1

OverviewTranscribeVersionsHelp

Here you can see all page revisions and compare the changes have been made in each revision. Left column shows the page title and transcription in the selected revision, right column shows what have been changed. Unchanged text is highlighted in white, deleted text is highlighted in red, and inserted text is highlighted in green color.

5 revisions
Cecilia at Feb 20, 2022 06:14 PM

1

EL AMIGO DEL PUEBLO;
PERIODICO LITERARIO Y POLITICO.

(1.R SEMESTRE.) LIMA, SABADO 18 DE 1840. (NUMERO 4.)

HIJIENE
DE LOS BAÑOS EN JENERAL.

(Continuación.)
C. Las prácticas accesorias de los baños son:
I.° las afusiones. Los Romanos se hacían rociar
con agua fria la cabeza, mientras que tomaban
un baño caliente; y ya he dicho poco antes lo que
hacen los Rusos y los Finlandeses, después de su
baño caliente. 2.° El enjugamiento. Según el tes-
timonio de Siccus de Cremona, los antiguos se ar-
rebujaban en una especie de cobertor llamado sin
don al salir del agua; despues secaban la cabe-
za con mucho cuidado; y luego enjugaban todo el
líquido que quedaba en la superficie del cuerpo
con unos lienzos ó con esponjas. 3.° La epilacion.
Los orientales de ambos sexos se hacen arrancar
en los baños los pelos de las partes sexuales por
medio de unos emplastos que los Ejipcios llaman
rusma, y los Arabes y los Persas llaman nouret,
nure, nuret. Larrey, famoso cirujano frances, di-
ce que este emplasto ó estas pastas de epilacion
se componen de una parte de deuto-sulfuro de ar-
sénico (propimente), y parte y media de cal vi-
va; porfirizados juntamente uno y otro, pasados
por un tamiz, y reducidos á pasta por medio de
una cantidad suficiente de agua. 4.° La flagela-
ción. Ya he dicho que los Rusos se hacen azotar
después del baño, y para este vapuleo se sirven de
unas ramas de álamo blanco reblandecidas en agua,
5.° Las fricciones: que muchos pueblos las usan
entre el baño caliente, y el lavadero de agua fria.
Comunmente se sirven para hacerlas, de un cepi-
llo ò escobilla suave, de un lienzo, un pedazo de
tela mas ó menos ruda, un guante de lana &c.,
&c. Los Rusos se hacen frotar asperamente con
las mismas varas de abedul que les sirvieron para
azotarse. 6.° El manoseo [masaje del griego
que significa frotar). He aqui la manera como
los Indios le practican, según refiere Anquetil en
su historia jeneral. Un mozo de los baños coje
a uno y le tiende en una tabla y después le rocia
con agua caliente; luego le aprieta todo el cuerpo
con un arte admirable; hace crujir todas las co-
yunturas de los dedos y las de todos lo miembros:
vuelve à la persona y la tiende boca abajo, se ar-
rodilla sobre sus riñones, le coje por las espaldas,
hace crujir el espinazo ajitando todas las verte-
bras; dá grandes golpes sobre las partes mas car-
nudas y mas musculosas, después se pone un guan-
te de crines y le frota todo el cuerpo hasta que el
mismo echa á sudar: con una piedra pomez lima
la carne dura y espesa de los pies; unta con jabon
todo el cuerpo, y finalmente le afeita, y le deja sin
un pelo. Este manejo dura sus tres cuartos de ho-
ra, después de cuyo tiempo la persona parece que
no es la misma, sino que la han transformado en
otra nueva. 7.° La natación y todos sus jéneros de
evoluciones que ordinariamente se hacen en los
rios, en los estanques, en los lagos, en el mar &c.;
ya hemos visto ademas, que los Romanos se da-

Columna Derecha]

ban à ella en sus piscinas. 8.° Las unturas ó un-
ciones. Los Romanos se hacían untar toda la
piel con aceite ò con manteca de vacas no solo
después del baño, sino también antes de él. Los
Rusos se sirven de la grasa del aceite ó del jabon.
Los Indios usan para estas unturas del aceite de
sesamo y los Ejipcios de la espuma de un jabon
blanco y odoriferante oculto en un puñado de hi-
laza que ellos preparan con una especie de cala-
baza. 9.° La estrigillacion. En Roma se llama-
ban fricatores unos hombres que se ocupaban en
las casas de baño en frotar y raer la piel con un
instrumento llamado strigil que era una especie
de cuchara ó de cuchillo de palo, de cuerno, de
ébano, de hierro, de plata, y aun de oro. De es-
te modo desengrasaban la piel, arrancando al acei-
te, las grasas secas, y en ciertos casos el polvo
que estaba pegado, después de haberse untado
como cuando se queria luchar ó entregarse á cual-
quiera otro ejercicio.

EFECTOS DE LOS BAÑOS Y DE LAS PRACTICAS ACCE-
SORIAS DE LOS MISMOS.

Baños de agua y estufa.

Los baños de agua ejercen su influencia: 1.
por el peso del liquido. Este peso causa opresion
á muchas personas y una especie de incomodidad
en la boca del estomago, que se ven obligadas á
tomar medios baños. Los buzos soportan una pre-
sión considerable, y proporcionada á la altura de
la columna de líquido que tienen por encima de
ellos; pero como esta presión dura muy poco no
podemos apreciar justamente sus efectos. 2.° por
la absorción del agua. Cruishanck refiere que las
jentes de mar à quienes llega a faltar el agua dul¬
ce en los viajes de larga travesía calman su sed
nadando. Todo el mundo sabe que en el baño es-
tá uno casi siempre orinando: y Falconer estima
en tres libras el líquido que un adulto puede absor-
ber por cada hora en un baño templado. Este ba-
ño debe ser muy útil en los grandes calores del
verano. 3.° por el empapamiento del agua, á con-
secuencia del cual se arruga y se hincha el pelle-
jo de los pies y de las manos en el baño, y cuando
hace de este un uso muy frecuente se vuelve
esta membrana mas lúbrica y mas flexible. El ba-
ño templado es el mas a propósito para producir
este efecto. 4. impidiendo el contacto del aire
sobre la piel. El baño debe oponerse á esta des-
composición del aire que hace en la superficie de
la piel, de la cual ya hemos tratado en otra parte;
pero los resultados de este hecho se nos escapan.
5.° facilitando y haciendo la limpieza de la piel.
Esta es una de las ventajas mas preciosas de los
baños; y para este efecto se debe preferir el agua
tibia. 6.° por el choque del liquido. Este choque
viene del movimiento del agua ó de nuestros pro-
pios movimientos. En los baños es nulo, y no se
observa sino en las aguas mansas cuando se entre-
ga uno á la natación. Es menos considerable cuan-

1

EL AMIGO DEL PUEBLO;
PERIODICO LITERARIO Y POLITICO.

(1.R SEMESTRE.) LIMA, SABADO 18 DE 1840. (NUMERO 4.)

HIJIENE
DE LOS BAÑOS EN JENERAL.

(Continuación.)
C. Las prácticas accesorias de los baños son:
I.° las afusiones. Los Romanos se hacían rociar
con agua fria la cabeza, mientras que tomaban
un baño caliente; y ya he dicho poco antes lo que
hacen los Rusos y los Finlandeses, después de su
baño caliente. 2.° El enjugamiento. Según el tes-
timonio de Siccus de Cremona, los antiguos se ar-
rebujaban en una especie de cobertor llamado sin
don al salir del agua; despues secaban la cabe-
za con mucho cuidado; y luego enjugaban todo el
líquido que quedaba en la superficie del cuerpo
con unos lienzos ó con esponjas. 3.° La epilacion.
Los orientales de ambos sexos se hacen arrancar
en los baños los pelos de las partes sexuales por
medio de unos emplastos que los Ejipcios llaman
rusma, y los Arabes y los Persas llaman nouret,
nure, nuret. Larrey, famoso cirujano frances, di-
ce que este emplasto ó estas pastas de epilacion
se componen de una parte de deuto-sulfuro de ar-
sénico (propimente), y parte y media de cal vi-
va; porfirizados juntamente uno y otro, pasados
por un tamiz, y reducidos á pasta por medio de
una cantidad suficiente de agua. 4.° La flagela-
ción. Ya he dicho que los Rusos se hacen azotar
después del baño, y para este vapuleo se sirven de
unas ramas de álamo blanco reblandecidas en agua,
5.° Las fricciones: que muchos pueblos las usan
entre el baño caliente, y el lavadero de agua fria.
Comunmente se sirven para hacerlas, de un cepi-
llo ò escobilla suave, de un lienzo, un pedazo de
tela mas ó menos ruda, un guante de lana &c.,
&c. Los Rusos se hacen frotar asperamente con
las mismas varas de abedul que les sirvieron para
azotarse. 6.° El manoseo [masaje del griego
que significa frotar). He aqui la manera como
los Indios le practican, según refiere Anquetil en
su historia jeneral. Un mozo de los baños coje
a uno y le tiende en una tabla y después le rocia
con agua caliente; luego le aprieta todo el cuerpo
con un arte admirable; hace crujir todas las co-
yunturas de los dedos y las de todos lo miembros:
vuelve à la persona y la tiende boca abajo, se ar-
rodilla sobre sus riñones, le coje por las espaldas,
hace crujir el espinazo ajitando todas las verte-
bras; dá grandes golpes sobre las partes mas car-
nudas y mas musculosas, después se pone un guan-
te de crines y le frota todo el cuerpo hasta que el
mismo echa á sudar: con una piedra pomez lima
la carne dura y espesa de los pies; unta con jabon
todo el cuerpo, y finalmente le afeita, y le deja sin
un pelo. Este manejo dura sus tres cuartos de ho-
ra, después de cuyo tiempo la persona parece que
no es la misma, sino que la han transformado en
otra nueva. 7.° La natación y todos sus jéneros de
evoluciones que ordinariamente se hacen en los
rios, en los estanques, en los lagos, en el mar &c.;
ya hemos visto ademas, que los Romanos se da-

Columna Derecha]

ban à ella en sus piscinas. 8.° Las unturas ó un-
ciones. Los Romanos se hacían untar toda la
piel con aceite ò con manteca de vacas no solo
después del baño, sino también antes de él. Los
Rusos se sirven de la grasa del aceite ó del jabon.
Los Indios usan para estas unturas del aceite de
sesamo y los Ejipcios de la espuma de un jabon
blanco y odoriferante oculto en un puñado de hi-
laza que ellos preparan con una especie de cala-
baza. 9.° La estrigillacion. En Roma se llama-
ban fricatores unos hombres que se ocupaban en
las casas de baño en frotar y raer la piel con un
instrumento llamado strigil que era una especie
de cuchara ó de cuchillo de palo, de cuerno, de
ébano, de hierro, de plata, y aun de oro. De es-
te modo desengrasaban la piel, arrancando al acei-
te, las grasas secas, y en ciertos casos el polvo
que estaba pegado, después de haberse untado
como cuando se queria luchar ó entregarse á cual-
quiera otro ejercicio.

EFECTOS DE LOS BAÑOS Y DE LAS PRACTICAS ACCE-
SORIAS DE LOS MISMOS.

Banos de agua y

estufa.

Los baños de agua
por el peso del liquido.

ejercen su influencia: 1.°
Este peso causa opresión
á muchas personas y una especie de incomodidad
en la boca del estómago, que se ven
obligadas á

tomar medios baños. Los buzos

soportan una pre¬

sión considerable, y proporcionada á la altura de
la columna de líquido que tienen por encima de
ellos; pero como esta presión dura muy poco no
podemos apreciar justamente sus efectos. 2.° por
la absorción del agua. Cruishanck refiere que las
jentes de mar à quienes llega a faltar el agua dul¬
ce en los
viajes de larga travesía calman su sed
nadando. Todo el mundo sabe que en el baño es¬
tá uno casi siempre orinando: y Falconer estima
en tres libras el
líquido que un adulto puede absor¬
ber por cada hora en un baño templado. Este ba¬
ño debe ser
muy útil en los grandes calores del
verano. 3.°
por el empapamiento del agua, á con¬
secuencia del cual se arruga y se hincha el pelle¬

jo de los pies

y de las manos en el baño, y cuando
hace de este un uso muy frecuente se vuelve
esta membrana mas lúbiica y mas flexible. El ba¬
se

ño

templado

este

es

efecto, 4.°

el

mas

á propósito para producir

impidiendo el contacto del aire
sobre la piel. El baño debe oponerse á esta des¬
composición del aire que hace en la superficie de
la piel, de la cual ya hemos tratado en otra parte;
pero los resultados de este hecho se nos escapan.
5.° facilitando y haciendo la limpieza de la piel.
Esta es una de las ventajas mas preciosas de los
baños; y para este efecto se debe preferirei agua
tibia. 6.° por el choque del liquido. Este choque
viene del movimiento del agua ó de nuestros pro¬
pios movimientos. En los baños es nulo, y no se
observa sino en las aguas mansas cuando se entre¬
ga uno á ía natación. Es menos considerable cuan-