco-- El señor Amat queda persuadido, de que nuestro departamento , es como el de Arequipa, una parte integrante del Peru, que jamas dejara de serlo: sus votos son los de sus verdaderos hijos, que unidos al gobierno de la republica, constituyen al pueblo peruano.--Es una sola familia, un pueblo solo. Este gobierno ha recibido con satisfaccion al señor coronel Leon, a quien recomendaran siempre su antiguo patriotismo, sus servicios, sus virtudes y sus luces. (El Sol de Cuzco.)

AVISO. A pesar de haberse impreso 500 ejemplares del primer alcance al numero 12 de este periodico, al tiempo de su distribucion, deshechas ya las planchas, apenas fueron bastantes. Su importancia nos obliga a insertarlo en este numero, a fin de que los señores suscriptores no carezcan de noticias sobre los sucesos que nos ocupan al presente.--Es como sigue.

PROCLAMA EL PREFECTO DEL DEPARTAMENTO A LOS HABITANTES DE PUNO. PUNEñOS: anoche debio repetirse a vuestra vista la triste escena sucedida en Arequipa con el henemerito jeneral D. Manuel Martinez de Aparicio, prefecto de aquel departamento, coronel Gregorio Escobedo, y un numero considerable de ciudadanos honrados, por solo el delito de querer la felicidad del desgraciado Paeru, que parece estar decretado sea de continuo el juguete de la desgracia.

Puneños: hoy debisteis amanecer sin prefecto, y sin todos aquellos ciudadanos que desvelandose por el bien del departamento solo tratan de asegurar sus derechos, y librarlo del horroroso estrago de la guerra. Hoy habiran sido arrancados de vuestros brazos, vuestros hermanos, vuestros padres y vuestros hijos para verlos marchar cargados de prisiones a la capital de Lima a ser sacrificados por el solo delito de patriotas, a merito de atentados cometidos por algunos gefes sin mas ordenes que sus deseos.

Puneños: ¡que delito hemos cometido! Ser libres, amar puestro pais, y poner trabas a los caprichos. Para corroborar tamaño atentado se nos ha imputado la falsedad de que este departamento trataba de romper la integridad territorial y unirse a la republica de Bolivia. ¡Podrian jamas los aleves que

Last edit 10 months ago by Digitizing Peru's Print Revolution
3
Complete

3

fulminaron esta falsedad probar su atros calumnia! El Dios ante quien los acusamos de impostura tan vil, nos libro en la noche de ayer de la triste escena aceacida en Arequipa, descubriendo las ordenes que el oficial que condujo comunicaciones llenas de engaño, para proceder con mas seguridad haciendonos dormir en el lecho de la confianza, traia para la prision de vuestro prefecto y de innumerables ciudadanos honrados.

En que tiempo estamos! Asi se atienta contra los mas sagrados derechos del hombre! Asi se aja la causa de la humanidad! Asi se infama el honor de un departamento cuyos votos han sido siempre por la felicidad nacional, y la integridad de la republica! Adios garantias, adios seguridad, adios buena fe, y adios en fin libertad.

Puneños: armaos, unios, para enseñar a esos hombres que contrarian los verdaderos sentimientos del gobierno supremo que los hijos de Manco, y habitantes del gran Lago saben sostener sus derechos, y no capitular con los que atacan vilmente su honor.

Armaos puneños, para unirnos y sostener al gobierno afrontando a esos viles que le deshonran con tan inicuos pasos, pues que el respetara vuestros derechos oyendo la voz de la razon, y la justicia unica que ha ecsistido en vuestros corazones, y la unica que guia a vuestro paisano--Rufino de Macedo-- Puno agosto 14 de 1829.

La proclama anterior es una prueba irrefragable de que hay hombres empeñados en engañar a los pueblos y hacerlos su juguete. El prefecto Macedo dice a los puneños: "Se nos ha imputado la falsedad de que este departamento trataba de romper la integridad territorial y unirse a la republica de Bolivia." Nadie ha dicho, señor Macedo, de que el departamento de Puno trataba. Bien sabemos que U.S. no es departamento. Los ciudadanos de Puno tienen juicio. Este departamento no ha querido ni quiere agregarse a Bolivia. Los lampeños que tuvieron valor para hablar lo que sentian, manifestaron su intencion de un modo que aunque pudieron desagradar a algunos, se hicieron acreedores al aprecio de todos. Los puneños, lo mismo que todos los hombres que no saben traicionar a su patria, no desean sino el orden. En vano se les llama a sostener sus derechos. Ellos saben cuales son, los han sostenido y a no haberlo hecho, ya hubiesen sido presa de los que maquinaban contra la integridad de la republica. Los gefes del ejercito no contrarian los verdaderos sentimientos del supremo gobierno, sino los de aquellos que atacando la independencia, la libertad, y la integridad de la republica, saben decir ¡en que tiempo estamos! En tiempo en que se quiere hacer participes a los pueblos de los crimenes de los particulares. Los gefes del ejercito han guardado silencio, y si se les quiere afrontar su misma moderacion se veran en la necesidad de hablar. El señor Macedo les hara la justicia de confesar que los insulta con descaro, y los pueblos la de conocer que no ha tenido razon para hacerlo.

Los documentos que por ahora se insertan, ponen a cubierto la conducta de los jefes, y el señor Macedo tendra la bondad de no irritarse por este procedimiento. Si el señor Macedo llamase aun aleves a los militares que han arrostrado los peligros por salvar su patria, se iran insertando otros documentos, entretanto se da a luz el manifiesto completo. Los jefes militares se sugetan al juicio de los pueblos, y a la voz de la razon que implora el señor Macedo, y pueden los benemeritos puneños fallar sobre de cuya parte esta la justicia. En vano se intenta ya burlarse de los pueblos. Estos saben lo que les conviene. La felicidad que se les ha querido prometer con la agregacion a Bolivia no es

buena macsima para estos tiempos. El señor Macedo tocara muy pronto su desengaño. Si el quiere persuadir a los puneños que reusa la agregacion de Puno a Bolivia, obre en consonancia de lo que dice. El pueblo le oira, y los jefes del ejercito de la Division de reserva habran llenado sus deseos.

Carta del señor Luna al señor Macedo.

Cuzco 11 de julio de 1829--Señor coronel D. Rufino Macedo.--Querido amigo y hermano.-- Hacen cuatro dias que me hallo aqui trabajando por el buen ecsito de mi comision. Hasta ahora no me he presentado con un caracter publico, porque trato que para este caso se hallen los animos tan dispuestos que precisamente corresponda el suceso a nuestros deseos. La cosa hubiese sido conseguida a mi llegada, si la indiscrecion de Concha no hubiera diseminado la terrible especie de incorporacion a Bolivia. Los cuzqueños pues, fementidos de su amor propio nacional, han mirado el proyecto como el crimen mas grande.... Si yo me hubiese puesto a trabajar de golpe, seguramente las corporaciones nos hubieran dado de calabazas.... Dispuesta la materia de este modo, daremos la forma que queremos. Esto me parece lo que debemos hacer; mas si tu tienes observaciones que hacerme sobre el particular, las haras por un estraordinario, mas que sea para variar de marcha.... En esta inteligencia: vuela un propio a Arequipa, incluyele al jeneral esta, y dile que apuren la cosa de tal manera que antes de las veinte y cuatro horas de recibida esta, se haga el pronunciamiento alla, y me mande un estraordinario con la noticia. Repito que conseguido esto no hay cuidado....--Manda a tu afectismo hermano--Luna.--Como puedo tardar aqui unos quince o veinte dias hasta que se concluyan todos los negocios y se haga precisamente el pronunciamiento, me he decidido a graduarme. Pasados los correos picare puntos....--Es adjunta la carta.... leela... pero repito una y mil veces que es necesario apurar lo de Arequipa para evitar demoras, y los entorpecimientos que posteriormente acaso se presentaran.... Dile al jeneral Aparicio que su uniforme sera concluido entro de veinte y cinco dias--Luna.

Carta del señor Macedo a D. Atanasio Hernandez.

Señor D. Atanasio Hernandez.--Pucara y julio 17 de 1829--Amado y buen amigo,--De paso para Asillo a ver a mi Julita despues de su parto, he recibido la adjunta de Luna, que incluyo original para que el jeneral y U. se impongan de todo.-- Por mas que Luna se fascine, los cuzqueños caminan con doble intencion, y nos convence el propio que hacen al jeneral Gamarra, pues que sin que ellos sepan la intencion de aquel no se dicidiran. Con todo, habiendo asegurado que se pronunciaran tan luego como lo haga ese departamento, conviene si que U. trabaje con actividad, a ver si logramos comprometerlos antes que llegue la contestacion de Gamarra ; porque U. convendra conmigo que son sospechosos sus pasos, y que queriendo para si solo, con sus instrucciones no se separan los cuzqueños de el. ¡Eh! bien: esto es conocido ; pero si antes los comprometemos, despues su misma retrogradacion, a mas de que no sera oportuna, es bochornosa a ellos....--Concha ha llegado: .... esta acorde con nosotros en desconfiar de Gamarra y La Fuente: y marcha hasta Lima Concha, y aun sigue hasta Piura. Si en este intermedio nos uniformamos, y segun nuestros votos obra el congreso, tal vez hayamos antelado nuestros deseos a la maquinaciones de ellos. Incluyo a U. copia de la carta.... para que tanto esta como aquella la vea el jeneral, y combinen el mas pronto modo de obrar alli, pues que contando con lo que ella promete, el departamento ha de marchar de frente, y bueo seria com-

Last edit 10 months ago by Digitizing Peru's Print Revolution
4
Complete

4

premter a esos de igual modo. Por propio o volando comuniqueme U. lo que haya adelantado, o pueda hacerse, y de este modo marchar yo con mayor conocimiento.... Por lo visto se han descuidado con Ayacucho, y vuelvo a escribirles para que vean como trabajar alli, y uniformarlo en lo posible.-- Por momentos aguardo una notieia favorable....-- Rufino de Macedo.--A nuestro jeneral le digo que U. le manifestara esta y la carta de Luna.

Comandancia jeneral accidental.-- Arequipa agosto 25 de 1829.--Al señor coronel prefecto de Puno D. Rufino Macedo.--Persuadido de que el corazon de U.S. es peruano como corresponde a un funcionario de su alto rango, y que antes ha prestado servicios de importancia a la causa publica; seguro de que U.S. esta resuelto a cumplir fielmente la palabra que por mi organo ha empeñado al gobierno supremo de hacer en union del departamento de su cargo todos los sacrificios que demande la Nacion; me tomo la libertad de suplicar a U.S. que cediendo de recelos que parecen ecsitados por enemigos de la independencia nacional, se consagre U.S. como antes a llenar las funciones de su cargo, entrando en relaciones amigables conmigo y demas funcionarios del Cuzco, y de Arequipa. U.S. conoce bien que ese departamento esta conforme en sus sentimientos con el Cuzco y Arequipa que no pone la menor restriccion a su obediencia a la ley y autoridad nacional: que desea ver cesar hasta las aparencias de desunion. A U.S. toca y de U.S. esclusivamente depende que tan patrioticos votos se realizen: que no seamos la befa de nuestros enemigos, la fabula de los que gusten de envilecer el nombre peruano. Grangeese U.S. la gloria de hacer cesar cualquiera alarma que ecsista, olvidando y haciendo olvidar sucesos pasados y que el placer de una nueva y dulce concordia borrara para siempre.

Yo he sido solicitado por vecinos respetables de Puno a pasar una pequeña fuerza que proteja el libre pronunciamiento de esos pueblos por su union constante con la republica; pero no me movere, ni dare un paso; porque creo que de U.S. y no de mi ecsije la patria este servicio.

Mientras U.S. permanezca indeciso: mientras se mantenga, permitame decirlo, olvidado de su propia dignidad y de la grandeza de los intereses publicos, y dejando que temores y miras pequeños ocupen su atencion, la administracion sufre retardo con grave perjuicio del servicio nacional. No se recaudan las constribuciones o no se envian los ausilios necesarios a la capital donde ecsisten las autoridades y el ejercito, no de Lima, sino del Peru. Este daño no se repara y como indudablemente estaremos pronto perfectamente unidos, sera a U.S. muy sensible haber sido ocasion de un mal y haber malogrado en infructuosas perplejidades dias que seran preciosos empleados en el servicio publico.

Espero que U.S. en su contestacion, absteniendose de reconvenciones y recelos que no le honran, me haga el honor de elegirme para organo por quien comunique y proteste al supremo gobierno su obediencia.--Soy de U.S. con la mas alta consideracion atento obsecuente servidor.--Mateo Estrada

Comandancia jeneral accidental. --Arequipa agosto 25 de 1829.--A la M.H. Junta departamental de Puno.--Por los adjuntos impresos aparecen los motivos que impulsaron a los jefes del ejercito peruano residentes en esta ciudad a hacer un cambio de las auto ridades militar y politica, y a dar cuenta do-

cumentada al supremo gobierno de la republica para que falle sobre esta medida que se hizo necesaria para la salvacion del Peru. Despues de aquel suceso presiden a este departamento ejerciendo la autoridad los funcionarios llamados por la ley. La tranquilidad publica no ha sido un momento alterada. Los soldados del Peru que se hallan bajo mis ordenes conocen sus deberes, aman su pais y reservan sus armas y su coraje para contener enemigos esteriores. Los pueblos de este departamento han visto pues el cambio con la curiosidad de instruirse circunstanciadamente de los motivos; pero con la mayor tranquilidad, lejos de tener el menor recelo de que la fuerza destinada a mantener el orden sea capaz de violarlo. La M.H. Junta departamental, la Illma Corte de justicia, y demas autoridades y empleados continuan apaciblemente llevando las funciones de su cargo: y estos y todos los ciudadanos que permanecen tranquilos en sus hogares, entregados a sus ocupaciones, dan un testimonio favorable a la conducta de la division de mi mando y desmienten los rumores que se han esparcido para alarmar a los dignos habitantes de ese departamento. Precaver pues recelos infundados que pueden cundir y acreditarse en distancia, y desunir corazones peruanos como los nuestros, es el unico objeto que me propongo por medio de esta comunicacion que tengo el honor de dirijir a la M.H. Junta, suplicandola que emplee la autoridad que la constitucion le confiere para evitar los males que pudieran resultar de cualquiera discordia entre pueblos hermanos. Ella no ha ecsistido jamas, ni puede producirse sino por miras personales que es justo desaparezcan ante el interes publico. La M. H. Junta puede cooperar con su zelo al mantenimiento del orden : puede asegurar la tranquilidad de esos pueblos, protejer la union, y hacer que a una autoridad constitucional y no a otra causa se deba la enmienda de algunos yerros que contristan la republica.

Concluyo pues asegurando a la M.H. Junta, y por su organo a todo el Departamento, de las amigables disposiciones de la division de mi mando: ella sera bajo las ordenes supremas una fuerza protectora para los hijos de Puno sus hermanos: sera en manos de la autoridad el instrumento de la ley, un medio mas para labrar la felicidad publica: jamas el ajente o la causa de la desunion.-- Protesto a la M. H Junta los sentimientos de la mas alta consideracion y respeto con que soy su obsecuente servidor--Mateo Estrada.

COMUNICADO.

S.E.--Tomo parecer a U. si acertare en lo que tengo hecho en esta provincia. Por las amistades con los curas he conseguido informes de las municipalidades para que me continuen de subprefecto, y un solo cura dice que es mejor vaya a trabajar mi hacienda en Majes. Otros como yo hicieron lo mismo para la J.D. y esta les dios a los firmantes un pax tacum: ¿que dira de esto el gobierno? ¿o que consecuencia saldra de mi solicitud?

Se vende en las tiendas de D. Rafael Lopez y de D. Ignacio Echariarse, y en la botica de San Rafael, calle de Mercaderes.

Imprenta libre, administrada por Jose Matos.

Last edit 10 months ago by Digitizing Peru's Print Revolution
Displaying all 4 pages