2

OverviewTranscribeVersionsHelp

Facsimile

Transcription

Status: Needs Review

rio hecho en San Petersburgo, en que atentaron á
la vida del Emperador, el cual fué sofocado sin nin¬
gún resultado de importancia. Muy pocos solda-
dos se hallaban mezclados en ella, pero muchos
oficiales, los mas estranjeros. La mayor parte de
las guardias y de la guarnicion se mantuvieron fie-
les a su deber. En confirmacion de esta noticia
sabemos que el cordon sanitario en las fronteras
de Austria y Prusia se ha triplicado de modo que
ni un solo individuo puede pasar. Un oficial ruso
de alto rango ha dicho que esta medida ha sido
tomada para impedir la entrada al Imperio del
Gran Duque Miguel. Nuestro Senado no se reu-
nirá este año. Se han dado órdenes de que se
observe mayor severidad en el exámen de los
pasaportes de los ingleses y franceses que de nin¬
gunos otros viajeros, y que á ningún polaco que to¬
mó parte en los sucesos de 1830 se le permitirá
la entrada en Cracovia sin un permiso especial.
[Diario de la Tarde de B. A.]

America.
MEJICO.

PROTESTA DEL JENERAL SANTANA.

Acaba de publicarse al cabo de los años mil
una protesta del Jeneral Santana en el Telégrafo
de Tejas, la que traducimos del ingles, por care¬
cer del orijnal, y es del tenor siguiente:-
Yo Antonio Lopez de Santana, presidente de
la República de Méjico y jeneral en jefe del ejér¬
cito de operaciones contra Tejas, parezco por me-
dio de este documento oficial ánte el gobierno in-
terino del pueblo de Tejas, para manifestarle que
estoy resuelto á presentar al mundo civilizado la
protesta siguiente.
Protesto contra la violacion de la fé empe-
fiada e el convenio hecho entre yo y el gobierno
de Tejas, firmado el 14 de Mayo último, y co-
menzando verbalmente con el jeneral en jefe del
ejército de Tejas, Samuel Houston, y T. J. Rusk,
secretario de la guerra, por el cual se estipuló lo si-
guiente.
Protesto en primer lugar, por haber sido tra-
tado mas bien como un criminal que co-
mo un prisionero de guerra, cabeza de una na-
cion respetable, aun despues de haberse princi-
piado el convenio.
2. ° Protesto, por haber retenido como pri-
sionero de guerra y mal tratamiento que se ha
dado al jeneral mejicano Adrian Wall, quien ha-
bia venido al campo tejano con bandera de paz y
bajo la salvaguardia y palabra de honor de jene-
ral Houston, y con el consentimiento de los miem-
bros del gabinete.
3. ° Protesto contra la falta de cumplimien-
to del canje de prisioneros, estipulado en el artí-
culo 9, tanto que hasta el presente no se ha pues-
to en libertad á un solo prisionero de guerra me-
jicano, á pesar de haberse dado libertad á todos
los prisioneros de guerra tejanos que se hallaban en poder
del ejército bajo mi mando.
4. ° Porque no se ha llevado á efecto la
[Right column]
condicion sine qua non del artículo 10, que espre-
sa que seria yo enviado á Veracruz, cuando el go-
bierno lo juzgase propio, supuesto que el presiden-
te mismo y el gabinete de Tejas, estando conven-
cidos de que yo habia cumplido puntualmente to-
dos mis compromisos, á saber, que el ejército me-
jicano de fuerza de 4,000 hombres se retirase de
la posicion que ocupaba sobre el río Brazos has-
ta del otro lado del Rio Grande, y que se devol-
viese toda propiedad y los prisioneros de guerra,
habia determinado embarcarme en la goleta de
guerra tejana La Invencible, en la que finalmente
me embarqué el 1.° del corrient Junio, despues
de haber dirijido á los tejanos un corto adios en q'
les daba gracias por su jeneroso proceder, y les
prometia mi eterno agradecimiento.
5. ° Por el acto de violencia cometido contra
mi persona, y mal tratamiento á que he estado
espuesto, obligandome á venir de nuevo á tierra
el 4 del corriente, meramente por que 130 volun-
tarios que á las órdenes del jeneral Tomas J. Green
que acababan de desembarcar de Velasco proce-
dentes de Nueva Orleans, entre el tumulto y ame-
nazas pidieron que pusiera mi persona á su dispo-
sicion, lo cual tuvo lugar en el mismo dia en que
el Gobierno recibió respuesta del jeneral Filisola
de haber cumplido estrictamente con las estipu-
laciones concentradas. Repito que protesto contra
la condescencia del presidente y del gabinete
en dar órdenes para semejante medida, presen-
tandome en consecuencia en espectáculo ante
aquellos hombres, como se hacia antiguamente con
los jefes de las naciones conquistadas, con esta di-
ferencia de que en mi caso existia ya un solemne
tratado de antemano.
Finalmente, protesto contra la violencia que se me ha inferido,habiendoseme mantenido en una
estrecha prision, rodeado de centinelas.y padecien-
do todas las privaciones; lo cual hace insoportable
la vida ó tiende á apresurar la muerte, y ultima-
mente por la incertidumbre en que se me tiene
de mi destino futuro y el de los demas prisioneros,
á pesar de un tratado solemne.
En tales circunstancias yo apelo al juicio de
las naciones civilizadas, a la conciencia de los ciu-
dadanos que se componen el gabinete, y sobre todo
al supremo Regulador de los mortales , que ha
la fé de los tratados y el puntual cumplimiento
de los compromisos.
Dios y Libertad.--- Antonio Lopez de Santana.
[Ecuatoriano del Guayas.]
EL ESTANDARTE

La espedicion de Chile no es mas que una
quimera. (Palabras del Eco del Protectorado: al
número tantos, columna tal.) Hé allí la claúsula
fecundísima en corolarios injeniosos y en que parale-
los encomiásticos entre la situacion acual de
nuestro pais y la de aquella República, que há de ser-
vido de testo al elocuente predicador que redac-
ta el Araucano, para los estensos y poéticos co-
mentarios de una de sus mas curiosas oraciones

Notes and Questions

Nobody has written a note for this page yet

Please sign in to write a note for this page