4

OverviewTranscribeVersionsHelp

Here you can see all page revisions and compare the changes have been made in each revision. Left column shows the page title and transcription in the selected revision, right column shows what have been changed. Unchanged text is highlighted in white, deleted text is highlighted in red, and inserted text is highlighted in green color.

6 revisions
Cecilia at Feb 26, 2022 04:50 PM

4

Aromas mil el viento;
Y greyes van sin cuento
Paciendo tu verdura, desde el llano
Que tiene por lindero el Orizonte,
Hasta el erguido monte
De inaccesible nieve siempre cano.
Tú das la caña hermosa,
De do la miel se acendra,
Por quien desdeña el mundo los panales:
Tú en urnas de coral cuajas la almendra
Que en la espumante jicara rebosa:
Bulle carmin viviente en tus nopales,
Que afrenta fuera al múrice de Tiro;
Y de tu añil la tinta jenerosa
Emula es de la lumbre del zafiro.
El vino es tuyo, que la herida agave [✝]
Para los hijos vierte
Del Anahuac feliz; y la hoja es tuya,
Que cuando de suave
Humo en espiras vagorosas huya,
Solazara el fastidio al ocio inerte.
Tu vistes de jazmines
El arbusto sabeo, [‡]
Y el perfume le das, que en los festines
La fiebre insana templará á Lieo.
Para tus hijos la procera palma (||)
Su vario feudo cria,
Y el ananás sazona su ambrosía:
Su blanco pan la yuca, ["]
Sus rubias pomas la patata educa,
Y el algodón despliega al aura leve
Las rosas de oro y el vellón de nieve.
Tendida para ti la fresca parcha (*)
Nectareos globos y franjadas llores;
Y para tí el maiz, jefe altanero
De la espigada tribu, hincha su grano;
Y para tí el banano [§]
Desmaya al peso de su dulce carga;
El banano, primero
De cuantos concedió bellos presentes
Providencia á las jentes
Del Ecuador feliz con mano larga.
No ya de humanas artes obligado
El premio rinde opimo:
No es á la podadera, no al arado
Deudor de su racimo:
Escasa industria bástale, cual puede
Hurtar a sus fatigas mano esclava;
Crece veloz, y cuando exausto acaba,
Adulta prole en torno le sucede.
---------------------------------------------------------------
(✝) Maguei ò pita (Agave americana L.) que dá
pulque.

(‡) El café es orijinario de Arabia, y el mas estimado
en el comercio viene todavia de aquella parte del Yemen
en que estuvo el reino de Saba, que es cabalmente donde
hoy está Moka.

[||] Ninguna familia de vejetales puede competir con las
palmas en la variedad de productos ùtiles al hombre; pan
leche, vino, aceite, fruta, hortaliza, cera, leña, cuerdas, ves-
tidos, &c.

(") No se debe confundir [como se ha hecho en un dic-
cionario de grande y merecida autoridad] la planta de cu-
ya raiz se hace el pan de casa ve (que es la Jatropha ma-
nihot de Linneo, conocida ya jeneralmente en castellano ba-
jo el nombre de yuca) con la Yucca, de los botánicos.

(*) Este nombre se dà en Venezuela á las Pasifloras
ò Pasionarias, jénero abundantísimo en especies, todas be-
llas, y algunas de suavísimos frutos.

[§J El banano es el vejetal, que principalmente cultivan
para si los esclavos de las plantaciones ó haciendas, y de
que sacan mediata ó inmediatamente su subsistencia, y ca-
si todas las cosas que les hacen torelable la vida. Sabido
es el bananal da, a proporción del terreno que
ocupa, mas cantidad del alimento que ninguna otra siem-
bra o plantío, sino que de todos los vejetales alimenticios
este es el que pide menos trabajo y menos cuidado.

[Columna de la derecha]

Mas oh! si cual no cede
El tuyo, fértil zona, à suelo alguno.
Y como de natura esmero ha sido,
De tu indolente habitador lo fuera!
Oh! si al falaz ruido
La dicha al fin supiese verdadera
Anteponer, que del umbral le llama
Del labrador sencillo,
Lejos del nécio y vano
Fasto, el mentido brillo,
El ocio pestilente ciudadano!
¿Por que ilusion funesta
Aquellos que fortuna hizo señores
De tan dichosa tierra y pingue y varia;
Al cuidado abandonan
y á la fé mercenaria
Las patrias heredades,
y en el ciego tumulto se aprisionan
De míseras ciudades,
Do la ambición proterva
Sopla la llama de civiles bandos,
O al patriotismo la desidia enerva;
Do el lujo las costumbres atosiga,
Y combaten los vicios
La incauta edad en poderosa liga?
No allí con varoniles ejercicios
se endurece el mancebo a la fatiga;
Mas la salud estraga en el abrazo
De pérfida hermosura
Que pone en almoneda los favores;
Mas pasatiempo estima
Prender aleve en casto seno el fuego
de ilicitos amores;
O embebecido le hallará la aurora
En mesa infame de ruinoso juego.
En tanto a la lisonja seductora
Del asiduo amador fácil oido
Da la consorte: crece
En la materna escuela
De la disipacion y el galanteo
la tierra vírjen, y al delito espuela
Es antes el ejemplo que el deseo.
¿Y será que se formen de ese modo
Los animos heroicos denodados
Que fundan y sustentan los estados?
¿De la algazara del festin beodo,
O de los coros de liviana danza,
La dura juventud saldrá, modesta,
Orgullo de la patria y esperanza?
¿Sabrá con firme pulso,
De la severa ley rejir el freno;
Brillar en torno aceros homicidas
En la dudosa lid verá sereno;
O animoso hará frente al jénio altivo
Del engreido mando en la tribuna,
Aquel que ya en la cuna
Durmió al arrullo del cantar lascivo,
Que riza el pelo, y se unje, y se atavia
Con femenil esmero,
Y en indolente ociosidad en el dia,
O en criminal lujuria pasa entero?
No asi trató la triunfadora Roma
Las artes de la paz y de la guerra;
Antes fio las riendas del estado
A la mano robusta
Que tostó el sol y encalleció el arado;
Y bajo el techo humoso campesino
Los hijos educó, que el conjurado
Mundo allanaron al valor latino.
Continuara:

IMP. DEL COMERCIO, POR J, M, MONTEROLA

4

Aromas mil el viento;
Y greyes van sin cuento
Paciendo tu verdura, desde el llano
Que tiene por lindero el Orizonte,
Hasta el erguido monte
De inaccesible nieve siempre cano.
Tú das la caña hermosa,
De do la miel se acendra,
Por quien desdeña el mundo los panales:
Tú en urnas de coral cuajas la almendra
Que en la espumante jicara rebosa:
Bulle carmin viviente en tus nopales,
Que afrenta fuera al múrice de Tiro;
Y de tu añil la tinta jenerosa
Emula es de la lumbre del zafiro.
El vino es tuyo, que la herida agave [✝]
Para los hijos vierte
Del Anahuac feliz; y la hoja es tuya,
Que cuando de suave
Humo en espiras vagorosas huya,
Solazara el fastidio al ocio inerte.
Tu vistes de jazmines
El arbusto sabeo, [‡]
Y el perfume le das, que en los festines
La fiebre insana templará á Lieo.
Para tus hijos la procera palma (||)
Su vario feudo cria,
Y el ananás sazona su ambrosía:
Su blanco pan la yuca, ["]
Sus rubias pomas la patata educa,
Y el algodón despliega al aura leve
Las rosas de oro y el vellón de nieve.
Tendida para ti la fresca parcha (*)
Nectareos globos y franjadas llores;
Y para tí el maiz, jefe altanero
De la espigada tribu, hincha su grano;
Y para tí el banano [§]
Desmaya al peso de su dulce carga;
El banano, primero
De cuantos concedió bellos presentes
Providencia á las jentes
Del Ecuador feliz con mano larga.
No ya de humanas artes obligado
El premio rinde opimo:
No es á la podadera, no al arado
Deudor de su racimo:
Escasa industria bástale, cual puede
Hurtar a sus fatigas mano esclava;
Crece veloz, y cuando exausto acaba,
Adulta prole en torno le sucede.
---------------------------------------------------------------
(✝) Maguei ò pita (Agave americana L.) que dá
pulque.

(‡) El café es orijinario de Arabia, y el mas estimado
en el comercio viene todavia de aquella parte del Yemen
en que estuvo el reino de Saba, que es cabalmente donde
hoy está Moka.

[||] Ninguna familia de vejetales puede competir con las
palmas en la variedad de productos ùtiles al hombre; pan
leche, vino, aceite, fruta, hortaliza, cera, leña, cuerdas, ves-
tidos, &c.

(") No se debe confundir [como se ha hecho en un dic-
cionario de grande y merecida autoridad] la planta de cu-
ya raiz se hace el pan de casa ve (que es la Jatropha ma-
nihot de Linneo, conocida ya jeneralmente en castellano ba-
jo el nombre de yuca) con la Yucca, de los botánicos.

(*) Este nombre se dà en Venezuela á las Pasifloras
ò Pasionarias, jénero abundantísimo en especies, todas be-
llas, y algunas de suavísimos frutos.

[§J El banano es el vejetal, que principalmente cultivan
para si los esclavos de las plantaciones ó haciendas, y de
que sacan mediata ó inmediatamente su subsistencia, y ca-
si todas las cosas que les hacen torelable la vida. Sabido
es el bananal da, a proporción del terreno que
ocupa, mas cantidad del alimento que ninguna otra siem-
bra o plantío, sino que de todos los vejetales alimenticios
este es el que pide menos trabajo y menos cuidado.

que

ninguna

almoneda los favores;
Mas pasatiempo estima
en

Prender aleve

en

casto seno el

fuego

que se

formen de

ese

modo

severa

ley rejir el freno;

Brillar en torno aceros homicidas
En la dudosa lid verá sereno;
O animoso hará frente
aljénio altivo
Del engreido mando en la tribuna,

Aquel

que ya en la cuna
Durmió al arrullo del cantar lascivo,
\

Que riza el pelo, y se unje, y se atavia

Con femenil esmero,
Y en indolente ociosidad en el dia,
O en criminal
lujuria pasa enterof
No asi trató la triunfadora Roma
Las artes de la paz
y de la guerra;
Antes fio las riendas del estado
A la mano robusta
Que tostó ei sol y encalleció el arado;
Y bajo el techo humoso
campesino
Los hijos educó, que el
conjurado
Mundo allanaron al valor latino.
Continuara;

otra siem¬

de todos los vejetaies alimenticios
el que pide raeoos
trabajo y menos cuidado,
que

Que pone

De la

orijinario de Arabia, y el mas estimado
viene todavia de aquella
parte del Yemen
estuvo el reino de Saba, que es cabalmente donde

en

cuidado abandonan
Y á la fé mercenaria
Las patrias heredades,
Y en el ciego tumulto se
aprisionan
De míseras ciudades,
Do la ambición
proterva
Sopla la llama de civiles bandos,
O al patriotismo la desidia
enerva;
Do el lujo las costumbres
atosiga,
Y combaten los vicios
La incauta edad en
poderosa liga?
No allí con varoniles
ejercicios
Se endurece el mancebo á la
fatiga;
Mas la salud
estraga en ei abrazo
De pérfida hermosura

Los ánimos heroicos denodados
Que fundan y sustentan los estados7
¿De la algazara del festin beodo,
O de los coros de liviana danza,
La dura juventud saldrá, modesta,
Orgullo de la patria, y esperanza?
¿Sabrá con firme pulso

Crece veloz, y cuando exausto
acaba,
Adulta prole en torno le sucede.

pulque.

Fasto, el mentido brillo,
El ocio pestilente ciudadano!
¿Por qué ilusión funesta
Aquellos que fortuna hizo señores
De tan dichosa tierra
y pingue y vanaAl

¿Y será

Escasa industrta bástale, cual
puede
Hurtar a sus fatigas mano

Maguei ò pita (Agave americana L.J

verdadera
Anteponer, que del umbral le llama
Del labrador
sencillo,
Lejos del nécio y vano

De ilícitos amores;
O embebecido le hallará la aurora
En mesa infame de ruinoso
juego.
En tanto à la
lisonja seductora
Del asiduo amador fácil oido
Da la consorte: crece
En la materna escuela
De la disipación y el
galanteo
La tierna vírjen,
y al delito espuela
Es antes el
ejemplo que el deseo.

En enramadas de verdor
lozano,
Cuelga de sus sarmientos trepadores

(t)

no cede
El tuyo,fértil
zona, a suelo
alguno
Y como de natura
esmero ha sido'
De tu indolente habitador
lo fuera!
Oh! si ai falaz ruido
La dicha al fin
supiese

IMP, DEL

COMERCIO, POR J, M, MONTE ROLA*