MSH-LAT_001-130

ReadAboutContentsHelp

Pages That Need Transcription

1
Incomplete

1

/

Núm. 11)

MIERCOLES 18

11.)

Precios tie

de

SETIEMBRE.

(Un real. Este Periódico sale á luz todos los dias

Suscripción.

ñana; escepto los Domingos. Se encuentra de venta

EN

EL

Ps.

Al mes Al trimestre Al semestre Al año

2 5 10 20

Ps. Rs.

Rs.

2 7 13 26

4

4

en

ma¬

la tienda del Señor Do¬

rado, calle de Judios, y solo se admiten suscricroInes en esta Imprenta, calle de la Pescadería, 127. Todo anuncio que no esceda de diez lineas, pagará reales por la primera vez y 2 reales por cada una f de las subsecuentes, Lo« precios de los anuncios mas estensos y de los remitidos, serán convencionales.

EN EL ESTIUNGERO.

PERU.

poria

4

4

MAMO Mi POLITICA ECONOMIC». CIENCIAS. LITERATURA, RELIGION. ARTES, eloy contribuyó g'és,para asegurarla abundancia de alimentos al pueblo, Si la cosecha de 1846 hu¬ después de la severa lección que le ha dado el año 48? como la de 1849, que tan fa¬ Nada. No puede crear alimentos ni siquiera comprar¬ vorable ha sido á Luis Napoleon, hubiera podido pos¬ los, porque no emplea otros medios que las contribu¬ ponerse la república y Luis Felipe pudiera haber muer¬ ciones con que recarga al pueblo. No ha destruido to rey de Francia. Pero estaba dispuesto de otro modo, ninguno de los abusos que antes axistían. Las mis¬ mas contribuciones, las mismas restricciones y no parece sino que la revolución de 1848 ha venido hay aho¬ ra que antes y aun algunas se han aumentado. expresameute para manifestar á los que son insensibles Iodas las clases mercantiles de Alemania conocen á los sucesos ordinarios, que no pueden forzar sus los peligros de este sistema, y una de ellas dirijiendo— planes de gobierno hasta * un extremo, sin producir se al ministro prusiano le hace ver la necesidad de en la sociedad grandes calamidades, cuando la estación aliviar al comercio y á la agricultura de los derechos es poco favorable. Antes de 1847 la Francia se quejaba de las prohibiciones del comercio y de las contribucio¬ protectores que pesan sobre ellos. «Cuando esperᬠnes excesivas,y la miseria que afligió aquel año á la na¬ bamos las reformas indicadas, dicen, se nos hacen pro¬ gran masa

LA REVISTA.

popular

las clases elevadas,

y

18YS. biera sido tan abundante á la revolución de

Lima, 17 de Setiembre de 1850.

En nuestro folletín de hoy damos principio á la novela his¬ tórica titulada DONA URRACA DE CASTILLA, escrita orijinalmentc en castellano por D. FRANCISCO NAVARRO VILLOSLADA. El mérito sobresaliente de esta producción j el de otras obras

notables, entre ellas DONA BLANCA DE NAVARRA, ban valido al autor 1111 lugar de los mas distinguidos entre los prime¬ ros novelistas contemporáneos. Como verán nuestros lectores, el Sr. Villoslada, lia segui¬ ción produjo como liemos dicho, la revolución que do la escuela de las mejores novelas históricas de Alejandro destruyó el antiguo gobierno. El aumento de crímenes Dumas, tanto en la elección de un asunto interesante, como en aquella época fué tan notable en Francia como en In¬ en el desarrollo del plan, en la exacta pintura de los caracte¬ glaterra. con los dos años anteriores (dice el Mi¬ res en la belleza de las descripciones, y por último, en la nistroComparado de Justicia en el informe que presentó al Presi¬ lijejeza y animación del diálogo. A estas cualidades reune dente de la república) el año de 1847 ofrece un aumen¬ DOÑA URRACA la de estar escrita en un lenguaje caslizo y to considerable de crímenes. En 1845, por ejemplo, ,

,

,

elegante, cosa que

andan de

que rara vez se encuentra en mano en mano.

las traducciones

publicación de esta novela no sufrirá las interrupcio¬ que tanto molestan á los lectores; pues tenemos la obra completa en nuestro poder. El mismo sistema seguiremos en adelante : no daremos principio á una novela que 110 este¬ mos seguros de continuar basta el fin. La

nes

los tribunales oyeron

5077

causas y

sentenciaron 6908

delincuentes; en 1845, hubo 5054 causas y 6685 acusa¬ dos; al paso que en 1847, las primeras subieron á 5857 y los segundos á 8704. En toda la Francia se contaba en

dicho año 1

criminal por

cada 4067 habitantes. Según esto, los grandes crímenes, asi como los de¬

litos

aumentaron considerablemente en Fran¬

comunes

año de

cia durante el

1847, sin que hubiese habido un

población para justificarlo, como sucedió en Inglaterra; y por consiguiente no se debe atribuir á otra cosa que á la escasez de alimentos. La abundancia no es menos necesaria para la conservación del gobierno que para las mismas necesidades físicas; de ella de¬ pende la existencia del estado y el hjen estar del pue¬ blo. «Donde quiera que los ípirí-v. aumento de

Ayer hemos publicado el último informe del gober¬

manifiesta los crímenes aquella ciudad; el siguiente artículo

nador de Nueva York

en

que

que se cometen en del Economist de Londres dá varios curiosos bre la

escasez

y

datos

so¬

en Francia y Alemánia, y las observaciones .me los acompañan

criminalidad

tanto estos como

n—'

êm

,..u...

..

mana

la

escasez y

la criminalidad,

periódico, ó bien éntrela abundancia de

alimentos y la disminución del crimen ble en Francia como en Inglaterra. La

fué insignificante; el gobierno medidas extraordinarias para

se

hace tan visi¬

cosecha de 1846

francés tomó inútilmente

bajar el precio de los ali¬

mentos,pero no pudo evitar la miseria del año 47. Hemos dicho antes, y repetímos de nuevo ahora, que los pade¬

entonces sufrió el pueblo francés, hicie¬ notable el contraste entre la condición de la

cimientos que ron

mas

*

dona urraca de castilla MEMORIAS DE TRES CANONIGOS. Novela Histórica

original.

por

(X). cjWuaAco QXavcuto

i

^itfoáfaòou

LIBRO PRIMERO.

capítulo *

k

sostener un

mente han de

primero.

nos

traen

mentar de

el periódico in-

una manera

muy

productos, y á au¬ dudosa la exportación de

al

pueblo en disposición de que se asegure su bienestar por medio de una honrada industria. Para vivir es pre¬ ciso prosperar, y el gobierno no debe detener esta pros¬ peridad. Las estadísticas del crimen en Europa, y la desolada condición del Asia proclaman una misma ver¬ dad. Los gobiernos se deben considerar tanto mas esta¬ bles, cuanto mayor es la prosperidad del pueblo, y tanto para la felicidad doméstica, como para el órden social, el hombre debe ser libre para buscársela subsistencia por medio de

una

industria noble y

Chile al hablar de la

*

1

08

honrosa.

nueva

i*»--*.

r

ps.qql.-Flejesínea de vapores qqls. á 4 ps. qql.—Lo: público:

c. u.

sistema, para conservar

¿Que ha hecho la Francia, continúa

cambie de nuestros

El gobierno prusiano, lo mismo que otros del con¬ tinente europeo, en lugar de tomar medidas para que de¬ saparezcan los impedimentos que ofrece el sistema pro¬ tector á la industria de sus súbditos, y facilitarles de este modo la abundancia y las comodidades , persiste en el sistema de sus antiguas restricciones, sin atender á que el gran secreto de todo buen gobierno, consiste en poner

inmediatamenív.nos

ocurrir."

en

nuestras manufacturas.»

•=

aquello en que todos tienen un intéres, porque todos son felices á su sombra. Cuando, por el contrario, la mayor parte del pueblo á pesar de grandes esfuerzos puede apenas lo¬ grar un medio miserable de subsistencia, y no tiene algún goce que le haga llevadero el trabajo, es suma¬ mente difícil apaciguar los conflictos que inevitable¬

ra

ros

i

del comercio libre, se reúnen

á 10

«Ya habrán visto nuestros lectores

m-

las noticias que línea de vapores del

hemos

en

publicado de Europa, que la do la Plata debe inaugurarse en agosto presente año. Esta línea que en Chile se ha llamado fabulosa por los defensores del monopolio, toda vez que la hemos citado como un argumento, se establecerá sin privilegio de nin¬ guna clase.

Brasil y del Rio ó setiembre del

la peregrinación, no solo en penitencia por los de facilitar y pro- imponíase confesores, sino en castigo por los tribunales, y era voz tejer la peregrinación. A este mismo deseo, que crecía común de que el viaje tenia que hacerse envida, ó des¬ con el espíritu religioso, debióse la institución de los pués de la muerte, por los mismos justos, antes de subir cambiadores que á las puertas de las ciudades se colo¬ al cielo. La calzada de estas almas en pena era la Via

tinado á

».

i .—. ..ww— medios de vivir, aice ei íinorine

...

lectores. La íntima union entre dice el citado

-

posiciones que tienden abiertamente á impedir todavia la importación de los artículos que los extranje¬

mas

caban

pedestres viajeros, con la mira

con sus mesas

doradas y pintadas, sus arcas y

láctea, conocida por el vulgo con el nombre de Camino Santiago. su pais por Esta santa y célebre ciudad, rodeada de montañas cho en trecho se establecían hospitales, se erigían mo¬ de lozana y triste vejetacion, se ofrece repentinamente á nasterios, se levantaban puentes; y para que los rome¬ la vista de los caminantes cubierta casi siempre de ne¬ ros de diversas naciones tuviesen en la Península una se¬ gras nubes, que levantándose de las vecinas cumbres, se gunda patria, fundábanse ciudades como Santo Domin¬ estienden luego por el ámbito poco dilatado de un cielo go de la Calzada. ceniciento, figurando el fúnebre crespón tendido sobre el

cambiar á los estrangeros las monedas de las equivalentes de Leon y de Castilla. De tre¬

balanzas, para

de

Santiago comenzaba en Roncesvalles, atra¬ túmulo del Apóstol. vesando todo el reino de Navarra por Estella, Logroño, La de

Los

peregrinos, de consiguiente, 110 logran divisar

Domingo; y de aquí se dirigia á Bur¬ las torres del templo suspirado sino cuando están enci¬ En que se dà eomienzo á la peregrina História de la Reina doña Urraca. gos, Carrion, Leon, Astorga, ciudad entónces del reino ma de la ciudad, y las dos opuestas eminencias, desdo de Galicia recientemente incorporado á la corona de Cas¬ Los españoles del siglo XII110 tenían mas caminos las cuales se descubre, tienen un nombre tan gráfico y tilla, y tocando por último en Lugo, terminaba en las reales que los •onstruidos para la esplotacion de las mi¬ significativo, que basta solo enunciarlo para que el mas murallas de la .Terusalen hispana. nas de plata, ó para las necesidades de la guerra, duran¬ rudo conozca de dónde procede y bajo qué sentimientos Por el opuesto lado, liácia el Sur, arrancaba otro te la dominación romana, y el que devotos peregrinos, ha sido inspirado. camino desde Portugal, empalmando con el del Norte en con sus pies descalzos, abrieron desde los Pirineos á La altura del Norte llámase el monte del Gozo; la la tumba del hijo del Cebedeo. Nágera hasta Santo

Santiago de Galicia.

del Sur el monte del Humilladero.

De esta suerte la osamenta de un hombre oscuro hallaba en mucho mejor estado que Si quisiéramos averiguar por qué el aspecto de la los otros, y, acaso pudiéramos añadir, que nuestras mo¬ que murió degollado en Palestina, trasladada en una na¬ vecilla hasta el puerto de Iria, y sepultada cuatro leguas antigua Compostela infunde á los unos afectos de júbi¬ dernas carreteras. No se conocían, es verdad, en tan adentro de la costa, en medio de selvas inaccesibles y lo, y de humildad y veneración á los otros, quizá presen¬ taríamos una prueba mas de la verdad y filosofía que re¬ largo tránsito paradores, ni guardias civiles, ni peones de breñas tan solo de fieras habitadas; la osamenta de un camineros; en cambio no escaseaban los conventos ge¬ velan siempre las denominaciones populares. Este arrecife se

nerosamente

i

^

espacio do ocho vióseal punto en

Los romeros que venían de apartadas regiones, de caballeros de las órdenes militares, defendían á comunicación por un lado con los que entonces se llama¬ Alemania, de Inglaterra, de Moscovia, de Egipto y aun los piadosos caminantes de los harto frecuentes y poco de Persia, cruzando á pié la Europa entera para proster¬ ban confines de la tierra (Finis Urrae) , y por otro con gratos encuentros de infieles y bandidos; y con respecto narse delante de un altar: al ver las pardas cúpulas que Europa, con todo el orbe cristiano. á la recomposición del camino baste decir, que se con¬ lo cobijan, debían sentir antes que nada un júbilo inefa¬ Nada exageramos al decir que las desnudas plantas sideraba como una obra de caridad en que solían ejer¬ ble. Para estos aquella montaña tiene el nombre de su de los peregrinos abrieron primeramente esa larga cal¬ citarse los monjes y los pueblos. primero y mas vivo sentimiento: el gozo. Construido con anchas baldosas de forma regular, zada, que cruzaba la España casi en línea paralela con Los peregrinos que por el lado opuesto se acercaban, la eosta cantábrica: el camino de Santiago en aquella no soban traer muchas jornadas, ni venir mas léjos que que aun hoy se ven entre la yerba, en algunos trozos época era el mas frecuentado de toda la cristiandad: lle¬ de la que ban podido resistir al resfriamiento de la piedad y al península: menos vivo el placer por consiguiente, transcurso de los años, bien se conoce que estaba dts- gaban los fieles á bandadas de los mas remotos países:

luego los a

hospitalarios; las hermandades primero y pescador que permaneció ignorada por siglos, al ser de improviso descubierta,

This page is incompleteEdit this page
Last edit 20 days ago by Digitizing Peru's Print Revolution
2
Not Started

2

o

J.

Jtsá

del Pacífi¬ co, que también los defensores del monopolio han llama¬ do fabuloso, ha sido aprobado por el gobierno inglés y el El contrato para

la conducción de la mala

REVISTA.

L

83({'-W W'f-w ■ ¡mieryt tmv-mMBtW.i

opuesto, meridional, ocu¬

la isla como Australia occidental el lado mientras que Victoria y Australia pan la parte intermedia del sur. En la parte opuesta esta situada una

ISeneficio del Reiitlon.— Aunque es imposible ocuparnos en estos momentos de la función á que acabamos de asistir , queremos sin em¬ bargo decir dos palabras acerca de este beneficio. Desde casi las seis de la tarde y aun antes de es¬

nos

isla que almirantazgo. La correspondencia para V alparaiso tar¬ tar alumbrado el local, estaba ya éste ocupado por uña dará la mitad ménos de tiempo que antes, y la compañía por sí sola constituye una quinta colonia, á saber El drama como habíamos Van Diemen's Land, cuyo puerto principal es 11o- inmensa concurrencia. queda obligada á hacer el servicio por diez años mas. La bert Town. Las tres islas inmediatas forman una anunciado, es bellísimo y nada ha dejado que desear al subvención que el gobierno pagará á esta compañía du¬ sesta colonia bajo el nombre de Nueva Zelandia: público. Algunos actores, francamente, pudieran haber rante ese tiempo será de 24,000 libras esterlina al año. sabido mejor sus papeles, ó salir con mas lucimiento; el está dividida en cuatro provincias y sus puertos Los hechos han venido á darnos razón como lo había¬ Sr, Rendon corno esperábamos , ha comprendido principales son Auckland y Wellington. mos anunciado muchas veces. bien el carácter que debia representar, y lia tenido ,

,

importancia comercial de estos paises con¬ momentos felices. Por último, la pareja Casanova ha siste en sus exportaciones de lana, cáñamo, aceite bailado muy bien,y las dos veces, la nueva Jota, y Pa¬ de ballena, sebo, cueros etc. cedro, pino y otros quita quiso parecer al público mejor que nunca. En vez de interrumpirse nuestra comunicación con la materiales de construcción, minerales y víveres. Europa se hace mas frecuente, pues en adelante fendréLo que se ha realiza al fin.

La

llamado fabuloso por los monopolistas se

NOTICIAS VARIAS DEL EXTRANGERO.

quince dias. Lejos de terminar el contrato de la subvención inglesa como se habia anunciado que sucedería, se renueva por

mos

noticias cada

NOTICIAS VARIAS Olí LA

CAPITAL.

Histori© cíe la intliistB'ia. ale la secfla. diez años. Según los anales chinos, la muger lejítima del empe¬ rador ¡IPolBFCS se Pue(le evitar es¬ Hoang, llamada Si-Ling-Chi, co nenzó á criar los Las líneas de vapores se aumentan en vez de disminuir ta exclamación al ver como los carretoneros, los agua¬ gusanos de seda, (unos 2700 años antes de nuestra era'. como sehabia anunciado que sucedería faltando la base dores y todos los que manejan bestias, tratan á estas Si-Ling-Chi, hizo reunir una gran cantidad de dichos del privilegio. infelices continuamente. Es necesario que no quede insectos, que se propuso alimentar ella misma en un lu¬ ¿Temerán todavia los cemerciantes de Valparaiso por en el alma un resto de compasión para mirar con indi¬ gar que destinó únicamente ú este uso; y no tan solo en¬ la interrupción de sus comunicaciones con la Europa? ferencia la manera con que se hace caminar á las acé¬ contró el modo de propagarlos, sino también el de hilar milas y á las bestias de tiro por los que mas deberían su seda y emplearla en hacer telas. ¿Sostendrán todavia los defensores del monopolio que En reconocimien¬ cuidar de su conservación. Continuamente se están es conveniente que Chile lo conceda, to, la para cerrar sus posteridad colocó á Si-Ling-Chi en el rango de los viendo en las calles de esta ciudad animales con la piel espíritus celestes concediendo a su memoria honores puertos al vapor y á la libertad de industria? hecha pedazos, el lomo en carne viva y á veces chor¬ particulares bajo el nombre Ge la Diosa de los (¡úsanos ¿Habrá quien levante la pesada losa bajo la cual que¬ reando sangre. Estos brutales escesos no pueden de¬ de seda. da enterrado para siempre el monopolio?» En el libro de las ceremonias chinas, se lee: jar de ser vistos por los ajenies de policía, ni es posible •*A1 acercarse la conclusion de la primavera, la joque se oculten á los ojos de la autoridad; por lo tant o se hace necesario, indispensable un pronto y eficaz remedio 4'ven Emperatriz se purifica y ofrece un sacrificio al esLa navegación por vapor debe llegar mui Ht© raiaO.--A la una de la mañana del dia de "píritu de los gusanos de seda; va al campo y reeoje las pronto hasta Australia. Parece que el gobierno según publica el Comercio,ha sido asaltada por ca¬ "hojas de la morera; prohibe á sus damas que se ador— británico lia hecho ya algunos arreglos con la com¬ ayer, torce facinerosos la casanúm. 80 de la calle de la tor¬ "non con galas, y dispensa á sus esclavas de las labores pañía Peninsular y Oriental de vapores, para eí recilla, que la ocupa D. Nicolás Concha, á donde logia- "de costura y bordado, á fin de que puedan dedicarse establecimiento y sosten de la mala llevada en ron introducirse por medio de un forado que abrieron "con todo esmero al cuidado de los gusanos de seda.» El Chon-King, uno de los libros canónicos de los buques de vapor á Australia. pié de una ventana de reja y robaron 300 pesos y varias Como este pais se ha hecho últimamente una de especies de oro y plata, lográndose tomar por la Poiicia a chinos dice: "El primer dia de la luna del último mes las colonias mas florecientes de la Gran Bretaña, Eujenio Santamaria y Juan Sagalquese encontraron a "de la primavera, la muger del príncipe lava en el rio la daremos algunas noticias que no dejarán de intere¬ esas inmediaciones amarrados. La Intendencia lia puesto "simiente de los gusanos de seda.» Desde la China que parece haber sido la cuna de la en la cárcel á los dos individuos mencionados á disposi¬ sar á nuestros lectores. industria de la seda, se estendió á la India y á la Persia; ción del Sr. Dr. Carrillo con su parte respectivo. La Australia comprende á Nueva Zelandia y Yeiltanas J tr©$®teKOS.—Pe luengo tiem¬ porias conquistas de Alejandro el grande sé propagó en Van Diemen's Land. Estas posesiones británicas el resto del Asia; fué llevada según testimonio de po acá se quejan los hombros, los brazos y á veces las están situadas en los límites asiáticos del Pacifico

de las contu¬ Aristóteles por Pánphila hija de Latoüs á la antigua Cos, cuya latitud varía de 20 á 4o S., y cuya lonjitud se bajas que invaden hoy Isla de Staucho cerca de las costas de Anatolia: estiende de i lo á 175 E. una parte de las aceras. Con la composición que ulti¬ por la denominación de tos emperadores.romanos en La lista siguiente comprende estas varias colo¬ mamente se lia hecho á varias de estas, era de esperar Oriente, se conocieron en Europa las moreras y los gu¬ sanos de seda. nias y los nombres de sus puertos principales, que las ventanas hubiesen tenido igual reforma, pero PoMaei©n.(le Rusia.—La población de 1Nueva Gales meridional Sydney. lejos de eso, tenemos el sentimiento de haber visto, entre a Rusia europea seaun el censo que se acaba de hacer ntras. en ja calla niel Mascaron una casa que se esI. „n,U2.* Victoria ó puerto PhiDnA vimSiniM-nn non/* i»1 ri eioi ■rn J^^L Rio Swan, Perth. cabezas de los habitantes de esta capital, siones que reciben en las ventanas

—-

-

,DI1°fT*ny

iTi

o,

sino que

■=

.TT

mal del próademas ban puesto dos enormes taru¬ mo es

-

4

^

v.-

corriente para

! c.t

i

i a n

i

.-w-|ji u i wltU'S

y.. -

..iiiiru "j T-

.

' i vim-.r

que 54.092,300 personas. La densidad de la po¬ blación ofrece muchas variaciones: asi en cuatro pro— menos

gos que parecen colocados á propósito para romper las si¬ rodillas de algun mal encaminado quídam, ó bien la ca¬ j vincias es de 2,000 á 2,200 habitantes por milla cuaI drada, en siete de 1,500 á 1809; en 17 de 1,000 á 1,4-00; tuadas en el gran territorio insular de la Austria. beza de algun inocente que no comprenda corno se debe en 11 de 500 á 850; en 8 de 150 á «450 y en tres solo de Nueva Gales meridional ocupa el lado oriental de i unos 100. dirijir la obra de una casa.

das, siendo

indepeirtheínlc^^níre' sí-^cíxTestán

cedia el puesto á la veneración y acatamiento. Aquellos hendían el espacio con aclamaciones de júbilo: estotros humillaban la frente, clavando en tierra los hinojos.

escaleras que servían de base á una cruz de granito, mos que andar todavía, hijo mio; y de buenos trajinan¬ no sin haber antes depositado una piedra que tradicio¬ tes es llegar presto á la posada.—¿Sabéis que se me ocurnalmente arrojan los romeros, diz que para echar un pe¬ cas

j re una cosa, Ramiro? saltó de repente el buen anciano, postura, y en la cumbre del Humi¬ so mas sobre los espíritus infernales que allí están opri¬ j á quien el vino de Yaldehorras habia infundido cierta lladero, ó del Humilladoiro, según se llama en el dialec¬ midos y sepultados mientras los fieles visitan el sepul¬ ; facundia: ¿sabéis que los honrados vecinos de Santiago, to del pais, al ocultarse el sol al estremo del monte Pe¬ cro del santo Apóstol; única muestra de piedad que dió ó de Compostela, como le llaman los clérigos y monjes, droso y detras de las negras torres de Altamira, que re¬ el anciano. han de creer, al veros con ese aire compungido, que os saltaban vigorosamente en el vivo rosicler de los celajes Mientras el zurrón de cabra suministraba entrete¬ lie trocado por cualquiera alma en pena allá en Estre¬ En tan devota

de

primavera, veíase un joven peregrino descubierta la cabeza, poblada de larga cabellera negra y lustrosa, cual desatadas trenzas de seda; pero naturalmente rizada en bucles, que hubiera envidiado la mas apuesta dama de la corte de doña Urraca de Castilla, de su marido don Alfonso el Batallador, ó del joven Príncipe don Alfonso, hijo de la primera; personas todas, como se vé, íntima¬

bien afilados dientes, y la madura, en la corte de nuestro señor Príncipe don Al¬ jugo para humedecer la garganta, ni el mozo ni fonso VII, cuya vida conservé el cielo mas años que ho¬ el viejo se daban prisa en levantarse, ambos sin duda jas tienen estos robles? bien hallados con su oración y su merienda; mas apenas —Amen! repuso el paje, quitándose respetuosamente el de la cruz, metiendo en el zurrón la mano, después de el sombrero; pero os advierto que hayais en cuenta el un escrupuloso registro, por vez primera la sacó vacía; sitio en que nos hallamos para tener á raya vuestra len¬ apenas de la calabaza empinada sintió caer á sus labios gua. En aquel castillo que allí veis mora don Ataúlfo de mente unidas con los yíuculos del parentesco, y que a tan solo gotas cada vez mas lentas y flacas, el santo va- Moscoso el Terrible, rico hombre partidario de la Reina: la sazón vivían completamente separadas, con su corte ron comenzó á removerse, erguirse y desperezarse, y á al Monarca de Aragon y de Navarra, su marido, tampo¬ dar y sus cortesanos, con sus partidarios, v derechos, r enpor último fuertes patadas en el suelo, menos por sa¬ co le faltan adictos dentro de los muros de la ciudad; y contradas pretensiones. car el frio que por distraer á su compañero de aquella por demás me parece advertiros que el obispo, mi señor, Pero volviendo al noble peregrino, y así lo llama¬ devoción, que ya tenia sus puntas y ribetes de arro¬ es acérrimo defensor del Príncipe niño, sil ahijado, á mos, puesto que lo largo y adobado del cabello nos está bamiento. quien acabamos de ver en Mérida. En esta encrucijada indicando que salia de la esfera vulgar de villanos y pe¬ Pero como ninguno de estos medios le sirviese para de partidos me parece muy sano consejo el vivir aper¬ cheros; no debemos pasar en silencio una circunstancia conseguir su intento, acudió á otro mas directo y eficaz, cibidos, no sea que los contrarios nos asalten y cometan que depone en pró de su estremada piedad y es que cual fué el de llegarse bonitamente por la espalda y ti¬ con nosotros algun desaguisado. vuelto el compungido rostro háeia las torres de Compos¬ rarle de la oreja con aquella suavidad que podia espe¬ —Consejo asaz prudente, en efecto, y mas propio de tela, el bordon inclinado al brazo y ambas manos al pe¬ rarse de sus callosas manos, diciéndole al mismo tiempo una cabeza como lamia, á quien la edad y el capacete cho, dejaba caer perennes lágrimas de sus ojos sóbrela con un acento, que bien daba á entender salia de un le han robado a porfía su ornamento, que no dela vues¬ blanca piedra en que estaba arrodillado, y sobre el an— cuerpo recientemente refocilado: tra, de donde brota el cabello tan espeso como los ma¬ xho sombrero que al lad©yacia. —;01a! ¡ola! señor peregrino, para un paje de obispo torrales en este monte.—Pero eso es precisamente lo Mientras con tanta devoción, al parecer, oraba el queconoceest.es andurriales mas que los lobos de la que iba diciendo, añadió el anciano, clavando el regatón mozo de la negra cabellera, otro peregrino, que debia montaña; que lia cogido en los tejados de la catedral de su báculo en tierra y apoyándose en él algo encorva¬ ser companero suyo, porque con él se habia detenido, mas gorriones que palomas el azor de un cabellero, y do, con trazas de permanecer en aquella postura mucho entregábase con no ménos fervor á un ejercicio, si no tan manoseado la estatua de piedra del Apóstol mas que los tiempo: os saqué de Santiago alegre, vivaracho, travie¬ santo, mas sustancioso y nutritivo, cual era el de des¬ monaguillos que le quitan el polvo, devoción es esa que so, pendenciero y mas inclinado á vestiros la cota que la pachar al estómago tasajos y lonjas de cecina ahumada tanto tiene de singular como de pesada. casulla, el yeluio que el bonete; y os llevo ahora, así El mozo se levantó silenciosamente, y cogiendo el Dios me salve, taciturno, Uoron, sesudo y con vocación y seca, que de un zurrón de pellejo de cabra iba sacan¬ do: y suavizaba la aspereza dé la vianda con menudos sombrero se lo encasquetó hasta los ojos, enjugóse dos de canónigo, y quizá quizá de monje benito de San Mar¬ tragos de vino de Yaldehorras, que en la calabaza traia. lágrimas que se quedaron detenidas en sus mejillas, tos¬ tin Pinario. Como soy, que vuestra anciana madre doña Para ejecutar esta operación con la comodidad posi¬ tadas del sol, y casi avergonzado de su debilidad, respon¬ Nuña va a decirme, cuando me vea entrar con vos por ble en un páramo tan solo poblado de antiquísimos ro¬ dió al anciano con alterada voz: las puertas de su casa: «¡Cómo! ¿ese es el hijo que me bles, de tiernos heléchos, de puntiagudos tojos ornados —Andemos. traéis de la tierra llana? Volvéosle á llevar, que no es ule amarillas flores; el segundo peregrino, á quien sin —Sí, sí, que ya se pone el sol tras de ese castillo de mi Ramiro.» uluda los anos habían secado á la par el jugo de los (Continuará.) Altamira, que no parece sino fantasma del mal agüero, .cabellos y de la devoción, habíase acomodado en las tos- según lo negro que á la vista se ofrece. Una legua tene'

,

«J

nimiento á

calabaza

sus

blanquísimos

y

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
3
Not Started

3

LA

«:>

REVISTA.

"J!.1 11 'Ulfü"

.-«3

LA SARDINA Y LA OSTRA.

culpabilidad, tiene obligación de verificarlo sin temor de esponerse á que se la contradiga. La justicia re¬ clama el cumplimiento de este deber, ora se trate de un amigo, ora sea de una persona indiferente y con mayor razón si es sujeto con quien ,tenga algún motivo de que¬ ja. Esto hará que resalte mas la nobleza de su proce¬ der, é impondrá cierto respeto á los demás. La moral agregado 500,000 hombres á su cristiana, no solo nos manda que nos abstengamos de

Estudioi científicos. - Una vela encen¬ dida consume tanto aire como un hombre de buena sa¬ lud: puede decirse lo mismo del gas, lámparas de aceite que siguen la proporción de la luz que emiten. Una hora después que la ciudad de Londres ha estado ilumi¬ nada por el gas, el aire ha sido disminuido de su oxíjesi hubiesen

no como

población. Durante la combustion del aceite, sebo, gas etc. hai producción de agua. En tiempo frio, la ve¬ mos condensada en las vidrieras de los almacenes mal

ventilados. El acto de quemarse en Londres gas en 24 horas produce mas agua que laque consumiria un

A la ostra le

¿Qué se hf ce usted, vecina? Por

mas

Solo

hicie¬ quisiéra-

hacer á los otros lo que no quisiéramos que nos sen, exije ademas que obremos con ellos como ramos que ellos obrasen con nosotros. Existen ciertas consideraciones sociales que nos

dijo la sardina:

No

es

en

que nado yo, por mas que miro, este rincón alcanzo á verla,

¿En qué se ocupa usted en su retiro? —En criar una perla.— Esa perla eres tú, cândida Rosa, Dichosa, tú, dichosa La niña á quien instruya Madre tan ejemplar como la tuya. ménos bello el pensamiento que brilla en

impiden romper abiertamente con las personas cuyo buque cargado de emigrantes en todo su viaje de Lon¬ trato adolece de estos ú otros defectos; pero es fácil evi¬ la fábula que copiamos a continuación: dres á Adelaida. EL ESPEJO Y EL AGUA. tar su intimidad y dar la preferencia á aquellas cuyo ca¬ Pílenle Iftotable.—El Morning Herald refie¬ rácter guarde mas analojia con el nuestro. En socie¬ Disputaron el agua y el espejo, re en los términos siguientes, los resultados del primer dad debemos preferir la conversación que instruye á la Y fué la riña del tenor siguiente: pasaje esperimental que ha tenido lugar por el jigantes- par que agrada, ó por lo menos, aquella que entretiene —El: yo de jénio duro, lo reflejo co tubo de hierro que atraviesa el estrecho de Menay, sin perjuicio de la sana moral. Todo sin aprensión exactamente. Otro vicio no menos feo en la conversación es la y pone en comunicación la isla de Anglesea y la Costa —Ella: pues yo, con mi cáracter blando de Caernaroon ((Iran Bretaña.) mentira. Hay algunos que mienten solo por chiste; pe¬ Todo lo pinto á medias y jugando. ''Esta mañana á las 6, se ha ejecutado por M. Ro¬ ro si —El defecto menor, el mas pequeno alguna vez consiguen hacer gracia, concluyen berto Stcpheson, con el mejor'suceso, el primer pasaje Tizne que manche un rostro, yo lo enseno. siempre por desacreditarse. Hay otras mentiras que esperimental con el gran tubo que atraviesa el estrecho se prestan maravillosamente al ridículo, y el que las —La mancha enseñarás, pero amiguito, de Menay. Un tren compuesto de tres máquinas loco¬ oye y las conoce, se rie interiormente de quienlas dice. Hago yo mas qué tú, pues yo la quito. motivas y 2! carruajes, que pesaban 300 toneladas En toda ocasión se aviene mal la mentira y la exagera¬ Enoja la desnuda reprimenda; (0,000 quintales) penetró lentamente, y no hizo sufrir ción con la noble sencillez que debe distinguir á una se¬ Dulce amonestación produce enmienda. al tubo sino una depresión de cuatro décimas de pulga¬ ñorita bien educada, y escusado nos parece insistir so¬ Estas lijeras muestras bastan para conocer el méri¬ da, mientras que la depresión puede ser sin riesgo hasta bre esta materia. to de esta obra, á que ha consagrado el laborioso poeta de 7 pulgadas" Si la mentira y la murmuración son dos vicios, la "Ahora que este puente estraordinarid, que ha esi- calumnia es un verdadero crimen. Puede encontrarse los escasísimos ratos de ocio que le deja la publicación jido cuatro anos para su costruccion, es!á terminado, y alguna escusa en favor de un asesino ó de un ladrón, de las obras dramáticas del inmortal Calderon, y cierta¬ mente pocos literatos podían desempeñar tan bien es¬ que dentro de pocos dias será abierto al público para pero á favor de un calumniador jamas. La lengua del ta tareaque como el señor Hartzenbusch, inclinado por gus¬ completar la línea de Chester y de Holyhead, debernos maldiciente es mil veces peor que la de un áspid vene¬ to y hasta por naturaleza al estudio dela literatura alema¬ recordar á nuestros lectores que pueden pasar por sobre noso, y mas cuidado debe ponerse en huir de aquel, que na, y que ademas reúne las dotes de escritor concien¬ el estrecho, teniendo debajo de sus pies un navio de en evitar el contacto de este. zudo, de hombre pensador y de severa moralidad, que guerra andando con todas sus velas." Una conducta irreprensible es el medio mas seguro tanto distinguen á los nacidos en aquel pais. para librarse de la maledicencia. La muger honesta, PARTS RELIGIOSA. amable y sencilla, siempre encontrará quien la defienda, si alguno osase hacerla objeto de la calumnia; esta por A0I]AR¡1. Din 18.—Santo Tomás de Villanueva. Témporas. sí misma se desvanece cuando absolutamente carece de

tales circunstancias, podrá escitar la envidiad® algunos, pero no por eso de¬ jará de atraerse la estimación jeneral, y cuando tal es¬ timación vá acompañada del íntimo convencimiento de haberla merecido, adquiere un valor inestimable, viene fundamento.

TABBIEOAEIÍBSS. CARACTERES DE LA

ECONOMÍA SOCIAL

La muger que reúna

perfume que se difunde en torno suyo y la atrae la consideración y el De la Division del Trabajo afecto. Es un talisman que la preserva de los ataques No parecerá inoportuno inves igar ahora algunos de de la envidia, y los tiros de esta hieren de rechazo al los medios por los cuales se hace mas producliv a i a indus¬ que los disparó, dejando intacta á la que se halla defen¬ tria del hombre. Entre los primeros se cuenta Sa division dida por aquel invisible escudo. del trabajo. El aumento de aptitud, de destreza y de fa¬ Terminaremos este artículo hablando del abuso de cultades creatríces que resulta de una aplicación cons¬ las diversiones. Lo que dejamos dicho acerca de que tante á una clase determinada de trabajo material ó inte- las cosas demasiado comunes pierden mucho de su preA R.TÍ CP LO

á

SÉPTIMO.

ser una

aureola de gloria, un suave

i

-b'crual.es

.

-

«v*

morosa

-

cosa nue no

necesita explicación. Entre lanu—

iiMa-r**' ■&

clase de

-

Y':"' '•

productores de un pais, tómense solo

u

Trpitodiíitj' a íoj tw; gran parte de su valor; en vez de

tiú, e»

ItiS-jiiiiia

e.

s-jcesA-

,

distraernos nos ocu¬

doce,por ejemplo: el labrador, el molinero, e! mecánico, pan, y acaban pronto por fastidiarnos. Fijemos un mo¬ el carpintero, el tejero, el herrero, el vidriero, el cuchi¬ mento la consideración en aquellos que viven en medio llero, el zapatero, el s-stre, el minero y el cirujano. Su¬ del gran mundo. Son por esto mas felices? No por pongamos que cada uno de estos,despreciando los servi¬ cierto. Bajo unesterior brillante ocultan las mas veces cios

de los otros,

dependiese exclusivamente de si mis¬

bultos el

entregados

47

en el puerto

Setiembre de 4850. A B. R. Garzon.

de

Pita torcida 43 tercios con 4087 Id. floja 489 lbs. á 25 ct. Ib. A Viuda

Brochas 4

lbs. á 38 ct. libra.

de Romero.

cajón con 26 does. á 8 rs.

doc. -Silletas doe. Ginebra

de esterilla 4 id. 1 doc e. u. á 24 ps. 61 cajs. 1 doc. c. u. á 20 rs. cribir 2 cajs. con 30 does. á58 ct,

doc. Tinta de es¬ doc. 8 id.con */ lib. cada tarrito, y 2 des. con 4 Ib. id. á 2 rs. TVníüj

iijj.—i

muUu pTTrpCnk.

ps.qql.-Flejes o TMYus itzh WUUt. J 58 qqls. á 4 ps. qql.-Loza surtida 20 javas á 8 rs. pié cúbico—Carlaneanes 4 cajón eon 4512 yds. á 40 ct. vara-Género de hilo 1 tercio con 24 pzs. y 496 yds á 32 ct. vara.—Sarazas 7 cajs. con 50 pzs. c. u. á 48 rs pza.—Gasas 4 id. con 4794 yds. todo á 43 ct. vara.—Paño de verano 4 fardo con 552 yds, á 40 ct. vara.—Calzoncillos de algodón 1 cajón con 20 des. á 6 ps. doc.-Pañuelos de Le¬ vantina 2id. con 400 de 7 onzs. e. u. á57 ct. on¬ za, y 4 cajón motones, tablas de pino 6044 á 53 ct. c. u.-Remos 201 á 75ct. e. u.-Jamones 170 de 40 lbs. c. u. á 46 et. Ib. A G. Gibbs y Ca. Paño de verano 5 fardos con 4772 yds. á 40 ct. va¬ ra-Medias de seda 1 cajón con 25 does. á 14 ps. c. u.

á 40

el hastio que prodúcela disipación. Preguntadles que acudir á ¡as necesidades y goces de su existen¬ es lo que el mundo les ofrece, y os contestarán que ca¬ cia ¡qué estado de confusion no resultaria de aquí! ¡qué si siempre el fastidio, alguna vez el placer, casi nunca espectáculo tan triste no ofrecería, comparado con el la felicidad. Esta reside en el fondo del corazón y no que vemos ahora! ¡Qué campos tan nial cultivados, qué viene de afuera. caminos tan intransitables, qué máquinas tan ineficaces, Una muger verdaderamente honrada y sensible, no qué casas tan incómoda», qué instrumentos tan toscos, puede encontrar complacencia en una vida disipada y bu¬ qué muebles tan groseros, qué ausencia de todo goce y lliciosa. Los grandes espectáculos, los bailes, las ter¬ qué sobra de obstáculos para el cuLivo intelectual! tulias. quizás logren distraerla alguna vez, pero nunca El gran elemento de la producción se desarrolla por la interesarán: su felicidad reside en mas limitada esfe¬ medio de la subdivision del trabajo aumentándose con¬ ra. Mil veces feliz aquella que sabe encontrarla en la tinuamente al paso que la civilización avanza. El tra¬ tranquilidad de su conciencia; en los sentimientos que bajo de distribuir !o que se ha ¡ reducido es de suyo una inspiran la relijion y la naturaleza! La íntima sociedad ocupación bastante árdua y masque suficiente para-ab¬ de su familia, el aprecio de sus amigos, el amor que ins¬ docena sorver la atención exclusiva de una clase particular. pira, el respeto que impone, son los verdaderos goces de A Betloc II. Sesean. Entre los muchos errores que se han ctynetido en su corazón. Si tiene la suerte de formar una union con¬ otros tiempos,fué uno el suponer que algunas de estas diPañuelitos de seda 1 bto. con 80 does. á 4 ps. doc. visiones del trabajo, ó empleos, eran menos útiles que sagrada por el amor, santificada por la relijion; si cono¬ idem de Levantina 4 id. con 100 de 7 onzs. e. u. ce todo el valor de la simpatía que existe entre dos almas otros. La ocupación del vendedor por menor,ó la del á 57 ct. onza. que se comprenden, que seaman, que se profesan un tendero, por ejemplo, creían algunos que era compara¬ mútuo A J. F. Lembcke y Ca. aprecio; si esperimenta la ternura inefable del tivamente improductiva á la sociedad. Lara convencer¬ amor maternal; si en cualquiera ocasión puede contes¬ Paño 2 fdos. con 543 yds. á 2 ps. vara-Cintas blan¬ nos de este error basta que nos figuremos por un ins¬ tarse á si misma, he cumplido mi deber: esa mujer será cas 7 cajs. con 200 does. de pzas. c. u. á 38 et. tante cual sería nuestra situación, si, ocupados como feliz, cualquiera que sea su condición y fortuna, porque doc.-Cordoncitos surtidos 1 cajón con 500 pzas. estamos cada cual en sus asuntos re .y activos, en vez de 'na buscado la felicidad en el único manantial de donde á 44 rs. Ib.—Sobrecamas de algodón 6 btos. con mandará buscar una libra de carnet una pequeña por¬ mana la de lo presente y la esperanza del porvenir. 240 á 42 rs. c. u.-Servilletas de id. 4 cajón con ción de verdura, tuviésemos que enviar á una hacienda 42 does. á 6 ps. doc. retirada, cuyo dueño ó arrendatario no quisiese vender¬ mo

para

nos menos

de

una vaca o una

carga entera

de hortalizas.

A M. Bland y Ca. CIUTICA LITERARIA. Consideradas las partes que constituyen la sociedad, Artículos de talabartería 4 cajón en 20 pueden compararse en algún modo y con cierta exacti¬ FABULAS EN VERSO CASTELLANO. blanco de algodón 28 fdos. tud á un locomotor puesto en el ferro-carril; algunas de A S. Moquorris. sus piezas ocupan un lugar anterior con respecto á otras; Entre todos los poetas del mundo que han consagra¬ pero ¿quién se atreverá á decir que sin destruir ó pri¬ do su talento á la composición de fábulas, los alemanes Medias medias de algodón 1 cajón con 80 var á la máquina de su ejercicio, podrá quitarle las rue¬ son los que mas han sobresalido en este género modes¬ 42 rs. doc.—4 cajón con lo das, ó los cilindros, ó los pistones, ó las tuercas, ó la to é importante de poesía, por la gracia y vivacidad del algodón 44 des. á20 rs. caldera, ó el combustible, ó el agua, ó el director? De la estilo, y por la moralidad de los pensamientos. La Ale¬ 44 ps.doc.—Guantes de rs. misma manera,sería ocioso querer privar á la gran mᬠmania, esa nación pensadora por excelencia, nos presen¬ Gorros de id. 40 id. á 4ps.| quina social de cualquiera de sus partes componentes. ta en abundancia obras de este género, que al propio ra baños 11 id. á 3 ps. doc.-Oían de La sola remoción de la mas pequeña válvula la baria tiempo que dan una idea de los progresos que han hecho detenerse ó la destruiria. sus fabulistas, ofrecen enseñanzas qne encierran la mas pzas. á 47 ps. pza, sana moral bajo el velo de apólogos, en que domina un A José Ganevaro.

ps.-Género

does á siguiente—Medias de doc id. de seda 8 id. á id 6 id. á 20 doc.— dec.-Calzoncillos pa¬ hilo 2 y„

injenio y una profundidad poco comunes en los escritos Papel 43 fdos. con 46 resmas c. u. á 40rs. resma. de otros países. constituyen el mérito de una muger. A F. IT. Gruning y Ca. El distinguido poeta D. Eugenio Hartzenbusch, se (Continuación.) ha encargado de hacer conocer á sus conciudadanos el Género blanco de algodón 6 fdos. con 7200 yds á, 8 s/.4 ct. vara. Cuando acontece que una señorita se encuentra en tesoro que en este género de literatura posee la Alema¬ A Bollin Thome y Ca. una sociedad en la cual abiertamente se murmura, no nia, publicando una colección de las mejores de aquellas debe tomar parteen la conversación, sino con objeto de fábulas, que comprende también algunas de propia cose¬ Vino 16 barriles con 58 does. á 5 ps.doc. A Lang y Ca. hacerla cambiar de jiro; si las personas atacadas la son cha, enriquecidas unas y otras con una versificación be¬ enteramente desconocidas, suspenda su juicio v atribu¬ llísima, que conserva á los mas profundos conceptos to¬ Platillas de algodón 8 cajones con 24 pzs. de 35 yds. ya mucha parte de lo que oye á la exajeracion, pues do el aire de su oriunda orijinalidad. Como una muestra c. u. á 8 72 ct. vara-Cristalería ordinaria 1 bto. nunca deja de mezclarse en tales conversaciones: pero de delicadeza de pensamiento y de finura en la espresion, con220lbs". á.7ps. qql. si está en el caso de probar su inocencia y desmentir su trasladamos la siguiente: De las cualidades que

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
4
Not Started

4

4

LA REVISTA. BEwwriaa

A

Género de

Gregorio Hurtado. algodón para ponchos 1 cajón

yds. á 8rs. vara-Sarazas

10 idos,

con

á 18 rs.pza.

Sam

pcrdielo.

Perfumería.—En la tienda de Perfumería Anoche ha seguido desde la calle del Ti¬ junto al Consulado,Núm. 47 se acaban de recibir los efectos siguientes: gre, á un caballo montado, otro desenei-

con 180 500 pzas.

llado: la persona á quien se le hubiese per¬ A Zaracondegui y Ca. dido puede ocurrir á la calle de Chavez núm. 73. Rasol cajón con 19 pzas. de 34 yds. y 25 pulgadas que se le entregará dando las señales exactas, y pa¬ a 53/a et. pulg.—Ceñidores de seda 2 cajs. con 17 gando el costo de este aviso y el de los pastos desde does, en e. u. á 16ps.doc. esta iba. hasta el dia que se le entregue al dueño. A José .Peralta. Lima Setiembre 17 de 1850. v. 5. p. 1. Arroz 50sacos 7 '/2 arrobase, u. á 2 ps.

A Jos«

Calmet.

Harinas 105 barriles á 8 ps. c. u

50ct. qql.

Librería de Pcrez.

—Charqui 40 lios

82 qqls. todo á 6 ps. qql.—Nueces 40 sacos Calle ds las Mantas, 35. 66 qqls todo á 5 ps. qql.—Cominos 15 idem Obras recibidas por la fragata N. Anais. con 27 qqls. todo á 5 ps. qql.—Hilo de cartas 12 tercios con 23 qqls. todo á á ps. qql.—Oblon 1 id Asia, Africa, Occeania pintorescas, 3 tomos ps.54 301bs. id. à 25et. Ib. Diccionario histérico-geográfico, 7 tomos 28 Diccionario de los Diccionarios de medicina REEMBARCO. y JoséCanevaro ala «Ventura» c i rujia, 10 tomos 40 paraLambayeque— 4 fdos. papel. Farmacopea razonada, 2 tomos 8 Farmacopea francesa, 1 tomo 4 Farmacia esperimental, 2 tomos PUEIITO REBL CAUCA©. 8 con

Guantes de cabritilla de todos colores

,

calidad

superior, para hombres y señoras: Perfumería de los mejores fabricantes de París: Dormilonas de úl¬ tima moda y de un esquisito gusto: Jabones desde losmas baratos hasta los de primera calidad: Crema de Persia: Olores superiores en pomos de todos ta¬ maños: Aceitillos, Plumas de oro y de acero, Agua de lavanda, de Colonia, Florida etc.—Botones de metal para fraks, Escopetas y Pistolas de las mejo¬ res fábricas de Inglaterra.

con

Sastreri&i «le C-ardiol y Pignol. Calle de

ENTRADAS .—Setiembre

Geografia histórica, antigua 1 tomo

17.

y

moderna,

en

^

14 Guia del médico práctico, por Valleix, 14 tom3 21 Barca nacional 311 CENO, de 231 toneladas, proce¬ Historia del Consulado y del Imperio de dente deS. Francisco y Paita, su Napo¬ capitán Belisário leon , por Thiers, traducida por Alcalá Ga¬ Gonzales, con 10 hombres de tripulación: condu¬ ce de pasaje á D. Mariano liano, 9 tomos Duran, D.Estevan Rios, 18# Historia de los Girondinos, 6 tomos D. Juan Mith, D. Juan Valcarsel, D José 8 Claves, Historia de la guerra de la independencia de D. Mariano Benavides, D. Bruno Almentes, D. Juan Castro, D. Paulino Nuñes, D. Mariano España, por D. Miguel A. Príncipe, con Velis, Ramon Ureta, D. Juan Peñalosa, en 1,000 grabados, 3 tomos 34 lastre, consig¬ Historia de la nada á M. M. Cortés. Milicia Nacional de España, con Goleta nacional FIDELIA, de 87 láminas, 2 tomos 5 toneladas, proce¬ dente de Paita, su capitán Carlos Vasallo, con 6 Historias caballerescas españolas en verso, 1 tomo hombres de tripulación: conduce de 1 pasaje á D. Nomenclatura farmacéutica, 2 tomos Federico V. Espinoza, D. Francisco 5 Pinedo, con Tratado de materia farmacéutica, 2 tomos frutos del pais, para diversos. 5 NOVELAS. Fragrata Americana ROGER SHERMAN, de 496 to¬ neladas, procedente de Valparaiso, su capitán J. A. Dumas.—El Vizconde de Bragelonne, 3 t. 7 4 Luis XIV y su siglo, 6 tomos C. Huffinhton, con 21 hombres de 5 tripulación: en Don Quijote, nueva edición, 1 tomo lastre, consignada á G. Gibbs y Ca. 10 Matilde ó las cruzadas, con 500 grabados, 21, 5 SALIDAS.—día 16. E. Sué.—Los Misterios de París , con 500 lá0 Goleta nacional ISABEL, de 99 toneladas, con desti¬ minas, 5 tomos 1 no á Casma, su capitán Francisco Fernandez con¬ idem idem sin láminas, 4 tomos 6 duce de pasaje á D. Antonio y Juan Sotomayor, Solimán y Zaida, 1 tom 5 D. Felipe Gastalumendi, y D. Fulgencio Fernan¬ dez, su carga para varios, despachada por José F. ..

.......

Guerra.

Goleta nacional

ATBEVTTY^ Io cía/

Un surtido mires para

completo de paños franceses, casipantalones, géneros para chalecos, paños piloto y castor de paletots y coachman, pilot jack, sobre-todos. Todos estos efectos son de primera, los precios moderados. Se sirve con puntualidad. Se encuentra ropa hecha. Por el último buque llegado al Callao acaba de recibir los siguientes artículos: Casamires para pantalones, fábrica de Bonejam, Géneros de piqués blanco bordados, idem amarillos de pelo de cabra, y también blancos, pilot-jack; pa¬ 35,

...

Espaderos frente al Hotel Americano, 204.

el verano, una factura de botones dorados de to¬ das clases y tamaños, ra

géneros

otros varios artículos de los escogidos de Francia, y remitidos por y

mas

el sastre mas afamado de París. Estamos fabricando gran cantidad verano de diferentes colores.

F1 Forreo de Ultramar.

Agencia de este periódico calle dela Pescadería Núm. 127. La

agencia de este periódico anuncia á las per¬ que quieran subscribirse á él, que son muy pocos los egemplares que restan por llenar de los que actualmente recibe de Francia. Avisa también que han sido allanados todos los obstáculos que se oponían á la regularidad de la correspondencia; de suerte que los subscriptores pueden contar hoy con la plena seguridad ¡de recibir los periódicos inme¬ diatamente después de la llegada del Vapor y los dos cuadernos de la parte literaria al dia siguiente sino sonas

fuere de fiesta.

E§tal»lec¡miento de Carruajes.

/;~J

HL

Calle de

djiitan Narciso Leal, condu-

^

uoo

ãD .Francisco

Barriga, D. Luis Al-

DIA17. Barca

inglesa ELENA, de 311 toneladas, con destino álnglaterra, sucargahuano,su capitánN. M. Ball. Fragata inglesa AGENORA, de 731 toneladas, con destino á Inglaterra, sucargahuano, su capitán N. A. Frazer despachada por Tomas Conroy. Barca francesa ALC1VIADES, de 307 toneladas codestino álnglaterra,su carga huano,su capitán E. Erable, despachada por Manuel Argote. Barca chilena RUMENA, de 288 toneladas, con des¬ tino á Huacho, en lastre, su capitán C. Hansen, despachada por Vial y Hurtado. Goleta holandesa ELISABETH, de 115 toneladas con destino á Iquique, su carga en lastre, capitán J. Dordelshur, despachada por Juan Moss. Goleta nacional CABALLO MARINO, con destino á Huacho y Supe, su capitán Francisco Balega, des¬ pachada por J. F. Guerra.

jVSe »3r5trsnt7«ã¥jl

Azaña, á la espalda de la Trinidad, 31.

Se ha abierto

macido y 2 sirvientes, D. Carlos Morries, su car¬ ga para varios, despachada por José F. Guerra.

un nuevo

establecimiento

para la construcción y refacción de toda clase de calesines, calesas,

coches,

carre¬

tas y carretillas de mano. También se encarga la compostura de máquinas de molinos

de

y tornos de para el

panadería; como así mismo arados y rastras bajo de agricultura, á precios moderados. Mueva

,

Agencia.

Con fecha lc. del presente Septiembre, se ha establecido la compañía de ajencias de co¬ mercio en este puerto, por losSres. MOLFI¬

NO y APONTE. Las personas que tengan la bondad de ocupar á dicha compañía, á mas del puntual y activo servi¬ cio, en los despachos encontrarán suficientes garan¬ tias para culaquier negocio, y seguridad de susintereses,

teniendo el local dela ajencia mucha capacidad

para

el depósito de mercaderías y equipajes. Dicha ajencia se halla en la calle del Comercio,

almacén N°. 50 de Francisco Mol fino.

A AIS© II AHÍ TIMO.

'Callao, Agosto

Se vemle é se fleta. La hermosa fragata Nor te-Americana

#i¡¡»

Gít*eyhound.

Santiago é hijo.

|v. 15.

p.

7.

28 de 1850.

En la Agencia del Correo de Ultramar, calle de la Pescadería, 427, se encuentran de ven¬ ta las obras siguientes:

SECCION ECONOMICA.

Memorias de un Médico, por Alejandro seis volúmenes en 8o

Compendio de dramática Castella¬ na

por

D. José de Urcullu.

Acaba de hacerse

una

bonita edición de

este Compendio en la imprenta de este pe¬ riódico en la misma letra de este aviso y ,

en un

hermoso

papel.

Su precio dos reales.

Srs. D. Pedro Salmon. » 1— Juan Barton. 1— Sr. Coronel Matis. » i— Tiburcio Cantuarias. 1— » Enrique Higginson. » 4— Gregorio Hurtado. » 1— Juan Bryce. » 1— Antonio de la Roca. » Luis de Santiago. 1— » 1— Pedro Carreño. » José de Saldia (Intendente 1— » José Johnston. 1— » 1— Vicente Aramburu. » Juan G. Smith. 1— » José L. Díaz. 1— » 4— Molfino y Aponte. i) Juan Moss. 1— » Andres Leon. 1— » 1— Domingo Bejarano. « i— Gregorio Real. » José Santiago Freuiidt. 1— 1—

1— 1— 1— 1-

La

un

volumen

en

Manuel Morales.

»

Eujenio Rossell. Agustin Iturby.

)) »

J. Franklin

.

Haley.

TEATRO PRINCIPAL.

4

Para el 3

El drama cómico

próximo Jueves 49. en

cuatro actos—

D. FRANCISCO DE

3

De cuyo

protagonista

QUEVEDO. encarga el Sr. Rendon.

se

Baile

l

Propiedad, por M. Thiers, Ex-Presidente del Consejo de Ministros. La autoridad y el prestijio que goza el nombre de este escritor político, no puede ménos de dar grande im¬ portancia á esta publicación. 4 vol. perfec¬ tamente encartonado

Srs. D.

17

46

Dumas,

8o

lian suscrito el dia

de Policía)

12

Valcrcuse, Novela escrita en francés por Julio Sandeau, traducida por A. E. Echarri de Otaberro.

NOMBRES.

Egempls.

Señores que se

porte de 556 toneladas derejistro que El Judio Errante, por Eugenio Sue, traducido se halla anclada en el Callao. Para tratar veanse con G. Gibbs y C*. ó con su por D. P. Martinez Lopez. Magnífica obra en capitán á bordo. 8o. mayor en 4 vol. ilustrada por los grandes v. 4 p. 1. artistas Gavarni, Best, Leloir y Regnier.... —La misma obra en tafilete, y corte dorado... Para San Francisco. Martin el Esposito ó memorias de un ayuda de Saldrá á la mayor brevedad posible la Cámara, por Eugenio Sue. Novela traduci¬ —Barca Nacional da del francés por V. E. Echarry de Otaberro, 5 volúmenes en 8o admite alguna carga y pasageros, ocurran á las SS. Los Cuarenta y Cinco, por A. Dumas. Novela Viuda de Romero en el Callao, y en esta á la Viuda en 5 volúmenes de

mm~ÊLd3*»

*

DEL CALLAO.

,

JT»

de paltos de

LA JOTA ARAGONESA. Concluirá con la nueva pieza en un acto—

¡iUN ENTE SINGULAR!! Esta graciosa función concluirá antes de las 14. 1,1

\

"

1

r

■■■

'

.

Imprenta de J. Masías, calle de la Pescadería, 127.

a

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
5
Not Started

5

Múin.

21.)

MARTES l.°

larecios ele

DE

OCTUBRE

DE

1850.

(Un real.

Snsci'IpcioM.

Este Periódico sale á luz lodos losdias por

ñana en

elú

; escepto Se encuentra

pero y en el estraxgero.

Ps. Rs,

Al mes Al trimestre Al semestre Al año

2 5 01 20

".

\

i

4

los Domingos. de venta

,

la tienda del

las

de

correos en

precios de los anuncios mas remitidos, serán convencionales.

Al

para

y

mos

L:ma, 50

Setiembre

de

de

1850.

Poco

iietnpo hace, el 20 de este mes, publicó el Co¬ ciudad un largo estado, en que se da¬ lia razón de las naciones extranjeras y los puntos de las colonias británicas á donde se ¡pueden dirijir lascarlas desde el Perú, evitando la necesidad que basta ahora ha habido de remitir la correspondencia á una persona de Londres, para que desde allí la ¡¡encaminase al punto de de esta

destino. Este nuevo sistema es sumamente ventajo¬ so, tanto para los negocios de comercio, como para las comunicaciones particulares, pues con una-pequeña dife¬ su

rencia

los

en

Lima ó

el Callao existe

en

alguna

disposición semejante,

negativamente; si es así, ber adoptado una medida

Correos. mercio

preguntado si

orden ó

no

y se nos ha contestado acertamos la razón de ha¬

Señor Do¬

snbsecuentes,

estenáos y

DIARIO] ItE POLITICA ECONOMICA, CIENCIAS, LITERATURA, REDICION, ARTES, etc-administración Londres, el trans¬ hablar de reorganización lós LA KEV1STA. porte de la correspondencia entre el Perú España. He¬ Almirantazgo inglés han hecho últimamente de la

ma¬

rado, calle de Judios, y solo se admiten suscriciones en esta Imprenta, calle de la Pescadería, 127. Todo anuncio que no esceda de diez lineas, pagará i reales por la primera vez y 2 reales por cada una de Los

en

la

la

que

de los

Lores del

para el ser¬ vicio de Correos entre Inglaterra, las Antillas y CentroAmérica, de que creemos que ya se ha dado cuenta al

público,

un

periódico inglés de 6 de julio último,

se ex¬

para un puerto de la Repúbli¬ presa en los términos siguientes con respecto á la cor¬ ca solamente y no para todos ó para el principal de ellos. respondencia de los puertos del Pacífico. No podemos asegurar que no se haya hecho extensiva la « Las balijas del Pacífico para los puertos de Nueva medida al Callao, ni tampoco que se haya omitido su pu¬ Granada, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, creemos que blicación, porque no hemos tenido tiempo de rejistrar la se cerraran y se despacharan en Londres para el vapor colección de periódicos desde aquella fecha; pero por si que sale el dia 17 de cada mes. Las no ha balijas para Val¬ llegado á noticia de alguno de nuestros lectores el paraiso se entregaran en aquel puerto á los 58 dias en sistema adoptado para el puerto de Islay, lo copiamos á lugar de los 66 que en la actualidad se invierten; y la continuación. Dice así:

correspondencia del Pacificóse recibirá, en Southamp¬ «Por disposición de la Administración general de ton por los vapores del 19 de cada mes. La travesía del correos de S. M. B. en Londres, se previene, que desde istmo se calcula en seis ó siete dias; el dia 6 del corriente, se recibirá en esta pero dentro de poco, «Agencia de i cuando se haya terminado el ferro-carril, se efectuará Correos Británica», toda la correspondencia dirijida pa¬ en mucho menos tiempo, y sobre todo, cuando ra los «Reinos de empiecen España,» que irá en derechura por la á navegar los grandes vapores Atlánticos, el viaje des¬ vía de PANAMA, sin necesidad de ponerla (como antes) de Southampton á Valparaíso se reducirá á 48 dias. Sen¬ bajo la cubierta de alguna casa de comercio de Londres. timos mucho decir que no se ha hecho Es preciso arreglo alguno franquear en esta Agencia, al tiempo de la para aumentar la comunicación con los puertos del Sur entrega, el porte de las cartas ó paquetes que se envíen; del Pacífico por medio de la correspondencia semi-menadvirtiendo en los sobres, si deben ir por la via de «Sou¬ sual que ha de existir entre Inglaterra y el Istmo de thampton» en los Paquetes de Vapor, ó por la mala de Panamá; pues con aquellos puertos solo habrá un cor¬ Francia. La primera ruta es la mas corta, y todas las reo mensual. Como no se abra muy pronto una comu¬ cartas que no lleven en el sobre, por la vía de «Southamp¬ nicación frecuente entre Valparaiso y Panamá, no hay ton,» caminarán por Francia. duda de que los anglo-americanos establecerán una lí¬ Consulado Británico en Islay á 1.° de Abril de nea de vapores que absorverá un inmenso comercio y de 1850—Tomas Crompton—Vice-Cónsul y Agente de servicio de Correos. Todos los comerciantes que tienen Correos de S. M. B. negocios con la costa Oeste de Sud América, han hecho frecuentes representaciones sobre este TARIFA <le los precios punto, y confia¬ fijados por la Administración mos en General de Correos, para la que muy pronto se establecerá una comunicación correspondencia direc¬ quincenal de y para los ta del PERU á ESPAÑA. puertos Chilenos y Peruanos. » En efecto, todo el mundo espera que esta comuni¬ ron la vía de Southampton. cación bimensual se establecerá cuanto antes, y aun se Una carta sencilla cree que de cuyo peso no exceda de aquí al 2 de Agosto próximo en que se ponga media onza Ps. 1. 2rs. en ejercicio el arreglo para las Antillas y Centro Améri¬ y la onza Ps. 2. 4. ca, se hará extensiva igual medida á la costa del Pacífico. Para cuando llegue este caso, fob la via de francia. que en nuestra opi¬ nion, bien sea por empresas inglesas ó angloamericanas, Carta sencilla cuyo peso no exceda de media ha de tener efecto oíí/jfl muy pronío, y aurt cuando tai caso no i ts. í

la actualidad sé pagan, puede seguridad de que la carta no sufra interrupción de ninguna especie La forma particular del estado ó tarifa dada á luz por el citado periódico, la falta que en é! se nota de la debida firma ó autorización del Sr. Cónsul inglés, ó del Sr. agente de los vapores ó de alguna otra persona com¬ petente,^ la circunstancia de no haberse expresado des¬ de cuándo ó como empezará á rejir este nuevo sistema, lia dado lugar á dudas sobre las cuales necesita alguna aclaración el público, con tanta mas urjencia efuanto que estando próxima la llegada del primer vapor del Norte, habría quien quisiese aprovechar la primera ocasión pa¬ ra escribir á algunos de los puntos indicados. De la mis¬ ma manera, y al propio tiempo que se hiciese esta acla¬ ración, sería muy oportuno expresar el valor de los portes de las cartas en moneda peruana puesto que aquí es donde deben pagarse;y donde no es posible hacerlo en shelines y peniques. Prescindiendo de los países extranjeros con los cua¬ les no es tan frecuente ni tan importante la comunica¬ ción con el Perú, como son Egipto, Cabo de Buena Es¬ peranza &. &. y fijándose solo en dos ó tres de ellos, se \e por las observaciones que acompañan al documento citado, que una carta sencilla de menos de'nn cuarto de onza de p^so queso dirija, por

ejemplo, á p¿UugaL pue-
£ Ps. 2. ra alguna reforma en la administración fié Correos de te, pagando en Lima tres shelines y nueve peniques, que >V Ahora bien; como no se sabe, ó Lima. Varias veces hemos tenido intento de hablar so¬ vienen á ser siele reales de nuestra moneda próxima¬ por lo menos, no se ha publicado la fecha en que empezará á rejirel documento bre este particular, mente, ó bien dirijiéndose por la via de Francia, dejando pero nos parece que debemos apro¬ inserto en el Comercio, y como existen satisfecho un porte de o rs. Con respecto á España, pue¬ dudas, según pa¬ vechar ahora la ocasión para emitir nuestro juicio acer¬ den ir las cartas sencillas del peso antes expresado á rece, sobre la existencia de una disposición como la an¬ ca de algunos puntos esenciales del servicio. terior en Lima, no se sabe si la tarifa publicada en 20 En primer lugar, nos cualquier punto de la Península por la via de Francia, del corriente parece que no hay proporción destruirá en toda la sin sufrir retardo en Inglaterra pagando sobre cinco rea¬ República ó en los pun¬ entre lo que paga una carta sencilla que llega al Callao, tos donde existan, las disposiciones de época anterior que de un punto cualquiera les; pero si van por Paquete á Vigo ó á Cadiz y no exce¬ y lo que paga desde el Callao están en vigor, ó si estas disposiciones, como la de den de media onza de peso, pagarán en Lima cuatro she¬ Islay, hasta Lima. El porte de una carta, que se recibe en el serán mas modernas y por consiguiente harán nulo el Callao es un real y por traer esta misma lines y dos peniques que no llegan á nueve reales. Esto es carta hasta á lo que se deja colejir ó lo que nosotros hemos podido en¬ trabajo del Comercio. En cualquier caso sería sumamen¬ Lima se paga otro; de manera que una carta sencilla te oportuno aclarar estas dudas, y que el público supiera cuesta en Lima dos reales tender del documento en cuestión. y si es doble, medio cual es el medio que se le ofrece mas expedito y mas se¬ dad es que los paquetes, que pasan de 4 onzas peso; ver¬ Sóbrela correspondencia con España hay una cir¬ pagan solo guro para sus correspondencias con las naciones de Eu¬ un peso, pero esto es solo ventajoso para las fuertes casas cunstancia que queremos hacer notar. Hace cinco me¬ ropa, cuyo comercio y trato le sonde grande importan¬ que reciben una correspondencia voluminosa; las ses que el Cónsul inglés de Islay publicó una'«disposicio,n cia. perso¬ nas que tienen que recibir pocas cartas ó que no las re¬ en

portes que

en

haber

,

.

.

a

.

.

.

.

,

.

.

.

.

.

.

.

..

.

.

,

este; mas

fijos

como

viese á doña Urraca inmóvil y

en 61 los ojos, y menzó á creer que el

DOÑA URRACA DE CASTILLA. MEMORIAS DE TRES CAMOS.

silenciosa, siempre en la mejilla, co¬ movimiento de piedad á que debia la la

mano

suspension del tormento, habia sido un afecto pasajero, 6 tal vez un plan calculado con frialdad, para hacerle mas sensibles los ulteriores castigos y prolongar su martirio y agomr.

—Àq uí tie ne V. A. al

—Señora, prosiguió Ramiro, apoyándose en el respal¬ do de un sitial, por no descansar en el brazo de su verdu¬ go: señora, haced presto justicia conmigo, según la enten¬ deis vos, ó como yo la entiendo. —¿No puedes tenerte en pie? preguntóle por fin doña Urraca con blando y compasivo acento, dando al parecer mas importancia á su incomodidad que á sus penas. ¡ A li! sí, señora, y pido perdón á V. A. por nú falta de respeto; respondió el peregrino, apartándose del sitial. Y viendo que la Reina volvia á su inmovilidad y si¬ lencio, continúo: —Me avergüenzo de mi debilidad, pero hasta la sazón no he sufrido dolor ninguno: he vivido feliz, sin duelos ni pesares, ahora es cuando empiezo á padecer. —Acércate, le dijo doña Urraca. El joven peregrino dio algunos pasos adelante.

puso doña Urraca chacho tan....

sin darse por entendida: pero

es un mu¬

—¡Tan perjudicial, señora, que es preciso acabar con él de una vez! repito el de Castro con una severidad, que se aumentaba conforme crecía el interés con que la Reina ob¬ servaba á Ramiro. —¡Acabar con él! esclamó esta inmutándose. —Es la única manera de salvar la corona de V. A. que ese niño tiene en sus manos, y puede romper como un ju¬

cogido en fragante delito de natural señora. No debe olvi¬ guete. dar que si habéis mandado suspender la cuestión de tor¬ ~Ustá bien, don Gutierre: vos teneis vuestros medios mento, podeis ordenar también que de nuevo comience, ó de sacar verdades, y yo los mios: por de pronto se ha pro¬ que sin mas formalidades, convicto como está de su cri¬ bado ya la ineficacia de vuestros recursos; veremos si men, sufra la última pena. prueban tan mal los que yo ponga en juego. Don Gutier¬ —Habíais de crímenes, don Gutierre; pero mi concien¬ re, habéis interesado mi amor propio; voy á sostener una cia no me remuerde en esta ocasión de una falta siquiera. lucha contra vos, y no he menester en ella de ningún auxi¬ —¡ Lo veis, señora, cuan obstinado y endurecido está, lio: podeis retiraros. después de las bondades que V. A. le ha dispensado.. ..! Alteróse un poco Fernandez de Castro al oir las últi¬ Isas las agradezco yo en el alma, contestó Ramiro mas palabras de aquella muger dominante, mas dispuesta con sinceridad; y si V. A. me permite, me postraré á sus á sufrir contradicción en sus grandes intereses, que en sus pies para mostrar mi profunda gratitud; pero en libertarme menores caprichos. Su primer movimiento fué el de incli¬ del tormento no he recibido favor, sino justicia; justicia se¬ nar la cabeza para despedirse con el respeto de juez y de ñora, que no será completa, mientras no se me deje en li¬ vasallo: de repente mudó de opinion, bertad para volver al lado de mi madre. y acercándose mas á —Siéntate, tornó á decirle la Princesa. la Reina, le dijo con el tono firme y resuelto, ante el cual —Blasfemando está, señora, bien lo veis, todo es inútil; —¡Jamás, señora, jamás delante de V. A....! ella solía retroceder: y con permiso de V. A. voy á mandar al sayón que dis¬ —Siéntate; yo te lo mando. —Precióme, señora, de ser vuestro mas fiel servidor: si El paje obedeció, ponga las cuerdas, y elija el árbol ó la almena de donde ocupando el sillón mas apartado, to vacilais, mi brazo es el primero que bailais para apoyares; ha de ser colgado este mancebo. mando el aire respetuoso, compatible con su dolor y con si os veis amenazada, mi brazo es el primero en defende¬ —Señora, ¿cuál es mi delito? preguntó el paje, procu¬ aquella postura; y doña Urraca, llamando con un ros, y cuando voy á la guerra, no torno, como imper¬ rando conmover á la Reina con su acento. alguno de ceptible ademan á don Gutierre, le dijo en voz baja cuan¬ vuestros próceres, á daros el primero la noticia de la der¬ do le tuvo cerca de sí: —¡Tu delito! ¿Por tu delito preguntas,desdichado, que rota: mayordomo mayor he sido por el Rey don Alfonso andas llevando y trayendo mensajes de los enemigos de ¡Don Gutierre, es casi un niño....! de Aragon, vuestro esposo, y despreciando sus honores y S. A ? —Pues qué, ¿creia V. A. que se trataba de algún Ho¬ dignidades, en la separación de vuestro matrimonio, con —Señora, ¿que necesidad tengo yo de saber si son ene¬ lofernes? ¡Cuando digo á V. A. que con media vuelta mas vos vine y todos mis vasallos os traje. Pues bien; con es¬ migos vuestros el obispo de Santiago y el príncipe don de aquel torno sacaverdades todo estaba concluido....! tos títulos de leal, me atrevo á repetiros que en el juego Alfonso, vuestro hijo? Solo seque el primero es mi señor —¡Es tan niño! repitió doña Urraca, volviendo á mirar¬ que babeis empezado, vais á perder seguramente la co¬ natural y mi segundo padre, y que por ambos títulos cie¬ le con particular atención. rona. gamente debo obedecerle. —¡Pero un niño muy perjudicial, se me figura! dijo el —Gracias por el advertimiento, don Gutierre, contestó Persuadido el paje de que su salvación pendia tan so¬ conde de los Notarios, procurando que la Reina compren¬ la Reina con mas valor y entereza que se esperaba el con¬ lo de laReina, y quenada podia esperar del inflexible juez, diese el doble sentido de aquellas palabras. de: -pero os advierto que mas en peligro que mi corona dirigíase á ejla, aun cuando contestase á las razones de —Tentaciones me dan de entragaros otra vez al reo, re- puede estar la cabeza de alguno de mis vasallos. rebelión

contra su

reo

Reina y

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
Displaying pages 1 - 5 of 73 in total