La Libertad Restaurada

ReadAboutContentsHelp

Pages

16
Incomplete

16

206

del mes de Septiembre de mil ochocientos cuarenta y uno. Reunidos popularmente todos los habitantes de esta Capital en el Salon de la Universidad, y enterados de la necesidad urjente de un cambio politico, tanto para impedir los amagos de una intervencion estranjera, cuanto para volver a los principios de la Restauracion proclamada en 1839, que fue la espresion de un sentimiento nacional; es tando, en fin, ciertos de que el Exmo. Sr. Jeneral de Division D. Jose Ballivian es el unico que ofrece las garantias necesarias para fijar la suerte de la patria y llevar adelante con dignidad los mencionados principios--

ACORDARON.

1.* Que nombraban por unanimidad absoluta de votos, y en conformidad con la mayoria de los pueblos de la Republica, cuyos votos han sido suficientemente manifestados por actos anteriores, para Presidente provisorio de la Republica a dicho Exmo. Sr. Jeneral de Division D. Jose Ballivian, quien debera reunir lo mas pronto posible una gran convencion que declare la Constitucion que haya de rejir la Republica, estando tanto facultado para ejercer la suma del poder politico en toda su plenitud.

2.* Acordaron de igual modo que el Cno. Manuel Hermenejildo Guerra se encargue de la Prefectura del Departamento, con el mismo poder politico, dentro de los limites departamentales, mientras se apersone S.E. el Presidente provisorio.

3.* Acordaron que S.G. el Prefecto nombre una comision de ciudadanos del Departamento, dirijida a S.E. el Presidente, que conduzca la presente acta y el manifieste los votos de su Patria. Con lo cual se concluyo esta acta y la firmaron. Siguen las firmas.

EL JENERAL EN JEFE al ejercito.

Soldados.--Me habeis abierto las puertas de la Patria, cerradas por la envidia, el espiritu de partido y todas las furias reunidas para hacerme la guerra--me separaron de mis antiguos compañeros de armas, de mis caros amigos; pero no pudieron arrancarme de vuestros corazones porque los lazos que nos unen so indisolubles. Vosotros los conoceis; estan formados en el campo de la gloria, en los cuarteles, en las paradas, y cuando reunidos en derredor del vivac recordabais vuestra carrera militar, no pudisteis olvidar a vuestro antiguo Jefe.

Camaradas:-- Ya estamos reunidos bajo la hermosa tricolor; confiad en mi, y restableceremos, yo os lo prometo, su antiguo esplendor y brillo, porque renacera en vosotros el entusiasmo, la union, el patriotismo, el honor, el contento, y todo aquel conjunto de virtudes que ostentabais en otro tiempo. Asi volvereis a ser invencibles, y nuestra Patria os sera deudora de orden, prosperidad, garantias y paz inalterable

con todas las naciones.

Amigos:--Ya no volvere a separarme de vosotros, en tanto que nuestra sagrada mision sea cumplida, y mientras la voluntad nacional ecsija mis servicios, morire con vosotros si fuese necesario, y todos seguiremos una misma suerte. Entre tanto, debo encargaros la subordinacion, la moral rijida, la observancia, la constancia y la fidelidad; virtudes que fueron antes la divisa del Ejercito Boliviano, y que seran desde hoy inseparables de nuestras filas, como lo sera de vosotros vuestro compañero. Jose Ballivian

Cuartel jeneral en marcha Septiembre 24 de 1841. (Del Constitucional de Puno.)

ARTICULOS EVENTUALES

Continua el discurso pronunciado por el Sr. D. D. Mariano Santos de Quiros ante el Consejo de guerra de oficiales jenerales en defensa de los reos D. Jose Maria Perez, D. Juan Jose Vidal y D. Jose Litardo.

Este es el mismo sentido de la ordenanza jeneral del ejercito en sus articulos 26 y 27 tratado 8.* tit. 10--Dice el 26: "Los que emprendieren "cualquiera sedicion, conspiracion o motin, o indu"jeren a cometer estos delitos contra mi real ser"vicio etc." Dice el articulo 27:--"El que con "fuerza, amenaza, o sediccion a otros, embarazare "el castigo de los tumultos o desordenes etc." Los que emprendieren, dice la ordenza, y esta palabra escluye la intencion, y se contrae a solo la comision del delito. "Emprender (dice el Diccionario "de nuestra lengua) es comenzar alguna cosa:"-- "Comenzar es dar principio a alguna cosa, como "se dice comienza la misa, comienza el tratado, "contestar las demandas o pleitos etc.", y si la palabra emprender en la ordenanza se dirije a la perpetracion del crimen, no babiendolo en nuestro caso, no hay cuerpo del delito, no hay causa ni delicuente.

El articulo 11 del citado supremo decreto de 7 de Abril de 836 trata del caso en que no haya llegado a verificarse el alzamiento, rebelion o sedicion, y notese que no impone pena a la intencion, sino solo a la ejecucion. Dice--"Aunque no se ha"ya llegado a verificar el alzamiento de rebelion o "sedicion (este a lo mas sera nuestro caso) cual"quiera persona que de palabra o por escrito pro"pagare macsimas o doctrinas dirijidas a escitar la "rebelion o sedicion, o diere voz con igual objeto "en sitio publico o de concurrencia, sera castigado "con uno o tres años de presidio o reclusion, y "perdera los empleos, sueldos y honores que obtu"viere." Al hecho pues es al que solo se le impone pena, y no al proyecto: no le impone la ordinaria, y la palabra o por escrito, haria ciertamente mas daño, que un plan forjado por hombres que parece perdieron hasta el sentido comun, cual asi aparece del mismo proceso. (Continuara.)

IMPRENTA DEL GOBIERNO POR P.E. GONZALEZ

ñ

This page is incompleteEdit this page
Last edit about 1 year ago by marianaar27
17
Incomplete

17

219

LA LIBERTAD RESTAURADA. NUMERO EXTRAORDINARIO.

Cuzco, jueves 28 de Octubre de 1841.

ARTICULOS DE OFICIO.

Republica Peruana--Secretaria jeneral de S.E. el Presidente.--Cuartel jeneral es Collpani a 17 de Octubre de 1841.--Al Sr. Prefecto del Departamento del Cuzco.

Sr.--Desde que el Jeneral Ballivian, bajo la proteccion y esfuerzos Peruanos, pudo restituirse a su patria a virtud de que el Ejercito Boliviano hiso a favor suyo un pronunciamiento destituyendo a los cabecillas Agreda y Goytia, olvido que esta revolucion era resultado de la ocupacion de Cobija, de la reunion del Ejercito Peruano en la frontera, y del influjo de la imprenta: olvido sus compromisos retrocediendo de los acuerdos que celebro y ratifico, aun despues de hallarse investido del mando de Bolivia; y declaro enemigo e invasor al Ejercito que invocaba tanto, para la pacificacion de su pais, y para poder con confianza a la sombra de el organizar su administracion, y asegurarla para lo futuro. Se ha entregado a la direccion de los primeros miembros del partido protectoral que le han hecho subscribir proclamas calumniosas, en grosero estilo, e indiguas, segun todo su contenido, del honor y nobleza que deben distinguir a los hombres elevados al rengo a que el aspira. Se halla al frente de un Ejercito debil por inmoral, y enemigo suyo, por que conserva los jefes y oficiales que mas lo odiaron y que mas figuraron en los motines hechos a favor de Santa-Cruz. El cambio repentino e inesperado de los sentimientos y politica del J. Ballivian es un caso inaudito que si es dificil hallarle semejanza se hace mas estraño en cuanto a que, puede y debe mirarse como el mas seguro anuncio de una caida inevitable, respecto a que habiendose entregado a manos de sus enemigos, y siendo solo el organo de ellos, estos mismos Santa-Crucistas ante quienes son absolutamente incompatibles los intereses del Jeneral Ballivian, lo escluirian tan luego como pasasen el peligro que les ha hecho reconocer precariamente.

A este paso, como el honor Peruano no permite retroceder en la campaña abierta, por que la Nacion esta amenazada por sus mismos enemigos, y hoy como cuando el poder de Agreda subsistia, se halla sin nigun genero de seguridades, S.E. el Presidente de la Republica Jeneralisimo de sus armas, que no se niega ni se negara a penetrar en las vias conducentes a un avenimiento solido, siempre que de buena fe y con garantias indestructibles, se le proponga; ha ocupado con el Ejercito que esta bajo su direccion todo el Departamento de la Paz de Ayachucho, donde no podra ser acusado de ningun modo de intervencion ni injerencia en los asuntos domesticos, y donde Gobiernan las autoridades Bolivianas, y se rijen por sus leyes libremente. El Ejercito creado a costa de tantos sacrificios, demandados por los trastornos del pais vecino, que amenazan la independencia y sociego Peruano, seguira sus operaciones basta encontrar el termino de ellas en la destruccion del Ejercito, que es su tenaz enemigo, o en la adquisicion de una honrosa y durable paz. Uno u otro espera S.E. para el bien del Peru, unico norte suyo, fiado en el espiritu de union y moral que reyna en las fuerzas que le obedecen.

Para que US. y los habitantes de ese Departamento se instruyan del estado de los negocios nacionales en Bolivia, tengo el honor de dirijirme a US. por espreso encargo del Presidente, incluyendo ejemplares de sus ultimas proclamas y de los boletines del Ejercito.

Dios guarde a US.--Sr. P.--M. de Mendiburu.

El Gran Mariscal Presidente de la Republica del Peru y Jeneralismo de sus armas, al Ejercito.

Soldados--Pisabais el territorio Boliviano como amigos, y como encargados de buscar para el Peru seguridades que afianzaran su posterior reposo, y recibiais en el ausilios que nos proporcionaba el jeneral Ballivian en los mismos instantes que este perjuro os declaraba invasores y conmovia contra vosotros todas las pasiones, empleando la perfidia y las abominaciones que siempre le sirvieron de instrumento para abrirse paso en la carrera de la iniquidad y del crimen.

Este hombre que en su abyeccion solo encontro consuelos en nuestra querida Patria, este proscripto de Bolivia conspirador eterno contra todos sus Gobiernos, este ambicioso insano Teniente de Santa-Cruz y complice de sus crimenes, es el que ahora se atreve a invocar el nombre de su patria para haceros la guerra--Vosotros traiais a Bolivia la oliva de la paz y el quiere convertirla en arbol del mal, que arroje calamidades y de por fruto la deminacion de Santa-Cruz--De Santa-Cruz que es el idolo a quien todo lo sacrifica.

Soldados--No lo dudeis--Ballivian trabaja por Santa-Cruz. Siendo este el enemigo capital de nuestra Patria, no podia dejar de unirsele: los malvados son y seran sus unicos amigos. Por servir a Santa-Cruz, y someter a Bolivia a su despotismo, acaudillo una rebelion en 829: por eso conspiro despues contra el Gobierno legitimo del Jeneral Velasco; y por lo mismo se esfuerza ahora en luchar contra vosotros y en sumir de nuevo a su patria en llanto y desolacion.

Vosotros sabeis, y lo juro ante el Universo todo, que no tenemos aspiraciones sobre Bolivia, que no pretendemos humillar su soberania ni atacar su independencia. Sin embargo, este ambicioso falaz y perfido, tiene descaro para imputarnos planes liberticidas, que el solo concibiera. Bamboleante en la silla que ha usurpado, traidor a todos sus gobiernos, y a todos sus juramentos, se esfuerza en presentarse como modelo de patriotismo despues que los males que han pesado sobre Bolivia, y las revoluciones que la han escandalizado, han sido el resultado de sus incesantes desvelos, y de sus traidoras fatigas. Atosigado por criminales remordimientos, y ajitado por una ambicion desenfrenada, cree deslumbrar imbocando la libertad de su patria su honor y sus mas preciosos derechos, despues que por un rasgo de insensata precipitacion y despotismo ha derrocado las instituciones de aquella, y el pacto fundamental que se dieron los pueblos.

Soldados--¿No despreciais con justicia a esto imbecil que ayer se hallaba ante vosotros y que hoy es insulta por complacer a Santa-Cruz y sus amigos que lo conduciran al patibulo para espiar sus prevaricaciones y sus crimenes? La providencia, sin duda, quiere purgar la tierra de este famoso criminal, y dejar asi un escarmiento terrible a todos los

ñ¡¿

This page is incompleteEdit this page
Last edit about 1 year ago by marianaar27
18
Incomplete

18

220

abiciosos infames. Estais reservados para ser testigos de un espectaculo tan grandioso, que dara al mundo la leccion de que la buena fe, la sinceridad, la justicia y la virtud son las unicas bases solidas, la justicia y la virtud son las unicas bases solidas de todos los gobiernos--las unicas bases solidas de todos los gobiernos--las unicas tambien que merecen el voto de los pueblos.

Soldados--Bolivia os esperaba como amigos y el Peru os habia confiado la grande obra de estrechar a dos pueblos que Santa-Cruz y Ballivian quieren hacer enemigos: ni las intrigas del uno, ni las perfidias del otro, podran convertiros en invasores de una nacion amiga, cuyo sociego afianzareis consiguiendo para el Peru las seguridades de que seran perpetuos e indestructibles los vinculos de la concordia que buscais con sinceridad--Mas ya que sordo Ballivian, a los intereses de su patria y a sus mismos juramentos, quiere lanzarse a una lid funesta para el solo, acordaos que os insulta y que insulta a nuestra patria, repitiendo los nombres de Yanacocha y Socoyaba, sin considerar que este solo recuerdo os el clarin de guerra que os llama al heroismo y a la inmortalidad.

Soldados--Ballivian y el perfido de Santa-Cruz a quien sirve de caudillo, tan conjurado contra vosotros todos los elementos de destruccion. Alejados de vuestra patria, no os queda otra eleccion que la muerte o la gloria del Peru--Cuartel general en Achacachi a 8 de Octubre de 1841--Agustin Camarra.

EL PRESIDENTE DEL PERU A LOS BOLIVIANOS.

Bolivianos--Habeis visto en corto espacio de tiempo destrozadas vuestras leyes y sacrificada la Nacion a los caprichos de oscuros caudillos: habeis esperimentado los males que la anarquia y el furor de las pasiones derraman sobre los pueblos. De uno en otro motin, el Ejercito que debia sostener las instituciones bolivianas, no solo se propuso destruirlas y sobreponerse a las leyes y a la voluntad jeneral, sino amenazar a la Republica Peruana invocando a Santa-Cruz su su enemigo capital, provocandola hostilmente, e infiriendola clasicos agravios. Para preservarla del contajio mas funesto, para poner a cubierto su independencia y libertad, y para reparar esas ofensas, tuvo el Gobierno Peruano que reunir un Ejercito y ponerlo en actitud de librar tambien a Bolivia de unos soldados inmorales que oprimiendola en nombre de Santa-Cruz eran, instrumentos de este en su obra de conmover el Peru para dominarlo otra vez.

En circunstancias tales el Jeneral Bollivian es ostensiblemente aclamado por esas tropas enemigas del Peru y de Bolivia, como consagradas al servicio del tirano de ambos paises: el Jeneral Ballivian es rodeado de los partidiarios de Santa-Cruz, que con miras secretas y sanguinarias para despues, lo alhagan creyendo salvarse por medio de el de la adversidad que les espera: ese Jeneral ciego y alucionado, entregado en manos de sus perseguidores, falta a sus compromisos, olvida los interes verdaderos de su Nacion, insulta al Peru, niega sus proplos hechos, os ofrece guerra en vez de paz, y se convierte en eco de sus implacables enemigos, sin conocer que se sacrifica a las viles pasiones de estos, que la causa de Santa-Cruz no es la suya, que Bolivia la detesta, y que muy luego tendria que perecer por la inconsecuencia de sus principios.

Bolivianos--El Gobierno Peruano os tiene declarado que no quiere intervenir para dominar--que no aspira a nada que os deshonre, y que no pretende mezclarse en vuestros negocios domesticos. Un Ejercito boliviano, conducido por Santa-Cruz, perpetro en un tiempo atroces violaciones y atentados horribles en el Peru, abusando de las discordias civiles en que se hallaba envuelto. Mas el Peru, que ha olvidado generosamente los males enormes

que sufrio, aspira justamente a que esos crimenes no se cometan otra vez, aspira a su tranquilidad, y a asegurar para lo futuro su Independencia. Para defender tan caros intereses ha protestado su Gobierno que el Ejercito no dejara las armas de la mano antes de que se allanen solida y satisfactoriamente todos los obstaculos que hoy se oponen a la paz de las dos Republicas, todos los embarazos que interrumpan la confianza del Peru y alejen de Bolivia las esperanzas de una reconciliacion firme y duradera.

Bolivianos--La paz es la que os importa, pues que de ella depende vuestra felicidad; y a esta paz que os ofrece el Ejercito Peruano, se oponen los caprichos del Jeneral Ballivian y sus inconcebibles contradicciones. Antes de ahora me habeis visto respetar vuestra Independencia y libertad, ayudaros a sacudir un yugo estraño, y elevar sobre vosotros un poder puramente boliviano. Hoy mi corazon animado de los mismos amigables sentimientos me induce a protestaros a despecho de cuantas calumnias suscite la maledicencia, que el Peru solo pretende con el aniquilamiento de la faccion de Santa-Cruz, asegurar su libertad, la vuestra, y las reluciones de paz y union fraternal a que estamos llamados por la naturaleza--May luego satisfechos tan nobles objetos, el Ejercito Peruano se restituira a su patria dejandoos recuerdos de su desinteres, y habiendoos dado pruebas de que nunca quiso mas que vuestra felicidad y bien estar.

Cuartel general en Tircachira a 13 de Octubre de 1841--Agustin Gamarra.

El Presidente de la Republica Peruana a los Paceños.

Paceños--El Ejercito Peruano se halla situado en vuestro Departamento. La mision que le esta encomendada es la de libertar a Bolivia de la dominacion de Santa-Cruz, y la llenara dignamentte restitnyendoos el reposo de que necesitais para vuestra felicidad.

Amigos--Ninguna mira innoble conduce a los Peruanos: nada pretenden que pueda afectar el honor ni el decoro Boliviano. Mas el Peru, necesita seguridades positivas e indestructibles de que el imperio de Santa-Cruz, no renacera otra vez, para emprender la usurpacion del Peru y ocasionar vuestra ruina atrayendoos interminables guerras.

Paceños--No dudeia de las intenciones del Gobierno Peruano, ni de que su Ejercito es amigo vuestro. Peruano, ni de que su Ejercito es amigo que exija vuestro bien y el del Peru. Entre tanto, sed pacificos: vivid en tranquila posesion de vuestras garantias, que yo os aseguro sereis respetados como mereceis. Ayudame en la obra de restablecer la paz y el imperio solido de la causa de la restauracion: esta obra sera lograda porque es justa y benefica, y no la abandonara el Ejercito que mando, porque en ella tambien se interesa el sociego del Peru.

Cuartel jeneral en Tacachira a 13 de Octubre de 1841--Agustin Gamarra.

Al Sr. Prefecto del departamento de la Paz --Cuartel jeneral en Tacachira a 14 de Octubre de 1841--Sr. Prefecto--El infrascripto Secretario jeneral de S.E. el Jeneralismo de las armas, Presidente de la Republica Peruana, ha recibido orden de S.E. para dirijirse al S. Prefecto de la Paz y manifestarle que ocupado el departamento por el Ejercito del Peru, ha llegado el caso de ecsitar a su autoridad principal y respectivamente a los funcionarios locales que la obedecen, para que en lleno de sus deberes, se empleen en la conservacion del orden interior y en tranquilizar suficientemente los pueblos para que de ningun modo las circustancias en que la guerra actual tiene el pais, pre-

This page is incompleteEdit this page
Last edit about 1 year ago by marianaar27
19
Incomplete

19

221

duzcan el gravo mal de paralizar el giro mercantil ni los demas trabajos industriosos de los habitantes.

No obstante de que parece escusado fijar la atencion del Sr. Prefecto sobre la politica y objetos del Gobierno peruano, porque clara y precisamente en documentos publicos ha desarrollado S. E. las nobles y desinteresadas miras que le animan; el infrascripto, a tenor de orden que acaba de recibir, cumplira el deber de declarar solemnemente al Sr. Prefecto, en nombre de S.E. el Presidente del Peru, que el respeto a las instituciones bolivianas, a la independencia de esta Nacion y a las garantias de los ciudadanos, es la base inamovible que se ha propuesto para sus operaciones, y el principio fijo que jamas desmentira, para responder con su fiel observancia a las imputaciones con que malignamente se ha pretendido mansillar el honor peruano, e infundir contra su ejercito vivos recelos en los pueblos de Bolivia.

En esta confianza; el Sr. Prefecto podra estar cierto de que su autoridad no sera menoscavada en modo alguno, asi como no se interrumpiran las tareas de su cargo que continuara ejerciendo libre y francamente, conforme a las leyes de su Republica, sin abrigar ningun genero de desconfianza S.E. el Presidente Jeneralisimo de las armas peruanas, queriendo que el primer acto oficial del infrascripto en el departamento de la Paz, sea marcado con un testimonio de atencion al Sr. Prefecto, quiere le haga presente que anticipa esta comunicacion al envio de una guarnicion a esa ciudad postergando tambien otras providencias hasta tanto se sirva contestarla, teniendo presente que las operaciones de la guerra ponen al Ejercito peruano en la necesidad de ocupar la Paz asi como todo el territorio de su comprension. La mision del Ejercito no es otra que libertar a la Republica boliviana de la instable, asarosa y aun anrquica situacion en que se encuentra desde que los motines militares desgarrando las leyes fundamentales, tubieron el designio de restablecer el poder de Santa-Cruz. Asegurados el orden y la paz en Bolivia, el Peru habra satisfecho su justo proposito de ponerse a cubierto de los males que su enemigo capital, o la influencia de sus colaboradores, se preparan a inferirle nuevamente; y entonces el Ejercito que hoy vela por los mas vitales intereses de ambos paises, dejara en Bolivia recuerdos honrosos y merecidos por su desprendimiento al defender la causa justa de la restauracion.

El infrascripto aprovecha esta oportunidad para ofrecer al Sr. Prefecto los sentimientos de su mas distinguida consideracion--M. de Mendiburu.

E.M.J.--Estraeto de las operaciones del Ejercito.

El 4 del actual continuo el Ejercito su movimiento por escalones a Escoma y se reunio totalmente el 5 en Carabuco. El 6 entro en el pueblo de Ancoraymo, y el 7 en el de Achacache, en donde permanecio el dia 8. Se supo que el Ejercito que obedece al Jeneral Ballivian, que acababa de declararse enemigo del Peru, se hallaba sobre Huarina compuesto de cinco batallones, un rejimiento de Lanceros, parte del de Coraceros y seis piezas, habiendose retirado sobre Pucarani a la sola noticia del ingreso del Ejercito Peruano en Achacache.

En la mañana del 9 siguio este al pueblo de Huarina. En la marcha se recibio un parlamentario del Jeneral Ballivian con comunicaciones para la Secretaria jeneral de S.E. Entre tanto el primer Ayudante del E.M.J.D. Juan Crisostomo Mendoza y el Capitan Cosio que se adelantaron al pueblo en objetos del servicio, fueron tomados prisioneros por una partida del ejercito boliviano.

En la mañana del 10 se dirijio el Ejercito a la hacienda de Huayrocondo, que evacuo una gran

guardia enemiga, desalojada por 10 tiradores de Granaderos de la guardia a cargo del Mayor graduado Segura; Ayudante del Sr. Jeneral en Jefe, y del Teniente Ruiz de aquel cuerpo. Esta partida avanzo sin obstaculo hasta el pueblo de Pucarania y regreso hasta Huayroconde anunciando que el Ejercito enemigo seguia su movimiento de retirada acia San Roque.

El 11 se dirijio y campo el Ejercito en Pucarani. En vano se dispuso desde Achacache a aceptar una batalla a que parecia ser provocado, pues el Jeneral Ballivian condujo su Ejercito en retirada sin empeñar ningun choque, ni dar lugar a que los primeros cuerpos peruanos comprometiesen una funcion de armas.

El Oficial parlamentario Sanjines y sus ordenanzas, quedaron prisioneros, como correspondia despues de haber sido tomados con aleyosia y sin previa dechluratoria de hostilidades, el Coronel Mendoza, el Capitan Cosio, y antes el Alferez Gonzalez que se habia adelantado en clase de itinerario acia Huarina, en el concepto de que marchaba en un pais amigo.

El dia 12 se movio el Ejercito sobre la aldea de Tacachita distante cuatro leguas de Pucarani. Se supo que el Ejercito boliviano retirandose de su campo de San Roque se traslado a la Ventilla.

Antes de ocupar el Ejercito Tacachira se adelantaron algunos Coraceros con el fin de tomar varios Oficiales enemigos que estaban alli de observacion y que fugaron persipitadamente.

Despues de descansar el dia 13 emprendio el Ejercito su marcha en la mañana del 14 y campo en la hacienda y caserio de Choncho-coro, despues de un camino comodo de tres leguas cortas. Estuvieron conformes las noticias que se recibieron de que el enemigo se hallaba situado sobre Calamarea.

Al campar en Choncho-coro el Sr. General en Jefe marcho en direccion del camino que conduce a Calamarca con dos mitades de Granaderos de la guardia. Habiendo reconocido una fuerza enemiga compuesta de dos o tres mitades de caballeria, dispuso que a la inmediacion de la hacienda de Incabue hiciesen alto los escuadrones Husares de Junin y Coraceros, que a solicitud de dicho General salieron de Choncha-coro en su alcance, y que solo batiese la fuerza enemiga el Coronel Lersundi con una mitad de Coraceros, diaz y doce tiradores de Granaderos, e igual numero de Husares. La fuerza enemiga fue completamente desecha, y perseguida cerca de tres lenguas mas alla del Tambo de Iacahue. El Sr. General en Jefe recomendo en su parte al Coronel Desundi, al Mayor Gamarra que oficiosamente concurrio al ataque, al Capitan Leyva de Coraceros, y a sus Ayudantes de campo Segura y Ponce de Leon. Fueron tomados prisioneros en esta refriega el comandante D. Jose Guilarte, el capitan graduado D.J. Miguel Talavera, el teniente D. Mariano Irigoyen, el alferez D. Manuel Larres y nueve inndividuos de tropa, habiendo quedado muertos en el campo un sargento mayor cuyo nombre se ignora, y ocho individuos mas. Se tomaron diez y ocho caballos, siete mulas y la mayor parte del armamento. La tropa enemiga se componia de artilleros, coraceros y oficiales sueltos. En nuestra parte hubo la perdida de dos caballos muertos. El Coronel Lesundi recomendo, ademas, al Mayor Ayende de Coraceros y a sus Ayudantes Vasquz y Cobarrubias.

El 15 se puso el Ejercito en marcha sobre Colpani situado a dos leguas de Choncho-coro. Unas cuadras antes del campo se separo el batallon Ayacucho y una mitad de caballeria que marcharon a ocupar la ciudad de la Paz con el Sr. Coronel Zubiaga nombrado Comandante jeneral del Departamento.

En el mismo dia 15 antes de dejar el campo

This page is incompleteEdit this page
Last edit about 1 year ago by marianaar27
20
Incomplete

20

222

de Choncho-coro se incorporo al Ejercito el batallon Carabineros procedente de Arequipa, lo mismo que varios piquetes que los cuerpos habian dejado a retaguardia.

Segun avisos obtenidos, se supo que el ejercito enemigo se retiro sobre Ayo-ayo. Fue temado prisionero el capitan D. Bernardo Sanches que se acerco a reconocer el Ejercito; y se represento como pasado el Subteniente D. Ildefonso Rodrigues.

Cuartel jeneral en Collpani Octubre 16 de 1841. --El Ayudante jeneral encargado del E. M. J.-- J. Montoya.

La libertad restaurada.

Las proclamas de S.E. el Jeneralismo de las armas peruanas en marcha sobre el departamento de la Paz, que hemos publicado, contienen sentimientos de verdad y de franqueza que han marcado todos sus pasos desde que la infatuada regeneracion boliviana vino a revelarle el regreso del enemigo aserrimo de sus glorias y de la venturosa paz que disfrutaba el Peru bajo de su sombra. Cuando S.E. se habia propuesto restablecer en el territorio boliviano el orden y las instituciones que conculco el espiritu de faccion, sin el fatal recurso de llegar a las armas: cuando trataba de fijar los principios que debian asegurar de un modo estable la paz interior de dos republicas hermanas: cuando nos habiamos lisongeado que el patriotismo y el talento reunidos inclinasen el juicio a preferir los intereses generales de la nacion sobre los intereses de un solo hombre, un acto de traicion y de perfidia que solo tendra lugar en los anales del crimen ha venido a sofocar nuestros deseos y a dilatar casi las esperanzas de ver estrechados con los vinculos sagrados de la amistad a dos pueblos que habia desunido la anarquia. El perjuro de Ballivian en los momentos mismos que prestaba aucilios a nuestras tropas que ivan con el objeto de buscar garantias para la seguridad de nuestras instituciones nacionales, renegaba de su fe politica y abogaba en secreto por la causa que tanto detestan los Gobiernos del continente americano. Por fin se ha quitado la mascara y ya lo tenemos agregado a las mismas filas a que pertenecieron los Agredas y Goitias; proclamando el desorden y contestando la legitimidad del jeneral Velasco para facilitar el regreso de Santa-Cruz. Bajo de la apariencia de que llevaba a Bolivia la oliva de paz y la amistad de los peruanos, si bien ha logrado po-

nerse a la cabeza del partido de los prevaricadores, no es sino con el objeto de sojusgar a su patria y abrir las puertas al enemigo comun. Hoy autoriza los atentados y desordenes que desaprobaba ayer y acandilla a hombres a quienes habia detestado desde el principio de la revolucion y aquienes habia señalado el eco de la indignacion universal. Mas su audacia hoy llega al estremo de hacer la guerra al ejercito peruano sin mas principios que los que puede figurar una politica falsa y sin mas derecho que el que pueden dar a un usurpador sus titulos precarios y su administracion intrusa. Nada tenemos que temer de los retos de una faccion descabellada despreciable y ridicula. Los gritos de un partido que marcha en oposicion con la voluntad general y en contradiccion con los principios que proclama la parte mas sensata de la Republica Boliviana no son por cierto los de la razon y de la injusticia. Nuestra posicion actual es tan eminentemente ventajosa que nos pone al abrigo de toda vejacion y fuera de todo peligro. Las desgracias que sobrevengan a aquel pais no seran obra nuestra sino el resultado de una determinacion tan desacirdada. Si Ballivian no vuelve al orden y abandona el partido de los cediciosos en breve esperimentara los furores de una venganza justa y las amarguras de la ecsacervacion a que lo habra conducido su propia locura. S.E. autorizado como se halla por el Supremo Consejo del Estado para hacer la guerra a Santa-Cruz y sus partidarios en donde quiera que se hallen, debe emprenderla desde luego contra un poder que ha traicionado las instituciones nacionales y ha violado la fe del Gobierno por entronisar a aquel. Es muy natural que nuestro Jeneralismo Presidente recuerde a sus antiguos opresores, desconozca su origen ilegal y los castigue exemplarmente, vengando en cabeza de esos malvados los agravios que recibio el Peru en los campos de Yanacchocha y Socabaya. El valiente ejercito que estirpo a los usurpadores y que hizo temblar mas de una vez las huestes bolivianas aun conserva los timbres y laureles que adquirio en Ancachs y no puede haber olvidado los dias venturosos de su gloria.

IMPRENTA DEL GOBIERNO POR P.E.GONZALEZ.

This page is incompleteEdit this page
Last edit about 1 year ago by marianaar27
Displaying pages 16 - 20 of 24 in total