Digitizing Peru's Print Revolution

Pages That Need Transcription

MSH-LAT_001-130

36
Not Started

36

This page is not corrected, please help correct this page

37
Not Started

37

This page is not corrected, please help correct this page

38
Not Started

38

This page is not corrected, please help correct this page

39
Not Started

39

2

diariamente en Arequipa; ni q».e en ti 2o he o^era ma. voz en el sen© del Lolejto, que a ce j. b | de los pueblos. Todo gr.to que salga destra boca es alarmante, es ilegal. El pueblo en el 12 de Febrero concluyó su misión, depositó su voto en la conciencia de sus escojidos; estos le darán testimonio de su confianza, conformes los y merecerán un tributo de gracias, ó un anatema. Al

Departamento se cubrió de gloria en Jos dias que siguieron á la desgracia de Inga\i, tiene co-¡ mo ninguno el deber de ser doblemente fuerte en la defensa de los derechos comunes, y títulos irrecusables á ser muy especialmente respetado en el egercicio de sus Desde que ese

funciones electorales.

-

Arequipa se honra sentimientos é ideas que nir,

I

LA REVISTA.

de encontrar tan

proclamó al instalar el Porve¬ los de Puno, Cuzco y Moquegua. Esta armonía era muy natural y la esperábamos;

con

pero nos ha lisonjeado como si hubiese sido el aconteci¬ miento mas inesperado. La ¡JiULidlunViiuii iiv^nu cu proclamación hecha en coic este Departamento ucpai laujciuu cuu con el objeto de salvar los derechos de la República, la acepta la Sociedad del Porvenir, como un vínculo nuevo de fraternidad patriótica, moral y cristiana entre estos dos

pueblos. Arequipa deseaba en la marcha de progreso nacio¬ nal ser presidida por los demás pueblos del Perú. Así lo protestó en su contestación al Club de la Capital. Ahora vé realizado su deseo. Ahora seguirá con ardor patriótico la marcha que emprenden en pró de la nación la ilustre capital de los Incas y ese patriótico Departa¬

curio y publicados eu uno números;

de nuestros anteriores

LOS HECHOS COMERCIALES COMERCIALMENTE HABLANDO.

De los números

puede abusar, como de todas las humanas; con las mismas cifras con que se prueba hablar en este sentido, no quisiéramos se tradujeran que un comercio está en ruina, se puede probar que es¬ tá en aujey prosperidad. Esto no quiere decir que los nuestras palabras como producidas por el miedo que pu¬ números mientan, sino que la pasioñ y los intereses pue¬ diera infundirnos el partido contrario; tenemos concien¬ den hacer mentir á los números, obligándoles á decir to¬ cia en nuestras fuerzas y mayoria, y como ¡nunca serédo lo contrario de lo que debieran. Esto no quita nada á mos los provocadores, la posición que en t al caso tomᬠla verdad numérica. Se puede sumar, restar y multipli¬ ramos, nosofreceria la ventaja de ser defensiva,por con- car al / infinito, sin que por esto pierda el número su vir¬ siguiente justa, legal, sin visos algunos <"■ anarqU¡a< La tud esencial, que es la de conservar en sí mismo la ver¬ idea sin embargo que ea acna pu ier o dad, asemejándose en esto á esas maderas fragantes que gota desangre, que después de afear el mas augusto de solo pierden sus perlumes reduciéndose'á ceni-zas. Así, los actps de un pueblo republicano, sería la que cimentá pues, miéntras exista un número, no hay que desespe¬ ra odios tal vez muy duraderos entre sus vecinos, nos rar de encontrar la verdad, porque al fin y al cabo, co¬ atlije demasiado, y quisiéramos descubrir en los sem¬ mo lo dice el Evangelio, la verdad es la que vence. blantes de todos, el juicio, la sensatez, la calina, que ga¬ No necesitamos para hacerla triunfar sino hacer uso rantiera á la ciudad y al Golejio la tranquilidad, el orden .

.•—;

.

se

cosas

.ii

de los mismos números con que se ha querido oscure¬ la buena armonía que la heterogeneidad de opiniones cerla. no debiera alterar. Esperamos que así suceda, y que El año de 1848 fué mal año para el comercio, se en la ánfora donde se deposite la cédula, sepulten por dice. mento. En cuanto á los dos candidatos que UU. han procla¬ igual las prevenciones que abrigan tal ve/ al presente los En 1847 se habían importado diez millones, y en mado, nada es mas conforme á la opinion común. Ambos partidos.» 1848 solo se importaron ocho y medio. son bien La exportación de 1848 disminuyó en cien mil pe¬ conocidos en el Perú; ambos han hecho la guer¬ (JORREO EXTRANJERO. ra de la Independencia. Ambos son fundadores de ella. sos comparada con la del año anterior. La Providencia los ha unido ahora con los vínculos de una

los

patriótica liga política, renovando la amistad que enlazó desde sus primeros años en la carrera de las

Pretender, sin luchar entre sí, ni combatirse, es un egemplo raro, nuevo, moral, fecundo en bien que se dá por la primera vez en el Perú. armas.

Estas dos candidaturas

apoyan en merecimien¬ aptitudes personales y en los sufragios que espon¬ táneamente quieren prestarles los pueblos. Son candidaturas que solicitan de la nación, ningu¬ na de ellas es impuesta por la fuerza, por el abuso del poder, por la usurpación. La Sociedad me encarga ruegue á UU. trasmitan á la de ese Departamento los sentimientos de su cordial fraternidad, y de su profunda veneración á los nobles principios que ha proclamado, no menos que el tributo de perenne admiración y gratitud al pueblo que puso con su valor heroico á cubierto al de Arequipa de la invasion funesta que siguió á nuestra desgracia de Ingavi. se

tos y

Si Puno sirvió entonces á la causa nacional, el mismo hecho salvador de Arequipa.

fué por

Ofrezco á UU., Señor Presidente y Secretarios, la con que soy su muy obsecuente ser¬ vidor. —Andres Martínez. alta consideración

El Preservador de Tacna del 14 contiene el

siguien¬

te artículo;

«La agitación que cunde en los partidos que se disputan el triunfo en las elecciones, es una prueba de la proximieamuo 1ü2 aL malesviemos de estos senderos ni

un en

por

momento Cuanto de plausible tiene la libertad todos los actos populares, tanto degrada á los pueblos .

y

Rolivia.

Bajo el título de CASCARILLA, leemos en la Epoca Paz, lo que sigue: «Las últimas noticias que se han recibido de Europa sobre el negocio quinas, son bastante desagradables. Habia bajado considerablemente el precio á consecuen¬ cia de la vocinglería sobre un exhorbitante ofrecido, y de las calculadas noticias que han comunicado algunos in¬ dividuos, cuya avidez por tomar el negocio de su cuenta no conoce medio reprobado. Felizmente la situación del mercado productor no puede ser mas satisfactoria, pues por cálculos mas que exactos está ya deslindado: que las quinas existentes hasta el 31 de Diciembre no abastecerán ei ped do del Banco para los tres años en que está prohibido el corte, contados ellos desde el Io. de Enero próximo. de la

El cálculo del Gobierno, al haber dictado el decreto

Esta es la verdad numérica. De aquí se saca por consecuencia que el gabinete de aquella época tuvo la culpa de que la importación dis¬ minuyese en dos millones, sin acordarse de que por ese mismo tiempo acaecía un hecho que por insignificante tal vez no se ha tomado en cuenta: hablamos de la re¬ volución francesa que suspendió por algún tiempo las

importaciones al Pacífico, á consecuencia de la paraliza¬ manera que si el ministerio de aquella época es culpable de la disminución en la impor¬ tación, lo será igualmente de la revolución francesa que ción de las fábricas.—De

fué

su causa.

Vamos al año de 1849, en el cual, según las pala¬ bras de nuestro colega, la prosperidad comercial volvió al pais, en alas del partido conservador. En ese año la importación ascendió á 10.722,840 pesos, y la exportación á 10.603,447 pesos. Es muy cómodo atribuir todas las grandes

,

á los hombres la licencia con que algunos se permiten desahogo desús pasiones, desús odios y venganzas, en aquel mismo recinto donde solo la razón y el patrio¬ tismo imperar debieran. Es mucho mas vituperable se¬ mejante conducta por lo que influye á la division de las familias, sembrando un gérmen que las propensiones de! corazón humano rara vez dejan estéril. Tocarnos al término de esa gran campaña, y ni quisiéramos que las vísperas del gran dia fuesen marcadas con el recuerdo de hechos análogos á los acontecidos en Moquegua, e n la provincia de la «Union» y los que se repiten casi testa los ciatos mercantiles presentados por el Mer¬ comparado y el

mejoras

de prohibición del corte de quinas, está honrosamente que esperimeta una nac on, á la influencia de los hom¬ bres que por casualidad se hallan en el gobierno, cuando justificado-Sin esta medida bienhechora, y que concilia i acaece un hecho notable en que no han tomado la metan decididamente, los intereses fiscales y los de la socie¬ ¡ nor parte. Este es el sistema de formar grandes hombres dad nacional, la situación del Banco habría sido poco : por casualidad, grandes hombres que se parecen mucomplaciente.—En tres años mas de corte no interrum¬ ! cho a! diplomático de Scribe, que salvan y pierden á las pido, se habría abarrotado del artículo y por mucho i naciones sin sospecharlo ellos mismos. tiempo, en el mercado productor, trayendo por irreme¬ Atribuir al partido conservador y al incapaz y tran¬ diable inconveniente para los intereses del Banco, la for¬ sitorio ministerio de Junio, que con sus falsificaciones zosa de recibir la ley sobre el precio, en ¡os mercados de la estadística oficial hizo bajar los bonos chilenos en consumidores. Pero todo está evitado con la previsora medida de Europa, atribuir á ese ministerio, repetimos, ei aumento do la import*•'Aí -óruloroíreii ei áncTTítr i 849, es"" «cr-pynirtmes*tn¿r córta^ quinas, por tre-> «nos, que~ga- i rantiza plenamente los intereses de la sociedad nacional una cosa tan ridlcmá, pero tan soberanamente ridicula, contratista, y volverá al artículo el precio que su estima¬ j que estamos seguros que el mas sério y estimado cotnerI ciante de Valparaiso, no podrá dejarse de reir á carcajación y necesidad tenían establecido—La baja actual , das cuando lea tal locura. durará muy corto tiempo, y á la noticia del presente es¬ Esto es atribuir al ministerio de Junio la pacifica¬ tado, la decadencia que amenazó quedará destruida. A ello contribuirán muy eficazmente, las últimas ór¬ ción de la Europa, que activó las transacciones con los mercados del Pacífico, aumentando denes que ha espedido la autoridad, sobre las por consecuencia el quinas que comercio de importación de Chile. hayan en las provincias, que cierran para mucho tiem¬ Esto es atribuir al ministerio de Junio la apertura po la via inmoral de los contrabandistas. Ellos no de¬ del mercado de California, hecho en que él tuvo tanta fraudarán mas los intereses del Banco ni los del Fisco.» parte como en la fundación de Babilonia. CHILE. A estas dos causas reunidas se debió el aumento de Hé aquí como el Comercio ele Valparaiso eon- la importación y de la exportación en e! año de 1849,

pronto habrá concluido nuestros negocios por allá. y sus labios con indecible alegría murmuraron estas palabras que A las primeras palabras de Napoleon, la duquesa de A... parecían escapársele del alma: se habia levantado espontáneamente. Aquella voz produjo en / Por finVA ella el .choque de la chispa eléctrica. Vaciló y hubiera vuelto á General movimiento reinaba en aquel instante en to¬ caer sentada sin el oficioso socorro que le prestó el emperador, dos los salones; el emperador se marchaba acompañándole la obligándola á apoyarse en la mano que le presentó. La palidez apagada de la duquesa se habia convertido en graciosa soberana escoltada de su brillante estado-mayor fe¬ menino. encendido carmín; la estátua de mármol acababa de animarse y Napoleon debia dar muy pocos pasos para salir de I? sa¬ abochornada de su irreverencia tartamudeaba algunas palabras la de baile cuando se halló frente á frente con un joven que en¬ de escusa, cuando el emperador la interrumpió maliciosamente traba en aquel momento. diciéndole casi al oido y en el tono mas afectuoso : El recien llegado podia tener veinte —Si ahora mismo cuando soñabais tan y cinco años lo mas; profundamente, no vestía frac de era erl nuestro buen mariscal, guardad esos hermosos sueños pa¬ condecoracionesetiqueta, á la francesa, en el cual brillaban varias ra vuestro estranjeras. gabinete... Los salones son estuches demasiado gran¬ Su hermoso semblante tenia cierto aire de melancolía des para confiarles alhajas tan esparcido preciosas. por sus facciones, cabellera rubia y suave como la seda, algode ti¬ Luego se alejó dela duquesa que volvió á caer en, su rantez de talle, le hubieran hecho notar fácilmente entre los mas asiento, espantada y confusa por haber sido interpretada con tan¬ elegantes de la elegante y marcial juventud de entonces; pero era ta exactitud ! fácil conocer que habia nacido Se rogó á Gazat que se sentara al bajo un cielo mas frio que el nues¬ piano; Gazat, el artista tro: era divino, cuya alma cantaba tanto como su voz.... aquel admirable tinción el tipo del gran señor aleman, perfeccionado con la dis¬ y las gracias francesas. maestro que nos legó una familia entera de ruiseñores, y cuya El emperador, que poseía en supremo grado la memo¬ gracia y prodigioso método nos han trasmitido los Damoreau, ria de los nombres los Ponchard, los Rigant y los Nouvrit. y fisonomías, preciosa facultad para un sobe¬ Por una esquisita lisonja de artista, Gazat cantó una can¬ rano, que le procura tantos partidarios como lo contrario le atrae con frecuencia ción entonces favorita, última enemistades, el emperador adelantóse hácia el composición de la reipa de Holán- ¡ estranjero, que se separaba respetmosameiste para dejar libre el da; bella romanza que nació en un trono y pronto se populàri- ■ paso, y con una satisfacción zó en la multitud de organillos que no trataba de disim ilar le dijo: que continuamente se oyen por j —Me alegro infinito de volveros á ver, las calles de París. caballero; os echᬠbamos de menos en la corte, y agradecemos á nuestro hermano Apenas hizo oír Gazat las primeras melodías, cuando el silencio reemplazó las bulliciosas conversaciones de los con¬ Alejandro que nos haya enviado uno de sus principales señores y súbditos mas distinguidos. Rusia v Francia son hermanas des¬ currentes. de Tilsitt, y acogemos á vuestros compatriotas como hermanos El mismo emperador diò la señal de atención interrum¬ y amigos. piendo una conversación muy animada que tenia con Regnault- i El extranjero se inclinó profundamente de-Saint-Jean d'Angely, y cuando el cantor hubo concluido, Na¬ y el emperador salió. ? poleon volvióse hácia su encantadora hijastra y dividió sus eloLa duquesa desde el lugr jios entre la real compositora y su hábil intérprete. (/fue ocupaba en el salon, no habia podido ver la escena Un ária de Cimarosa, favorito que faenaba de pasar. compositor del soberano, Con la mirada fija en la muchedumbre se cantó que se agolpaluego á instancia suya; y como después de Gazat, nin-

con

el de 1848.

se llamaba la pieza mas reducida, y por cierto la mas preciosa de aquella magnifica morada. Su forma era circular; las paredes de mármol blanco es¬ taban cubiertas con un enverjado dorado por entre el cual se enramaba el jazmín de España y la clemáíida; anchos jarrones de pórfido llenos de las flores mas raras, rodeaban una elegan¬ te fuente de mármol-rosa, que arrojaba un gracioso canastillo de agua, mezclando el armonioso murmullo de su caida con las lejanas melodías de la música del baile. En aquel fresco retrete que ofrecía un resplandor dulce y misterioso, la duquesa habia encontrado un refugio contra el bullicio é incesantes ajitaciones de la fiésta.

Casi medio tendida en una otomana cubierta de cache¬ mira blanca, la duquesa, cuyo magnífico traje, cuya tez y bra¬ zos de alabastro se confundían con el tegido de la India, parecia, colocada de aquel modo, la bella estátua de la Meditación debi¬ da al maravilloso cincel de Cánova. el

Oyóse un lijero ruido.... alguno acababa de penetrar en gabinete alguno, cuyos pasos no se oian merced á la mu¬

llida alfombra de Persia.

La duquesa levantó la cabeza y vió de pié delante de ella contemplándola con espresion profunda de amory de admiración, al jóven extranjero,, cuya llegada al baile le habia causado tan

vivas emociones.

Muda, por un instante, de sorpresa, turbación y feli¬ cidad, iba la duquesa á hablar cuando el jóven, levantando la voz de modo que le oyeran varios cortesanos que acababan de entrar en el gabinete dijo : —La reina desea que la señora duquesa tenga la bondad de honrarme aceptándome por pareja, para el rigodón que S. M.

á bailar.... Recibiendo con respeto ció la jóven por respuesta, la va

la hermosa mano que le ofre¬ conduje al medio del salon prin¬ cipa, colocándose enfrente de la reina que les esperaba. Atraídos los concurrentes, por el rigodón real, pronto

formaron

un vasto círculo á Frases frivolas y sin

su

alrededor.

interés, moneda corriente de los bailes, se cambiaron en un principio entre la mariscala y el extrajero, pero este, aprovechando un momento que creyó oportu¬ no para que ninguno de los espectadores lo advirtiera, le dijo: —Es preciso que os vea es preciso que os hable sin

esperaba, persuadiéndose á vec^s, en su frebril impaciencia, que habia sido el juguefe de una ilusión demasiado dul¬ ce y querida. principales palaciegos Pero la duda se disipé é invitada mil veces muy pronto viendo aparecer otra tardanza. Estefanía para bailar con los mas elegantes, habia re¬ se trata del porvenir de lo que tanto vez al chazado sus instancias con el entre el séquito de la reina que volvia á en¬ amais! prévio consentimiento dela reina de trar en estranjero el baile. 1 Holanda, de la cual era la primera dama de honor, ò mas bien la Esta "noche, á las dos.... contestó rápidamente la du¬ Pagando por delante di la duquesa, le hizo una mas querida y sincera amiga. profun- quesa; en el pabellón que yo habito en el centro de los La alegria de aquella hermosa fiesta, ios homenajes de da_y respetuosa reverencia, ero sin detenerse, y siguió acom¬ jardines del palacio que era objeto, las palabras galantes de sus numerosos adorado¬ pañando á la soberana hastf'su estrado; después se confundió ^ mientras el extranjero, lleno de esperanza y de feli¬ entre la muchedumbre que /leñaba los sa ones del palacio. res, nada habia podido aliviar !a inquieta pmocion que se leia en cidad, acompañaba á su hermosa pareja á su sitio, lili** El baile continuab/a Fouché, mi¬ el semblante de la mariscala; sus bellos y parecia que debia prolongarse nistro de policia, decía á la reina refiriéndose á la ojos, vueltos sin cesar hasta lariscala: marisca bácia la puerta principal del salon, muy tarde. He recibido en este parecían espiar con ansia la instante, el aviso de el m^rísLa mariscala de AL., rehusaba todas las llegada de alguno.,... cuando un temblor nervioso, imperceptible invitaciones; una cal de A.... aeaba de llegar en secreto á Paris que untos urpor asuntó? para los indiferentes la ajitó de pronto-, su mirada se animó, su fatiga y una tristeza que (ya no cuidaba de disimular se retrata¬ jentes Ahora está con el emperador, y dentro de dos horas ban en sus nobles corazón palpitó con estará ya con su faccion|es. violencia, el ramillete se le cayó de la mano esposa. Pejó el baile para( retirarse al gabinete de las flores»: así le

brillo y animación que nunca. Acababan de dar las doce, y la maríscala de A... que con¬ tinuamente habia estado rodeada por los con

mas

su corazón

,

Last edit 5 months ago by AKR
40
Not Started

40

This page is not corrected, please help correct this page

41
Not Started

41

LA REVISTA

4

AMANTES DE COLECCIONES. Inglesa é Italiana, calle de Palacio Hallarán de venta las de los años 42, 43, 44, y 43 núrri. 74, se han recibido en los últimos buques ve¬ BU MOS ENTREGADOS EN EL PUERTO DEL CALLAO del "Comercio" á mitad de precio. Adviértase que nidos de Europa lo siguiente: PARA PISCO. EL 2! DE Din EMMIE DE 4850. Un juego completo de instrumentos para ciru¬ del primer año faltan los tres primeros meses, los Saldrá dentro de breves dias el bergantín de Junio à Agosto inclusive y 47 números mas. Del janos. Pieles 1 filo. S3 pzs. y 1322 ydas.—A G. goleta nación segundo solo se echa de menos 14 números; del ter¬ Cajas completas de amputación. Nicholson y Ca. cero 50, y del último 03.; «CAUPOLICAN.» es decir faltan por todo Idem para ventosas con todos sus útiles. Libros impresos 2 cajs.—A T. Lachambre Para flete ó 207 délos J400 que deben formar el cuadriennio Escrarificadores sueltos. Vasos pasaje veanse en el Callao con para ventosas. excluyendo 60 por los dias festívos.-Ocurrase á esta D. Juan C. Agüero, y en ésta con 1). Martin Sacaleches. y Ca. imprenta. 83 v.10. Pañuelos de seda 2 cajs.-Adornos para Se¬ Mendiola, calle de Concha. Tesoneras de cristal. Id. de marfil. 9í-v6. Id. de goma elástica. Llaves para sacar muelas. ñoras 1 id.—A Lynch y'Ortiz. Piusas para id. id. Bolsas para dentistas. ELEGANCIA Y BUEN GUSTO. Harina 10 barriles—A V. de Santiago. AVISO. Lancetas inglesas. Bisturias sueltas. Pañuelos de vapor 6 cajs.-A M. J. Palacios. Tenemos el placer de anunciar á las Seño¬ En a Confituría francesa de la calle Speculos uteri. pla¬ Tabaco de marcar 4 cajs.—A la V. de Ro¬ teros ritas de Lima, que acabamos de recibir por Sondas y candelillas de plata. Id. de goma elástica. por San Agustin, se despachan helados mero. la Bragueros umbilicales. de toda clase y confeccionados con todo es¬ «Leoni,» en la tienda N.° 140 del Portal de Id. de goma elástica para niños. Sarazas 5 cajs. 230 pzs.-A T. y Bergman. mero: Escribanos, muchos efectos á la moda reinar¬ por la mañana desde las 12 hasta las Id. surtidos pava gente grande. Listados de algodón 8 fetos 600yds. c. u.-A te en Paris. Tales como groses de todas cla¬ 3, y por la noche desde las 8 hasta las 11. Trompas elásticas para sordos. G. Combruch y Ca. Se ha preparado para su despacho una sala ses, colores y matices hermosos y delicadosJeringas inglesas de nueva invención. cortes de trajes de gros, adornados con sus Trigo 1200 fanegas—A Larragoitia y Ca. Puffs boxe;* y Polvos de violeta. decente. 86.-3. p. Cuchillos de punta 7 cajs. 320 does.-Naipes 6 Preston's smelling salts. grecas, fleco de terciopelo, blondas y manIndia rubier Rings for Children. id. 348 id.-Goma 3 cajs.—A P¡. Denegri. PARA PAITA Y GUAYAQUIL guillos, cada caja con su respectivo figurín, Morteros ingleses. Embudos id. Espátulas id. Azúcar moscavada 230 panes—id. blanca en cuyo modelo se advierte el Dará la vela en breves dias el bergantín esquisito y aris¬ Medidas surtidas. Botiquines. 130 id.-Aguardiente 23 botijas—A M. II. tocrático gusto de los tiempos de Luis XIV. Parche de cantaridina para producir cáusticos. goleta nacional Mendiola. Se encuentran también en dicha tienda, to¬ Tafetán para curar cáusticos. «MERCEDES BELEN.» Aguardiente 19 botijas-Vinagre 1 idem—A Para flete ó pasaje véanse en el Callao con I). dos los demás artículos de lujo, como gorras Apretadores para brazos. Guantes para frotar el cuerpo. Esponjas finas. J. Moreno. de verano, manteletas, tules &.* que dejarán Hipólito Melena, y en ésta con Juan de Ugar¬ Elixir tónico antiflemático. Panacea de Swaim. REEMBARCOS. satisfecho el gusto de las Señoritas por su te, calle de San José N.° 138. 9í-v6. Bob antisifilítico de Lafecteur. G. Nicholson yCa. á la «M. Miranda» para hermosura y precios equitativos. 82.-3. Citrata de magnesia de King. p7üiT~c7\sma~y samañco. Pisco—4 fdos. género blanco de algodón. Magnesia efervescente de Moxon. T. y Bergman á la id. para id.-l fdo. pañue¬ Saldrá sin falta alguna el día 28 del cor¬ ILa Clónica. Magnesia calcinada de Henry (lejítima.) Id. liquidó de Murray. Id. de Sir Humphrey Davy. lo de algodón. espada y los pueblos hispano-americanos. riente, la muy velera goleta nacional Agua de Brochieri. R. Dartnellála «Industria» para CaliforniaEste periódico español publicado en Nueva «ISABEL.» Balydor de Rowland York pava hermosear el rostro. y cuyas columnas se consagran exclusiva¬ 120 atados estopa. Para flete ó pasaje véanse en ésta con D. J. Cold Cream para quitar las pecas. mente á los intereses de la península y de los pue¬ P. y Fatrone al «Relámpago» para Guaya¬ Vino de zarzaparrilla de Ch Albert. Sorozabal, calle del Arzobispo N.° 181, yen blos Hispano-americanos, es indudablemente la me¬ Bolos de Armenia de id. id. quil—6 cajs. té. el Callao con su consignatario Carlos Hadajor publicación de su género que se dá á luz en el Polvos lejitimos de Manuel Lopez. J. Canevaro al id. para id.—1 caj. creas, 1 vero. 9t-v4. extranjero. No solo la gran importancia de sus ar¬ Extracto de zarzaparrilla de Bull. fdo. brines. tículos de fondo y el acierto con que generalmente Id. de id. de Bristol. Id. id. de Allen Browne. discute las diferentes cuestiones que se propone lapores. B. R. Garzon al id. para id.-2 fdos. género Carminativo de Dalby. Capsulas de Mothe. Para Valparaiso y puertos intermedios, examinar, sino la facilidad en que se halla parala para pantalones, 1 caj. raso, 44 fdos. tocu¬ transmisión delas últimas noticias europeas, don¬ Panquimagogo legitimo. Pansirop. saldrá el Vapor NUEVA GRANADA, su ca¬ Pasta de Nafé para afecciones del pecho. yos, 10 id. género bco. de alg.-l cajón de cuenta con activos é ilustrados corresponsales, pitán J. H. Pearson, el dia 26 del presente á Sal de Cheltnam. Soda de Ilocking. hace que su circulación en las repúblicas sud-amesaya-saya. la una de la tarde. Pildoras y ungüento de Holloway, C. y Estrada al id. para id.—1 ricanas ser bajo todos conceptos tan útil como ne¬ caj. gasas, Esencia coronada. Gotas amargas. cesaria. En los dos números semanales que pública Callao, Diciembre 20 de 1830. 2 id. sarazas, 6 tercios género de algodón, Pildoras de Morrison. Pildoras del Dr. Trank. La Crónica, se bailan las noticias mercantiles mas Juan Mathison.—Ajente. 7 cajs. id. para pantalones, 1 caj. id. para Agua de Bottot para apretar la dentadura. importantes de ios pueblos y mercados principa¬ Racahout de los árabes para alimentar á los niños. les de trajes, 3 tercios brines, 1 caj. cueros cha¬ Europa y de América; y su parte recreativa para paita. Bizcochos antisiíllíticos del Dr. Olivier. rolados. es todo lo abundante y variada de que es suscepti¬ Dará la vela en breves dias el bergantín na¬ ble esta sección, pues está en el caso de reunir Vermífugo de Vogeler. Id. de Tahcnstock. Polvos de soda. Polvos de Scidlilz. los mejores materiales de ambos continentes. PUEitlO PEg, CAI^AOT cional SANGUIJUELAS A LEMAN AS. A las anteriores ventajas añade La Crónica la «TENIENTE.» Amas hay un surtido selecto de Medicinas y Dro¬ de sus publicaciones mensuales; estas consisten en Para flete ó pasaje véanse en el Callao con D. ENTRADAS.=Diciembre 21. gas como también en Aduana, que se venderán por la reproducción de las mejores novelas españolas y De Pisco en 3ds.-Berg. ing. NAUTILUS de Juan de Ugarte, calle de San José N.° 183. mayor y menor á precios muy cómodos. extranjeras, y la de una obra de suma importancia", 240 ton. su cap. J. Nundy, su carga hua91-v. 6. Antonio Solari yC.A que, bajo el título de Miscelánea, comprende ar¬ 70 30c. no, cons. á H. Gruningy Ca. tículos selectos de literatura, ciencias, biográfias, De id. en 2 ds.-Barca inglesa BROTERS de artes, costumbres &. &. con láminas y gravados del Se pone en conocimiento del público que 334 ton. su cap. A. Reid, su carga huano, la tienda número A dimi nis trae Ion JS eas eral de mejor gusto. También recibe La Crónica los últi¬ 9 del Portal de Botoneros mos figurines de París á los cuales siempre acom¬ cons. á G. Gibbs Cerreos. y Ca. se ha traspasado estos últimos dias pañan artículos sobre las modas de las principales y se halla De Santa en 6 ds.-Berg. nac. MIGUEL MO¬ Para consultar el cortes abierta desde el lunes 23 del corriente. Los LOS

En ta Botica

& EB UANA.

\

_____

mejor servicio público J. Negrete, su artículos que ofrece de nuevo este establecí- j está dispuesto que hasta las cinco de la tarde carga leña, cons. á su capitán. miento, son de los mas elegantes, y de mejor j del dia designado para ' a salida délos correos De Liverpool en 104 ds.-Barca ing. SORATA gusto que han venido de Europa en las últi¬ se admitan impresos, y hasta las seis cartas. de 373 ton. su cap. T. Hodgson, su Lot (pie se echare eu ios buzones tin cuarto carga mas remesas. 91. general, cons. á M. Bland y Ca. Pasajero de horn después, si estuviesen concluidas las A\ ISO. Mr. Dean. El 31 del actual fenecen los dos años por operacionss de la oficina, quedará para el siDe Havre en 114 ds.-Barca francesa EMILE guíente correo. que fueron subastados los ramos siguientes: de 322 ton. su cap. M. Robiguet, su carga Ranchos provisionales. general, cons. áT. Lachambre. Pastillas E*eetoi'aIes. De Liverpool en 119ds.-Frag. Serenazgo y Villares. ing. TEMPlaza del Mercado. PRE SER VA TI YO PLEMAN de 331 ton. su cap. G. Ellis, su Sisa. Contra los romadizos, la Ronquera, la Coqueluche, y en carga general, cons. á G. Rowe y Ca. En esta virtud se convocan licitadores De Valparaiso en 9 ds.-Barca ing. CROM¬ jeneral contra todas las afecciones del pecho. WELL de 707 ton. su cap. J. Bancé, en para las doce del dia del lunes 30 del presen¬ Todas las afecciones del pecho presentan un sín¬ te, en cuyo dia se hará el nuevo remate toma lastre, cons. á G. Gibbs y Ca. jeneral y constante. La tos, esta enfermedad De Pisco en 24 hs.-Barca ing. AUSTRALIA, de los indicados ramos ante la junta de Al¬ tan común cuanto descuidada, tan grave en sus monedas que se reunirá con este objeto en consecuencias cuanto tijera parece en su principio, de 933 ton. su cap Juan Archer, su carga tan mortífera por si sola como todas las otras afec¬ la Capitania del puerto. huano, cons. á id. ciones que destruyen la especie humana, no tenia 90.-v.7 Die. 22—De la Pesca-Frag. ballenera n. a. aun sus medicamentos especiales para combatirla NAPOLEON, de 359 ton. su cap. J. Gibbs CATÁLOGO de la Música recientemente recibida y destruirla. Todas las preparaciones preconizadas, REL de 180 ton.

su

cap.

aceite, á la orden. De id.—Fragata ballenera n. a. ADELINE GIBBS, de 350 ton. su cap. E. Nicks, su carga 700 barriles de aceite, á la orden. su

carga

De Pisco

2 ds.-Galeota holandesa ORWARKS de 120 ton. su cap. J. en

VO-

Vick, carga huano, cons. á G. Gibbs y Ca. De Adelaide en 50 ds.-Frag. ing. DIGBY, de 787 ton. su cap. J. Buchanan, en lastre, su

cons.

á id.

SALIDAS. Para Inglaterra-Frag. ing. ELIZA Keith, de 537 ton. su cap. F. Scott, su carga huano, cons. á T. Conroy. Para Pisco Frag. ing. OSPREY, de 768 ton. sn

cap.

por

id.

A. Honneyman, en lastre, desp.

Para Pisco Barca ing. CUMBERLAND, de 386 ton. su cap. J. Aitkins, su carga hua¬ no, desp. por id. Die. 22—Frag. ing. DALRÍADA, de 1507 ton.

cap.T. Smith, pachada por id, su

Para Estados Unidos-F

1

su carga n.a.

huano, des¬

juniata,

en

el DEPÓSITO GENERAL de Música. Estam¬

pas, Libros, Papeles, Cuerdas &c. de I. Iiicordi, calle de Mercaderes N.°273, princi¡ al de la casa.

G. Burnham, huano, desp. porT. Conroy. su

cap.

dieen Lima han

aiTii^n0

No sucede lo mismo

las

<jVNr~yo,es- enjfe' ^cva

,

con )rk y

perióel nuevo Ghagres,

El precio de suscricion

es 17 pesos al año, 9 por 4, o por trimestre. Se reciben suscripciones en la agencia del Correo de Ultramar calle de la Pescadería N° 127,

semestre y

Itagãento de Ilolloway. Este

jo diferentes formas.

desaparecido del todo

y con las mi-uidas que ha tomado aquella empre¬ sa para que no sufran retardo las remesas hasta Pa¬ namá.

hasta cl dia ban sido ineficaces, porque solo conj tienen substancias administradas sin buen éxito ba

ungüento enteramente compuesto de bál¬

medicinales cuya eficacia es incontestable, es sin duda alguna el que mas triunfos ha obtenido salvando á innumerables víctimas de males que se samos

pastillas pectorales el jarabe pectoral de Bofes de Ternera, de Degenetais. El principio queconstituye su base tiene NOVELLA, Método completo. propiedades indispensables, reconocidas desde hace creían incurables, porque habían resistido á toda HERZ, Método completo y mil ejercicios. siglos, y nadie ignora los felices resultados de su clase de remedios, aunque administrados por los KALKBRENNER, Método estudii. aplicación en todas las flegmasias agudas ó eró- médicos mas hábiles. CRAMER, Estudios. Infinitas personas de todas naciones pueden nicas del pecho (fluxion del pecho, tisis, romadi¬ CZERNII, Método tcórico-práctico atestiguar las virtudes (le este medicamento. Su tes¬ zos, tos, coq ueluche. &. Las ASIOL1, Método en tres libros. propiedades pectorales están señaladas de una manera notable en el Diccio¬ timonio probaria que al uso de él deben el estar sa¬ HUMMEL, Método completo en tres libros. nario de Medicina y de Cirujía prácticas, en el nos, después de haber tentado inutilmente todos Métodos para ei> canto italiano. artícu-lo tisis. Era, pues, preciso bailar un medio los medios; y curas hay tan extraordinarias que ad¬ VACCAI, Método práctico para el canto italiano. que, sin disminuir en nada su eficacia primera, le miran aun á Is médicos de mayor reputación. DUPREZ, Vocalizos. conservase todas sus propiedades IComo la causa de casi todas las dolencias que PAUSERON, Método para la vocalización en 2 libros pectorales, y á es¬ to es á lo que se ha consagrado M. Degenetais, far¬ afectan la naturaleza humana proviene de la impu¬ LABLACHE, Método completo, ejeicicios y vocaliza¬ macéutico y sabio químico. Al cabo de numerosas reza de la sangre y demás fluidos , todos estos ma¬ ción. ROSSINI. Studi vocalizzi. esperiencias, ha logrado, por medio de una acer¬ les serian curados radicalmente en menos tiempo tada combinación de substancias pectorales anti- si se lomasen las pildoras ai mismo tiempo que so RUBINI, Método para el canto italiano. cspasmódicas y calmantes, formar unas pastillas usa el ungüentó, para que cooperen interiormento BONA, Solfeggios. pectorales y un jarabe muy gratos al paladar, que, obrando en la sangre y en los humores. Este un¬ NAVA, Escalas y saltos. reuniendo todas las propiedades pectorales, miti¬ güento se puede usar en las Almorranas—AsmaPASTA, Estudios. gan muy luego todas las irritaciones de pecho, faci¬ Bultos—Calambres—Callos—Cánceres-Cortaduras, BRAMBILLA, Solfeggios é Escalas. litan la espectoracion, calman las toses violentas, (remedio eficaz). Debilidad en cualquier parte de! Métodos para i.a composición. BERLIQTZ, Tratado de instrumentación y orques¬ detienen y curan la coqueluche, esta penosa basta á cuerpo, Detergente para el cutis-Dolores de cabe¬ Métodos

ADAM, Método

para el píano-forte.

en tres

libros.

tación.

ASIOLi, El Maestro de composición musical. otros

Para

metodos.

con

y

menudo funesta enfermedad de los niños, de Se encuentran de venta en la Agencia del Correo

Ultramar, calle de la Pescadería, N°. 127.

Arraonicum, órgano, harpa, guitarra, vio¬ lin, Viola, violoncelo, contrabajo, flauta, clarinete, ARCA «»E<: NOE. ga oboe, fagote, contrafagote, corno, trompa, trom¬ CREMA I)E PERSIA. Para Pisco-Gol. une. FELIZ MARIA, su ca¬ bone, trombone de bajo, y para bombardone. Baga de esta denominación se conoce un cos¬ Para orquesta, como oberturas, piezas mético rúnico en su clase, que desde un tiempo casi pitán Marquez, su carga efeclo, desp. por MUSICA de operas, marchas &. P. I. Palacio. Pasajero D. P. Garnier. inmemorial hasta nuestros dias ha sostenido su gran¬ MUSICA, para Iglesia con órgano ú orquesta. de opinion, apoyada en su resultado infalible. La Efectos venidos á J. F. Lembecke y Ca. ASIOLI, Misas por tres voces, y también Dixit, Mag¬ virtud específica de este precioso remedio, está espenificat, Laúdate, Credidi, &. I cial mente Lmitada á hermosear y conservar la cutis, por el TEMP LEMAN de Liverpool. 2 barriles hachas, 2 caj. alambre amarillo, BELLINI, Misas á cuatro voces, con orquesta y ór¬ ; parte tan esencial á la hermosura del rostro, por su í aplicación constante, bace desaparecer toda clase de gano. 4 caj. botones de metal, 2 id. botones conDONIZETTI, Miserere, diversas voces, con órgano ma nchas, los pequeños empeines, granos que molesehoperla, 2 id. botones de hueso, 2 barriles y orquesta. tari y afean tantó á la cara, las pecas y arrugas, las tachuelas amarillas, 1 caj. escupideras, 1 MERCADANTE, Misas á tres voces para órgano. disminuye mucho, y en algunas personas las ha exid. pistolas y polvoreras, 2 id. fulminantes, MERCADANTE, Las siete últimas palabras de tinguido del todo, manchas amarillas que se estienN. S. J. en la cruz, a cuatro voces para órgano, d^n en frente y narices: las manchas escorbúticas, 9 id. tillares y pañuelos de seda, 6 id. cor¬ PACINI, Misas para Requiem, seis voces, para lús que emanan de alteración dei hígado, y del estóbatas de seda, 8 id, balzarinas, 1 id. gasas, orquesta y órgano. se estingue todo completamente por medio de 16 fardos casimires, 10 id. driles de algodón, PUC1TTA, Mil melodias sagradas a María Santí¬ imago, su aplicación: el cutis que es naturalmente moreno 13 caj. jéneros de seda para trajes y farro, sima, según el Santo Evangelio, ó sea vida de; se aclara infinito, por medio de su uso diario dando Jesucristo, los milagros, egemplos, pasión, un brio, y realce agradable a todo el rostro, y goza 4 id. jéneros para levitas de verano, 6 id. me¬ muerte, y resurrección. de la singular propiedad de no producir incomo¬ rino, 1 id. pañuelones, 1 id. medias de seda, ROSSINI, Stabât Mater, para dos sopranos, tenor, didad ni riesgo alguno. Se acompañará á la botelli1 fardo sarazas. bajo eu partitura: ta usa recata. 100 v. de 812 ton.

europeas.

Los inconvenientes que hasta ahora se han pre¬ sentado para la regular circulación de este

su car¬

,

za-De la cara-Del costado-De los

miembros-Encías escaldadas-Enfermedades del cutis en general-Del

ano-Del lujado-De las articulaciones-De -De los oúlos-De los testículos-De las

las caderas partes veren¬ úlceras-cánceres hincha¬

das venéreas, tales como: zones-manchas y excrecencias-Éi nes

isipelas-Erupcio¬

escorbúticas-Escorbuto-Escaldaduras-Fist úlas

el abdómcn-En las costillas-En «I ano-Frialdad ò falta de calor en las extremidades-Glándulas, hin¬ en

chazones delas Gonórrea-Gota-Granos en el culisGrietas en los labios en las manos-Hinchazones-Hi-

dropesías-Inflamaeion del hí-jado-De la vejiga-De

la matriz-Del cutis-Lamparones-Lepra-Lumbago, ó dolor de riñones-Males de las piernas-De los per-

chos-Mal de garganta-De cabeza-De de los pechosMordeduras de

ojos-De los pe¬ reptiles é insectos-Oprcsion del pecho con dificultad de respirarPicaduras de mosquitos-Pústulas- del cutis—Que¬ zones

maduras-Reumatismo-Sabañones-Sarna—Sarna de panaderosSupuraciones pútridas-Tcmblor de nervios-Tiña, en cualquierparteque sea-Tumores-Ve¬ nas torcidas o anudadas de las piernas-Ulceras en la boca-en la lengua-en cualquier parte. Se halla de venta en Lima, en la Botica Inglesa é Italiana calle de Palacio N.° 74, y el Callao en la Bo¬ tica Italiana calle del Comercio.

Imprenta de J, M. Masías, calle de la rercaiicría, 127*

Last edit 5 months ago by AKR
42
Not Started

42

This page is not corrected, please help correct this page

43
Not Started

43

miento

del cólera, debería establecerse cerca de cada

puerto de la Republica un lazareto, cómodo, perfecta¬

dio del temor, ya por medio de un entusiasmo egoísta, partidarios. Apareció en fin la obra maestra. Predicaba sobre un número imperceptible de pobres ilusos, que ar¬ en ella la abolición del metálico, vía creación del papel rastraría hacia un cataclismo general si fuese posible que moneda. Su sistema alucinó tanto que hubo pobres tra¬

ventilado y en lugar salubre para sacar de á bordo en el momento mismo de la llegada de un barco sospe¬ bajadores que quisieron pasar á la América á probar, pol¬ llegase á triunfar alguna vez. La otra, conocida bajo el nombre de oposición con¬ los hechos, que (da abolición de este infame dinero noes choso, todos sus pasageros. Pongámonos por un instan¬ te en lugar del pasagero que durante el viaje ha perdido servadora, se compone de hombres de orden, que de¬ una locura ni una cosa imposible.» Estos desventura¬ dos fueron los sean el bien, pero que, arrastrados por un puritanismo precursores de los Icarios. algún compañero, ó que trae algún colérico ó paciente Uno de los jefes de la jóven Alemania, que merece de otra dolencia epidémica; si al llegar á un puerto se le extraviado, que cree que un pueblo debe ser gobernado obliga á permanecer en el buque infestado, solo por una matemáticamente, sin consideración á las debilidades ó mencionarse, es Doeleke. Lo que era antes de lanzarse

mente

hora, la aprehensión y la ansiedad serán suficientes causas pasiones humanas,

de cabeza

los'dias de observación que la ciudad, ¿cualserá su suerte? ¿Qué abundancia de médicos, boticas ó recursos presen¬ tan los puertos de Paita. Huanchaco, Pacasmayo etc?

donde permanecer .durante no le es permitido entrar en

Los barcos que se dirijenal Callao, tienen, por lo menos, la isla de S. Lorenzo donde, estableciendo buenas y bien \ entiladas barracas, pueden sulrir la cuarentena con me¬

trabajo á pesar de la falta absoluta de agria y víveres que(han de llevarle del Callao; pero no todos los buques vienen al Callao, a no ser que se les impusiese esta durí¬ nos

sima condición.

En cuanto á las medidas sanitarias en el interior de ia ciudad creemos del mismo modo ocioso indicar lo que las autoridades y

el vecindario saben perfectamente. La limpieza de las calles, en ninguna de las cuales debe ver¬ se nunca el agua estancada; la orden terminante de se¬ pultar ó quemar á una distancia de la ciudad todos los animales muertos; un exquisito cuidado en el aseo de las acequias y depósitos delas casas, cuyas exhalaciones son á veces irresistibles; una rígida inspección diaria del mercado para que las carnes, ya que según parece no se pueden tener mas ventiladas,esten por lo menos limpias, y para que los vegetales se vendan en buen estado; la inmediata visita y el examen detenido por los facultati¬ vos de los casos sospechosos del cólera, son los medios á nuestro juicio mas oportunos para evitar que se repitan los ejemplos en caso de que se diese alguno. Por lo de mas, como hemos dicho al principio, 110 estamos feliz¬ mente en el caso de pensaren otras medidas que dicta la presencia positiva del cólera en una ciudad, y por lo tan to no

extendemos estas observaciones.

Como

una

prueba

mas

fijar los extranjeros

mos

de elecciones. Las Cortes últimas

cumplieron noblemente el papel

que las circunstancias le señalaron. Sosteniendo á un ministerio t%n sábio en sus planes corno enérgico en sin, actos, han proporcionado al pais el tiempo necesario pa¬

reconocerlo, apreciar las causas del mal y ver con claridad la linea de conducta que debe seguir para el desarrollo progresivo de sus.recursos y de su bienestar ra

nacional.

Al terminar

en

en

este

de la atención que empiezan en las cosas políticas de España, vamos á reproducir un artículo que inserta Le Pays de Paris del 6 de Setiembre, con respecto á los diferentes partidos que ajilan á la Península. Dice así: «La España se halla en estos momentos en una de esas crisis en que la impaciencia de unos y la resistencia meticulosa de otros, falta de razón, por lo común, tanto la una como la otra, perderían á un pais, si el buen sen¬ tido del mayor número no reprimiera la impresión de los primeros y estimulára la prudencia, á veces intempesti¬ va, de los segundos. Ya se habrá conocido que habla¬ á

la

propaganda revolucionaria, es fácil verlo fragmento de su correspondencia; «Tú sabes que tuve en otro tiempo un hijo, y que 110 amé jama5? á délos votos una perturbación, cuyo menor efecto sería su madre; era una furia á que yo me habia unido. trastornar la marcha regular de las instituciones, y de¬ perseguia. Puedo decir que la desmoralicé. De entoi, acá murió el chico.» tener el vuelo de la confianza pública. Doeleke continuaba su obra de desmoralización <*n Esta es, en resumen, la posición de los partidos en tre los obreros, gloriándose de predicar la desesperai i< 1 España. Veamos ahora cual es la influencia probable que estos diferentes elementos podrán ejercer en las ¡ y devaneando acerca de una crisis poderosa. Poco escr.i elecciones que se preparan. puloso en la elección de los medios, fabricaba pasaporte* Durante la guerra, y algo después, el partido pro¬ falsos para el uso de los miembros de la Joven Alemagresista tenia mucho influjo, porque en los tiempos de nía. Hé aquí como escribe uno los cómplices de este fal¬ revolución la fiebre de libertad absorve el buen sentido sificador: «Acabo de recibir tu segunda carta: te prome¬ delas masas. Por otra parte, en aquella época, los je¬ to la libreta que me pides. Dibujaré exactamente el se¬ fes, unidos en sus deseos de alcanzar el poder, no habían llo. Entonces un armero podrá calcarlo con una aguja tenido que explicarse todavia entre sí sobre el desarro¬ embotada, y pintarlo de un modo algo confuso con negro llo de sus ideas. Las palabras libertad, economia, es¬ de aceite de lámparas. Cabalmente me hace falta este taban escritas er> su bandera; este es el principio de to¬ ingrediente. Pero, Doeleke; cuidado con Blumhardt, 110 dos los partidos políticos, que 110 consideran que la apli¬ vaya á comprometerme. Si la cosa viniese á parar en lo cación de ese principio, que todos se atribuyen exclusi¬ del pasaporte!» Resta dar á conocer á Guillermo Marr, que se jacta vamente, es el escollo ordinario en que casi todos se es¬ en sus escritos de haber sido el primero que ha enseña¬ trellan. Cuando la tranquilidad restablecida permitió á do los espíritus deliberar, los jefes progresistas conocieron y puesto en obra el ateísmo práctico. El esciama en su diario: «Ahí bien pronto que sil armonía era muy efímera. llegue el dia en que yo vea grandes Vi¬ Hablan marchado unidos por el camino revolucionario en que cios, crímenes sangrientos, colosales, en vez de esa vir¬ solo se trataba de destruir, pero no se entendieron cuan¬ tud que causa tedio, y esa moral de todos los días.» Guillermo Marr se condecoraba en los clubs con el do, colocados por los sucesos al frente del gobierno, tu¬ nombre de Robespierre, pero en verdad no merecía el vieron que pensaren reconstruir. El apoyo que recibieron de parte de los demagogos sobrenombre de incorruptible, á juzgar por su corres¬ contribuyó á dividirlos. Los unos, ardientes, impetuo¬ pondencia. sos, acogieron este apoyo como un aumento de fuerza; «Aguardo» dice «con terror una respuesta acerca los otros, menos imprudentes, empezaron á comprender del empleo que he solicit ado. Pero si no tengo sobre qué que no debían ir mas allá. Temerosos de los males que caerme muerto, palabra de honor, me pongo ea camino podían atraer sobre el pais los actos irreflexivos de una para la Aljeria. Desentiérrame un empleo en La Chauxlibertad desenfrenada, pero fieles á principios que les ha¬ de-Fonds. Eu menos de año atrapo una niña que tenga bían valido â algunos el destierro, continuaron siendo algunos escudos. Entónces establecemos una prensa, fun¬ progresistas, pero se separaron insensiblemente de aque¬ damos un diario, y te prometo que me granjearé un nomllos amigos cuyo ciego ardor no pudieron modificar. De ¡ bre que brillará sobre todos los libros negros de toda la aquí nació la desconfianza de! partido respecto de sus je¬ I Confederación Jermánica. Mira, no se' yo ser mártir Je fes, la falta de fé en el porvenir, y esa anarquía intestina valde. Es menester que arreglemos una propaganda i mejor organizada. Empujemos un poco á los cómunisque parece tenerle hoy herido de muerte. Eu vano los puritanos de ia oposición conservadora I tas. En queriendo poner sus teorias en práctica, traba¬ se ofrecieron á los progresistas. La coalición que fué jan para nosotros, y ponen ei cuerpo social en traspira¬ propuesta se ha realizado en algunos distritos en que la ción.» Esta es la idea fija de Guillermo Marr. «Mi divisa en lo tocante á nuestros clubs es: Aut opinion progresista equilibraba a la de los moderados; pero en casi todos los distritos ha sido rechazada, de lo Caesar, aut nihil. Si no tenemos la buena suerte de ha¬ cer volar la mina en este verano, me retiro: por ahora, que Madrid y Valencia han sido notables ejemplos. Los conservadores por el contrario, firmes en sus 100,000 francos, una mugercita, y seré feliz.» «Trata de buscarme un acomodo en alguna casa principios, convencidos de que solo un poder fuerte pue¬ de preservar al pais de la repetición de los pasados des- donde haya alguna niña bonita que tenga pesetas. Ten¬ órderiest se htrh^P^upado mas que nunca al rededor de go una afición exíffmadtt al matrimonio.» Esos dignos apóstoles del socialismo la valiente espada álqúe debe ya la España la aurora del pusieron mano renacimiento del antiguo esplendor nacional. Poco apoco á la obra: no les bastaba una revolución política; queese partido, ó mas bien, esta expresión del buen sentido rian la destrucción dela sociedad. Aniquilación do la de la inmensa mayoría popular, se ha fortificado con el propiedad, establecimiento del comunismo, tal era su número de los indecisos y de aquellos que ligados por in¬ objeto declarado; y para lograrlo multiplicaban ios clubs, tereses nuevos á la propiedad, á la industria y al comer¬ arma favorita de los demagogos, á pretesto de escuelas cio, se persuadieron por fin de que la prosperidad je- de canto y tertulias literarias. Sus predicaciones dieron neral era incompatible con una instabilidad en que la frutos. existencia del dia siguiente era siempre una cuestión de Él gran Consejo del pais de Vaud tuvo que delibe¬ cada dia. También se aumentó con la parte prudente del rar sobre una petición en que se reclamaba la creación, carlismo, que, sacrificando con patriotismo al bien del de talleres nacionales establecidos por el Estado y ali¬ pais el amor que tenia á una dinastía, acudió para ayu¬ mentados por un impuesto progresivo sobre las fortunas. dar á reconstruir, á consolidar una sociedad trastornada Esto era anticipar felizmente las teorías del Luxemburgo. No reinaba la mejor armonía entre los adeptos dela por sofismas, cuyo peligro no lia desaparecido aun en muchos puntos de Europa. Jóven Alemania y los comunietas. Odios mutuos, dis— El partido conservador, cuya creación honra á la I putas, celos, exactamente como entre nosotros, bajo di regencia de la reina Maria Cristina, y que tiene un apo¬ i título de fraternidad. Por lo demás encuéntrase en Suiyo tan oportuno en la actual administración, es indispu¬ ; za la mayor parte de los tristes delirios que vemos bro¬

han separado decididamente de la para que su salud se altere y probablemente se inficione; mayoría parlamentaria. Este tiers-parti, sin importan¬ sise desembarca y no halla un lugar cómodo y saludable cia propia, puede, sin embargo, producir en la balanza se

guerra fratricida, había en España partidos distintos. El carlismo, planta vigorosa to¬ davia por la adhesion de muchos á las costumbres anti¬ guas, y por un resto de espíritu caballeresco que no ha¬ bía podido desarraigar del todo el torrente de las ideas nuevas; el partido llamado progresista, vivo, ardiente, generoso en su origen, pero peligroso por su impetuosi¬ dad, que se abria una senda de destrucción para llegar á su objeto, y lo sacrificaba todo al deseo de alcanzarlo; finalmente, el partido conservador, partidario de institu¬ una

tres

'

ciones sabias y templadas, no menos generoso que sus adversarios, pero mas prudente en los trámites, que con¬ fiaba al tiempo y á mejoras sucesivas el cuidado de estender y de consolidar la emancipación que á la muerte tablemente el mas ilustrado, el mas fuerte, el mas nu¬ tar á nuestra vista. de Fernando VII habia inaugurado la ilustrada intelijen- meroso de España. Sus mismos adversarios lo saben ¿Queréis la doctrina de M. Proudhon sobre la reha¬ t ia de su tan perfectamente, bilitación délos delincuentes? Abrid los estatutos de la augusta viuda. que en muchos colejios electorales se Reacciones frecuentes, sacudimientos deplorables, han retirado delante de él sin querer intentar una lucha i Union Comunista, y allí aprenderéis que no se debe des -

producidos por las ambiciones personales, mucho mas cuyo éxito no era dudoso. Así que, en donde haya lu¬ que por las necesidades reales de la época, habían tenido cha sera viva, aun prescindiendo de la fuerza respectiva j alejada de los negocios á la última fracción del pais, la de los partidos. Todos comprenden que la cuestiones mas poderosa por su número, sus luces y sus riquezas. grande, y que el resultado será definitivo. Los progre¬ El advenimiento del ministerio Narvaez sistas conocen consagró su que si no logran reconquistar el terreno ! triunfo, y lo puso en situación de asentar los verdade¬ que han perdido para volver á apoderarse del poder, su ros fundamentos de la I libertad, tan deseada y tan fe¬ poder ha concluido para siempre. ' cunda, que hacia diez años buscaba. Los conservadores por su parte, preveen, que si no Apenas se arraigó el sistema moderado, el pais en¬ consiguen la victoria, todos sus trabajos serán inútiles, y tero conoció las ventajas que podia sacar de él: renació volverá á empezar el periodo revolucionario. Este peli¬ : la confianza, creció la industria, se aumentó el comer¬ gro no los puede inquietar si continúan unidos; si, cer¬ cio, prosperó la marina, se organizó la hacienda, y si rándolos oidosá las ambiciones, á las rivalidades perso¬ boy 110 ha alcanzado aun españa el grado de prosperidad nales, dan sus votos á los mas dignos; sobre todo bastan¬ que tendría derecho á esperar, á lo menos hay que con¬ te abnegación para retirarse á tiempo de una lucha en fesar que ha entrado en una senda de progreso en que que su presencia puede comprometer los intereses del X^olo podrían detenerla, lo que Dios no permita, nuevas partido, diseminando sus fuerzas y abriendo así paso á las del enemigo. Tienen, pues, su suerte en sus manos.» •poluciones.

preciar á los hombres que han sufrido los golpes de la justicia penal. «Abrid los presidios y las cárceles,» es¬ clama Weitling, en su libro de las Garantias, «Allí es donde encontraréis hombres de b;en.» Weitling "es tambien el inventor del plan atribuido á M. Llanqui, Oidle: «Es preciso predicar una moral que nadie se ha atrevido á predicar hasta hoy, y que imposibilite todo gobierno egoísta; una moral que convierta el sangriento combate de las calles en que el pueblo es vencido siémpre, en una guerra continua de guerrillas que acabe con las especulaciones del rico sobre las fuerzas del pobre, y que ni la fuerza de los jendarmes ó de la policía puedan contener. Se predicará una moral que nos traerá 1 ejiones de combatientes, cuya cooperación detestaríamos ahora; una mora! que no deje á nuestros adversarios mas tabl.i de salud que la de nuestro principio, y que acarreara consigo la disolución del reinado de los intereses persona¬ les. Esta moral no puede predicarse con fruto sino á las grandes masas de que están enjambradas las grandes ciu¬ PARTIDO DEMAGOJICO EN SUIZA. dades, abrumadas de miseria y desesperación. Una vez (Del Constitutionnel.J que se pronuncíela palabra, será la señal de una táctica nueva, contraía cual no podrán nunca prevalecer nues¬ (conclusion.) El iluminado Albrecht contrasta con Becker. Él tros enemigos. Cuando se tira el resorte al estremo, es fué 11110 de los apóstoles del comunismo en Suiza. Des¬ I nuestro deber hacerlo saltar, aun que cueste un desórden naturalizando la Biblia para hacerla concordar con sus j de veinte años.« Hállanse ademas en Suiza, desde está época, esta¬ teorías, materialista grosero bajo una apariencia de miticismo, predicando la comunidad de las mugeres como blecimientos parecidos á los restaurantes de los cocinela condición indispensable de ia felicidad en la tierra, I ros reunidos. Para completar la semejanza, la mayor recorre la Suiza para consagrar hermanos, y para ha¬ parte de ellos terminan en dolorosas catástrofes. Aqui cer propaganda, según decia, en el recuerdo femenino. J el director desaparece, llevándose la caja; allá estalla Jorge Kelman, su discípulo y su enemigo, caminaba con j una banca-rota; acullá rencillas, injurias, golpes, proce¬ igual perseverancia a! mismo fin. Su larga barba, su sos escandalosos. Lo mismo que en Paris. El comunismo, espresion última délas doctrinas 30 chaqueta negra de alamares, sus actitudes de profeta, su palabra enfática, hicieron estragos entre los obreros. ciales, dominaba en los clubs y sociedades secretas do Compuso un libro intitulado, Nuevo Mundo, y para pu¬ la Suiza desde 18V0. Los esfuerzos de Doeleke. y sobre blicarlo colectó un diezmo entre el entusiasmo de sus todo de Guillermo Marr, hicieron prevalecer de allí a po¡

'

s^s.últimas Cortes, >

""siente

como

he dicho,T contribuyeron V

a este estado de cosas.

Compuestas de

\iiio de la nación, de personas eminentes en Qs, han dejado á sus sucesores una tarea han restablecido el orden, tanto tiempo a civil y los esfuerzos de las facciovcórtes no tendrán que hacer mas "

i

tan

eer

felizmente comenzada. Y hasque

ibargo,

será así. para ser

fieles historiado-

dos fracciones, cuya existentemores, es un triste síntoma de

3 esas

s,

indefinidas,

ido

que

asaltan hoy á las

progresista extremo, que usur-

Damarémos con mas Compuesto de ambicio•gullosas incapacidades, este par;i algunas localidades, ya por me¬ erata, y que nagogo.

Last edit 5 months ago by AKR
44
Not Started

44

This page is not corrected, please help correct this page

45
Not Started

45

This page is not corrected, please help correct this page

Displaying pages 31 - 40 of 3631 in total