1

OverviewTranscribeVersionsHelp

Here you can see all page revisions and compare the changes have been made in each revision. Left column shows the page title and transcription in the selected revision, right column shows what have been changed. Unchanged text is highlighted in white, deleted text is highlighted in red, and inserted text is highlighted in green color.

2 revisions
WriteonDude at Nov 28, 2023 07:20 AM

1

REDACTOR PERUANA.
.........................................................................................
Se publica Miércoles y Sábado de cada semana.
.........................................................................................
(Tom. 5.°) LIMA, MIERCOLES 13 DE JULIO DE 1836. (Num. 4)
...........................................................................................
PARTE OFICIAL.
...........................................................................................
MINISTERIO DE GOBIERNO Y RELACIONES
esteriores.
Jefe superior militar del departamento de
Lima á 9 de julio de 1836.
Señor.
El infrascrito jefe superior del departamento en-
cargado del despacho de las relaciones esteriores de
urjencia, tiene el honor de dirijirp al señor con-
sul jeneral de la republica de Chile' para poner en su
conocimiento que acaba de saber con bastante sorpresa
que los buques Monteagudo y jeneral Orbegoso han zar-
pado del Callao con dirección à Chile, llevando â su
bordo algunos emigrados de esa república embarcados
clandestinamente con miras sin duda de trastornar aquel
pais—Como el gobierno del Perú no tenia ya necesidad
de algunos buques de su armada, dispuso se anunciase
en los papeles públicos que se daban en arrendamiento,
y en efecto está cierto el infrascrito que se tomaron por
contrata aquellos para hacer el comercio—Sacaron sus
pasabantes para Guayaquil, y Centro-América bajo las
formalidades y fianzas de estilo, pero según los rumores
que corren, ellos no han llevado esas direcciones, sino
la de Chile.
El infrascrito tan luego como lo ha sabido se
apresura á comunicarlo al señor consul protestándole
que el gobierno no ha tenido la menor noticia de esta
desagradable ocurrencia, que si es cierta y hubiese sa-
bidola antes la habria evitado en tiempo—El Perú que
solo desea conservar la paz con todas las naciones y
especialmente con Chile, no permitirá jamas que de
su terrirorio sele lleve la discordia.
El infrascrito observa ademas, que el señor cónsul
que debe estar al cabo de la conducta de los emigrados
de su nación, no haya traslucido estas medidas que
pueden trastornar la tranquilidad de su patria—Si el
señor consul hubiese hecho la menor insinuación so-
bre el particular se habrian tomado medidas fuertes
y vigorosas á impedir se llevasen al cabo esos planes;
empero supuesto que no lo ha hecho hâbrã sido por
haberlo enteramente ignorado como ha sucedido al
que suscribe.
El infrascrito desearia no fuesen ciertos los ru-
mores de que ha hecho mención y al concluir esta
...................................................................................
nota reproduce al señor cônsul jeneral la mas dis-
tinguida consideración y aprecio con que es su aten-
to servidor—Trinidad Moran.
Al señor cónsul jeneral de la república de Chile.
Legación de Chile- Lima julio 12 de 1836.
El infrascrito encargado de negocios
de Chile ha recibido la apreciable comu-
nicación que con techa 9 se ha servido
dirijirle el señor jeneral D. Trinidad Mo-
ran, poniendo en su conocimiento, que los
buques Monteagudo y jeneral Orbegoso
han zarpado dei Callao con dirección á
Chile, llevando á su bordo algunos emi-
grados de esa república embarcados
clandestinamente con miras sin duda de
trastornar aquel pais.
El infrascrito debe creer lo que el
señor jeneral se sirve aseverarle en su ci-
tada nota, á saber: que el gobierno perua-
no no ha tenido la menor noticia de esta
desagradable occurencia, por que á no ser
así, seria preciso suponerle complice de
una atroz perfidia, que jamas ha podido
tener cabida en los sentimientos nobles
que seguramente dirijen su politica—Es
altamente sensible sin embargo, que des-
pués de seis años que los desleales chile-
nos refujiados en esta capital, han procu-
rado en vano elementos para poner en
obra sus preyectos patricidas, hayan ve-
nido al fin á encontrarlos en dos buques
armados pertenecientes al estado del Perú
engañando la buena fè de su gobierno que
creyó que servirían solo para hacer el co-
mercio.
Bien traslucía el infrascrito las ma-
quinaciones de los refujiados chilenos; pe-
ro cuando se le dijo que debian embar-
..............................................................................

1