Redactor Peruano

ReadAboutContentsHelp

Pages

16
Needs Review

16

EL CONGRESO DE BOLIVIA REUNIDO ESTRAORDINARIAMENTE. Atendiendo; A los importantes servicios que ha prestado con acendrado patriotismo, durante la campaña del Peru, en clase de secretario jeneral del presidente de Bolivia, el ciudadano Andres Maria Torrico. Decreta: Art. Unico. Al ciudadano Andrés Maria Torrico, ministro de la corte superior del distrito de Cochabamba, nombrado por el gobierno, ministro honorario de la corte suprema de la republica, se le asignan mil pesos de sobre sueldo. Comuniqúese al gobierno para su ejecución y cumplimiento—Dado en la sala de sesiones del congreso en Tapacarí á 20 de junio de 1836—José Pablo Evia y Baca, presidente—José Maria Camacho, pro-secretario senador—Pio Blanco, pro-secrerio representante. Palacio de gobierno en Tapacarí á 21 de junio de 1836—Ejecútese—Mariano E. Calvo, el ministro del interior—José Ignacio de Sanjinés. .................................. ECUADOR. Guayaquil á 1.° de junio de 1836. Señor:—El infrascrito cónsul del Perú en esta plaza, tiene la honra de acompañar á esta nota un ejemplar del Redactor peruano número 14 en que se encuentra el decreto que su gobierno espidió con fecha 1.° de febrero ó del que rije, concediendo al señor cónsul jeneral del Ecuador en Lima la facultad de espedir pasaportes á los ciudadanos de su nación que se dirijan á los puertos de ella, y visar los demás que las autoridades peruanas dicsen para los mismos puntos; en consecuencia á la solicitud de este documento que se digna hacerle el H. sr. ministro de relaciones esteriores, para que en su vista sea atendida por S. E. el presidente de la república, la que el infrascrito hizo por su comunicación de 4 del prósimo pasado. Con este motivo, renueva al H. señor ministro las seguridades de la alta consideración y respeto de su atento servidor —J. P. Roldan. AI H. sr. señor ministro de relaciones esteriores de la república del Ecuador. .......................... Republica del Ecuador—Ministerio dél interior y relaciones esteriores. Quito á 8 de junio de 1836. AI señor cónsul del Perú en Guayaquil. El infrascrito ministro de relaciones esteriores del Ecuador sometió al conocimiento de S. E. el presidente de la república la muy estimable comunicación del señor cónsul del Perú de 1. del presente en la que incluyendo un ejemplar del Redactor peruano número 14 donde consta el decreto de su gobierno de 1.° de febrero último para que el cónsul jeneral del Ecuador en el Perú pudiese espedir pasaportes a los ecuatorianos de nacimiento que se dirijan á los puertos de su republica, y visar todos los demás que las autoridades peruanas diesen para los mismos puntos, reitera la solicitud que en oficio de 4 de mayo prócsimo pasado elevó al gobierno del Ecuador por conducto del ministerio del que suscribe, contraída á que se declare que el señor cónsul del Perú no solo podia continuar en la práctica de espedir pasaportes, sino que esta última facultad la hiciere estensiva á todos los que se concedan para los puertos del Perú aun cuando no sean ecuatorianos los que los hubiesen obtenido; y S. E. el presidente del Ecuador ha tenido á bien resolver en los propios términos que ha solicitado el señor cónsul del Perú, por considerar que esta medida que la aconseja, la reciprocidad facilita el tráfico y comercio entre los dos paises. Lo que de orden de su gobierno tiene la honra el infrascrito de comunicarlo al señor cónsul del Perú en satisfaccion á sus apreciables notas de 4 de mayo y 1.° del corriente. Con sentimientos de distinguida consideración y aprecio al señor cónsul del Peru, se ofrece el infrascrito su muy obediente servidor—Pedro José de Arteta. .....................................................................

Last edit 7 months ago by WriteonDude
17
Not Started

17

This page is not corrected, please help correct this page

18
Needs Review

18

de ellos, como de las jeneraciones futuras, la recompensa de su admiración. Por el contrario, cuando no se lisonjea el amor propio de los hombres, cuando los gobiernos, lejos de estimular à la juventud, y de recompensar los trabajos de las demás edades, yacen en una miserable apatia sobre este punto, sus estados ocupan necesariamente el ultimo lugar en la lista de la civilización, y se recuerda con vergüenza, aun por los mismos compatriotas, la carencia de hombres eminentes. Estas han sido, sin duda alguna entre otras muchas, las consideraciones del congreso estraordinario de Bolivia al dar el decreto de premios que insertamos en nuestro numero anterior. Este saludable decreto no solo manifiesta la justicia y gratitud conque por si, y à nombre de los pueblos que representan, han procedido los dignos diputados; sino que también estimula á la juventud boliviana à reportar un día, por la carrera del honor y de las victorias, premios equivalentes á los que han conseguido sus padres en las celebres jornadas de YANACOCHA y SOCABAYA. No dudamos que el Perú disfrute de hoy mas las delicias deuna paz octaviaría, que se restablezca de sus pasadas dolencias, y que con la federación se eleve al mas alto grado de esplendor: entonces tendrán nuestros representantes motivos para recompensar à la juventud Perú Boliviana, cuando no sea por los brillantes hechos de armas (porque marchamos bajo el supuesto de una* paz duradera) al menos por sus invenciones, descubrimientos, escritos &c. Cuantos motivos tenemos para decirlo! La situación del pais, sus producciones, su clima mismo contribuyen, si no absolutamente, al menos en la mayor parte, a que los peruanos sean de un talento raudo: citamos entre otras ciudades en comprobante las de Lima y Arequipa en las queã proporción de sus habitantes, casi podemos decir que no se encuentran hombres rudos. Ahora pues, si el gobierno pudiera como desea, y como lo hace cuando puede, prestar su protección ã todas las clases de la sociedad, saldrian hombres de la primera magnitud. Al jeneral SANTA-CRUZ, haciendo abstracción de sus ultimas acciones, le debe Bolivia cuanto bien disfruta, pues este gran hombre se ha desvelado continuamente por su engrandecimiento, y ha conseguido engrandecerla. Ahora, si consideramos sus ultimas proezas, no cabe du................................................................... da que él, ha cubierto de gloria al pabebellon boliviano, y por esto merece que se le erijan mil monumeutos en Bolivia, y en nuestro pais, del mismo modo que al ilustre jeneral ORBEGOSO; pues ambos han contribuido ã la pacificación del Perú. Indudablemente si nosotros lejos de haber sido gobernados por hombres que no han pensado mas que en locupletarse, y locupletar a cuatro ó seis soldados inmorales para que los apoyen; hubiesen pensado como el jeneral Santa-Cruz lo ha hecho en el bien-estar deBolivia; nuestra situación seria en la actualidad muy diversa. Pero por desgracia cuanto ha habido de bueno en el Peru ha desaparecido, ò se ha hecho porque desaparezca. Se presenta pues la única coyuntura de remediar nuestos malés: si ella no se aprovecha, en vano es fomentar esperanzas que han de ser burladas. La Asamblea de Huaura vã à decidir de nuestra suerte futura: si ella se toma de la única y conocida tabla de salvación en el naufragio, salvarémos: si por el contrario la desprecia, perecerémos. Que demanda ahora imperiosamente nuestro pais? Un hombre de enerjia que reúna algún concepto tanto politico como militar, unas leves hechas no para que gobierne Pedro ó Sempronio; sino que hagan feliz al estado, sea cualquiera el que las ejecute: resucitar la hacienda pública: pocos empleados, pero bien pagados: soldados llenos de moral y disciplina, estimulados por el honor que hace el brillo de su carrera: manos laboriosas para los campos: sumisión à las leyes: amor y respeto á la persona del que gobierna; y si no hay en los ciudadanos estas dos últimas cualidades, su decantado patriotismo vale por nada. Nosotros deseamos que la Asamblea de Huaura tenga en consideración estas razones para sus procedimientos: que cuando empieze ã gustar nuestro pais de las ventajas que proporciona una buena administración, levantaremos monumentos al jenio bien hechor que se desvele en nuestro bien, é imitaremos con razón el magnánimo comportamiento del congreso estraordinario de Bolivia. .................................................................. IMPRENTA DEL ESTADO POR EUSEBI# ARANDA.

Last edit 7 months ago by WriteonDude
19
Incomplete

19

demuestran cálido contra la opinionde algunos. La parte resinosa, principal matriz de la vaporosa es muy amarga, acre y caliente, compuesta de una sal acérrima volatil- fija. El principio fugaz consta de partículas flogísticas, penetrantísimas, movibles y espansivas. En la gomosa se abrigan las partes oleosas y mucilaginosas blandas. Estos tres elementos unidos á un poco de tierra forman esa planta

Su potestad

Meóte ni

politico com

Esto

qie kiB

iendfelifí

püb¿¡««

su uso

las

que

si¬

guiendo en todos los mistos la naturaleza de sus principios, declaran el predominante. Siempre que se fuma el cigarro, su-

fre el tabaco dos del fuego, que á

análisis:

impulso

de

pane

ayre

eleva

una

del

partes vaporosas y ténues, las aplica sobre los nervios de ia n-aiiz y pequeños sus

inhalantes,

hasta el celebro:

donde

introducen de parte de la sali¬

por otro

se

siendo un menstruo poderoso, separa los corpúsculos fijos y pesados, y los distribuye por todo el órgano de! gusto, y xnas allá. Esta dupla desconibinaeion hace resaltar con eficacia los elementos, y brillar va,

ve,

kamm

contacto:

y

que

calidades. Si est is un olor blandamente

sensorio

con

ba, antes

un

impresiones

no

manifiesta

anunciarán eeseso

sus

un

sabor sua¬ aromático: si el

son

que se

buen

del

tabaco,

se

pertur¬

vigoriza; en

que

¿no

el

mucíiago embota v endulza las partes corrosivas de la rebina, y atempera la fuerza del

principio fágaz ? Si por el contrario un acre austero, picante y naucèoso devora la boca, el fetor ipeomoda

e)

olfato,

atormenta

atolondra el senso río; ¿ no indican un mal tabaco en que el principio ñogistico, y el resinoso supe¬ riores al gomoso triunfan y hacen ineficaz su virtud correctiva ? ;Que efectos tan per¬ niciosos causará el veneno que resulta de la union de aquellos dos victoriosos ciernentos f Calculémoslos, è igualmente los que dimanan de la benéfica gpqia siegipre que es capaz de refrenarlo.

se

reposo,

en

se

dades oior, sabor

sus

el

averigua por las dos últimas reglas que son el criterio de las trea cuali¬

vasos

m

arreglar

pira

corta

admira.

que nos

Cuando el principio mucilaginqso ha endulzado i s sales acres, y templado la actividad del ájente volátil, conducidas las partículas leves del tabaco á la membranaque forma,el olfato, la herirán suavrniente una gruta conmoción; se propagará por

de los vasos, y reanimará Los menores canales dei sen.

oprimidos algún

tanto por la dilación de los mayores, negaran el paso á loa espíritus turbulentos, que corri, endo con

resinosa: el veneno resulta de la com¬ binación de ambas: en fin la grata y suave es orijinada de la gomosa que atempe, ra las primeras. Luego la bondad, ó ma. licia del tabaco dependerá de la proporción y cantidad con que se hallasen mezclados los referidos elementos. Es de la última importancia conocer en la planta entera cual es el que eesede

ararem

un

el tono

las fuerzas. sorio común

ía

á

mentará

narcótica se deposita en principio fugaz: ia picante y corrosiva

tres

se

celebro.

Insinuado el principio espiti. tuoso por los vasos inhalantes adelantará con blandura el movimiento comenzado: la sangre se apresurará un poco, y ecsitará la aiegria; moderadamente enrarecida, au¬

el

un

hombre

tranquilidad introducirán cierto apacible sociego, capaz de estristes

ideas que

desgraciado.

inquietan

al

Entre tanto las par¬ tes mas graves sacudirán ias grárululas sa. livalcs, y toda la membrana mucosa que

entapiza ía superficie interior de las entra, ñas, promoverán con economía la secre¬ ción de la linfa, la atenuarán; y depuran, do la sangre de este lento humor, preca*

vèràn ios males que nacen de su abundan¬ cia: ta íes son ios catarros, reumas, dolores de dientes &c. Y como estos (fetos son

mas

propicios á ios gordos

ticos, diremos

y

ma-

Aroph ( 11 ) la Ni¬ cociana Une á estos bent ficios 11 de ser un eeseiente preservativo en las pestes y demás enfermedades epi étnicas: ó por que sus virtudes corrijen el ayre infecto, ó por que al fumarse forma al rededor del cuer¬ po una atmósfera particular que contacto

ser

de ios

su

impide él

corpúsculos pestilenciales-

Por la misma razón precave también de los pasmos y demás influencias del ambien» te

destemplado sobre el

Los Náuticos lo reputan

N>

cuerpo humano. por un buen re.

medio contra las injurias de la humedad escorbuto. Motivos todos que liaren

y muy

recomendable el uso del tabaco, en quien sobresalen los elementos referidos. Por el contrario, cuando aquello» nuestros dos enemigos, la resma y el va¬ por, están predominantes; ¡que resultas tan funestas ! De las partes volátiles, unas su¬ ben con fuerza, irritan «1 olfato y convelen el sensorio: otras, penetrando

los

va¬

trajedia.

El

por

inhalantes,

sos

aumentan

sólido irritado se pone mociones: enrarecida y desfila con rapidez por

la

violentas con¬ agitada la sangre en

todos los

vasos

(bel

celebro; dilata con eeseso sus ítrènréiras; y el hombre se atolondra, oprime y cierra los menores, que negando el tránsito á lo3

( II )

\roph: Aroma filósofo, ási Ha.

los químicos los remedios mas benéficos al hombre-, de este número sin disputa es el tabaco pues ademas de los saludables man

tos

que* hemos

efec¬

rhensíonado arriba, aplicado, esteriormenie es un famoso antídoto contra las mordedura de los animales venenosos tiene una aran virtud fundente: é introdu¬ cido su humor por ayudas hace efectos pre.

dijiosos

las Asfijias é

This page is incompleteEdit this page
Last edit 7 months ago by WriteonDude
20
Not Started

20

This page is not corrected, please help correct this page

Displaying pages 16 - 20 of 30 in total