Digitizing Peru's Print Revolution

Pages That Need Transcription

MSH-LAT_001-130

46
Not Started

46

This page is not corrected, please help correct this page

47
Not Started

47

,

-v~

.

:REVlSfA.

1,1

Y-

el débil. Si los tratados que se celebren han de ser Son indisputables las ventajas que Chile nos lleva á es¬ iguales con todas las naciones, son innecesarios: si han té respecto, y el deseo de separarnos del funesto sendero de establecer preferencias con algunas, son impolíticos. en que nos empeñaran las influencias de la Restaura¬ Igualdad de franquicias, de derechos, de gravámenes, ción politica venida del gabinete de Santiago, ha hecho tie garantias y de deberes respecto á las diversas na¬ elevar la voz y correr la pluma de los hombres pensa¬ cionalidades que pueblan el globo, es, en mi concepto, la dores y patriotas. El Perú por su posición jeografica, por sus produc¬ política que debe desplegar el Perú, para alcanzar un ciones indijenas, por la bonanza de sus puertos y por positivo desarrollo mercantil sin encontrarse jamas espuesto á los tropiezos que, para otras naciones, ha en- las facilidades que posee de dar retornos á ios buques de jendrado el sistema de perrogativas ásperamente encu¬ todas las naciones que lleguen á sus costas, está llamado biertas bajo la capa de una reciprocidad, que no puede á ser el emporio del comercio en el Pacífico, el depósito existir donde no hay igualdad de intereses, de riqueza ¡enera! para abastecer los consumos de las diversas nacio¬ ni de poder. Esta política igualitaria y fraternal se ha nes que bañan las aguas de aquel. ¿Y qué medidas son las Ha consignada en la constitución del estado, y si aun no que necesita adoptar para conseguirlo? ¿qué línea de con¬ ha recibido el desenvolvimiento que debe dársele, si la ducta debe seguir para realizar el grandioso pensamiento legislación económica del Perú no guarda todavia estre¬ de la pública prosperidad? De indicarlas,señor Redactor, cho acuerdo con ella, si los reglamentos fiscales y las es de lo que voy á ocuparme en uno de sus próximos nú¬ tarifas aduaneras oponen obstáculos para que produzca meros. Recibid, mientras tanto, las seguridades de mi sus efectos,reconocido y sancionado ese principio, y fᬠconsideración y aprecio. =F. L. B. cil, como considero, la reforma de aquellos, me prome¬ to que no está muy lejana la época en que han de esta¬ El temporal que descargó en algunas provinci as de blecerse de manera que. mediante ella, se realice ese porvenir que,en sus patrióticas ilusiones,mira el "Mer- Chile, en el mes de Julio último, ha hecho estragos de consideración según se vé por las notas publicadas en el tiltí Reporter" muy apartado del Perú. La mortandad de animales en la provincia Si de la política externa pasamos á la que en el or¬ Araucano. de la Concepción fué como sigue: Caballos 390; yeguas den interior se lia observado y observa por nuestros go¬ 772; millas 150; vacas 422; bueyes 313; ovejas 1096 y bernantes, tampoco se encontrarán fuertes argumentos corderos 3276: total 6419. Las desgracias ocurridas que puedan introducir la desconfianza para las especula¬ en el Departamento de Lautaro fueron, mortandad de ciones extrangeras. Enmedio de las peripecias y vaive¬ nes políticos que se han sucedido en el Perú con una ganado vacuno de todas clases Í739, caballos 180o, ga¬ nado lanar 3933: trigo sembrado y perdido por avenidas rapidez estremada por mas de veinte anos, y cuando la desenfrenada ambición de motinistas de cuartel los im¬ 450 fanegas, trifo cosechado y perdido por la misma causa 970 fanegas, derrumbamientos 353, puentes 14, peliera á asaltar el supremo mando, el comercio extranviñas cubiertas por los derrumbamientos 16, crecimiento gero ha sido siempre respetado, tuvo seguridad en sus de rios entre todos 27 lj2 vs.; caminos obstruido 12, ca¬ contratos, y mas de una vez hizo muy provechosas ope¬ raciones á la sombra de esos mismos gobiernos que, sa¬ sas arruinadas por las avenidas 21, chacaras tapadas con lidos de una revuelta, se arrogaron la dirección del esta¬ las arenas de los rios 59. Por último en la provincia de do. Sin duda que el tráfico hubo de esperimentar la pa¬ los Angeles perecieron 2778 cabezas de ganado vacuno. ralización aneja á tales vicisitufos, pero ella nunca fué 1658 de ganado caballar, 15,211 de ganado lanar y 1778 ni de tan alta monta ni tan duradera corno fuera dado ed ganado cabrío. Reuniendo, pues, las diferentes parti¬ das de animales muertos resulta una pérdida tatal de presumiría de ese estado de dislocación, de incertidumbre y de anomalía en que nos encontrábamos.-Mas, ¿á 35,370 en las tres provincias. qué fin detenerse en el examen de una época que ha pa¬ sado para no volver jamás? A continuación insertamos un notable artículo de la La contitucioilalidad del Perú está afianzada, la paz Revista de ambos Mundos, periódico justamente acredi¬ pública ha echado profundas raizes en seis años de ór- tado que se publica en Paris. Por la exactitud con que den, de legalidad de garantias y de bienandanza. El en él se describe el estado social y político de la isla de reinado de las usurpaciones sucumbió en los campos del Cuba, no puede menos de ser leido con algún Ínteres. Carmen-Alto á los dobles golpes de un pueblo, cansado CUBA Y LA PROPAGANDA ANEXISTA. de servir de jugete de los aspirantes, y de un veterano «El mal éxito que ha tenido la expedición de Nar¬ ilustre que desde un rincón de la República ti emolo con ciso Lopez contra Cuba ha sido tan completo como pre¬ denodado arrojo el estandarte de la constitución y de las visto, pero para quien conoce la inexorable codicia de leyes. El Jeneral Castilla, afianzando las instituciones los angloamericanos y su poca escrupulosidad, para quien patrias, introduciendo el orden y la regularidad en la sabe la extension que dan á estas tendencias de espíritu hacienda pública, levantando el crédito nacional del nacional la debilidad y la instabilidad constitutivas del hondo abismo en que yaciera, promoviendo mejoras ma¬ teriales en cuanto se lo han permitido sus facultades y gobierno de Washington, 1a complicidad tácita de sus la situación financiera del pais, jeneralizando la instruc¬ agentes, que, con desprecio de órdenes formales, lian ción primaria y haciendo prácticas y positivas la liber¬ dejado á la expedición organizarse á la luz del dia, la tad y las garantias consignadas en la carta, ha hecho complicidad confesad# ¡Jp las autoridades locales, de las cuales algunas, entre elias el gobernador del Estado de palpables y manifiestas para el pueblo y para el ejército, Mississippi, han patrocinado oficialmente á Lopez, es para los empleados y para los aspirantes las ventajas evidente que el ensayo de piratería de que acaba de li¬ que todos reportan del afianzamiento de la pa~z, del ór- brarse la principal de las Antillas, se reproducirá mas den, de la legalidad y del respeto al gobierno estable¬ tarde ó mas temprano. Nos parece, pues, interesante, cido por la voluntad nacional. Esa misma encarnizada echar una ojeada sobre los elementos de resistercia con lucha que ahora sostienen los candidatos á la Presiden¬ cia de la República para el próximo periodo constitucio¬ que, llegado el caso, podría contar la España. «La propaganda anexista de Nueva York explota en nal, ese ardiente deseo y decidido empeno que manifies¬ Cuba tres intereses muy diversos, dos de los cuales son tan por captarse Ias simpatias de sus conciudadanos, esencialmente contradictorios. A los negros les prome¬ esas protestas, nulidades y manejos que unos y otros te la emancipación, á los propietarios de esclavos ofre¬ hacen, que unos á otros se atribuyen y de que unos á ce el restablecimiento y la impunidad dela trata al abri¬ otros se acusan ¿no prueban palmariamente el conven¬ go del pabellón angloamericano, y la participación de la cimiento que abrigan de que el único medio que tienen prosperidad mercaiuil y agrícola de los Estados Unidos. para subir al poder es el voto de sus compatriotas? ¿no Finalmente, se dirije á las-susceptibilidades locales, de¬ demuestran bien á las claras que los motines, las revo¬ clama contra la tiranía militar y la codicia fiscal de la luciones y los pronunciamientos son insuficientes, y metrópoli, y encomia las dulzuras del régimen federal. mas que insuficientes, imposibles, para elevar y con¬ Veamos hasta que punto este triple llamamiento puede servar á la cabeza del estado al que pretenda hacerlo encontrar eco en la población de Cuba. por ellos? El "Mercantile Reporter' sin traer á cuenta lo «Empezaremos por decir que si la idea de emanci¬ que en Chile pasa, siu observar que alli existe de tiem¬ pación fuera bastante poderosa para insurreccionar á los po atras, perenne, constante é interminable combate en¬ Se tre ios que oprimen y los oprimidos, entre el Señor feu¬ negros, estos no hubieran esperado hasta ahora. hubieran levantado en 1841, cuando el gobierno de ia dal y el pobre pechero, entre el demócrata por convic¬ ción y por circunstancias y el oligarca por cálculo y por metrópoli, en desacuerdo con la Francia, su única aliada continental, estaba á Merced de Inglaterra, que, por ór¬ riqueza; sin considerar que de esta cruda guerra, guer¬ gano de su agente en Cuba, Mr. Turnbull, les predicaba ra sorda pero incesante, pueden nacer para Chile con¬ y por

__

i.

_

t

en

especuladores extranjeros sobre el inseguridad eu que se encuentra el Perú por¬ que tres ó cuatro hombres que invocan la constitución y !a ley, que prometen saludables reformas y positivas mejoras, pretenden la Presidencia de la República por las vias que ies designan las leyes. ¡Rara ceguedad la •Je aquel ilustrado escritorl Pero U. señor Redactor, ha rar nada de esto. tratado este punto con la fuerte argumentación que se Si, pues, los negros no osaron ó no quisieron levan-' hace notar en sus escritos y sería inútil que mi desali¬ tarse en estas dos épocas, ¿se atreverían ó querrían hoy ñada pluma se detuviera mas en é!. que la España, libre de toda complicación exterior, y re¬ Si el "Mercantile Reporter" hubiera fundado su espe¬ puesta de sus quebrantos interiores, está mas que nunca ranza del engrandecimiento comercial de Chile en las en disposición de contenerlos? Esa libertad que ellos franquicias que continuamente aumenta para el tráfico y no han pensado en tomar de manos de la Inglaterra, cu¬ en las rebajas que con frecuencia hace en sus tarifas, ya buena fé abolicionista no podia ser puesta eu duda, deduciendo de tal conducta lo probabilidad de ese desa¬ ¿irían á pedirla á los Estados Unidos que con una mano rrollo mercantil, si de la comparación del actual siste¬ ofrecen iaemancipacion de los negros y con otra el res¬ ma reglamentario y fiscal de las aduanas del Perú con el tablecimiento de la trata? Añadamos á esto que* la si¬ de Chile hubiese sacado la consecuencia de la prepon¬ tuación de los negros en Cuba es de las mas tolerables; derancia futura de este sobro aquel, por cierto que na¬ reglamentos severos, que datan de los primeros tiempos die le habría negado la exactitud de sus cálculos, bajo de la conquista, los ponen al abrigo de todo maltrato, y e! supuesto que ambos países no se desviaran de la sen¬ la opinion no los protege menos que la ley. da que ha.sta ahora han seguido. No desconoce la sen«Este sentimiento de igualdad práctica, que está en sa,a na; or a de los h hitantes del Perú los defectos de el fondo del carácter español, se ha reflejado aqui en las que acooecc::. • reg;.- mento de comercio y su tarifa de relaciones entre colonos y esclavos; la esclavitud, ha¬ up ¡i ■ ' ios: iodos los periód'cos, ecos de la opinion blando propiamente, no se distingue de la domesticidad pública, han expuesto esos defectos, han indicado las libre sino por su lado ventajoso, por el patronato perpe¬ reformas que en ambos deben hacerse, barí combatido tuo que envuelve. Un gran número de negros han po¬ con ardor los errores de sus gobernantes, las aberracio¬ dido crearse con su industria un peculio personal, que nes de sus congresos y los torticeros manejos de los les permite con frecuencia proporcionarse placeres de partidos políticos cuando han elejido por campo de ba¬ lujo, y hasta pueden olvidarse fácilmente que tienen un talla el réjimea económico aduanero de la República. señor. Esta libertad de hecho, ¿no vale mas que la li¬

estado de

.

«La propagación de doble faz de los anexistas, no es suficiente á inspirar mas comfianza á la raza blanca que á los negros. Aun suponiendo que estos estuvieran se¬ guros délos abolicionistas americanos, el peligro no ha¬ ría mas que cambiar de aspecto. Si la España viese que Cuba se le escapaba por la defección de los blancos, ¿du¬

daría en decretar al instante la emancipación en masado los negros? Esto es elemental: clávense los cañones quo

hay

sin embargo, nosotros hipótesis. Se usa en Es¬ paña una frase semi-oficial, que hace gran fortuna y que meditarán sin duda los criollos anexistas: «Cuba de¬ be ser, ó española, ó ofricana. Vamps mas allá: supongamos que por un concurso de circunstancias imprevistas, Cuba pudiera Regar á en¬ trar como pais con esclavos en la confederación .anglo¬ americana. ¿Ganarían con esto el comercio y la pro¬ ducción de aquella Isla? Algunos guarismos nos van á no

que

abandonar al enemigo:

y

sentamos á la ventura esta

probar lo contrario. «La inmigración de los blancos es el termómetro mas infalible dela prosperidad material de una colonia. La población blanca de Cuba, que en 1774 no pasaba de noventa y seis mil almas, subia en 1846 á cuatro cien tas veinte y cinco mil; es de oír, casi á cuatro veces y media mas. Si se compara este movimiento de población con el de los estados Unidos, los resultados son mas significa¬ tivos todavia. Desde 1810 á 1840, el aumento ha sido por término medio, en Cuba, de 25, 70 por ciento cada diez años, y en los Estados Unidos de treinta y tres por ciento: de suerte que la ventaja de los Estados Unidos sobre Cuba, viene á ser de un poco mas de uu siete por ciento cada diez años.

«Puede atribuirse razonablemente esta diferencia á causas

fisiolójicas

y

topográficas,

que

la anexión

no

ba¬

ria desaparecer. En primer lugar, prescindiendo de que la raza inglesa, francesa y alemana, que es el principal elemento de la población blanca de los Estados Unidos,

multiplica mas rápidamente que la raza Española, el templado de la mitad de los Estados Unidos favo¬ rece mucho mas esta multiplicación que e! clima tropical de la Antillas. En segundo lugar, el dominio agrícola disponible de los Estados Unidos es casi ilimitado: el ce¬ bo de concesiones gratuitas ó casi gratuitas de terrenos, trae á ellos una multitud de irladeses y alemanes, que van á pedir á un suelo virgen la subsistencia que la Eu¬ ropa les niega, y cuya inmigración no depende, pues, de modo alguno de la mayor ó menor prosperidad de su nueva patria. En Cuba, por el contrario, está dividida toda la propiedad; la inmigración blanca corresponde allí rigorosamente á una progresión proporcional del movi¬ miento industrial y mercantil. Hechas estas compensa¬ ciones se puede afirmar que las condiciones de prosperi¬ se

clima

dad material están tan desarrolladas, corno en los Estados Unidos.

por

lo

menos,

en

"Hé aquí guarismos todavia mas decisivos, desde 1827 á 1849, la extension de los cultivos en explotación ha progresado en Cuba en la proporción de treinta y ocho á sesenta y cinco. E! movimiento comercial de la isla con el extranjero, que representaba en 1829 un va¬ lor medio de treinta millones de duros, subia en 1848 á cincuenta millones y hubiera llegado fácilmente en aque¬ lla fecha á sesenta millones, si los espantosos desastres,

producidos sas

por

los últimos huracanes,

enteramente

tener

en

el

accidentales,

no

es

dec¡r,

por cau¬

hubieran venido á de¬

periodo de 1844 á 1848, la progresión ordi¬ un solo punto de los Estados en que el haya casi doblado en veinte años. Desde

naria. Cítese comercio local

1834 se han construido en Cuba trescientas millas de ca¬ minos de hierro: este es otro principio que promete. "Estos adelantos son tanto mas notables, cuanto que en el periodo en que se han verificado, la metrópo¬ li ha pasado por dos guerras marítimas, que destruye¬ ron su pabellón; una guerra de invasion, y quince año? de guerra civil. Hoy, que la España está pacífica: que su mercado y sus capitales han llegado á ser libres: que tiene una marina mercante de diez y seis mil velas, y que la reforma de su arancel la llama á anudar rela¬ ciones comerciales con todos los demás países del conti¬

nente, ¿no tiene Cuba mas ínteres que nunca en continuar siendo siempre española? ¿Podria razonablemente pre¬ so¬ ferir al monopolio del consumo peninsular y á la parti¬

Se hubieran levantado, 1848; los peligros que amenazaban á la Es¬ paña interior y exteriormente; su d sputa diplomática con Inglaterra; la supresión dt» la esclavitud en nuestras colonias; el ascendiente irresistible que parecia dar á las ideas de emancipación la revolución europea, todos ios alentaba, y los propagandistas, tanto ingleses como ame¬ ricanos, que se hallaban en la isla, no les dejaban igno¬ abiertamente la revolución.

vulsiones, trastornos, miserias, sangre y anarquia, lla¬ bre todo, ma la atención de los

bertad legal de los negros y de los mulatos de la Améri¬ ca del Norte, que no podrían, sin correr peligro de muer¬ te, usarde los derechos políticos que les concede la cons¬ titución, y que, por el inflexible orgullo de la raza blan¬ ca, están excluidos de sus escuelas, dé sus iglesias y has¬ ta de sus cementerios?

cipación de los diversos mercados europeos que la Pe¬ nínsula está en posición de abrirse, no sabemos qué so¬ lidaridad de engaño, en que todas las pérdidas reeaerian en ella con los Estados Unidos, cuyos productos tropi¬ cales, gracias al precio bajo de los terrenos, gracias, so¬ bre todo, á la facilidad y á la baratura de los trasportes

suplantarían los suyos para con los consumi¬ dores americanos, cuyos mercados exteriores están ya provistos, cuyo desarrollo agrícola, que es lo peor, tien¬ de cada dia mas á sobrepujar las necesidades del consu¬ terrestres

mo,

tanto interior como exterior?

"En fin, y esto responde á síntomas de sorda irritación que los Estados Unidos pretende haber

todo: ¿cuáles son los la prensa anexista de descubierto entre los propietarios de la isla? A suposiciones que nada auto¬ rizan. puede oponerse un hecho: por dos veces desde 1848 la autoridad colonial ha carecido de las dos los productores y los negociantes se

fondos, y en han reunido espontáneamente para hacer un anticipo: ¿es esto un in¬ dicio, no digamos de descontento, sino de indiferencia hácia la metrópoli? ¿lis un síntoma de separación que los capitalistas de la colonia se suscriban para la cons¬ trucción de caminos de hierro en España? El elemento anexista que se lia manifestado en la clase de los propie ¬ tarios, liélo aquí: en 1848 cinco ó seis jóvenes recien sa¬ lidos de los colegios de Nueva-York, tomaron parte en la primera conspiración de Lopez. A los veinte años eo uno anexista en Çuba, como es revolucionario en Paris, lo cual no prueba nada absolutamente: á los veinte y cin¬ co años se hace comerciante aquí, labrador allá. "Por otra parte, no es posible creer qué^a prevision

Last edit 5 months ago by AKR
48
Not Started

48

This page is not corrected, please help correct this page

49
Not Started

49

This page is not corrected, please help correct this page

50
Not Started

50

This page is not corrected, please help correct this page

51
Not Started

51

LAflEflSTA. s

>*S\J

órden de numeración de edificios.

Pocas ciuda¬ que los enemigos se habían atrincherado en varias ca¬ "Nuestros apreciable amigo ha tenido ábien remon¬ des se prestan á esta obra con mas facilidad que Lima. sas de la capital esperando refuerzos. También por la tarse á la fuente del origen para demostrarnos que la ra¬ Todas sus calles, con muy raras excepciones, están per¬ parte del Norte se habia sometido á las fuerzas subleva¬ za española en América por efecto de su linaje se en¬ fectamente alineadas y se cortan á ángulos rectos ¿por das. En la parroquia de Tabacundo se trabó la bata¬ cuentra llamada en el Nuevo Mundo á elejir la guia de qué, pues, dar á cada manzana de una misma calle, un lla y los sublevados dejaron 40 muertos entre ellos ge- sus futuros destinos. Ahora bien; si los destinos polí¬ nombro diferente? Adoptando la reforma enunciada de¬ fes y oficiales, 8 heridos y veintitantos prisioneros con ticos de las naciones están sometidos al influjo de las ge¬ nuevo

àe haber s

venid0

sapareceria la actual confusion de los letreros

y se faci¬ que propone el Pe¬

X

00-

^

-

algunos armamentos, pertrechos &c. la pérdida de las neraciones, deben estas por consecuencia lógica arro¬ litaria en sumo grado la innovación tropas del gobierno convencional se redujo á un solda¬ garse no tan solo los bienes sino también los males que ruano. Con respecto á los números de los edificios se do muerto, un oficial contuso y cinco soldados heridos. resulten de su

poderosa intervención. ¡Ai de España!]
Estos tristes acontecimientos habían dado lugar á Veamos en una lisera comparación si los hechos merar con los pares una acera y con los han de inducirnos á afirmar la impares la las siguientes disposiciones del gobierno de Quito: grande aglomeración de opuesta. JOSÉ MARIA DE ORDEÑANA, GOBERNADOR IN¬ conceptos que ha inferido nuestro amigo de su germen, Una vez introducidas estas reformas en el régimen analítico. Nuestras posesiones de ayer eran felices ba¬ terino de esta província. interior del ramo.de correos, todas las cuales son en jo el sabio sistema que las regia; su decadencia ha ido nuestro juicio bien fáciles de verificar, creemos que el El Sr. Secretario Jeneral de S. E. el Presidente in¬ á pasos ajigantados desde que les faltó el muro que las gobierno debería volver la vista á las potencias extranterino,'►con fecha 9 del presente y bajo el número 2, me protegia. Los Estados Unidos progresaban muy lenta¬ geras para establecer con ellas algunos convenios pos¬ dice lo mente bajo las ya algo libres instituciones que los go¬ que sigue: tales que ofreciesen mutuos beneficios y que tan ne¬ bernaban; su rápido engrandecimiento emana desde la República del Ecuador—Circular—Secretaria Jene¬ cesarios. son para el incremento de las" transacciones emancipación de su Metrópoli mercantiles. Dentro de muy poco tiempo nos vamos á ral—Quito á 9 de Diciembre de 1850—6.° de la Liber¬ tad—Sección del Interior.—Al Sr. Gobernador de la pro¬ hallar en un contacto mas intimo con todos los pueblos Si de este vincia de Guayaquil.—Ayer á las nueve de la noche se cotejo fuéramos ahora á deducir conse¬ de América y Europa; las operaciones comerciales se cuencias para dar instaló la Convención Nacional con el quorum requerido mayor robustez á estos asertos, no habran de aumentar probablemente; la mútua visita de hallaríamos en verdad ninguna qué apoyase la influencia los pueblos y la inmigración para el Perú, que ya tiene por el decreto de elecciones. Este cuerpo soberano, en que se pretende conceder al origen de las razas. No; quien se hallan fijas las miradas de todos los ecuatoria¬ un agente y comisionado en el otro continente, multipli¬ antes al contrario, nos harían sostener mas y mas en la nos, y que forma hoy la única esperanza de la patria, co¬ caran en breve espacio las comunicaciones, creencia deque "cualquiera nación ó asociación política y tanto los mienza á ejercer sus augustas funciones, dejando ya en¬ habitantes del Perú corno los ingresos mismos de su trever el reinado constitucional. IJna de sus primeras que sin fuerzas físicas ni morales traspasa los límites de erario deberán recibir una útilidad extraordinaria si se deliberaciones ha sido encargar el mando de la Repúbli¬ su circunscripción, ó que no está preparada para la re¬ atiende como es debido al importante ramo que nos cepción de súbditos y opuestos cambios, se convierte in¬ ca al Excmo. Sr. Diego Noboa en calidad de Presidente ocupa. Pocos son los países que no han sentido igual interino. Tan defectiblemente su paz civil en un torrente impetuoso, plausible acontecimiento es de la mas necesidad y que no han celebrado tratados especiales grande importancia, que se ponga cuanto antes en cono¬ que tala y aniquila cuanto se opone á su frenética car¬ para este objeto. La Espana hasta hace poco tiempo no cimiento de todos los habitantes de la República; y es rera.» se habia cuidado, según su situación y sus necesidades con este "Como en esta justa objeción lo que mas nos he¬ fin, que tengo el honor de dirigirme á US. á ob¬ exigían de tan interesante punto; pero últimamente no mos propuesto ha sido enmendar, y no paliar con sumo jeto deque inmediatamente se publique por bando, y se ha podido desconocer las grandes ventajas de una re¬ solemnice con la pompa digna de tan importante objeto, empeñólos involuntarios arrebatos de una composición, forma de esta especie y se apresura á estrechar sus re¬ á cuyo fin acompaño á US. el decreto expedido por S. E. nos ceñiremos seguidamente á esclarecer en breves lí¬ laciones postales con las demás naciones, tocando al neas la verdad de los hechos en esta fecha, como igualmente el acta de instalación.— que en la historia están es¬ mismo tiempo resultados que acaso no esperaba. critas con indelebles caracteres. Dios y Libertad.—Luis de Saá. Nos servirán de prueba y de término paralas ante¬ «Dice asimismo el amigo á quien tenemos la honrosa LA CONVENCION NACIONAL DEL ECUADOR. riores consideraciones las palabras del Heraldo de Ma¬ satisfacción de impugnar, «que la decadencia que por es¬ drid sobreesté particular, anunciando la considerando: próxima■ cele¬ pacio de dos siglos*»agobió á la sociedad española data bración de un convenio entre, aquel pais y la Inglaterra: desde casi los principios del siglo décimo-sexto.» Gomo Que es muy urgente y de alta trascendencia soste¬ nosotros apoyados ner por todos los medios legales la disciplina y subordi¬ Según tenernos entendido, dice'el mencionado diario, ^n la historia vivimos firmemente persuadidos de que en aquel glorioso período fué cuan¬ nuestras relaciones postales con las demás naciones de nación del ejército; do nuestra muy adorada Patria ostentó con mas poderío decreta: Europa, van extendiéndose cada dia mas, fundadas en principios amplios y liberales, que han de multiplicar Art. Io. Todos los militares de cualquiera graduación y esplendor la supremacía en el antiguo y nuevo conti¬ considerablemente, facilitándolos, nuestros tratos con que sean, y que hayan desconocido ó desconozcan de he¬ nente, sentimos -vehementemente que una persona ilus¬ trada y de un amor patrio acendrado se haya dejado todos esos países, y estrechar mas y mas aquellos vín¬ cho la legitimidad y existencia de la presente Conven¬ fascinar de los arrebatos de una composición para sacar culos de mútuo Ínteres que hacen que los pueblos se co¬ ción, y la autoridad del presidente interino que ella ha consecuencias que en verdad destruyen en mucho la nozcan unos á otros, que olviden preocupaciones anejas, dado á la República, resistiendo á mano armada ó de fruto de la ignorancia, y que añadan una garantía mas trabajosa armazón de sus argumentos. Sus mismas pa¬ cualquier otro modo á los decretos y actos que emanen labras nos servirán de tema para afianzar nuestra im¬ á la conservación de la paz general, que es hoy la gran deella, quedarán para siempre borrados de la lista mi¬ pugnación. «Si el error en mas ó menos grado entra aspiración de los hombres inteligentes y generosos de litar. V nuestro continente. siempre como elemento primordial, y con el error entra §. Unico. Los que "después de publicado este decreto el A los excelentes convenios postales que se han ce¬ gérmen de decadencia; (1)» ¿cómo pudo nuestra na¬ y hasta doce dias despicas de la fecha de su publicación, lebrado ya con Francia, Bélgica y Portugal, y que han abandonen las filas de fbs disidentes y se presenten á las ción, que se hallaba sumida en aquel triste estado, sub¬ regularizado y abaratado una correspondencia, antes tan autoridades para prestar sus servicios al gobierno legí¬ yugar tan vastos wicos territorios, avasallar tan sober¬ arraigar tan sólidas y profun¬ irregular yJtan caraVifc^írefàirá en breve otro convenio, timo, serán mantenido's en sus graduaciones legalmente bias y populosas das raices, fundado en los mismos principios que el que tenemos conferidas con absoluta amnistía de todos sus actos po¬ otorgar en fin tan sabias y protectoras le¬ con yes é instituciones que aun ahora desafian á los mas obBélgica, con los cantones suizos, el cual se halla ya líticos anteriores. secados para extiparlos? \ Qué?....¿acaso los fructíferos Art. 2o. Los bienes de los que resultaren judicial¬ próximo á ratificarse. mente Ademas, tenemos motivos para creer que dentro de autores, cómplices ó auxiliadores de la rebelión plantíos que reverdecían en los campos que habia ferti¬ breve tiempo, se entablarán negociaciones, si no están contraía Convención y el Gobierno que ella ha creado, lizado la eminente Isabel Ia. habia de marchitarlos el entabladas ya, entre nuestro gobierno y el británico pa¬ serán responsables de los gastos que se hagan para res¬ soplo de seis ú ocho años? ¿acaso el inmortal Cisneros ra corregir las anomalías y disminuir los exorbitantes tablecer y asegurar el órden público de conformidad con vagaba errante en los páramos de la Siberia cuando ar¬ rojaba á la sima las altas y añejas prerogativas de la no¬ gastos de la correspondencia entre Inglaterra y España. los artículos 45 y 46 del código penal y sus párrafos.« bleza? ¿acaso las locas tentativas de los comuneros pu¬ En el dia suceden en esta parte cosas que no podemos Dado en Quito, capital de la República, á diez y seis explicar. de Diciembre de mil ochocientos cincuenta—Sexto dela dieron rasgar el estandarte que se columpiaba orgulloso El que escribe una carta de Madrid á Londres no libertad—El Presidente de la Convención—Ramon de la en todos los ángulos de la Monarquía, encorvando las necesita franquearla, porque el porte se paga en esta úl¬ Barrera—Los Secretarios, Carlos Tamayo—Antonib frentes de los dispersos agarenos? ¿Acaso las simples discordias de aquel poder han de servirnos para eclipsar tima capital; pero el que remite una carta sencilla de Mata. las invulnerables proezas que poco después engrande¬ Lóndres á Madrid, por la via de tierra, tiene que fran¬ Palacio del Gobierno en Quito, á 17 de Diciembre de quearla en Lóndres mediante una cantidad que se acer¬ 1850—6o. de la libertad— Ejecútese— Diego Noboa—El cieron al prelensor del dominio universal (2)? ¿acaso la sumisión de la arrogancia francesa (3) no se simbolizó ca á cinco reales, y ademas de eso se le impone en Ma¬ Ministro Jeneral Luis de Saá—Es copia—El Coronel drid un porte de diez reales. No se entiende por que Oficial Mayor de la Sección de Guerra y Marina, Lopez. ante las gradas del capitolio romaqo?. ...¿acaso la anega¬ ción de la altanera media luna (4) y otras y otras mil im¬ una carta Y para que llegue á noticia de todos, publíquese que viene franqueada á la frontera ha de pro¬ borrables hazañas no están incrustadas con macizos ca¬ ducir á nuestro correo diez reales por la conducion des¬ por bando, comuniqúese á quienes corresponda. de Irun á Madrid, cuando una carta echada en el correo Dado y firmado en la sala dela Gobernación y re¬ racteres de oro en las bóvedas y galerías del soberbio de Irun recorria la misma distancia y aun mucho mas, frendado por el Secretario, en Guayaquil, á 23 de Di¬ panteón español? /Ahí Si aquel gobierno daba sín¬ toma de flaqueza, si aquella civilización tan orgulloso g ciembre de 185.)—6o. de la por un real tan solo. Mas extraño aun es lo que sucede libertad—Miguel García Mo¬ con las cartas pujante (5) adolecía de decadencia... .vengan pues en que traen los paquetes ingleses á Cádiz, reno—Agustin Tola, Secretario. buena hora aquella flaqueza y aquella decadencia á rePublicado en la misma fecha—Bolaños. y por las que también cobra el correo diez reales nada coronar nuestra invicta España, que sus hijos las recimas que por llevarlas de la administración á casa del intereresado. Por lo que hace á desde que rije nuestro

CM

9

CM

Es

jnentab

para'a

tinos u

jarseb

do, ten

periosa

ánuest

del pro ce con breni"

hech articnli

d

ticar ur aunque ma del f choque

nunca lh

Por

egados cepcion aostritt

de las id! todo de \

nado de ideal, y las inst adversr

perspe< del sis así siir

to, no!

pios d río esj chos lista,

deseo

época unnu

antigo Á tro

nuestro

dió sinh

gracia b nos

Cárlos quinto. Batalla de Pavia: Combate de Lepanto. Reinado de Felipe 2o. Así la llama el autor de los artículos. (Muy bien). Lo que hay que observar es el contraste tan lindo que forma síntomas de flaqueza con tan orgullosa y pujante.

T-

pació,

luego en

de reaccii

aide, lo c solemne reacción, Cuando cc Peso. nop<

Iraseldese

«jemplo, tr

pluma c

su

cerebro ais

El 6 de, 'e de

Lisboa Salvador Ze;

EspaSa en I

yl

recibido en a Par'ir muv

/"mianti

,

'e

!]!<¡ j lj ]

¡Ceneja ar0

?.uDd? gw;; •i»rr

Siíí laMr,pl D0!

'

Es,

f«r'fu fn

Dfr„

^

D„,

f"

L. _

Vn

f

til .

11

onia.

tir'odo

Has a uñare; df

«

nica d» Eeso'ucio,

¡LPolítir» rlDkf0t1

,íía

Casseb"'0

f°n e]

:¡Pr°ceder """arta

ShS " "«Bu X •Si** Por ,

soria al

O"

e

¡?dí cosas en h'^'do lo,

r—

1

ai

jimos fue

8-

por

vencerá

las sociedades?

(2J (3) (4) (5)

m

nos hot ideasv fíficacioi

neas

(1) Una preguntilla necesaria y á tiempo. Asentado este principio fundamental ¿cómo pudieron encumbrarse

sino

tras

de las fuerzas.» A unas cuantas lí¬

prosigue: "No provino la decadencia española de ningún vicio peculiar ni de nuestros principios, ni de nuestras instituciones, sino que dimanó de causas eter¬ nas que operan sobre todas las épocas y los pueblos.» "Si la postración de España eran causas eternas, ¿cómo nos dice antes que fué del desmesurado uso de fuerzas cuando éstas están sujetas al hombre y aquellas al que rije los destinos de las naciones? "En fin, apartando los mas que síntomas de con¬ tradicción, le responderémos que cuando hay desmesu¬ rado uso de fuerzas no pueden existir los síntomas de flaqueza: son antagonistas. En su puesto habríamos dicho, creemos mas lójicamente, "que la decadencia que

sa

ramos

produjeron la pos¬ poderosísimas coad¬ yuvaron á ello, la una el abuso que hacen las civilizacio¬ nes de su principio fundamental [no dudamos se referirá al jérmen de decadencia] y la otra aquel aniquilamiento de poder que por una ley de inevitable reacción se sigue uso

pro'

tro

go para demostrarnos las causas que tración de España. Dice así: "Dos

al desmesurado

res"

ao

birémos gozosos ostentándoles en nuestras manos las la mayoría de flexibles y emblemáticas palmas del laurel! artículos sobre "Concluirémos este artículo manifestando á nues¬ que hemos re- tros lectores en que columna se apoya nuestro noble ami¬

La aceptación que ha merecido de las cartas que vienen por tierra, nuestros lectores, la série de excelentes convenio con Francia, se ha pues¬ LA RAZA ESPAÑOLA EN AMERICA to en práctica un plan igualmente perjudicial para el producino en la REVISTA, nos mueve á dar lugar á la correo inglés, para el español y para la mayor celeridad de la correspondencia. El que escribe de Lóndres á siguiente refutación dirijida al autor por D. Joaquin Vi¬ dal, en la Habana, Madrid, por ejempto, remite su carta á un corresponsal refutación. Este, y á la réplica que ha motivado dicha que llamaremos completamente á los de Paris, y este no hace mas que volverla à echar por nueve artículos publicados, no deja de ofrecer ínteres. el buzón, con lo cual nuestro correo solo cobra por ella He aquí el contenido de ambos documentos: dos reales. ''Enemigos acérrimos por convicción de engolfar¬ nos en el delicado y como tal resbaladizo piélago de la ücuador. refutación, nos habíamos abstenido de hacer un digno y Nos ha faltado por este vapor la carta de nuestro maduro exámen de la série de artículos que han salido á luz en el diario de la Marina bajo el enfático bautizo apreciable corresponsal de Guayaquil, sin que nos sea de la raza española en América. Pero ya que en los dos posible adivinar la causa. Esta falta, que en un estado últimos citados hemos visto asentadas ideas que según normal de cosas no seria de tan inmediata importancia, nos es doblemente sensible por los funestos aconteci¬ prévia confesión del autor han sido estampadas con ple¬ mientos que han tenido lugar en la vecina república. no conocimiento de causa, hemos considerado justo ase¬ verar con obvias razones cuan impremeditados han si¬ Según vemos por los documentos oficiales que se han recibido en esta ciudad, el coronel Rios con ciento cin¬ do los argumentos que ha inferido de su mocion, y que en cierto modo debilitarian, si dado fuera, las heroicas cuenta caballos y alguna fuerza mas de infantería se ha¬ bia sublevado contra el gobierno de la Convención y hazañas de nuestros mas excelsos soberanos. "Si abrigáramos el deseo de demostrar minuciosa¬ entró en Riobamba, capital de la provincia del Chimbodespués de una profunda meditación, las causas raso el dia 15 del pasado diciembre. El mismo dia ata¬ mente, é incidentes que esquilmaron y que han ido sucesivamen¬ có á las fuerzas que habían ido en su percucion com¬ te agotando los opimos frutos que la paz y un buen go¬ puesta de un escuadrón de caballería y 60 infantes á las órdenes del comandante Maldonado que se hallaba bierno habían brotado en las hoy repúblicas hispano situado á corta distancia de la capital y empeñada la ac¬ americanas, no adoptaríamos por cierto los principios ción, quedó vencido Rios con pérdida de 25 hombres de la sangre como elemento de deducción. No, pues entre ellos algunos gefes de importancia, varios heridos que seria un craso y punible error hacer responsable á nuestra ascendencia de las semillas perniciosas que les y algunos prisioneros. Maldonado solo participa un he¬ rido y dos contusos en sus tropas; al dia siguiente se dejaron y dejau siempre sembradas en los pueblos las unieron al ejército convencional 220 infantes en tanto prematuras conmociones constituyentes.

p°Ñ

va

«o

reas

la

Su.)

Last edit 5 months ago by AKR
52
Not Started

52

This page is not corrected, please help correct this page

53
Not Started

53

This page is not corrected, please help correct this page

54
Not Started

54

This page is not corrected, please help correct this page

55
Not Started

55

This page is not corrected, please help correct this page

Displaying pages 41 - 50 of 3631 in total