1

OverviewVersionsHelp

Here you can see all page revisions and compare the changes have been made in each revision. Left column shows the page title and transcription in the selected revision, right column shows what have been changed. Unchanged text is highlighted in white, deleted text is highlighted in red, and inserted text is highlighted in green color.

8 revisions
Digitizing Peru's Print Revolution at Oct 20, 2021 01:04 PM

1

ANGUSTIAS DE UN
padre de familias

Dale Ton, ton,
Quien será, quien es;
Si no es un Chapetón,
Será un Frances

Sentencia de nuestro memorable Poro guitarra, que así le llamaban al finado Don Antonio Garcia; que Dios lo tenga en paz, y ruegue por Nos. Amen.

Señor Administrador de la imprenta.
Con felicidad ha llegado á mis manos
un reglamento, que S. E. el Presidente
de la Repùblica, ha tenido á bien dar
para el colegio de Educandas, por que
el primer cognato y cuidado de este,
ha sido siempre, lograr un progreso
conocido de civilizacion en la juventud,
y con mas interez en la del bello sexo,
principalmente en el pais de su nacimi
ento, como su primer fundador; asi es
que yo, como padre de familias,
animado de este mismo principio y deber,
indague lo pocitivo de este gran proyec-
to, y me conduje á gran prisa á la Casa de
este establecimiento, con la mas ala-
gueña esperanza de acomodar una de
mis hijas y lograr su educacion deseada,
y al entrar en aquella, fuì sorprehendi
do por una Perra de estatura disforme,
á la que, saliendome al encuentro los
porteros, con una voz trémula y taciturna,
me invitaron a saludarla antes que à Mon-
ciur el Rector y la Rectora: novedad que
al momento resfrió el placer que anima-
ba mi esperanza sin que en este estado de
una turbacion tan inesperada, hubiese po-
dido tomar otro partido, que haber regre-
sado con dolor a mi casa, con ánimo
de informarme nuevamente del regla-
mento, que cabalmente mis hijas por la a-
legria y entusiasmo con que se disponi-
an, lo peloteaban en las manos; é im-
puesto de él, una y mil veces, por la
propia desconfianza de mi estupidez, no
no encontré un solo Art que previniese
tan bàrbara discocicion, de que un ani-
mal, como aquella, fuese el primer ajen-
te en ella, y que tambien un hombre,
como Monciur Estrangis, in societate
conjungis, (vendito seas entre las mugeres
en gracia y amor de Dios. Amen) sea
el Rector encargado de este colegio.
Ha! no puedo comprenhender, como en
la civilizacion tan conocida de su Vise-
Patron, el Señor Bazagoitia; hava sido
tolerado tan absurdo disparate, de que
una tan tierna grey de obejitas, haya
sido encargada al cuidado de un Lobo y
una Perra, contra lo dispuesto por el
mismo reglamento, que proive la entra-
da de todo hombre, á dicho colegio, y no
sin razon, pues es cierto que la crítica
en el campo basto del juzgar figura co-
mo quiere, y à las veces erroneamente,
y sin una justa causa, pues al pronto y
de hecho tropesè en lo cierto del caso,
por que á la vista de mi desesperacion,
una de mis hijas, la menor de todas, me
tomo la palabra (cuidado que los niños y
Locos hablan las verdades) y me dice- Papa
no será en tal caso colejio de educandas, sino
cerrallo de las de Monciur Estrangis ! Ha
que desgracia ! Que siempre de estos fe.
nómenos errantes hande aparecer siem.
pre en la atmosfera obscura de nuestros
barrios ? ¿ Se acuerda U. Señor Admi.
nistrador de nuestro seleberrimo Monciur
ingenioso que en lugar de una Alameda,
se fué con uuestra plata, y nos dejó so.
lo á la . . . . ya U me entiende?; pero no,
ya la nueva admosfera de estos tiempos es
mas clara, suspendamos el juicio, no nos cul-
pen de temerarios; acaso su E. S. el Pa-
tron ignora, vamos con la macsima de Santo
Tomas, ver y [creer?], como no sea con
la de un Tonto, aunque lo veas no lo
creas. Tenemos, mucha Señoras, en el
pais, hijas del mismo colejio, de educacion
y civilizacion demostrada en las [?].
nes, por examenes publicos que estas han
dado con este mismo objeto

Yo avisaré á U., Señor Administrador,
el ùltimo resultado: y mientras tanto,
me suscribo de U. su mejor amigo

AL PADRE DE FAMILIAS

1

ANGUSTIAS DE UN
padre de familias

Dale Ton, ton,
Quien será, quien es;
Si no es un Chapetón,
Será un Frances

Sentencia de nuestro memorable Poro guitarra, que así le llamaban al finado Don Antonio Garcia; que Dios lo tenga en paz, y ruegue por Nos. Amen.

Señor Administrador de la imprenta.
Con felicidad ha llegado á mis manos
un reglamento, que S. E. el Presidente
de la Repùblica, ha tenido á bien dar
para el colegio de Educandas, por que
el primer cognato y cuidado de este,
ha sido siempre, lograr un progreso
conocido de civilizacion en la juventud,
y con mas interez en la del bello sexo,
principalmente en el pais de su nacimi
ento, como su primer fundador; asi es
que yo, como padre de familias,
animado de este mismo principio y deber,
indague lo pocitivo de este gran proyec-
to, y me conduje á gran prisa á la Casa de
este establecimiento, con la mas ala-
gueña esperanza de acomodar una de
mis hijas y lograr su educacion deseada,
y al entrar en aquella, fuì sorprehendi
do por una Perra de estatura disforme,
á la que, saliendome al encuentro los
porteros, con una voz trémula y taciturna,
me invitaron a saludarla antes que à Mon-
ciur el Rector y la Rectora: novedad que
al momento resfrió el placer que anima-
ba mi esperanza sin que en este estado de
una turbacion tan inesperada, hubiese po-
dido tomar otro partido, que haber regre-
sado con dolor a mi casa, con ánimo
de informarme nuevamente del regla-
mento, que cabalmente mis hijas por la a-
legria y entusiasmo con que se disponi-
an, lo peloteaban en las manos; é im-
puesto de él, una y mil veces, por la
propia desconfianza de mi estupidez, no
no encontré un solo Art que previniese
tan bàrbara discocicion, de que un ani-
mal, como aquella, fuese el primer ajen-
te en ella, y que tambien un hombre,
como Monciur Estrangis, in societate
conjungis, (vendito seas entre las mugeres
en gracia y amor de Dios. Amen) sea
el Rector encargado de este colegio.
Ha! no puedo comprenhender, como en
la civilizacion tan conocida de su Vise-
Patron, el Señor Bazagoitia; hava sido
tolerado tan absurdo disparate, de que
una tan tierna grey de obejitas, haya
sido encargada al cuidado de un Lobo y
una Perra, contra lo dispuesto por el
mismo reglamento, que proive la entra-
da de todo hombre, á dicho colegio, y no
sin razon, pues es cierto que la crítica
en el campo basto del juzgar figura co-
mo quiere, y à las veces erroneamente,
y sin una justa causa, pues al pronto y
de hecho tropesè en lo cierto del caso,
por que á la vista de mi desesperacion,
una de mis hijas, la menor de todas, me
tomo la palabra (cuidado que los niños y
Locos hablan las verdades) y me dice- Papa
no será en tal caso colejio de educandas, sino
cerrallo de las de Monciur Estrangis ! Ha
que desgracia ! Que siempre de estos fe.
nómenos errantes hande aparecer siem.
pre en la atmosfera obscura de nuestros
barrios ? ¿ Se acuerda U. Señor Admi.
nistrador de nuestro seleberrimo Monciur
ingenioso que en lugar de una Alameda,
se fué con uuestra plata, y nos dejó so.
lo á la . . . . ya U me entiende?; pero no,
ya la nueva admosfera de estos tiempos es
mas clara, suspendamos el juicio, no nos cul-
pen de temerarios; acaso su E. S. el Pa-
tron ignora, vamos con la macsima de Santo
Tomas, ver y [creer?], como no sea con
la de un Tonto, aunque lo veas no lo
creas. Tenemos, mucha Señoras, en el
pais, hijas del mismo colejio, de educacion
y civilizacion demostrada en las [?].
nes, por examenes publicos que estas han
dado con este mismo objeto

Yo avisaré á U., Señor Administrador,
el ùltimo resultado: y mientras tanto,
me suscribo de U. su mejor amigo

AL PADRE DE FAMILIAS