Digitizing Peru's Print Revolution

Pages That Need Transcription

MSH-LAT_001-130

26
Not Started

26

JUEVES 21

(Núm. 64.)

DE

NOVIEMBRE

1850.

de

(Un real

gsmammnammbamen twm iimhctb—

JPreeios sic Snsc ri pesos*.

Este Periódico sale á'laz Se encuentra

en

el

peru y en el

estrangero.

2

>>

* *

M 20

de venta

en

la

ma¬

la tienda del Señor Do¬

irado, «alie de Judios, y solo se admiten suscriciones en esta Imprenta, calie de la Pescadería, 127. Todo anuncio que no esceda de diez lincas, pagara ¡ide reales por-la primera voz y 2 reales por cada una las subsecuentes, Los precios de los anuncios mas ostentos y de los remitidos, serán convencionales.

Pá. Rs.

Al mes Al trimestre Al semestre Al auo

tedos losdias por

ñana; escoplo los Domingos.

DIARIO DE POLITICA ECONOMICA, CIENCIAS, LITERATURA, RELIGION, ARTES, etc. fico

no estaba esplorado aun. Valparaiso no habia rado sino como una caleta, apenas practicable para

sido conside¬ esperimenta con el decrecimiento jeneral de la riqueza, del mis¬ las naves que mo modo que en las ciudades que crecen y se desarrollan el mayor devez en cuando traen provisiones y armas. En Santiago se acu¬ movimiento de la propiedad y de los valores, aumenta la ri¬ mularon pues, colonos, soldados, conventos, dotaciones pias, queza de cada uno. Lima, Noviembre 21 de 1850. Estas masas de hombres, secretamente labrados por el males¬ comercio, riqueza territorial. Dejémos pasar tres siglos. Hace treinta años que un vecino de Valparaiso vino á San¬ tar de la consunción jeneral, estarán dispuestas é echarse al CORREO EDLTRÜMJRRO. Llamamos la atención de nuestros lectores hacia el tiago á mandar hacer alcayatas para las puertas de una casa que cuello del gobierno, toda vez que haya quien les diga que el go¬ construía. No habia herreros todavia en No hace bierno se tiene la culpa de ello. Si entre nosotros tuviera el Con¬ siguiente artículo que publica el Mercurio de Valparaiso doce que la aduana central fué trasladadaValparaiso. de Santiago á Valpa¬ greso la costumbre del Parlamento inglés de hacer levantar infor¬ en sus números del 8 y 9 del corriente, en que á nuestro raiso. El comercio de todas las provincias se hacia en Santiago, maciones prolijas sobre los hechos relativos a cacía cuestión que juicio se describe de una manera exacta la situación ac¬ como el de la República Arjentina, cuyos comerciantes sedirijian trata, pediríamos una investigación sobre el estado de fortuna, á la capital. Las industrias nacionales de tejidos, pellones, za¬ profesión, ocupación diaria de los que instigan al pueblo á la re¬ tual de Chile. «La única cuestión verdaderamente séria que trabaja al pais patos, quincallería etc. daban ocupación exclusiva á los talleres vuelta, los que primeros se dejan arrastrar á ella y sobre los sen¬ del pueblo de Santiago hasta ahora poco. Qué sucede mientras timientos de la masa que los sigue ciegamente. en el dia, es la dela elección del futuro presidente; hemos dicho La transformación que en ruina antesdeahora, y bastaria para probarlo la musculatura de los tanto? esperimenta Santiago, es pues Que Valparaiso es de diez años á esta parte el centro comer¬ la obra de leyes fatales que prevision humana no puede correjir artículos que se le consagran, y la insuficiencia y palidez de los cial de la República. Allá se dirijen los capitales de las provin¬ sino n par'e. Se desenvuelve Guayaquil y se arruina Quito; se que de otrasmaterias se,ocupan. cias à cambiarse por mercaderías europeas; allá se encaminan los levanta Panamá y decae Bogotá: se ensancha Valparaiso y San¬ Ayer reprodujimos un artículo de la República, periódico del antiguo partido liberal, y hoy nos llega en una hoja suelta traficantes de la otra banda; all í están establecidos los grandes al¬ tiago no sabe de que vivir. Esta situación se agrava mas por un efecto contrario al que hace la prosperidad de las costas. Allá macenes de comercio, los grandes talleres de las artes, y aun la uno de autor anónimo, nutrido de altas consideraciones y vistas industria de zapatos, pellones etc, ha emigrado poco á poco, en la población se trasforma por la introducción de nuevas indus¬ muy prácticas sobre la situación de las cosas. Las antiguas casas de comercio de San¬ trias, por el aumento de salario que trae la prosperidad yel mo¬ La cuestión de candidatura no es simple: ella implica to¬ I busca de compradores. tiago han ido disminuyendo el movimiento de sus capitales, ó cer¬ vimiento, por el contacto con los extranjeros, por el espectáculo das las actuales; y no han de resolverla las simpatias ó antipa¬ rándose, ó trasladándose à Valparaiso, y no hace mucho que las de los usos, y hábitos mejores y mas adelantados de las otras natias de las personas sino la conciencia de una sociedad. Montt no es popular, dice el pandeto, son poquísimos los que casaí extranjeras del puerto han empezado á reducir sus créditos cioa°s, por el movimiento en fin que es el ájente mas poderoso en Santiago, á retirar su i ajenciasá fin de precaverse de los desca¬ de la mejora. En Santiago por el contrario, la ciudad permane¬ trabajan por su candidatura, y aunque nadie trabajase p ^r su labros queesperimentaun comercio sin vida, sin fondos, sin pro¬ ciendo ia misma, los hombre > los mismos, el pueblo el mismo, triunfo ella saldrá de la conciencia de la sociedad como Minerva ductos facilmente exportables. La provincia de Santiago vive de las prácticas antiguas, la indolencia, las preocupaciones se con¬ de la cabeza de Júpiter. dos años á esta parte de susT^linos, única industria radical y tinuarán indefinidamente. De dos años á esta parte han emi¬ ¿En qué funda el articulista aserción tan categórica, nos pre¬ guntarán? Leedlo, pasead conducidos por su mano de Val¬ poderosa. Los grandes molinos do Santiago, como las grandes grado de Santiago á Valparaiso y California mas de cuatrocientos I casas de comercio de Valparaiso son extranjeros, loque debe te- franceses que ya se habian establecido de tiempo atras. De ma¬ paraiso á Santiago y de Santiago á Aconcagua, recorred todos esos nera que : Santiago será Santiago siempre, y nadie puede decir lo rincones de la situación que se llaman club de la igualda l, mo¬ nerse en cuenta para examinarlas trasformaciones que la indus¬ tria experimenta. que serían Valparaiso, Concepción, Copiapó en diez años mas. tín de Aconcagua, insultos á la autoridad, procesiones, libelos, Si el estudio de la situación de Santiago no descubriera estos ¿Qué nuevas fortunas se han levantado en Santiago de diez etc, y después que hayais visto todo esto, que son los detalles de años á esta parte? Las de los mineros del Norte, que vienen bus- hechos, lo indicarían los clamores de los diarios, los discursos de la gran cuestión de ca didatura en los cuales agota sus fuerzas ! Los goces es- los tribunos populares. Se señala al pueblo á ios ricos, como la inútilmente la prensa del dia, después de verlo con vuestros ojos cando goces, reposo, y tranquilidad á la capital. cascan, la tranquilidad es problemática, los deudores son moro- causa de todos los males, se le denuncia el lujo, el orgullo de á la luzclara en que os lo coloca el artículo, respondednossi du¬ : sos, los capitales se irán. No hay remedio. los capitalistas; el gobierno se compone de usureros, causa de ia Esta es la ley. dáis qué idea y qué carácter serán elevados al poder por el voto El comeaciante que va á Valparaíso cada seis meses se asom¬ miseria populnr. Esta es la bandera de partido; mejorar de público. bra de ver las casas nuevas que sorprenden sus miradas; el que suerte, la esperanza que se despierta; establecer bancos en favor Nosotros nos guardarémos muy bien de analizar ó conmutar este articulo en forma de panfleto. Lo único que es dado hacer viene á Santiago cada diez años, reconoce á la primera vista sus ' del pueblo, la promesa con que se le atrae. ¿Qué significa todo calles,y sus casas, hasta por los accidentes mezquinos que las esto? Que hay malestar, pobreza, falta de esperanzas. ¿Cómo se con obras de esta naturaleza, es presentarlas tales cuales salieron de manos de su autor, y nunca se les daria suficiente publicidad. distinguen. Santiago se va ¡rrem siblemente, en su comercio,1 establecerán bancos? Con qué fondos? quien los dará? cómo en su industria. Es hoy uua ciudad de empleados, procurado-^ participará de ellos el pueblo que no tenga un producto, un valor Son profecias que rasgan el velo del íuturo despejando en toda su res y abogados; de rentistas que viven del ínteres de sus capita¬ que dar en cambio de un billete? Esta no es la cuestión del mo¬ realidad el presente. les; de conventos que consumen quietamente el usufructo de las mento, lo que ahora importa es apasionar á Ja muchedumbre, El artículo á que aludimos es como sigue: dotaciones piadosas de tres siglos; de jóvenes de familias, que no por el lado sensible, la pobreza, el poco salario, la falta de remu¬ A quien rechazan y temen? á montt. saben en que ocuparse, que no tienen industria conocida, muchas neración dela industria Aqui vienen los candidatos, sánalo-todo A quien sostienen y deseen? á montt. veces ocultando, bajo las esterioridades elegantes de una socie¬ de las llagas del pueblo, panacea universal á las dolencias de dad refinada, las penurias y las estrecheses de la indíjenc.ia; y de¬ Santiago. El m^jor candidato para Santiago es un camino de Quien es entónces el candidato7 montt. bajo de todos estos escombrps de una ciudad que va á dejar de vi¬ hierro,y por éldarémos nuestro voto;pero este nuestro candidato Pido la palabra: vir, un numeroso pueblo, para quien faltan aplicación y desarro¬ se aleja de todo pais que le habla de revueltas, porque antes de SITUACION DE NTI AGO. llo áje¡ industria que d^.t&./¿ráie'j&n dia, sin instrucción pro¬ todo u:de na? p??. Fl ofojr su- de Narra r»<> autb entre los os (joí de traía i ¿de una revüinb't&n o un elejit ¿ residente? fesional suficiente para competir con los industriales extranjeros clubs y las farsas políticas. A mi juicio ni de lo uno ni de lo otro. que los conchaban. ¿Qué remedio tiene este mal? Algunos. Desdeluego el pri¬ Hay pues, una revolución en Santiago. Esta población no- ! mero de todos es estudiarlo, conocerlo, y tenerlo en cuenta para Existen en Santiago jérmenes de revolución? Sí'- Mas que ble ó plebeya, rica ó pobre,está desocupada ó sus ocupaciones no las soluciones políticas que los partidos quieren dar. en pais alguno. Estudiemos la posición geográfica de esta ciudad. Hay quien El comerciante intelijen- pretenda que debe trasladarse la capital á Valparaiso, cosa que Fundada "en vista de las exijencias de la conquista y ocupación le dán lo bastante para desenvolverse. del suelo. Valdivia para dominar este valle, escojió la vecindad te es arruinado por los otros comerciantes que quiebran; y sus el tiempo solo indicará; pero que en manera ninguna remedia¬ del cerro de Santa Lucia para establecer sus reales. El mar pací- lucros son disminuidos por las pérdidas que la sociedad en masa rá la situación de Santiago, pues tal medida no sería otra cosa

LA HK VISTA.

!

,

DOftA URRACA DE CASTILLA. MEMORIAS DE TRES CAÍMOS.

—No os olvideis, buena anciana, dijo Gonzalo, que desde la última vez que te vi! Yo también te hacia algu¬ nas visitillas: yo también te solia ver cuando detras del traigo conmigo un arma, y que tengo un brazo dispuesto... —A echarlo todo á perder, metiéndonos en algún mal obispo ibas tan morenillo y colorado teniéndole la capa, que daba gusto de verte. Y yo me decia; "¡Qué feliz es! hijo fregado. Cepos quedos, y no hacer disparates. Afortunadamente hallaron franca la salida, que daba á de un hidalgo, paje de un príncipe de la iglesia, que lo hará canónigo ó cardenal, y que algún dia quizá llevará un patio pequeño y sombrío, al pie de la torre de las pri¬ la mitra, mejor le ha de de ir mil veces que con los esta¬ siones. —No me atrevo á proseguir contigo, dijo la anciana; dos de Altamira, teniendo como tiene un tio tan mal cris¬ tiano." Pero mira, hijo mio, no te vayas á vengar de quédate aquí oculto entre estos haces de leña hasta que

Cayó luego en la cuenta Gontroda de aquella resolu¬ Ataúlfo; este es el precio que exijo por tu salvación...» —Y la de mi madreción, y en alas de su generosidad, ó mas bien, dtl afan de —Y la de tu madre. Ataúlfo en el fondo no es tan malo evitar á don Ataúlfo nuevos delitos, acudió también allí, entrando poco después en la alcoba, en sazón de hallarse como á primera vista parece; sino que el pobre ha tenido Ramiro cabe la portezuela, escuchando á su madre y al mala crianza; y luego todo el mundo le aborrece, lo de¬ Terrible, que adentro departían, y aterrado con algunas testa; no tiene un cristiano que bien lo quiera. ¡Pobreci¬ llo! Yo no sé si estoy trabajando contra él al favorecerte; palabras que á sus oidos llegaban. Acababa Elvira de asegurarle que no era mujer de pero hágase lo que Dios quiera: las cosas han llegado á Ataúlfo, y estele llamaba su queridu esposa: como tal la tal estremo que.... —Pero ¿-y mi madre? ¿mi madre? Sin ella no doy un trataba y ella lo consentia y confirmaba, con el silencio unas veces, con las razones otras. paso mas. Vos, señora, podeis sacarme de la confusion en En aquel estado de amargura y estupor en que llegaba que mi espíritu se encuentra, confusion muy mas territl á dudar de su propia madre, la nodriza de Ataúlfo abrió para mí que todos los peligros que me amenazan. Hame silenciosamente la puerta, sin ser percibida del mismo Gon¬ dicho mi madre que no está casada con Ataúlfo, ¿cómo es zalo, que á su lado estaba. Hízose al punto cargo de la que permite á este llamarla su esposa? —Nada le ha dicho, pensó la anciana para sus aden¬ situación de todos; conoció que era imposible ya salvará Elvira, y no sin dolor tuvo que resignarse á limitar su so¬ tros, acerca de Bermudo: no creía yo que hubiera podido corro al paje del obispo. Asiólo del brazo, y el mismo contenerse: imitemos su prudencia. Gontroda dió luego á Ramiro contestaciones evasivas, asombro y letargo de que estaba sobrecogido, fueron encareciéndole la necesidad de guardar silencio, aunque causa de que en los primeros momentos no pudiese Rami¬ ro exhalar una sola esclamacion de sorpresa, ni oponer re¬ semejante á los cangrejos padres de las fábula, no se cui¬ sistencia alguna. Cuando llegó á pensar, cuando quiso daba de poner en armonía los consejos con el ejemplo. Tranquilizóle sin embargo asegurándole dos cosas á cual interrogar á la anciana, ya estaban fuera del aposento. mas importantes para Ramiro: primera, que su madre no —¿Quien sois? Gontroda no le contestó por el pronto: acabó de cerrar corria tanto peligro como él, y podría luego salvarse fácil¬ la puerta, y le dijo con su voz cascada, en la cual, sin mente; y segunda, que fuese cualquiera la contradicción embargo se percibía alguna dulzura y la satisfacción que le las palabras y la conducta de Elvira, estuviese seguro Je que podia ser completamente justificada. á todas las buenas acciones acompaña: Solo después de haber obtenido el mancebo semejantes '—Andemos, andemos, hijo mio: pocas preguntas, si no seguridades, pudo alejarse un paso mas de aquel aposen¬ quieres entregar la piel para que el lobo la desgarre. to. La puertecilla de la alcoba daba á un largo pasadizo, —¿Sois Gontroda? —La misma, la misma. ¡Quién te ha visto y quién te que comunicaba con una secreta escalera, por la cual pen¬ ve! ¡Jesús, cómo pasan los años! Dos veces te he salvado saba Gontroda salir mas fácilmente del castillo. Mas ape¬ ya con esta, si Dios quiere. Tu no recuerdas, ¡pobrecillo! nas pusieron en ella el pie, cuando en lo profundo sintie¬ ¡Ca! Si no tenias mas que algunos meses.... Pero ¡qué ron ruido de criados que subían departiendo misteriosa¬ pulmones! ¡que berreer aquel, en medio del bosque! ¡Si mente. Gontroda retrocedió: llevó al mancebo al estremo parece que te estoy oyendo! Buenos apuros me hiciste opuesto de la puerta de Constanza, algunos pasos mas allá pasar. ¿Y conservas todavía aquella mancha en la espal¬ de la boca de la escalera, y en el fondo del pasadizo da, hacia el lado derecho,... no, al izquierdo....? aguardó á que pasasen los criados, calculando que debían —Al derecho, señora. Pero.... ¿y mi madre? ¿á dón¬ ir á guardar la salida de la alcooa. Mientras llegaban, salieron los fugitivos del oscuro rincón en que se hallaban, de vamos sin ella? —Silencio, maldito charlatan, esclamó la anciana, que y dándoles la espalda sin ser vistos ganaron la escalera. —Vienen en tu busca, murmuró Gontroda al oido del no podia ocultar su alborozo: todos los pajarillos que ape¬ nas saben revolar un codo mas allá del nido, se pierden paje para alejar de él la idea del peligro de su madre: por ahora quédense ahí con un palmo de narices: vamor á ver por el pico. Imítame á mí, que no te hablo mas de lo pu¬ si en la ramente preciso. ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Qué estirón has dado puerta de abajo tenemos algún tropiezo.

traiga una capa. Vamos, no hay que replicar, observaciones. Ahí dentro, y se concluyó. Yo buscarte.-Perfectamente: buen do uno piensa quién es, y lo ve en su

ni hacer vendré á

muchacho.-¡Jesus, cuan¬ andar como un ladrón, y

propia casa!

La infatigable dueña salió de caución se informó acerca de las

allá,

y con

alguna

pre¬

probabilidades de la fu¬ ga. No las babia de ninguna especie: el Terrible habia dado las órdenes mas terminantes para que á nadie, abso¬ lutamente á nadie, se permitiese salir del alcázar. Pen¬ sar que ninguno de los centinelas se dejase vencer por ruegos ni corromper con dádivas, era pensar en lo impo¬ sible, porque todos temían que Ataúlfo estuviese espiándolos, para caer como ave de rapiña sobre el infeliz que titubease en el cumplimiento de su deber. Sabedor el Terrible de que el paje habia logrado escapar del dormi¬ torio de Constanza, acababa de ordenar asimismo que se hiciesen las pequi sas mas minuciosas por todo el castillo. Si la fuga era imposible, parecia en cambio sumamente fácil descubrir á Gonzalo, oculto en un paraje tan próxi¬ mo á la escalera secreta. Gontroda en este apuro, no tra¬ taba ya de echar fuera dél alcázar á su joven compañero, sino de evitarle los tormento, los suplicios que le espera¬

ban, si caia en monos de Ataúlfo; y no sabiendo que ha^

acosada por la proximidad del peligro, túvose por muy dichosa cuando le ocurrió cierta idea, y se halló con los medios de ponerla por obra.

cerse, y

Acudió á la leñera: llamó á Gonzalo, el cual salió tan

alterado, que por encima del sayo se le marcaban los lati¬ dos del corazón. —Si tardais un poco mas, murmuró el paje, no me en¬ contrais aquí: hubiera salido para morir como quien soy, y no como un

animal de bellota. Poco después de haberos

marchado, bajaron dos de los de arriba, y los muy picaros

sospecharon que ahí pudiese estar escondido: iban á le¬

cuando mudaron de parecer, por con¬ urgente dar parte á su amo de lo que pasaba, se alejaron prometiendo volver con un tizón á dar fuego

vantar

siderar

los haces, mas

y á la leña.

¿Qué noticias rnc traéis? —Sigúeme y embózate bien, le dijo la anciana, echán¬ dole una capa sobre los hombros. No le pareció de muy buen agüero al pajecillo tan inusitado laconismo; pero obedeció á Gontroda, la cual se dirigió al torreón, que se alzaba en uno de los frentes de aquel patio Sacó del pecho una llave, y abrióla puerta sin dificultad.

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
27
Not Started

27

LA REVISTA.

2 que bacer lo que hacen los ejércitos en las marchas forzadas, abandonará los heridos, á los enfermos, á los cansados, á su

propia suerte; dejar perecer en lugar de salvar. La provincia de Santiago encierra el tercio de la población de Chile, y 110 es cosa tan despreciable medio millón de hombres para dejarlos atrás. A mas de esto, Valparaiso en la costa, no podrá gobernar el inte¬ rior. Valparaiso lleno del espíritu práctico, negociante de la épo¬ ca, no podrá llevar á su paso á los que quedan en situación mas colonial, mas anticuada, si es posible decirlo. Por muchos años ha de permanecer el gobierno en Santiago en respeto de las tra¬ diciones, y con la mira de curar el mal en su fuente, haciendo marchar la sociedad

en

masa.

Pero el dia que Santiago se muestre impotente para gober¬ la República; el dia que la autoridad sea ajada; y las asona¬

nar

das, ó los continuos cambios de ministros ó de jefes, hagan que cada uno piense en su propia seguridad, Valparaiso con su comer¬

sus capitales, su inilueneia material sobre las provincias, ha de sustraerse á la sujeción de los abogados y curiales de San¬

cio,

El comercio pide tranquilidad y la impone á los

tiago.

alboro¬

tadores.

Valparaiso á Santiago, haciendo espedita, rápida, instantánea las comunicaciones, trayendo el puer¬ to á Santiago, ó llevando la capital á. la costa, allanaría las difi¬ Un camino de fierro de

el movimiento, ni nadie se ocupa

contener

gobierno, mantenimiento oficiado al señor Noá recibirse de la Intendencia.»

yen protestando sumisión al «de las leyes, y añaden que han

«

voa

«

para que pasase

Asi ha concluido rios de San

la farsa sangrienta de los igualita¬

Felipe.

el propio ha tardado mas de 12 ho¬ pueblo quiere es el bienestar aqui en la tierra, riquezas, y es ras en entregar la correspondencia. Hay motivos par í preciso que se le abra camino, esto es, el camino de hierro de creer que si la tranquilidad de la capital no hubiera si¬ Santiago á Valparaiso. El público asiste á estos espectáculos en que se presenta do completa á sil llegada, no hubiera entregado la cor¬ una asociación que demuele cada dia, cada hora, un principio como á una fiesta de toros ó á una riña de gallos. No hay tea¬ respondencia. La conducta de los revoltoso nos autoriza para te¬ tro, no hay entrada y salida de buques no hay comercio, no mer todo de ellos, hasta la sinceridad de lo mismo que hay industria, no hay nada de lo que en otras ciudades entre¬ tiene la curiosidad pública; en cambio, todos estamos pendien¬ asesaran al gobierno bajo sus firmas. tes de lo que dijo fulano, lo que se propone hacer mañana para ( La Tribuna). tentar al gobierno, á cual ministro insultan, cual vida privada sale á luz, quien mintió, ó quien engañó al otro; y de este cú¬ N¿¡¡sica"sis notficiaft ele Aconcagua» mulo de cosas sin verdad, sin interés real, se forma una aji¬ tacion, una inquietud, una animación ficticia, que concluye por Un espreso llegado anoche del Intendente de Acon¬ apasionar los espíritus y prestar á la ciudad el aspecto de un pueblo ocupado de algo, de una sociedad ajilada y próxima á cagua acantonado en Curimon con el Batallón de mili¬ Obsérvese que

el

un

esperados con ansias por los comerciantes de San¬ tiago, porque en esta época vienen á surtir sus tiendas los co¬ merciantes de campaña, para hallarse en Diciembre y Enero en aptitud de satisfacer á la demanda de efectos que motiva la dis¬ tribución de dinero que hacen los cosecheros de trigo. Este añono ha aparecido comerciante de las provincias inmediatas, á causa de la ajitacion de Santiago, que creen en vísperas de un desórden. El comercio se aleja, el dinero se vá á otra parte, y los comerciantes y el pueblo se quedan ajitándose, como el pescado que se queda enseco. Hay, pues, una causa latente, perenne de revolución cu Santiago, un malestar profundo en todas las clases, que favo¬ recerá los disturbios que se ven desde ahora en perspectiva. Los capitalistas de Santiago no tienen comprometida su fortuna en máquinas, fábricas y empresas comerciales á las que la menor interrupción puede arruinar; por tanto, la revolución no les alar¬ ma grandemente, sabiendo que el capital se esconde en las cri¬ sis, y que un pagaré no ocupa mucho bulto. Este es un ele¬ mento de revolución. Los propietarios de tierras no se cui¬ dan mucho de los disturbios de las calles que al fin y al pos¬ tre no se han de llevar las propiedades y las tincas, según ellos creen. Los jóvenes de familia que no son ni cajeros ni depen¬ dientes de comercio, que no jiran capitales, y que han sido ma¬ noseados por las ideas que han conmovido á otros pueblos, ha¬ llan un pasatiempo, emociones vivísimas en la ajitacion de los espíritus, en la acción que es la vida de la juventud, en las ilusiones jenerosas que los mueven, y* un poco y mucho en el espíritu de insubordinación que es común á todos ios pueblos, sobre todo en los nuestros, que carecen de hábitos públicos, de história práctica, de ciencia y de esperiencia. ¿Por qué sucede que la provincia de Aconcagua ha sido la única que ha respondido á la ajitacion de Santiago? No. por otra razón sino porque su situación es análoga á la de Santiago. Sin comercio por los Andes, desligada de Santiago en cambios, con dificultades gravísimas de trasporte para sus mercaderías, aque¬ lla provincia se ajita en el vacío, las fortunas decrecen, y el po¬ bre especulador no tiene esperanzas que lo animen. Siendo de

(Continuará.)

trastorno.

Noticias de la

(Del Mercurio de Valparaiso). Snteuideneia de Camila gc>. Santiago, noviembre 7 de 1830.

,

eran

El pueblo de

de él.

Santiago se alborotará por los boletines del espíritu imitados de Lamcnnais, lo mismo que por los cucuruchos de Palazqelos. Bilbao ha hecho un grab servicio al gobierno, y es poner de manifiesto que al pueblo ele Santiago se le dá un pito de que haya ó no penas en el infierno y debe agradecérselo. Lo que

cultades; pero para establecer un camino de hierro se necesi¬ tan capitales, nacionales ó extranjeros, y antes que todo se ne¬ cesita seguridad de que el órden, la tranquilidad, la regulari¬ dad de la administración responderán del porvenir por un número ilimitado de años, porque el capital no entiende de clubs, ni de derechos de asociación ni de oposición ni ministerio; lo único que necesita es tranquilidad y garantías de paz. ¿Quien puede darlas hoy en Chile? Nadie. Los meses de Octubre y Noviem¬ bre

mií5jO¿5¿

£fiw

HEaSSmm¡ht

'wisesta

Por cuanto el

antes

señor

ministro del Interior, en oficio

de los Andes, y los numerosos escuadrones de Curimons, Pocuro, Tierra blanca, á cuyos acantonamien¬ tos se habia dado órden de reunirse los de la otra banda del rio, pone en claro la situación de las cos,as. Como lo sospechó el Gobierno, el oficio de sumisión de los amotinados era una supnreheria, estudiada, pa¬

cia

ra

ponerse

á cubierto en caso de no ser segundados por

los revolucionarios de la capital. Doce horas habia puesto el espreso hasta entregar su

y

media

corresponden¬

hoy me comunica el Supremo decreto que sigue, es¬ cia, bien que llegó á Santiago á las diez y media. Por pedido también en esta fecha: los últimos avisos del Intendente Novoa, los amotinados «Hallándose vacante la Intendencia de Santiago por habían propuesto capitular, pidiendo que fuesen amnis¬ renuncia de don Matias Ovalle, nómbrase Intendente tiados los delincuentes. El Intendente ha contestado lo de dicha Provincia al teniente coronel de ejército don que á la autoridad corresponde, cuando se ha derrama¬ Francisco Anjel Ramirez. do la sangre del primer majistrado de la provincia. Portanto, publíquese, circúlese y archívese el re¬ Las proposiciones son en substancia ias siguientes: ferido decreto.—Matias Ovalle.—Evaristo del Cam¬ 1.a La junta popular gubernativa, enlregaráel mando po, secretario. del Departamento de San Felipe al Intendente Novoa, de

exijiendo

SSeioliicioii ele

Ayer á las oraciones se publicó por esta imprenta, una

hoja suelta conteniendo lo siguiente: A ULTIMA HORA.

La sublevación armada tiene en este momento cons¬ ternada á toda la Bepública. Los buenos ciudadanos lamentan el estravío de unos cuantos revoltosos que

como

condiciones

que

el movimiento que ellos

han hecho, no se considere como mol in ó insurrección, sino como una reunion pacífica, legal é inocente. 2.a Que en consecuencia a ninguno de los compren¬ didos se les enjuicie ni persiga por los actos ejecutados

desde que

acometieron la fuerza del cuartel hasta la

entrega del pueblo.

á desacreditar al pais en el estranjero, á influir per¬ niciosamente en el progreso de su prosperidad, de su agricultura y de su comercio. Tenemos ya víctimas que llorar. La sangre del noble y valiente comandante Mardones ha sido la primera en correr. ¿Que mano la ha derramado? La mano de Ramon Lara, el insubordinado vecino de San Felipe, el acusador del Intendente Novoa, el fal¬

van

3.a Que Caldera y Lara que estaban presos antes del motin por órden del Intendente Mardones, no puedan ser vueltos á la prisión en virtud de ninguna órden. 4.a Que al Intendente Mardones se le considere como

republicano, el promotor y presidente de un club po¬ lítico á imitación del que existe en Santiago. Este hecho horroroso viene á poner de manifiesto

so

culpable

y se

le juzgue.

Que entregarían el mando al Intendente Novoa, siempre que se presentase solo sin acompañamiento de ninguna clase, recibiéndolo solo la junta popular gu¬ 3.a

bernativa. Esta última condición pone

el colmo á la estravagancia de las primeras. ¡Un triunviro de reos de lesapatria; uno de ellos reo de asesinato sobre la persona de un Intendente y todos responsables de los desórdenes, de las violencias, espaliaciones y trastornos á que su fal¬ ta de recursos y su '(íéá'ésperacion los conduce, ser ad¬ mitidos á la presencia de la autoridad en clase de majistrados! ¡Bien hacen de pedir que nadie acompañe al In¬ tendente; temen al alcaide que los espera en San Felipe. Anoche debieron ponerse á las órdenes del Sr. No¬ voa los piquetes de línea que han salido de la capital, y en toda la noche de hoy esiará el batallón Valdivia á su disposición. La mente del Gobierno es evitar hasta la posibilidad de un combate, haciendo imposible toda re¬

esos clubsjV-y^liiçiojiarios, contra los cua¬ les con tanta justicia se ha revelado la opinion entera del pais. Estos clubs son la semilla de una revolución de sangre; son un pretesto para burlar las medidas con¬ servadoras del reposo público, dictadas por las auto¬ ridades. Conozcamos á la Sociedad de la Igualdad siguiendo los pasos del club de Aconcagua, cuyo presidente acaba den y como pueden. Aquellas provincias, pues, y todas las que de hacerse reo de asesinato. Lspliquemos los sucesos se hallen en circunstancias análogas, ya de presente ya en un recientes en los opositores de Santiago y el Intendente porvenir próximo, propenderán al órden, mientras quedas inte¬ sistencia. Los amotinados se han atrincherado con zan¬ riores como Santiago, Aconcagua. &c., darán siempre síntomas Ovalle, por los de igual naturaleza que acaban de tener jas en la plaza donde serian encerrados. de malestar; y el Gobierno de Chile tendrá hoy, mañana, mas lugar en San Felipe. Pocos dias antes del motin, la Sociedad de la Igual¬ tarde, cualquiera que sea el partido ó personas que lo repre¬ Aquí en la capital, donde los elementos de órden dad habia senten, que luchar con esta agravación de males, de que el vul¬ perdido toda mesura. Una doña Rita Mesina, son mayores y mas enérjicos, donde la ilustración está muy conocida en aquella provincia, los precedia con una go lo hará responsable. Santiago, ó las masas de Santiago, es¬ tán dispuestas á amotinarse, si se les deja, por una causa impía mas jeneralizada, donde los Ínteres de los capitalistas bandera en que Se hallaban escritas estas palabras: Aba¬ como poruña causa relijiosa siguiendo las doctrinas socialistas enfrenan con el poder de la opinion los demanes de los jo la tiranía. Puédese inferir el lenguaje y los vivas de de Bilbao, ó acaudillada por el arzobispo si se quiere, con tal perturbadores; aquí en Santiago no han podido los Igua¬ aquella turba, presidida por D. Ramon Lara, el dueño que el uno ó el otro les prometan mejorar de una situación, que litarios consumar el plan y el objeto de su asociación. de la Imprenta, presidente y secretario de los clubs, el el menor trastorno no puede hacer mas que empeorar. ¿Qué En un pueblo apartado, conmovido por cuatro cau¬ harán Erràzuris, Montt, Freire, Aldunate y todos los candida¬ mismo Lara de la acusación entablada, por desabedientos posibles para que el comercio vuelva á Santiago, se edifiquen dillos desmoralizadores é imprudentes, allí han podido cia á la autoridad, contra el Intendente Novoa ante el trescientas casas por año, para que haya construcción de puer¬ desarrollar sus planes y convertirlos en lamentables Senado, y sostenida por Urizar Garfias. tas, cerraduras, &c., y vuelvan los comerciantes á proveerse á hechos. El desgraciado D. Blas Mardones, tan querido por Santiago de los productos de las mil industrias que daban de En la capital no han podido los igualatarios sino todos los que lo conocen, tan festivo como fué militar va¬ vivir á tantos millares de hombres antes? > Después de esta causa latente de descontento que nadie, escupir cobardes á la cara de un Intendente. Fn San Felipe, en lugar de un escupo, le han dis¬ liente, y propietario pacífico, quiso el lúnes, dia consa¬ que nada prodrá satisfacer, sino un camino de hierro hasta cier¬ grado á los paseos y tumultos de la Sociedad de la Igual¬ to punto, hay otra que no se aleja mucho de esta, pero que parado un balazo. dad, hacer que se quitase de la puerta del local aquella es mas activa y fecunda. En Santiago se han contentado, esperando mejor Si cada uno se preguntara ¿qué me bandera provocativa. Lara el factotum de la oposición se daráá mí, de qué modo cambiará mi situación personal el triun¬ fo del candidato de mi predilección? encontraría, sino se hace oportunidad, con predicar la sedición. En San Felipe la sedición se ha apoderado de la presentó al In endente reclamando de la órden, intimán¬ ilusiones muy grandes, ó si no es muy reducido el círculo de sus dole su desobediencia. Era la escena de los escupos de aspiraciones, que no vale la pena de llevar el pais al borde de plaza pública, ha violentado la guarnición; y se ha atrin¬ Santiago la que se repetia allí; y allá como aqui, la au¬ un abismo, cuestión tan cherado en las calles, armada, amenazadora. insignificante! toridad mandó arrestado al insolente provocador. Don Estos hechos son elocuentes. Ellos se ligan con Precisamente porque es muy poco lo que muchos tienen Benigno Caldera se presentó en seguida con el mismo que esperar del gobierno, es que algunos desearían un cambio una política seguida desde muy atras por los opositores, desacato y obtuvo el mismo resultado. radical, echarse en lo indefinido ó vago de una revolución, con¬ los cuales vencidos en la discucion é incapaces de vaiertando instintivamente con obtener alero, quien sabe si mu-1 . ... . , , , Los afiliados se reunieron. El Intendente se diri—

ios ánimos, era de esperar Valparaiso, Copiapó, ias'provincias mas ricas, donde mayor número de ideas nuevas han penetrado, donde las masas están mas adelantas porque tienen rnas goces, hubieran segundado el movimiento de la capital. Lo contrario ha sucedido, sin embar¬ go, y esto por causas muy simples. El trabajo productivo, el salario elevado, absorven y atraen á las masas; el espectáculo de la prosperidad que los rodea les dá esperanzas de participar de ella, y los alienta á seguir trabajando y gozando como lo entien¬ ideas la ajitacion que hoy conmueve

el secreto de

que

m

de l°s elementos constitucionales

hacer valer

gobierno de Chile está en tal manera ae para sus sistemado, alambicado, reglamentado, que nadie puede prome¬ micas y sus opiniones políticas, han recurrido al repren¬ terse sacar de él una pobre propina de mil ó dos mil pesos anua¬ sible estremo de provocar una revolución. El pais está convencido de esto, la prensa lo ha re¬ les, si no es en cambio (le un trabajo asiduo, y las molestias y sujeciones de Ja vida de empicado. Pero hay pasiones mas petido mil veces: «nos llevan á una revolución.» nobles y deseos menos positivos que preocupan á muchos. La La revolución ha estallado. Ha estallado para mosAmérica española está colocada á un estremo del lago que fór¬ mau las sociedades adel antadas. El movimiento que se imprime trar su impotencia, para convencer a sus fautores de á las ideas en Francia, \iene trasmitiéndose poco á poco á noso¬ que la carga mas pesada es un triunfo pasajero sobre tros, y un dia sentimos llegado el momento de hacer lo que hi- las autoridades. -cieron por alia; las ideas que aquellos pueblos ajilaron se hacen ¿Cuál es el fruto que lia dado la sublevación de San por adopción las nuestras. La Inglaterra y los Estados Unidos Felipe? tienen su vida propia que los pone á cubierto de esos vaive¬ No hablemos de la sangre que ya corrió por desgra¬ nes y oscilaciones que vienen de afuera; nosotros no tenemos mas vida qué la de imitación porque la nuestra la despreciamos cia.—Los sublevados se entregan por sí mismos á la au¬ y miramos romo el mal mismo. De aquí nace que en 1880 nos toridad, llaman al antiguo intendente, áese mismo se. 7 cho

en

un

trastorno.

El

, hállenlo

la

y

FraSé'éfU'w'é s"ciei,aík'? co""> i ñor Novoa que 18rS, y !°?iis,rao',c,on espuestos á tener combatesaliliafs las calles atentatorios1 i rancia

en

en

pandeadas,

aunque todoeèto sea de mal género por Francia y haya dado sus ma os frufos. En Chile, y no nos pese de ello, hay tal libertad para la acción individual, que basta un poco de perseverancia para hacer tomar á la sociedad c' aspecto que

qu¡era. Palazuelos organizó procesiones de santos, cucuru¬ chos, símbolos y sociedades relijiosas en despecho dela pren¬ sa, ios ministros y el clero; Bilbao ha puesto á la moda, ha he¬ cho el objeto de la conversación pública, de la curiosidad gene¬ ra!, y aun c! asunto dominante, su club, con sus paseos alar¬ mantes y sus símbolos socialistas. Las escomuniones de que ha estado amenazado, sus folletos puestos en el índice de la igle¬ sia, no le han hecho mal ninguno á los ojos del pueblo, que se creía tan exajeradamente católico, y á cuyas preocupaciones los mas"hábiles políticos han creído deber hacer concesiones, Ni el clero que se cree tan poderoso en Santiago, ha sido parte á se

i

.

.

.

hace ,

,

pocos 1 ,

dias era acusado por actos 1 ,

contra los derechos

.

.

,

.

del ciudadano.

Las siguientes son las últimas noticias que tenemos: «Un propio que dice haber salido á las 2 de la ma¬ ce nana de San Felipe y que se ha dirijido al Gobierno «como á las 2 y media de la tarde, ha conducido un

al cuartel, ocupado por un piquete de mili¬ que la guardia habia sido asaltada, los jefes del motin le dispararon un balazo, que le ha

jió sin

armas

cias, y allí encontró

y atravesado el costado.

Si el señor Mardones sucumbe,

lo temen así los módicos que lo asisten, será la tris¬ gloria de los revolucionarios haber sacrificado la pri¬ mera víctima, un jefe de la independencia, un ciudadano honrado, un padre de familia y un Intendente de una pro¬ vincia. Mardones fué puesto en un calabozo, así mori¬ bundo, y permanece allí. Los jefes del motin aseguran en su nota al gobierno, que lo hacen para salvarlo del fu¬ ror popular, porque según el espíritu de la Sociedad de la Igualdad, la autoridad es el objeto de odio, cualquiera que la ejerza. Antes era Novoa el odiado, ahora lo es Mar. dones, que solo ha estado ocho dias en el gobierno, y cuyo carácter festivo lo habia hecho hasta hoy el ídolo de Acon¬ cagua. El gobierno ha despachado anoche dos escelentes cirujanos de ejército para que asistan al herido.

pues te

Notas Oficiales del gobernador de los Andes y del Inten¬ « dente Novoa relativa á los sucesos de San Felipe. « Gobieno Departamental. « no, Santa Rosa, Noviembre 5 de 1850. y en una acta que han adjuntado á ese mismo « 11 de la noche. pliego motivan la insurrección acaecida en que el In« tendente Señor Ministro. Mardones había atacado el sacrosanto derecho ude asociación. Dan cuenta de tener preso al señor Mar¬ Hace pocos momentos que de un modo positivo se me ee dones por librarlo de la indignación popular; conclu- ha comunicado que á consecuencia de haber sido Lev

«

pliego de! triunvirato que se ha puesto á la cabeza del departamento de San Felipe. Espresan en él los motivos que han tenido para encargarse de aquel gobier-

Last edit 10 months ago by madisonrobichaux
28
Not Started

28

5

LA HE VISTA •.

disponibles.—He dispuesto junta gubernativa revolucionaria) D. Francisco y I). Emi¬ igualmente que el batallón de infantería de los Andes se lio Caldera y un boticario Molina con algunos otros. E« halle en disposición de marchar y de reunirse con la señor Novoa se habia presentado allí é hizo publicar hoy tropa que existe aqui, lo mismo que los tres escuadro¬ un bando dando á reconocer de Intendente al sustituto bre las armas. Como se me ha dicho que se ha hecho D. Blas Maldones que ha sido por este acto restablecido El señor Intendente de la provincia clon Blas Mar- nes restantes. al mando legal de la provincia, dones se encuentra preso y herido gravemente por ei pu¬ oficiar ayer al Supremo Gobierno anunciándole la resis¬ La ciudad no estaba todavía en completa quietud, se ñal de Lara. El señor Juez Letrado don Blas Araya se tencia que pensaba hacer la Sociedad de la Igualdad al habían cubierto con guardias las principales avenidas pa¬ ha refujiado en este departamento, habiendo escapado mi¬ cumplimiento del bando que se publicó por está Inten¬ prohibiendo la existencia de las sociedades, y se ra impedir la fuga de los conspiradores que estaban ocul¬ lagrosamente de mano de los facciosos. Las puertas de dencia, tos. la cárcel han sido abiertas á los criminales y el arma¬ me ha asegurado que se tendrá-contestácion hoy á las Dios guarde à VS.—llamón Dueñas. once del dia, no he querido proceder hasta que se ob¬ mento que se encontraba allí del batallón cívico, ha sido Al señor Intendente de la provincia. tomado. En el momento que obtuve estas noticias, hice tenga la contestación dicha.—Debo prevenir á US. que reunir las milicias de este departamento: y en el instan¬ se nombró en San Felipe una Junta de Gobierno, del mmswiia, Comandante Jeneral de Armas y comandante del bata¬ te que escribo á US. se encuentran ya reunidos como 150 (De la Epoca.) hombres y se está llamando el resto de la tropa. He to¬ llón á D. Ramon Lara, que este cuerpo permanece Señor D. N. N. mado así mismo las medidas oportunas para asegurar el acuartelado, después de haber nombrado de oficiales y clases á los mismos que antes habían sido destituidos de Cobija. orden interior, mientras que el Supremo Gobierno tiene órden Suprema. Valparaiso, Setiembre 26 de 1850, á bien disponer lo que debe hacerse en tan azorosas cir¬ Sabiendo el que suscribe, como lo deja espuesto á Muy estimado Señor. cunstancias. Intertanto, si de San Felipe se pidiese au¬ US., Cumplo la oferta que hice á U. de escribirle si algo que el origen del rnotin ó revolución habia sido por xilio de tropa, será remitida inmediatamente. Como las hubiere de particular. noticias que tengo el honor de trasmitir á US. me han si¬ que no se puso eri libertad bajo de fianza á Caldera y En el Vapor pasado que salió de este Puerto el 12 do dadas particularmente, y por personas que no han po¬ Lara; y queriendo siempre evitar la efusión de sangre y dido presenciarei fondo de las ocurrencias no puedo dar los males que son consiguientes á un ataque de tropa ar¬ del corriente con dirección á esa y Puertos del Perú, se á US. otros detalles. Cuidaré sí de dirijirme á US. opor¬ mada, hice llamar á las 3 de la mañana al sargento ma¬ marcharon con el mayor misterio Ballivian y Linares. tunamente tan pronto como pueda obtenerlas mas cir¬ yor retirado 1). José Antonio Guilisasti y en union de Nadie supo aquí la marcha de estos señores hasta des¬ D. Jose Antonio Echavarria los mandé á San Felipe; les pués de la salida del Vapor, y en la lista de los pasaje¬ cunstanciadas. Siendo necesario hacer gastos y no pudiendo calcu¬ dije que propusiesen á los cabezas del tumulto que Cal¬ ros, publicada en este Puerto, no apareció el nombre de lar el importe de ellos, pido á VS. se sirva autorizarme dera y Lara serian puestos en libertad bajo de fianza si ellos. Hé hablado con personas que tienen bastante amistad con Linares, y me han dicho, que habiendo es¬ en el acto se dispersaba la reunion que tenían en este para pedir á las oficinas fiscales de este departamento las A tado esa misma mañana con él, mas bien le habían oido cantidades quesea necesario invertir. Intertanto me pro¬ pueblo, y si inmediatamente entregaban las armas. esta invitación pacífica, hecha sin mas objeto que el de¬ decir: que se marchaba á Aconcahua; lugar que dista curaré el dinero necesario para los gastos que ocurran seo de tranquilizar el pueblo, se me contestó la acta que de este Puerto treinta leguas. Este Vapor trajo la noti¬ hasta el recibo de la orden de VS. instruido de su contenido he cia que habían desembarcado en Copíapó, y la opinion Sírvase VS. poner esta comunicación en conocimiento original acompaño á US. de S E. el Presidente de la República, haciéndole presen¬ rechazado con indignación cada una de sus clausulas, ya general en este Puerto es que de dicho punto se inter¬ naban á Chichas. Se dice igualmente, que Anivarro tie¬ te que este departamento siempre adicto á la causa del or¬ porque no me creia con la investidura bastante para ad¬ ne comprada una parte del Ejército, empleando para el den, se encuentra dispuesto á sostener el imperio de las le¬ mitirle, ya porque desdoraba el carácter del Sr. Mardo¬ nes. Este es el estado en que se encuentra el negocio de objeto once mil pesos, de cuyo importe ha girado letras yes, habiendo dado el vecindario las mejores pruebas de sobre el comercio de este Puerto, que han sido acepta¬ adhesion y respeto, manifestando así la indignación con que doy cuenta á US. El batallón de San Felipe de que es actual Coman¬ das. Todos estos son datos que ha adquirido el Sr. N. N. que miran la causa de les perturbadores del órden. dante D. Ramon Lara y que se halla acuartelado, está y me apresuro á comunicárselos á U. Acepte VS. las consideraciones &. &. En el proximo Vapor me marcharé y comunicaré á bastante bien disciplinado, muy resuelto, según se me ha Juan de Dios Aguirre. U. personalmente los demás datos que pueda adquirir. asegurado, y tiene bueno# fusiles. Para contrarrestarlo Desearé se conserve U. que y que ocupe á su afeeno tenemos sino la ¡ropa de infantería del batallón de los GOBIERNO DEPARTAMENTAL. Andes, con 200 fusiles malos y muchos de ellos inservi¬ tísimo-S. S.-N. N. Santa Rosa, Noviembre 6 de 1850. Es copia—El oficial mayor.—Muñoz. bles. El batallón de San Felipe tiene 2,000 cartuchos á bala y 3,000 de fogueo, mientras que el de los Andes no Señor Ministro: República Boliviana.—Ministerio de Estado del Son las 2 de la mañana, hora en que escribo á VS. tiene sino 500 cariuchos á bala ó menos de esta canti¬ despacho de lo Interior.—Palacio del Supremo Go¬ para comunicarle las ocurrencias que respecto á San Fe¬ dad. Es preciso, pues, Sr. Ministro, que se nos mande bierno en la Ilustre y Heróica Sucre «16 de Octubre lipe he sabido después de haber escrito la comunicación un batallón de línea, ó por lo menos tres compañías. Sin de 1850—42 de la Independencia y 2o. de la Libertad. oficial que entregará á VS. el conductor y que he retarda¬ este auxilio espondriamos demasiado la caballería cívica Circular N°. 15. do hasta este momento esperando tener mejores noticias que tenemos, sin obtener tal vez un resultado favorable. Al Sr. Prefecto del Departamento de la Paz. S. P. que comunicarle. Por un mozo mandado á San Felipe En vista de lo espuesto, el supremo Gobierno resolverá lo que crea conveniente. Con esta fecha, el Sr. Presidente Constitucional de que logró introducirse hasta la plaza, se sabe que D. Blas Sírvase US. poner esta nota en conocimiento de S. la Mardonts se encuentra incomunicado y con dos barras de República lia reasumido el mando supremo de ella, se¬ grillos. D. Joaquin Oliva ha asumido el mando de la E. el Presídeme de la república para que resuelva. gún consta del decreto que en copia legalizada es adjun¬ Dios guarde á US.—Jose M. Novoa. provincia y Lara la comandancia de los rebeldes. Se to, para que lo mande U. publicar con la solemnidad ne¬ cesaria en el Departamento de su mando. asegura que éstos no bajarán de 8(JÍ) hombres, y todos

don Benigno Caldera y don Ramón Lara, ha estallado en San Felipe un movimiento revolu¬ cionario, y que de 600 á 800 hombres se encuentran so¬ puestos en captura

ellos

se

Se

encuentran

me

ha

atrincherados

en

man

cuatro

escuadrones

la plaza.

Dios

asegurado que el señor Novoa habiendo sali¬

do de esa como á las 6 de la tarde, se encontró en Curimon con la noticia del levantamiento, y que inmediatamente

Ultimos excesos de los amotinados de San Felipe. Nos comunican en este momento:=Han efectuado algu¬ nos

saqueos en

encuentra en movimiento desdóla tenemos la noticia del levantamiento de La mayor parte de sus habitantes se han

pueblo

hora en que San Felipe.

se

la

República

almacenes de propiedad publica, causa

pasó al departamento de San Felipe á poner en movimien¬ natural del estado de inocupación en que permanecen los to los escuadrones. Los Ires que hay allí están sobre las vecinos pobres de una ciudad sublevada. armas y dispuestos á marchar sobre San Felipe tan pron¬ A mas, han sido presos por amigos del órden y hos¬ to como pueda organizarse la milicia de este departamen¬ tiles á los sublevados los siguientes señores: to. Tengo el pensamiento de que alas 7 de la mañana Tagle, administrador del Estanco. El comandante salgan 100 hombres de infantería con dos escuadrones á de serenos: el teniente primero de polícia, y el coman¬ dante del cuerpo cívico Don Juan Torres, y otros mu¬ disposición del spfíor Novoa. Este

guarde á U. Tomas Valdiviezo.

Manuel Isidoro Belzu, Presidente y

Constitucional de

Capilan General de sus Ejércitos á. &.&. CONSIDERANDO:

Que merced á la Divina Providencia se halla mi sa¬ lud ya restablecida, cientes para dirijir

encontrándome con la fuerzas sufi-N la Administración pública en todos

sus ramos—

DECRETO. Artículo Io. Desde esta fecha reasumo el mando su¬

premo de la República, quedando el Gobierno investido chos ciudadanos. de la suma de los poderes públicos que le fué conferida El número de presos irá aumentando por momen¬ por la ley de 7 de Setiembre último y por las actas po¬ tos á medida que vuelvan en sí los unos, se desalienten pulares celebradas en todos los Departamentos. otros y sea preciso mantener la diciplina de la guardia 2. Los Ministros de Estado continuarán con el des¬

manifestaciones de adhesion. No dude US., pues, que la causa del órden triunfará con todo su pretoriana del triunvirato

esmerado

en sus

á la fuerza y con el estímulo pacho de sus respectivas carteras. esplendor. La milicia llena de entusiasmo está decidida igualitario del calabozo. Después de los grillos recurri¬ Comuniqúese y publíquese.-Dado en el Palacio de Go¬ rán al patíbulo para que se cumplan las profecías del á marchar. bierno, en la Ilustre y Heroica Capital Sucre, á 16 de Sírvase ordenar que se me remitan cartuchos á ba¬ Progreso y de la Barra que han anunciado sangre duran¬ Octubre de 1850.—42 de la Independencia y 2o. de la la y 500 piedras de chispas que nos son muy necesarias. te meses enteros. No olviden mientras tanto que esa san¬ Libertad.—MANUEL ISIDORO BELZU.—El Ministro Tenga á bien devolverme el mozo tan luego como gre derramada sin motivo cae sobre la cabeza del que la de lo Interior y de las Relaciones Exteriores, Tomas derrama. sea posible. (Id,) Baldiviezo.-E\ Ministro de la Hacienda, Rafael BustiDebo advertir á US., que por el mozo que dirijí á las llo- El Ministro de la Guerra, José Gabriel Telles.-FA 9 de la noche á D. M. Cerda, no quise escribir á ÜS. poí¬ Triunfo «leí órden. Ministro del Culto é Instrucción Pública, José Agustin no retardar su salida y porque se supiese allí la noticia La Intendencia de Valparaiso ha recibido esta mañana de la Tapia. con la brevedad que deseaba. la comunicación siguiente: Es conforme. El Oficial mayor de lo interior.-Ma¬ Soy de US. etc. etc.=J. de DiosAguirre. riano Donato Muñoz. A LAS SIETE Y TRES CUARTOS DE LA NOCHE.

coüierno

INTENDENCIA DE ACONCAGUA. Curimon, noviembre G de 1850.

Ayer á las once y media

del dia salí de Santiago, y

cuando me acercaba al punto de donde dirijo oi decir, que se habia sublevado el pueblo de pe.

Apresuré mi marcha y

del 4.° Escuadrón

esta nota

San Feli¬ en la casa del Comandante

de este departamento se me dieron

algunos pormenores.—Se me

aseguró que D. Benigno

departamental.

Quillota, Noviembre 7 de 1850. comunicación de VS. de hoy á las 8

PROCLAMA.

el presidente constitucional de bolívía a la nacion He recibido la BOLIVIANOS. Después de cuarenta dias de la du¬ de la mañana. Se han recibido también las seis cargas de municiones que condujo la partida de vijilantes: no ha ra prueba á que me ha sujetado el Cielo, al librarme de mis crueles asesinos, ha llegado al fin el momento de llegado todavía la tropa de Valdivia que se aguarda. Se ha luchado con poderosos obstáculos y embara¬ que, fortalecida mi salud y casi completamente mis heridas, tome nuevamente el timón del Estado; no zos apesar de la actividad y empeño que se han tomado

curadas

reunir los doscientos hombres, cuyo motivo me por el ambicioso deseo del mando, que no tiene cabida cel de San Felipe por causas que no conozco hasta ahora obligó á detener en ésta la partida de vijilantes para que en mi corazón, sino porque tengo conciencia deque mis si al arribo del Valdivia no áe completaba la fuerza men¬ servicios son necesarios para mi patria, de que el poder perfectamente; que la Sociedad de la Igualdad se habia reunido en número considerable y que formados se di- cionada pudiesen suplir el número que faltase; pero si constitucional que ella me confiriera, me impone un de¬ no fuese necesario para éste servicio la permanencia de ber sagrado que solo podré satisfacerlo al cabo de algún rijieron á la plaza á pedir la libertad, bajo fianza, de los individuos espresados; que el Intendente D. Blas Mar- dicha partida haré regresar inmediatamente que llegue tiempo de trabajos y fatigas, y porque tengo fé de que Dios solo ha librado mi Yida por ser necesaria para dones se resistió abiertamente, y que en vista de su re- aquel cuerpo. He recibido la órden que me incluye para que la Te¬ Bolivia. ciencia, atropellaron la guardia del cuartel y dela cár¬ Con estas profundas y relijiosas convicciones, rea¬ nencia de Ministros abone los diarios de la tropa que cel; se apoderaron de las armas y pertrechos de guerra del primero; abrieron las puertas de la cárcel y pusie¬ custodia el cuartel, y de los milicianos que se empleen sumo hoy el mando Supremo con la plenitud de faculta¬ des que la Representación Nacional y los pueblos todos en la conducción del medio batallón Valdivia. ron en libertad á los reos.—Me es sensible, Sr. ministro, En mi comunicación de aver anuncié á VS. que ha¬ de la República han conferido al Gobierno. Conocidos os hacerle presente, que el Sr. Mardones ha recibido una herida en el costado, herida que, según la opiniorí del bia enviado impropio á San Felipe para que sedosamen¬ son el programa dé tolerancia política, el respeto tribu¬ facultativo que le asiste, es de gravedad.—A D. Blas te observase el estado de las cosas en aquel pueblo. Es¬ tado á las opiniones, la induljencia con que he conside¬ Mardones se le puso inmediatamente preso en el cuartel te enviado ha vuelto en este momento conduciendo la no¬ rado á los enemigos de la gloriosa revolución del año 47 del batallón y continúa en el mismo estado. D. Lucas ticia del restablecimiento del órden legal operado por el y á las banderías que posteriormente se levantaron; mis Piaz, comandante de policia, se halla también en pri¬ batallón de los Andes, cincuenta carabineros mandados principios y sentimientos democráticos traducidos á la de Santiago y las fuerzas del departamento de San Feli¬ práctica en toda extension; la inerme sencillez y la noble siones. Instruido de los acontecimientos indicados, di órde¬ pe que se habían defeccionado. Los sublevados sin confianza con que me be presentado en todas ocasiones en medio del pueblo, descando siempre confundirme con nes inmediatamente para que se aprestasen el batallón y atrevesrse á esperar al enemigo, desocuparon anoche el escuadrones del Departamento de los Andes y pasé el cuartel y entregaron !a ciudad, dispersándose unos y el último de los ciudadanos é inspirarles el sentimiento rio para preparar también en el Departamento de San y ocultándose otros; sin embargo, se sabe que hoy á las de verdadera libertad é igualdad; la moderación en fin con que he hecho uso de la suma de los poderes públi¬ Felipe la tropa de caballería que contiene. Tres de los once y media de la mañana se habían recojido ya, y escuadrones de este punto están acantonados en Curi¬ puesto en seguridad algunos de los principales jefes del cos. El execrable crimen del 6 me ha manifestado dolorosamente, que todo esto ha sido insuficiente para calmon, Toe Coíl éJ qpíe-manda el comandante Mestre for- tncím, figurando éntre estos D. Benigno (miembro de la

Balderá y I). Ramon

Lara se hallaban presos en la cár¬

para

i

Last edit 6 months ago by Devin Wood
29
Not Started

29

4

LA REVISTA.

laS

pasiones de hombres desesperados, por haber el salitre del orin si se establecen meaderos públicos en t G. Howe y Ca^ al «J.Castilla» para Payta-2 btos.crudos perdido el ejercicio de la tiranía y por su impotencia pa¬ algunos lugares dela plaza y conventos mas concurrí- P. Dickson y Ca. al «Caupolican» para Pisco-2 cajs. ga¬ ra sas, uno id. pañuelos de algodón. recuperarla ó adquirirla. Estoy convencido de que la dos. La Intendencia ha proyectado el que remito á US. Nación toda es virtuosa y magnánima; G. Nicholson y Ca- al id. para id.-2 cajs. medias de seda. que se ha indig¬ en diseño. El y sus conductos para las acéquias de las nado, se ha horrorizado y execrado e! atroz delito del 6; calles, deben ser de fierro y contener sus piezas las di¬ que ha jurado vengarlo y purgar el glorioso suelo de la mensiones que marca. PUERTO PEL CALLAO. La obra no puede hacerse en la patria, de asesinos y conspiradores. Mi deber es obede¬ capital, pero sí en el taller de fundición de Bellavista cer este grito nacional, este voto soberano. Procuraré, perteneciente al Estado. Por vía de ensayo pueden fa¬ ENTRADAS.=noviembre 20. Si las esperanzas corresponden De Liverpool en 145ds.-Rerg. ing. ELN'OR CHAPMAN empero, templar con la equidad el rigor de las leyes y bricarse dos ó cuatro. de 530 ton. su cap. Juan Fruncís, con 15 homb. de las enerjicas exijencias de la opinion tan justamene puede apoi darse después el numero que el Gobierno ten¬ trip, su carga general, cons. á Hegan y Ca. indignada. ga á bien. mar

COMPATRIOTAS La vida del hombre no está á mer¬ ced de los malvados. Solo Dios nos concede ó retira es¬ te beneficio. El ha querido salvar la mia, porque en sus .adorables designios, quiere que se consagre esclusivainente à mi patria, que le perteneza y le haga cuanto bien fuere posible, ofreciéndola, si fuere

preciso, en holo¬ bien y prosperidad. Que los designios de Dios se cumplan, y los de la perversidad sean confundi¬ dos y execrados, es el voto constante y cordial de vues¬ tro compatriota y amigo—

causto por su

Ilustre y

Mere ad©.=En

nuestro

Capital.

propósito de no dejar pa¬

las observaciones que nos ocurran

de cuanto estar de los habitantes de Li¬ acerca

pueda contribuir al mejor ma, siempre que lo juzguemos acsequible, nos vamos á ocupar de un asunto sobre el que quisiéramos llamar sériamente la atención de las autoridades. Hace algún tiempo habíamos oido decir que se tra¬ taba de hacer un mercado nuevo ó bien de trasladar el de Santo Tomas á un sitio mas adecuado á ese objeto;

ello

nada se ha dispuesto aun sobre una medida tan importante que reclama no solo el aseo y el ornato públicos, sino también la salubridad de

pero

...

mo se

¡ng. INDUS de 377 del Sr. Ministro de Gobierno, para que ton. su cap. David Jobson con 13 homb. de como lo juzgue conveniente. trip, en lastre desp. por T. Conroy. guarde á US.—S. G. P.—Juan Nepomuceno Para id. id.—Barca ing. WARRIOR de478ton. su cap, J. P. Hoof con 18 homb. de trip, en lastre, desp. id.

por el órgano disne resolver

Dios

Vargas.

Ocurrencias del 20. Juliana Veles vecina de la tienda N. 189 de la ca¬ lle de Ovos en el Distrito 4. ° dio aviso al leniente que á las seis de la ta¡rde ocurrió á su casa el musico José

IPara S®aita

en derechura. Saldrá el 25 del presente la goleta nacional

Manuel Isidoro Belzu. Montenegro bastántemente ébrio que se recostó á dor¬ Heroica capital Sucre á 1G de Octubre de 1850 mir y que tratando de recordarlo á las diez de la noche se le encontró muerto. El cadaver ha pasado al Anfitea¬

NotieSas varias de la sar

Sírvale US. elevar esta nota al conocimiento supre¬ SALIDAS.—Nov. 20. Para Pisco é isles de Chincha—Barca

«JENERAL CASTILLA.»

sin perjuicio de las demás di- Estrada, descubrir la verdad que, se en¬

tro para que se reconozca

lijencias judiciales

para comendarán al Juez del crimen de turno Dr. D. Guiller¬

mo

Carrillo.

Vease en el Callao con E. HIGGINSON y en ésta con FELIPE S. GORDILLO casa de

Campo y

calle del Correo Viejo.

63—v. 6.

Té mandarin.

Acaba de recibirse

pequeña partida del lejítimo

una

Té mandarín, de primera calidad; y se vende en el al¬ macén núm. 50, calle de San José. uno 56—15c.

MULTAS.

Han sido multados por ébrios en un peso cada Rudecindo Romero, Nazario Negron, Fermin 'lejero, Luis Munguid, y Eulalia Vargas.

Aceite

purificado

para lámparas. galón en el establecimien¬ de Rufino Guido, tambo del sol núm. 19. Se vende á veinte reales

to

A19 AJAMA.

es que, según parece,

bultos entregados en

el puerto

del callao

También se venden en el mismo establecimiento, velas de esperma de superior calidad á seis reales libra,

el 20 de Noviembre de 1850. El local que sirve hoy dia de cigarrería situado á Camisas de algodón un cajón 10 does.-Manteletas para la bajada del Puente, á la derecha antes de la Pa¬ Señoras un delante de la que hoy es plaza de nadería de Revoredo, se traspasa ó arrienda, tie¬ cajon=A Zaracondegui y Ca. mercado, donde salta á la vista la suciedad de venduras Hules un cajón 24 pzs. de 8 vs.-Bayetas de pellón 2 ter¬ ne todas las comodidades que se pueden desear cios 4 pzs.-Pañon un cajón 600 anas 4de Rrabanda— y aguas que dejan detenidas los derrames de las fuen¬ pues á mas del almacén que es bien grande, tiene vi¬ —A T. y Bergman. tes, y basta percibir el olor desagradable que estas cau¬ viendas espaciosas y aseadas que se pueden ocupar de¬ sas juntas producen de continuo, para cerciorarse de la Géneros para trajes 3 cajones 2476 yds.-id. |blanco de centemente. La persona que lo necesite, véase con el necesidad de llevar á efecto una algodón 16 tercios-Pañuelos de id. un caj. 120 docs.- dueño que vive en los altos de dicho local. disposición cualquiera que evite en el centro de la ciudad un espectáculo de Terciopelo un cajón 152 vs.-Fósforos 5 cajs. 60 grsa. 59—6p. c. u—A T. H. aquella especie. Sin embargo, no seria este el motivo Gruning y Ca. mas importante BAjRNIZ FINO que nos induciría á fijar la atención en Gasas pintadas 3 cajs 50 pzs. c. u.-Pañuelos de seda 2

todo el vecindario. Basta pasar por

el

mercado; pero hemos dicho que la salubridad del cajs. 50 pzs c. li. A B. Dickson y Ca. vecindario pudiera afectarse y para esto no se necesita Fasas un cajón 1438 yds.—A G. Gibbs y Ca. una observación muy prolija. La plaza se halla situada i Coñac 10 caj. una doD.==-A Molfino y Aponte. en un punto falto absolutamente de ventilación, entre i 'Clavazón 5 cass. 75 kilogramos c. u.-A Montane' y Ca. calles angostas y ademas encerrada dentro de gruesas ¡ Marsellas 2 cajs.-genero blanco de algodón un fdo. 25 paredes donde los artículos del consumo diario no pue- j' pzs. de 40 yds.—A M.Bland y Ca. den conservarse en un estado de sanidad completo. Las Pañuelos se seda 3 cajs. 124 pzs. c* u.-id. id. 3 id. carnes, el pescado, muchas especies de frutas 119 pzs.-Cambrais un caj. 50 pzs. de 24 yds.-Sarey verdu¬ ras zas un fdo. 200 que en el invierno pueden aguantar la falta de aire pzs.—A Domingo Porta. libre, protejidas por la ausencia del sol, no resistirían á Agua de Colonia 2 caW 71 y media docs.-id. de Lavan¬ una pronta da un caj. 21 ¿foFioes.-Cueros charolados un putrefacción bajo el influjo del ardiente ca¬ caj 12 lor del estío, época en que vamos does.-Rótenes aforrados un caj. 150 grsas.-Género entrando, y por cuya razón se hace aun mas vital la necesidad de de seda un caj. 218 doc.-A J. F. Lembeke qiie se tras¬ y Ca. laden. No nos atrevemos á suponer que e! excesode mor- ¡ Trigo 320 fanegas de 155 lbs.-Harina 20 sacos de 2 tandad que ha habido este año sobre el anterior, haya qqis. c. u.=A J. M Urmencta. provenido de esta causa; pero no hace tan'o tiempo que Sarazas 10 tercios 50 pzs. c. u.—A M. J. Palacios. hemos publicado notas de la Intendencia de Policia, re- ; Trigo 300 fanegas de 135 lbs.—A N. Pruneda. comendando un especial cuidado en el exámen de varios Aceite de esperma 7 embases 1000 galones=A la V. de artículos que no se hallaban en buen estado y que pro- ¡ Romero. dujeron la enfermedad y aun la muerte de algunos indi- j un cajón70 lbs.-Medias de algodón un fdo. 100 doviduos.

cenas=A Nicholson y Ca. Terminamos por hoy estas breves líneas repitiendo que quisiéramos fijar la atención de las autoridades so¬ Efectos venidos en la SKELLEE TEA de Hamburgo á bre este particular, bien persuadidos de la consignación de J. F. Lembecke que la estación y Ca. presente que de dia en dia ha de hacerse mas rigorosa, 3 cajs. casimires, 7 id. género para chalecos, 9 id. pla¬ exije que se precava cualesquiera perjuicios de que pu¬ tillas, 8 id. driles, 8 id. género de algodón de colores, diera resentirse el vecindario. 1 id. pañuelos de seda para corbatas, 1 id. pañuelos de algodón, 1 id. pañuelones de id. 2 id. id. IBesiefici® del §eñor CJagauova.-— surtidos, 10 id. medias de algodón, 5 id. modias medias de Anoche tuvo lugar esta función id., que no llamaremos 2 id. calzoncillos id., 3 id. camisetas de id., 12 cami¬ monstrua como ha podido publicarse; pero que sí cali¬ seta/ de id.. 2 id. id. para ponchos, 2 id. id. de ficaremos de muy variada y por demás divertida lana, E! 2 id. cordoncitos surtidos, 1 trencitas de teatro estaba ocupado de arriba lana, 2 id. abajo, prueba de las randas de algodón, 1 iistoneria, 1 id. adornos de lana, simpatías de que gozan en el público limeño, la gracio¬ 2 id. id. para trajes, 125 cajs. velas sa Paquita y su hermano. Puede esterinas, 2 id. decirse que el todo de la función agradó sobremanera; agua florida, 10 idide Colonia, 20 id. juguetes, 1 id. pero lo que llegó á enbalancitas para onzas, l i id. fósforos, 2 id. botones de t ¡siásmar verdaderamente fué la gran zamacueca teatral vidrio, 4 id. id. de manfor, 4 id. pianos, 3 id. chapa que con tan indifenible gracia egecutó la aplaudida pa¬ y Jacaranda, 25 id. aceite de Castori 200 id. gniñolet, reja. Dos veces tuvieron que complacer al público, y a 200 id. ginebra. 220 id. coñac, 350 juzgar por los deseos de muchos, cien veces que hubie¬ damajuanas gi¬ ran nebra, 3Ó0 id. id, aceate linazas, 210 id. cristalería, repetido ese lindo baile nacional, no habia bastado 2987 barras de fierro, 5 id. cigarros. á dejarlos cumplidamente satisfechos ¡se va haciendo tan rara la zamacuecal. Verdad es que en los salones no se bailaria como la vimos anoche; pero en el teatro se hace Efectos venidos en la JULIA •de Hamburgo á la consig¬ nación del mismo. indispensable darle algo de mas vida y movimiento para 13 cajs. géneros para que produzca todo su efecto. El gastrónomo sin dinero irajes, 8 id. pañuelones, 1 id. mu¬ hizo reir á carcajada tendida, ñecas, 1 id. aceite macazar, 1 id. agua florida, 6 id. desempeñada su parte de jaboncillos, 1 id. Iistoneria, 7 id, cortaplumas, 10 id. protagonista por el Sr. Rendon. ¿Dónde fué este buen ,

Señor á buscar aquella vela latina, aquella barbaridad nasal y aquella traza tan extraña de pies á cabeza, que no le conociera la madre que le parió? Felicitamos al Sr.

champaña, 1 id.

t

o

CHAROL DE COPAL de

brocha

PARA MUEBLES. Se vende en el almacén de Guillermo á 6 reales botella.

Walden;

Aviso al PúMIc©. El que suscribç avisa que ha trasladado su establee ¡mien¬ to en la misma calle de Palacio N°. 76 junto a la Botica, cara del Señor Aliaga, como también avisa que acaba de recibir ios efec¬ tos

siguientes:

Sombrillas, quitasoles,

un surtido completo de candileros palmatorias, de cristales, chinelas de charol, cabritilla, ter¬ ciopelo y dril bordados, como también de lana y algedon para hombres y señoras, corbatas y corbatines de resortes, papel ra¬ yado para cartas, registros en blanco, tinta para escribir y para copiar, pistolas, cachorros, camisas finas de hilo de tres tama¬ ños para hombres, idem de algodón con pechera, puño y cuello de hilo para hombres, camisas de Monte-cristo, idem, d * co¬ lores, camisas de batista bordadas para señoras, un surtido de perfumería de toda clase de primera calidad, dormilonas de última moda, guantes de cabritilla de varios coloras para hom¬ bres y señoras, bluzas azules y grises parauso de entre casa, tarjetas de porcelana muy finas, tapices para sillas de montar, es¬ tribos blancos y amarillos, calzoncillos de hilo, varias ba'anzas de una nueva invención que se puede pesar desde media libra hasta 1000, excelentes para los hacendados como para los bode¬ gueros que pesan cosa tosca y oue un muchacho puede mane¬ jarla solo sin necesidad de levantar y hacer esfuerzos como en las demás balanzas y romanas antiguas, y otros varios artículos á precios muy equitativos. Juan Durrieu. Calle de Palacio N°. 76—54. v. 30. c.

de

Teatro. EL NON PLUS DE LAS FUNCIONES MONSTRUOS Para el Jueves 21 del presente. Parte primera. La mas deleitante Obertura antecederá á ia repre¬ sentación de la incomparable comedia, por el rico tesoro de gracias que esta contiene, nueva en este teatro, la cual está dividida en dos actos v se titula; EL TIO MARCELO.

¿Quién hará el papel de Marcelo, el protagonista de pieza? ¿Quién será el que se encarga de trasmitir al espectador los innumerables chistes que el jénio del autor estampó en un pedazo de papel? D. Vic¬ esta chistosa

toriano Rendon

segunda.—PARTE LIRICA. La Señora Da. M. España de Ferreti ocupará la es¬ cena para cantar el sublime romance de la opera:— LOS DOS FOSCARI. El telón volverá á levantarse y se presentarán el Sr. Fer-»

gorros de algodón. REEMBARCOS. Zaracondegui y Ca. á la «Ventura» para Lambayeque— Casanova por la buena función 3 btos. género de lana que dispuso y creemos y algodón. reti y su Señora para cantar el valiente duo de la ópera J. Ugarte á la «J. M. de que debe estár agradecido á todos los amigos Ugarte» para Guayaquil-700 LOS DOS FOSCARI. que le acompañaron en su beneficio, pues todos se esmeraron cajs. coñac. tercera—BAILE. J. Canevaro á la id. id. por complacer al público. para id.-2 fdos. sarazas. La Srta. Rosalía Lopez se presentará, y esta graciosa J. Danino al «Paraíso de Lima» para Huanchaco-28 qls. jóven bailaráfieiro vizcaya. Policia. la varsoviana.

Casimiro

Rodriguez al id. id. para id.-un fdo. casimi¬ Después de este baile la pareja Casanova ejecutará4 cajs. género azul, 2 id. id. para pantalones, 1 Policía de la Pro¬ la gran zamacueca teatral. id. pañuelos de seda, 2 id. id. de 1850. vapor llanos. Acto continuo la misma pareja volverá á presentarse Alsop y Ca. á la «Ventura» para Lambayeque-2 fardos Benemérito Sr. Coronel Prefecto del Departamento. y bailará— sarazas. En todas las ciudades LA JOTA VASCA. populosas T. H. y cuya policia es¬ ta bien Gruning y Ca. á la «Paraíso de Lima» para Huanarreglada, se han establecido meaderos en El todo de la función terminará con una divertida chaco-un caj. género algu¬ nos puntos centrales de para pantalones trajes, uno id. PETI-P1EZA. ellas, no solo para comodidad paño, un fardo brines. de los trancantes, sino también como usa medida de or¬ A la «\ entura» para nato y aseo. Teatro Principal. Pacasmayo-un cajón género para La falta de estos en la capital, hace que trajes. los transeuntes se Para el Jueves 28 del presente. acerquen á las paredes de las calles, Lang y Ca. á la id. para Lambayeque-6 tercios género Se exhibirá la graciosa comedia, del modo á los arcos de los que jamas portales y á otros recintos concurríSe ha puesto en escena en este asargado de algodón. dos y que al satisfacer teatro, haciendo de Fray aquella necesidod se cometan ac- N. Oxley Antolin D. V. Rendon. y Ca. á la id, para id.-un cajón sarazas. tos indecorosos que la policia no puede dictar. Puede G. Gibbs y Ca. á laid, paia Pacasmayo-4 cajones sara¬ EL DIABLO PREDICADOR. precaverse esta falta y el daño que sufren las fincas con zas, un fdo. pañuelos de algodón, uno id. driles hilo. La empresa.

República Peruana—Intendencia de vincia de Lima.—Noviembre 18 de

res,

Last edit 5 months ago by AKR
30
Not Started

30

MIERCOLES 27

(M¿m. 69.) Precios de

Suscripción.

\i

I

sn

EL PBRtr T ex el ESTiuNOERO.

P^.

_1

Al

f ItsA _U/

^ pi ¡§1 W$

2—

mes

Al semestre Al año.....

#

*

10

4

20

IS

igl

¡i

.lü

J

¡wk /ft ! m MB

¡¡1 il

¿M pf ¡Él |f ¡¡i f]k m H

de

NOVIEMBRE

!ü^ HT TM á 111 1 wk i Él la

|f| 1 PaJ EsTI M ' I

f|| / III H y Mj ¡ff tp M

r

WL II

1

\ í ra

^

ra

|ij IX H

a 11 i ¡ J 1 RL J 1 JÉL 1 -M- *8L JhL¿S E3 JUL

.mJli J82L

1850.

de _

M

1 M

/f¡j| /§¡| /j|| I ~M

la

X Ja.1®*

_

(Ün

n

L Este Periódico sale á luz todos losdias por lama1 nana; escepto los Domingos. 1 Se encuentra de venta en la tienda del Señor De1 ra'dq, calle de Judios, y solo se admiten suscricióines en esta Imprenta, calle de la Pescadería, 127. \ Todo anuncio que no esceda de diez lincas, pagará H reales por la primera vez y 2 reales por cada una

ideu.si.bseo.enu», Los precios de los anuncios mas estensos y de los \ remitidos, serán convencionales.

/

DIARIO DE POLITICA ECONOMICA, CIENCIAS, LITERATURA, RELIGION, ARTES, etc. PARTE OFICIAL". pecto, y no se hace constar en el proceso el modo ni la persona que entregó al juzgado el mencionado pañuelo. 6.° Que sin embargo de haberse procedido al reconoci¬ El ciudadano Ramon Castilla, Presidente de la Repú¬ Lima, Noviembre 27 de 4850. miento de la ropa de los peones enjuiciados, Vimbela y blica, áa. En nuestro número 65 publicamos la defensa qneel lluiz, al siguiente dia de haberse cometido los crímenes, Considerando: Sr. Heros habia pronunciado en favor del preso Vimbe- esto es el 16 de Octubre, según manifiesta ia providenI. Que están cumplidas las disposiciones de la ley de la, acusado de ser uno de los asesinos de la Señora Le¬ ! cia de fojas 24 vuelta, cuaderno 1.° y dihjencia subsi- 29 de noviembre de 18^9, en cuanto á la revision y exádos. El dia siguiente en que fué vista la causa por la i guíente, no se cuidó el hacer constar en ese dia si las men de los proyectos de Códigos civil y de procedimien¬ Corte Suprema de Justicia debieron haber votado los jue¬ I manchas de sangre que se notaron en la camisa de Vim- tos civiles; ces la sentencia que sobre dicho II. Que al dar cuenta de sus operaciones la comisioñ acusado recayó en la. I bela denotaban ser del día anterior ó de fecha mas atra¬ y 2a. instancia, y pocos dudaban que teniendo presente sada, ni se ha practicado dilijeñcia alguna para averi¬ revisora, manifestó las dificultades que se presentaban fas palabras del Fiscal no fuese ratificada aquella sen¬ guar del Sr. Intendente si el pedazo que conservaba en para la observancia de los Códigos, si no se llenaban las tencia. Sin embargo, las razones del Sr. Heros han pe¬ su poder de la camisa tie Vimbela, cortado por el alcai¬ faltas que habían notado ellos; por cuya razón se vió sado tanto en el ánimo de los jueces, que ayer han con¬ de de orden suya, daba indicios ti - ser recientes las man¬ obligada á hacer modificaciones, agregaciones y correc¬ chas que contenia y las (lernas circunstancias conducen- ciones indispensables como parle venido en la resolución .«¡guíenle: integrante del plan de Ies.-7.° Que reconocidas químicamente las manchas de sus trabajos, exponiendo en su informe los motivos que Lima, Noviembre 26 de 1850. sangre y demás contenidas en la ^camisa y pedazos el 24 para ello tuvo; Vistos: con lo expuesto por el Sr. Fiscal á la vista de III. Que esas mismas dificultades y embarazos, que Octubre, es decir á los nueve dias de perpetrados los de la causa y resultando de autos: 1.° que D. Antonio crímenes en fuerza de lo mandado en la providencia del desde luego tocó el Gobierno, aunque por otra parte urLedos al tiempo de reconocer un pañuelo que se le pre¬ dia 20 á foja 87 cuaderno 1.° los químicos nombrados jido por la ley para la publicación de los Códigos, lo de¬ sentó y que dijo fué el mismo que encontró en la sala y I). Felipe Lovarello y 1). Pedro Ravenna en las dilijen- cidieron á oir el dictamen del Consejo de Estado; entregó al hijo de la tambera, habla también de un pon¬ cias de foj. 4 cuaderno 2.° tampoco se han contraído á IV. Que sin embargo de estos inconvenientes y gra¬ cho que recojió el Sr. Intendente y entregó á sil orde¬ expresar algo á este respecto, y considerando que pen¬ ves dudas, y sea cual fuere la fuerza de las razones que nanza sin expresar claramente el dicho de Ledos en qué dientes estos y otros esclarecimientos sustanciales rela¬ el Gobierno tuvo presentes, y que encontraron coinci¬ lugar de la casa y á qué hora se encontró el tal poncho tivos á la fractura de la puerta principal de la casa, á dencia y apoyo en la opinion y juicio del Consejo, son ó de dónde lo recojió el Sr. Intendente, según es de ver¬ las ligaduras de los peones y sus mngeres y contradic¬ muy expresos y precisos los términos del artículo 3.° se en la declaración del LA REVISTA.

mencionado Ledos corriente á ciones que resultan en algunos de los testigos, no ha de la mencionada ley qiie exije la inmediata promulga¬ que remitido el poncho por el debido procederse á sentenciar la causa y que á tenor ción de los Códigos, y fija término para que se pongan Señor Intendente con la nota de fojas 92 á consecuencia del artículo 13 de la ley de procedimientos en juicios en observancia; dela providencia de fojas 88, ño se expresa tampoco el V. Que habiendo sancionado el Gobierno dicha ley, criminales, la Corte Superior ha debido hacer subsanar lugar donde lo recojió, ó la persona que se lo entregó, con la brevedad posible los enunciados defectos encar¬ no está ya en su arbitrio retardar su cumplimiento, que según se ve por la citada nota.—3.° que aunque por la gando al juez la ekactid y contradicción tan necesarias él mismo ha decretado, ni está en sus facultades suspen¬ dihjencia de fojas 93 consta que este poncho síe manifes¬ en la prosecución de los juicios de esta naturaleza y el derla ni reservarla para otra época; to al encausado Francisco Vimhela y que declaró que examen del proceso para hacer á los enjuiciados las pre¬ VI. Que cuando empiecen á rejir los Códigos será era suyo, agregando que se hallaba esa ñoche en su guntas y cargos que exija su mé ito á fin de descubrir precisamente en los dias inmediatos á la reunion de las cuarto, no se ha practicado dilijència alguna para escla¬ los criminales con la evidencia que requiere la ley: por Cámaras Lejislativas, á quienes compete resolver acer¬ ya

fojas 86 cuaderno 1.®—2.°

,

importante hecho ni las circunstancias que exijesu naturaleza para hacer al dueño del poncho los car¬ gos correspondientes, y para adquirir la prueba clara que la ley requiere, por cuya falta sin duda no se ha hecho cargo algmio á Vimbela por el dicho poncho en su con ¬ fesión de fojas 6, cuadei no 2.°—4.® Que examinado á fo¬ jas 52 vuelta del mismo cuaderno José Maria Cavero el hijo del tambero de la casa huerta donde se cometieron recer

este

los crimines maleria de este pre eso, y habiéndosele puesto a la vista para su reconocimiento el pañuelo que D. Antonio Ledos encontró en la sala y que dijo le en¬ tregó al hijo del tambero, contestó este que no ha sido á él á quien se le ha entregado.—5.° Que sin embargo de esto y siendo necesario verificar la identidad de la perso¬ na que recibió de manos de D. Antonio Ledos el pañuelo dichò, no se ha practicado ninguna dilijeñcia á este res-

estos fundamentos declararon nula la

sentencia de 3.a

instancia

blezca ó declare principios ó reglas, cada vez que las publicaron el auto anterior i Cortes superiores ó los juzgados necesiten ocurrirá ella en el dia de su fecha, los Señe Presidente y Vocales ! consultando sobre las dudas v erñbára703 eme se snscide este Supremo Tribunal que ¡oaTisci iben, arreglándose ¡ ten en el seguimiento de los pleitos; á To presenpto por el artículo 125 de ,1a Constitución de ¡ Decreto. la República. El vo o del Sr. Tudela fué que lío hay nu¬ Art. 1.° En cumplimiento del artículo 3.a de la ley lidad; siendo testigos el relator, procuradores y porteros de dicho Supremo Tribunal; de que certifico—JuanRon- de 29 de diciembre de 1849, se promulgan los Códigos Civil y de procedimientos civiles, de que se encarga la don, Secretario. misma ley, y en los términos que en ella se expresan.

Proveyeron, firmaron

y

V

como en ios primeros tiempos de mi cautiverio; entonces yo me desesperaba, prorrumpía en gritos frenéti¬

—Pues el infame, Gonzalo dijo á la sazón, aprovechan¬ do la pausa que hizo aquí el anciano, el infame tuvo arte para ocultar á todo el mundo su iniquidad. Cien rumores habrán llegado de niño á mis oidos acerca de vuestra su¬

el que corria por mas autorizado, era aquella misma noche salisteis armado de vuestro mas precioso arnés, en compañía de Ataúlfo, á recibir á los puesta muerte; pero

que

normandos. Como brdlaba

vuestra

armadura

mas

que

ninguna otra, los piratas cargaron sobre Vos y os hicie¬ ron prisionero. —¡A mí! ¡á mí prisionero unos salteadores de caminos! esclamó Bermudo con el acento y el orgullo de su juven¬ tud. ¡Y se ha dado crédito á tan absurda fábula. -r-Por eso anadian otros, que los normandos os cogieron muerto, y se retiraron á sus barcos con vuestro cadáver, y dando á entender que erais vivo, pidieron por vos un gran rescate que se negó á pagar Ataúlfo, dicen unos por tener noticia de la superchería de los piratas, y según otros porque le tenia mejor cuenta que os tirasen al mar,

£

.

corriente del arroyuelo y ensanchando el canal. Allí estaba mi mayor peligro y allí mi salvación. Si el con¬ ducto se cerraba, el agua iria cayendo, cayendo de los fo¬ a

llamaba á mi mujer, á mi hijo, á mis deúdos y ami¬ gos, levantaba mi frente contra Dios, con la soberbia de sos y deteniéndose aquí y llenando poco á poco el subter¬ "Satanás, hasta que al fin ese Dios, de quien blasfemaba, ráneo: si lograba á fuerza de paciencia ensanchar el de¬ se compadeció de mí, puso en mis ojos lágrimas, suspiros saguadero, de manera que por él cupiese mi cuerpo, en mi pecho, oraciones en mis labios, arrepentimiento en puesto que arrastrado como una culebra, lograría salir, no mi corazón: ofrecí al Señor todos mis dolores en satisfac¬ al tránsito de la torre, no al patio del alcázar, sino al cam¬ ción de todas mis culpas, y tal horror tuve de ellas, que po, al aire libre.... las privaciones que sufría me parecieron pocas, y volunta¬ —Sí, sí, eàclamó Gonzalo; á una de las vertientes de la riamente las aumentaba. Entonces, hijo mio, sentí con¬ colina, á una roca casi oculta entre zarzas y maleza. —Justamente. Pero ¿cómo has caido tu en la cuenta? suelos que nunca habia tenido, probé dulzores que jamás habia saboreado: la religion convirtió para mí este infier¬ —Ayer me detuve en ese mismo sitio; estando en éi recibí la carta de la Reina; en él dejé á Pelayo, cón harta no en paraíso; mas ahora, cuando veo á un hijo partici¬ par de nii suerte, cada instante que aquí pasa nie parece precipitación, lo confieso, y me llamó la atención que el un siglo; cada privación que sientes, un tormento mas agua brotase türbia, cuando en los fosos parece tan man i cruel que todos los que he pasado; cada latido de tu in¬ sa y cristalina. —¡Turbia! dijo Bermudo con inquietud. Pues yo pro¬ quieto córazon es una puñalada para el mio. —No os apureis, padre; Dios me dará conformidad co¬ curo siempre no alterarla, para que nadie infiera que estoy cas,

MEMORIAS DE IBES CANONIGOS,

reforma, examinando los trabajos de su co¬

pronunciada por la tilma. Corte Superior de esta capital en 18 de noviembre de este año, corriente á j VIL Que entre tanto el mismo cuerpo Lejislativo, en foj. 76 cuaderno 2.°; y los devolvieron para los fines los artículos 7.° 8.° y 9.® de la ley, ha provisto de reme¬ del citado artículo 13 de la ley de 26 de Mayo de 1831. dio para los casos de insuficiencia ú obscuridad de la Señores Lazo.—Alvarez.—Tüdda.—Leon.—Estenos ¡ Códigos, autorizando á la Corte Suprema para que esta¬

portable

DO NA URRACA DE CASTILLA.

de su misión ;

ca

mo

á

vos.

trabajando en el canal. Me descuidé sin duda. —¡Ah! ¡Con que erais vos, padre mio, que estabais á pocas varas de mí! ¡A pocas varas! Eres joven, y la menor palabra es una esperanza que brota en tú corazón. Lo que sé decir¬ te es, que ha cerca de veinte años que no ceso de traba¬ jar; que aun en los tiempos de mi mayor resignación á la voluntad de Dios, he empleado muchas horas todos los dias en esa ocupación; porque el Señor nos ha impuesto el deber de hacer los mayores esfuerzos para la conser¬ vación de la vida, y sin embargo... * —¿Qué? —He taladrado veinte pies de cimiento:

—¡Y hasta entonces. .*«'.! esclamó el anciano: ¡no sa¬ años privado los deseos de gozar de aquellas cosas que, por sencillas y comunes, na¬ die repara en ellas! ¡No sabes lo que es recibir el alimen¬ to de manos de tu verdugo, cuyo olvido, cuyo capricho, cuyo abandono te esponen á morir de hambre á cada mo¬ mento! No sabes t«i.... ¡Mas quisiera no haberte visto, que 'conocerte para saber que vas á sufrir la mitad de lo que como lo hicieron. yo he sufrido! —Ataúlfo, sin duda para llevar adelante sus inicuos —¿Pero en tantos años no habéis hecho alguña tentati¬ va para escapar de aquí? ¿No habéis podido sorprender planes, hizo vestir mi armadura á uno de sus criados, —¡Cielos! esclámó el paje con júbilo. cómplice suyo, que, como siempre sucede, fué la prime¬ al carcelero cuando viene á traeros alimento? ra víctima. ¿Pero el soldado se distingue acaso por sus —No, no te alegres hijo mio, porque aunque después he —Siempre me lo arroja por ahí arriba; respondió Ber¬ abierto Veinte varas mas de terreno arcilloso y fuerte, arreos? ¿Es posible que Bermudo de Moscoso vencedor mudo,; por esa trampa que ves en la clave de la bóveda. —Allí observo también una pequeña claraboya, que en cien combates, fuese sustituido .por el —¡Veinte varas! primer bribón fie tropezado, al fin, dijo el anciano Con desesperaaunqúe muy alta.... que se dirfrazó con sus armas? —Tiene diez y ocho pies de ancho la pared eh que es¬ cion, he tropezado con una roca de granito, para romper —Por eso dicen que Ataúlfo no se apartaba de vueest rolado. tá abierta, y seis robustas rejas de hierro, de vara en va¬ la cual se necesitan acaso otros veinte años de paciencia —¿Y Pelayo, mi fiel escudero, que tantas veces me ha¬ ra: cae á un tránsito de esta misma torre, la cual, como y de continuo trabajo. bia visto pelear contra los infieles.....? tu sabes, comunica con el patio del alcázar y á las habi¬ —¡Oh! Ven, ven, Gonzalo, añadió Bermudo asiéndolo del —¡Pelayo! esclamó Ramiro. ¡Oh! ese es el único que taciones de Ataúlfo. debió conocer el engaño. Me lo da el corazón. ¡Por eso Gonzalo, que miraba á todos lados en busca de salida, brazo y llevándolo por ia negra márgen del canal; verás de lo que es capaz la constancia del hombre. el bárbaro le arrancó la lengua: por eso anda mudo, para insistió todavía: El arroyuelo, después de atravesar á lo largo toda la —Petó esta agua, que se filtra sin duda de los fosos, que nunca pueda dar testimonio contra Ataúlfo! Mas.... mazmorra, sepultábase eií una pared de sillería por un ¡Oh, Providencia....! el obispo de Santiago que me cria¬ tendrá alguh conducto para huirse de aquí. ba para la iglesia, me enseñó á escribir en la escuela de agujero de cuatro pulgadas de diámetro. —Sí, hijó mio, y si ese conducto se cierra, y al mismo —Yo no veo, dijo el mancebo, que por aquí pueda ca¬ los canónigos: yo, vecino de Pelayo, le fui trasmitiendo tiempo se levanta la compuerta que sirve para desaguar ber el brazo de una persona robusta, cuanto mas el cuer¬ una por una mis lecciones, y él, á pesar de ser mendigo los fosos, toda el agua entra aquí, inúndase esta mazmor¬ po de un hombre que tiene que revolverse para trabajar. y villano, aprendió el arte con el mayor afan, con animo ra, y los pobres cautivos tienen que perecer ahogados. sin duda de vengaros algún dia, publicando su secreto. —¿Tu no ves, eh? respondió el preso sonriéndose con —¡Oh! esa satisfacción tan propia del que está seguro del efecto —Por —¿De qué servirá? repuso tristemente el legítimo se¬ eso, còntinuó el éeñór de Altamira, por eso me ñor de Altamira. Esta prisión comienza á serme tan inso¬ fijé siempre en abrirmo carñino por esa parte, siguiendo que hari de producir sus palabras. Sin embargo, repara bes tú qué cosa tan terrible es estar tantos de libertad! ¡No sabes cuán vehementes son

<

4

...

-n| _

u 19

-

s

i

Last edit 5 months ago by AKR
31
Not Started

31

This page is not corrected, please help correct this page

32
Not Started

32

ó

LA REVISTA.

[De nusstro

corresponsal.)

El célebre Correa Da Costa, que salia para en el Vapor, ha sido por cho se ha sentido semejante ocurrencia, pues antes sieran todos los peruanos amantes

arraigado

el sal, el costumbre, el leche, la calor, la color, loque prosa es un defecto en la actualidad. Es hombre de Ocurrencias del 25. estos que ácada espresion intercala las correspondientes muleti¬ Lorenzo Ramos, vecino del callejón de Lásaro, en llas de ¿vd. me entiende? ¿está vd? ¿me comprende vd? ¿se hace la ranchería de Cocharcos, ha sido gravemente herido vd. cargo? ¿está vd. al corriente? Acompañando estos bordones ó estribillos con sendos tirantazos de ropa, ó midiendo á sus in¬ por Pablo Felipe por consecuencia de una riña suscitada terlocutores los botones y ojales del vestido y dándoles pellizcos de celos. El hecho ha tenido lugar en el camino del como quien se ve tentado del diablo, sin dejar al mismo tiempo

SPolicia.

CALLAO, noviembre 26.

Islay

orden judicial. Mu¬

qui¬ del honor nacional

el víspera,

hablando

de la calera, el herido ha sido conducido al hos¬ sino puente pital de san Andres para que se le medicine: al hechor

en

de rociar

con saliva á sus oyentes mas cercanos. Flanquencio de Esparraquicia y Azucaren-punto. Este señor es, bajo algún concepto, el reverso de la medalla: es delgase le busca para someterlo á juicio. dito como una flauta, estirado y crecido como un ciprés, mas fi¬ no que algodón y mas delicado que un muñeco de yeso. Es el Noticias varias fie la Capital. Noticias varias del Extrangcro. primero en adoptar las modas, su ropa no puede hacer ninguna arruga fuera de reglamento: continuamente dispuesto á obsequiar Serenos.—Hemos tenidoel gusto de saber que á SSiifíersticion en Nueva á las señoras de toda clase, pone siempre figura en el baile, pues consecuencia delas palabras que no ha mucho dirijimos La policía de Nueva Orleans ha descubierto una prácti¬ en ello se interesa su reputación; nunca sale desús labios el tér¬ al Sr. Intendente acerca de los Serenos dormidos, esta ca supersticiosa que ha estado en uso y observancia en¬ mino «honor» y es mas vidriado que una,botella. Sostiene en celosa autoridad practicó personalmente las investigacio¬ tre la población de color de aquella ciudad. El descu¬ cualquiera asamblea ó círculo laconversacion, el diálogo, ó la po¬ lémica. Es íntimo amigo de la marquesa B....obsequia á la connes necesarias y efectivamente halló que nuestro avi¬ brimiento fué hecho á consecuencia de haber sido alla¬ decita C... .Entiende un poco de música y de canto, de literatura, so no había sido ocioso. El resultado ha sido sor¬ nada la casa de una morena llamada Betsey Tolendana, de periodismo, de hacer cuadritos de pelo y otras habilidades por denunciada ante las autoridades como cómplice en una el mismo estilo. Constantemente formando piruetas y eampaprender algunos de aquellos en reunion secreta de personas de color, que acostumbraba nelas á similitud de payaso; estirando el chaleco, atusando el pe¬ feo é imponerles las penas y castigos consiguientes. ISarriclo fie ealíes.=Nos aseguran que de visitar su casa. Al principiar el exámen de la casa, lo lo, componiendo el pañuelo del cuello y otras monadas semejan¬ tes. A la vista de un ratón se sobresalta y á la de una araña se aqui en adelante no sufrirá el vecindario la incomodidad primero que llamó la atención de los agentes de policía horripila; si encuentra un pelito en la sopa ya se le indijesta la del polvo y suciedad de calles que hasta ahora se han fué una sala adornada á manera de templo, con efigies comida, el humo de cigarao le turba y marea, el viento le costiobservado, pues se han expedido órdenes por la inten¬ y cuadros bíblicos; habia un altar sobre el cual se halla¬ pa, el calor le es perjudicial para los nervios, y el rocío contribu¬ dencia para que los car ros recojan los montones de ba¬ ban colocadas varias tazas grandes llenas de piedras de ye á acrecentarle la tos. Donde mas se luce nuestro protagonis¬ distintos colores, y copas con líquidos también de distin¬ ta es en la elección de voces y frases cultas, limadas ò de nuevo sura inmediatamente después de formado por los barren¬ cuño. Llama al espejo el consejero de la hermosura: nunca di¬ deros. Hay quien cree y nos parece jústa opinion que tos colores. De las paredes colgaban las imágenes de los ce papelera, sino úitró.-al palanganero ó porcelanero apellida el la obra del barrido debería efectuarse todo lo temprano apóstoles. Habia en la sala varias mujeres de color en¬ bide, el término tertulia le parece ya muy vulgar y le sostilu ye posible, antes que se abriesen las tiendas y estableci¬ tregadas á sus ceremonias religiosas. La aparición de con el de suaré. Estarse peinando es á su entender una espre¬ los alguaciles las advirtió del peligro en qne se hallaban, sion harto vulgar, estarse haciendo la toalete es mas pulcro y á mientos de comercio. la derniere; á una tela gruesa y mala de coser dice que es in¬ trataron de evadirse por las ventanas y puertas. ExccillÍaS.=Ayer tuvieran lugar en la Iglesia- ydueña consútil: es sobradamente aficionado á un beefsteak y á un rosíde la casa se defendió délos cargos de la policía, de la Merced las del Sr. D. Manuel Salazar y Baquíjano. meat y á un pudding. En achaque de hacer el amor nadie le declarando que las ceremonias que á la sazón se practi¬ La concurrencia fué numerosa y el templo estaba profu¬ aventaja, ni en el conocimiento de los trajes de una dama ó de lo que mejor les está y sienta. Es el primer espada ó mejor di¬ samente iluminado. El alto túmulo que se elevaba coro¬ caban, las habia practicado en aquella misma casa su ré cuchillo, en el arte cisorio; un maestro de ceremonias; quien nado de luces ante el altar[mayor, el canto de los religio¬ madre, y antes de esta su abuela, quien las introdujo de la costa occidental de Africa. De la relación que §hi- quiera hallarle que le busque éntrelas jóvenes en cuyos cónclaves sos y el aspecto todo de la iglesia daban á aquella cere¬ se encuentra en su elemento, promoviendo y sosteniendo con zo la tia Tolendana, aparece que las piedras puestas en abundante copia de razones y argumentos las importantes cues¬ monia el mayor grado de solemnidad posible. La fun¬ los líquidos que habia sobre el altar, servían para impe¬ tiones de, si los hombres son mejores que las mugeres, que ellos ción duró cerca de cuatro horas y las campanas siguie¬ dir que cayesen rayos çn ninguna parte de la casa en son mas constantes que estas, que el estado de soltero es mas ron sus repetidos dobles por largo rato después. momentos de tormenta, mientras que con los caracoles feliz que el de casado. Es á la par un repertorio de todo cuanto rJT$>r©$.=Cuando hemos hablado ayer Iberamen¬ se en el vecindario en lo concerniente á tratos, amoríos, trapí¬ podia dominar y cambiar el tiempo , haciendo que pasa cheos, truenos, casamientos, separaciones y contratos ilícitos a te de la corrida que tuvo lugar en Malambo, no apunta¬ lloviese ó dejase de llover á su antojo. este punto atinentes. Está perfectamente informado por que F.... mos ciertos pormenores de que hubiéramos debido ha¬ no corresponde á Z....por qué lá señorita D....acabó sus relacio¬ cer mención á ser el tiempo y el espacio mas largos. nes con el señorito M....con muchas mas novedades y agudezas En primer lugar nos aseguran que no se dió permiso si¬ en que también se puede y debe emplear el tiempo. GALERIA DE MONIGOTES. * no para jugar dosó tres toros con cuerdas; pero aunque D. Agarrámini de Bursatilia, es también un carácter espe¬ Ilay dias que no está uno de humor para escribir, ni cial. Con un sombrero engerto en paraguas, con una cara en asi 110 hubiera sido, parecia indispensable haber embola¬ es capaz de hacer cosa de provecho, y se encuentra á cada plenilunio medio eclipsada por aquel mueble, y con una levita do los que se corrieron; pues de esta suerte se habrían paso con inconvenientes y dificultades á modo de empleado magna graduada de capisayo, se presenta en todas partes, y por evitado las desgracias que hubo. Los toros en las ca¬ novel, estrado todavia al manejo de espedientes y de su nego¬ muchoque ande entre las gentes, nunca aprende los modalesde lles, que como en otras partes, deben también estar pro¬ ciado. Sin duda ninguna (pie en estos casos se incomoda un es¬ la culta sociedad. Al entrar en alguna casa, siempre encuentra hibidos en Lima, no deberían nunca lidiarse sin bolas en critor público ó privado, como le sucederá á un padre que tie¬ dificultades; cada acción, cada movimiento es un tropiezo: el ne gran,número de hijas, feas todas y de dilicil salida, á seme¬ sombrero lo lleva vuelto hacia adelante como quien va a dar ce¬ las astas, y mucho mas tratándose de aficionados, pues janza de genero averiado ó cuando mas que solo puede ser despa¬ bada en una gamella: cuando se sienta lo pone debajo de la silla, aunque el golpe puede ser siempre grave, no cabe com¬ chado con ardid y cautela como el contrabando. En circuns¬ ó debajo de una mesa como si fuese escupidera; saca los guantes paración entre la herida producida con el cuerno en su tancias tales se ocurre la idea de rasgar,el papel, imitando en e^- y se divierte golpeándolos alternarivamente de una mano en otra á un amante que rompe la carta en que su amada le comunica á estado natural y las contusiones de la bola. Gracias to semejanza de maestro de capilla que señala el compás. Hace malas nuevas. contorciones y giros con la silla, haciéndola rechinar cual si fuese pueden darse a la Providencia de que no se multiplicasen Mas como quiera que sea, el que se pone áescribir, bien ó el lunes las desgracias que ocasionaron los toros es¬ carraca; y nosabiendo enque ocupar los brazos y las manos, las mal algo ha de hacer, lo mismo que unsugeto que se halla colo¬ lleva á rascarse la cabeza, á teclear en el asiento, á roerse las uñas" capados. cado en un puesto ó destino que no es capaz de desempeñar, sin El rasgo dominante de este tipo consiste en sus instintos cicateros JjScMClSeiwS.—A noche tuvo lugar el del Señor embargo sirve su plaza, ó mas exactamente, su plaza le sirve á él. y miserables: por no gastar, jamás muda de traje; aunque esté uno que manda en eualquierwfconcepto que sea puede no Estrueh según se había anunciado. enfermo no llama al médico, diciendo que si ha de morir es me¬ El teatro se halla¬ También saber hacerlo, pero al fin manda: también hay maridos y dueños ba casi todo ocupado aunque no tanto como lo hemos vis¬ jor ahorrar visitas, recetas y emplastos: no quiere que se coma de casa to en otras ocasiones. La muerte de Bellini, obra ori- tos de que son lo que no parecen. No obstante en esos momen¬ en su casa perdices, pollos ú otras cosas semejantes, porque di¬ importancia, digámoslo así, de escribir, está uno tan di¬ ce que es contra el quinto mandamiento de la ley de Dios, el ma¬ jinal del Sr. Gutierrez, tuvo un éxito bastante regular, vertido como el que sin gana de hablar se encuentra en medio de tar aquellos animales. Si por una casualidad tiene una novia, y sobre todo el tercero y cuarto acto que tiene algunas muchos niños que lloran y gritan, ó de una reunion de mugeves ésta le pide cualquiera fineza ó que se le insinúe solamente, ya buenas situaciones democráticas; pero somos de opinion que se ocupan en las minuciosidades de cada moda y trage, ó en la deja y abandona contestándole que él no está acostumbrado á las pequeñeses é interioridades del gobierno de casa. Solo pue¬ dar álas mugeres sino dar en las mugeres que es muy diferen¬ que nada hubiera dojado que desear la obra del Sr. Gu¬ de distraerse entablando conversación con sastres que son los te. Ni se casa porque en su concepto es introducir en su com¬ tierrez, si enlazando mas estrechamente los amores de que mas mienten, ó alquiladores que mas hablan, cuentan y ju¬ una persona que comeria y gastariada mitad ó mas de Bellini con la exposición del drama, reduciendo ésta á un ran, ó con barberos que son por lo regular muy graciosos y deci¬ pañía lo que posee, y vendría á ser una sarna perenne é incurable. acto en lugar de los dos primeros y suprimiendo las esce- dores, ó con taberneros que son gente de conciencia y tan entu¬ Por no^ gastar luz, sale de noche á ver á los amigos y es c[ nis posteriores á la muerte del gran compositor ó va¬ siasta por el bautismo que hasta bautizan á las cubas y toneles, mayor enemigo de las luces, se entiende, si tiene él que pa¬ con la diferencia que los católicos solamente admitimos un bau¬ riando el final del drama, no se distrajera la atención del garlas. Así que coje una onza ó un peso los condena á re¬ tismo y ellos practican dos, tres y muchos mas según l°s con¬ clusión perpetua en su cepillo, como si fuesen perturbadores espectador con dos argumentos á un tiempo. La apa¬ venga; bajo este punto de vista pueden ser tenidos por herejes, ó del sociego púlico, sin que tengan esperanza de perdón ni rición, la historia de los amores y la muerte do Bellini, con los rctejadores que son sugetos sobremanera pacíficos, por amnistía. Hasta tiene determinado en su testamento que no parecen mas bien un episodio del argumento con que cuanto ni se meten con lo que pasa de lejas abajo, sino con lo canten clérigos en su entierro, pues que cuesta dinero, que de pasa en las mismas tejas y nada mas; y estos operarios hacen valde nadie canta. empieza y termina el drama. La creación del personaje que lo mismo que nuestros legisladores; siempre dejan algo que com¬ D. Largirio de Manirota es hombre de aire marcial, mueve Maria, es bastante feliz, y la escena del acto cuarto en poner y enmendar; siempre queda algo para otra vez; ó sino ar¬ los brazos con la regularidad y monotonía de un alquilador en que dolorida y despechada la fiel amante va á dar su reglan en un lado y desarreglan en otro. viaje, ó como las aspas de un molino de viento. La cabeza le¬ mano al esposo que le presentan arrepintiéndose súbita¬ A pesar de lo manifestado al principio de este artículo, ello vantada, parecida á un astrónomo que anda mirando álas nubes; mente de hacerlo al recordarle el juramento que tenia he¬ es que algo va saliendo; al revés acontece con los fabricantes de los ojos geográficos, endilgándose á opuestos vientos, uno al Es¬ cho á su amado Vincenzo, hizo mucho efecto en el públi¬ programas, con los novios y con otra infinidad de personas que te, otro al Oeste, y destilando aceite y vinagre, representando el co. En cuanto al estilo, dirémos francamente que le desde luego prometen mucho y después poco ó nada cumplen. Así papel de unas aceiteras ó taller. La nariz urominente en imita¬ á mime gusta que uno mismo no sepaá donde ó en que irá ción de una pirámide que descuella en medio de una llanura. Las hubiéramos querido despojado de tanta hipérbole y figu¬ que, á parar. Tor lo cual sin mas reglas, miramientos ni considera¬ piernas encorvadas como arco de pipa, y todo su talante y pelara poética con que le notamos recargado en algunas es¬ ciones, á guisa de mugerona desenvuelta ó de romántico ultra- ge indican el desarreglo y el desorden. Donde quiera que se cenas, al paso que en otras, nos pareció que pecaba por desarreglado, y hallándome hoy con deseos de pintar, voy á pre- halle ha de satisfacer el gasto de refresco, bromba ó lo que sea; el extremo opuesto. No nos es posible en este momento seiúar unos cuantos caracteres, que no fueron trascritos de nin¬ si así no lo practicase, sería para él una deshonra: compra todo hacer un exámen detenido del plan de la obra y de su de¬ gún original, sino puramente inventados y fantásticos. por junto y en grande, y lo paga en tres plazos, que son, tarde I). Pancracio de Rehóllete es un señor guapo, generalmente mal y nunca. Sigue constantemente el principio de que dando sarrollo parcial, pnes para eso será preciso tenerla á la hablando. Su cabeza es amelonada remedando á una lancha. La recibirá ál fin ciento

solo no fuese detenido pisado nuestro territorio.

que dicho individuo, que nunca hubiese

no

,

D.

Orleans.--

empleados

brazos deMor-

La

1

este caso hallaríamos sin duda bastante que frente mas estrecha que cañón de embudo y con mas granos que elojiar y quizá algunos puntos accesibles á una crítica señorita fogosa que está sin tomar baños ni refrescos. Los hom¬ imparcial yjusta. Baste recordarahora que el drama agra¬ bros sumidos formando con la cabeza la figura de una relojera de dó en conjunto, y que su autor fué llamado á la escena. sobremesa, aquellos parecidos á las columnas y aquella á la muestra qne está dentro. Cada brazo es una maza de Hércules y Por lo que hace al desempeño, fuerza es decir que, amen cada pierna una viga de lagar de pisar la uva. El vientre como de algunos actores que de vez en cuando titubeaban en una tinaja, y todo su continente semejante á un veterano de Fe¬ su papel, defecto exclusivo dela memoria que no siempre lipe V. graduado de bodegonero. Con todo eso es hombre que está fresca y menos con el calor reinante, todos se esfor¬ frecuenta las visitas y tertulias con voto decisivo en las cuestio¬ nes que se agitan. Por supuesto no falta nunca al teatro, donde zaron por dar el mayor lucimiento posible al beneficio del vista y en

trabajo del Sr. Gutierrez. El de un fuego que le debiera ter y confiamos en que le será inseparable cuando las sisuaciones lo exijan; el beneficiado desempeñó bien su parte, y la Sra. Miranda, que la galanteria nos reclamaSr. Estrueh y al apreciable Sr. Azcona estaba animado

esforzó y dió á su interesante! carácter de Maria, la expresión que en nuestro concepto imajinó el autor. Repetimos que la Sra. Aguilar y los demás actores contribuyeron al mejor éxi¬

maba haber citado en

primer lugar, se

to de la función.

Después de dos arias bastante bien desempeñadas los esposos Ferretti, bailaron los hermanos Casanova una especie de muñéira que no dejó de hacer gracia y cuyas últimas figuras tuvieron que repetir para acallar los aplausos del público. Con respecto á la piececita final, dirémos solamente que, á pesar de los aplausos y risas del público, su desempeño por los SS. Rendon y Dench nos hubiera agradado mucho mas á no haberla exajerado tanto. Mañana tendrá efecto el beneficio del Señor

por

Hamlin ser

en

vistos,

que

juzga de las piezas dramáticas en tono

magistral^ inapelable. A

todas las representaciones escénicas les llama dracmas como si fuesen partes de la libra médica. Cuando juega álas cartas, di¬ ce: no he tenido suerte ála manilla en esta noche. Es hombre

iglesia edificio. Al

de gusto en materia de agricultura-, visitando una vez una de gran mérito, dijo: me gusta la agricultura este instinto de los animales le denomina distinto. Oyó en

de

cierto

la

'sitio que Alejandro Dumas era un literato célebre y retuvo es¬ pecie para decir en otra parte: ¡Oh! sí, lo qne es Alejandro Hu¬ mos es un titerero admirable. En una concurrencia referia un

por uuo.

Cederá la mitad de la capa como

Martin, y malbaratará cuanto tiene hoy, aun cuando maña¬ na quede sin lo indispensable para su subsistencia. No hay usu¬ rero á cuyo auxilio no recurra en sus apuros, tomando en prés¬ tamos ó un sesenta por ciento, pues la conciencia de sus pres¬ tamistas les prohibe pedir un rédito mas subido. Con estas can¬ tidades agenciadas por una via tan pronta y espedita remedia sus nececidades mas urgentes, y en efecto, en el mismo dia se apre¬ sura á depositar el dinero en las cartas, esto es en el monte, pero no monte pío; y resulta que no solo pierde cuanta pecunia ba sus bolsillos, sino que empeña en el acto un pañuelo, el som¬ brero, la corbata, las botas, juega el chaleco á una carta y San

llena¬ el frac á otra; y habiéndolo perdido todo, corre á su casa en mangas de camisa y descalzo, despega del comedio de la pared un-cuadro en que estaban pintadas las once mil vírjenes, lo agarra y vuela á

pinta. Se desgracian Largirio, sin recursos ni con-' llama á la puerta la pana¬

echarlo á un as de oros, que le dá buena también las once mil vírgenes. D. suelo vuelve á su morada, á poco rato dera por los atrasos que

la debe, el comerciante por un paño

aquel sacó de la tienda, el sastre por la hechura de una por¬ ción de ropa, la lavandera, la planchadora, y otra falange de acreedores. D. Largirio se escapa por un pasadizo escusado, huye del pueblo se avecinda en un pais lejano donde se planta un gran pelucon, un parche en la cara, se rapa la barba, y nadie le conoce ya. No bien se divulga la noticia de la fuga de i). Larjirio, dos nóvias suyas lloran de sentimiento; otras proponen contra él demanda de casamiento; otra demanda alimentos para que

viagero que la catedral de Nove Dame tiene muchas puertas;J in¬ dudablemente, dijo D. Pancracio, ya sabia que esa señora es muy portátil. En la geografia no tiene quien se le iguale, es una si¬ ma de saber: un dia con motivo de una disputa, estuvo contando que la isla de Ruedas está situada en el ancho piélago de las An¬ tillas, y que Tierranueva, la patria del bacalao, está cerca del cabo de Buena Esperanza. Como tiene un recuerdo confuso de un niño, otra presenta escritura de esponsales ante el tribunal varias ciudades cuyo nombre acaba en burgo, echa de vez en eclesiástico. 1). Juan de Dios Bonanzo se desdicha porque le ha¬ cuando un quid pro quo que escita la risa de los circunstantes. bia adelantado cierta suma á cuenta de la dote de su hija, pro¬ En una

que

ocasión espuso que

Brandeburgo era la corte de Rusia, y

Sajonia-Coburgo era la capital de la Alsacia, y que

Mariem-

En lo que ress filósofo de primeinola. Sc conoce que es hombre grandemente efecto á la regulari¬ habrá ejercicios gimnásticos dignos de dad en especial tratándose de verbos. Siempre dice por conse¬ cuencia irnos por vamos: .saíe por sal imperativo del verbo salir. Se complace en cambiar los sexos ó los géneros de las palabras: burgo era el mejor puerto de mar de la Noruega. pecta á la lengua castellana es un hablista y un

metida esposa del que tomó las de Villadiego. fianzales se dá à los diablos porque habia sido

D. Cándido Con-

fiador de D. Lar¬ girio, y columbra que van á entrar con él en dares y tomares. De suerte que media población se queda llorando, y la otra riendo con el desaparecimiento de D. Largirio de Manirota. Antoin Esperón.

Last edit 5 months ago by AKR
33
Not Started

33

This page is not corrected, please help correct this page

34
Not Started

34

This page is not corrected, please help correct this page

35
Not Started

35

'<2

ásà

LA REVISTA.

importaciones y exportaciones de los puertos dela Be- volucion que es posible se reproduzca después del re¬ pública durante los seis primeros meses deeste año,y de ciente é infructuoso amago, y que necesariamente habrá hallar las sumas casi equiparadas, deuúce que el co¬ de ser duradera, porque juegan en ella principios y siste¬ mercio de Chile no ha disminuido,y que aquel pais pue¬ mas diametralmente opuestos y tenazmente defendidos. de presentar un balance superior al de cualquiera otra No nos toca á nosotros descifrar el carácter de esta re¬ volución, ni entra en nuestro propósito examinar el gra¬ república de Sudamérica. "De rmestro-conocimiento sobre este comercio, aña¬ do de necesidad en que se halle Chile de una reforma de, inferimos también que tan luego como se restablez¬ radical; pero sí creernos que una vez empeñada la lu¬ cha, aun cuando el partido triunfante, cualquiera que ca la paz y la tranquilidad de un modo definitivo en Pe¬ rú y Bolivia , estas repúblicas volverán á tomar de nues¬ 'uese, llevase por uno de sus lemas esenciales prestar al tro mercado copiosos producios, y que el actual estado comercio todas las facilidades y garantias posibles, antes las

de inquietud en las repúblicas hermanas será por último de que llegase la hora del triunfo y despúes de este, an¬ tes de la completa consolidación de un nuevo ó de un .de consecuencias benéficas para Chile. "Los diferentes resultados de las revoluciones en viejo orden de cosas, habrían de sufrir algún quebran¬ el Perú, Bolivia y Chile, han demostrado claramente á to, y no por poco tiempo, las cifras aritméticas que pre¬ nuestros amigos en Europa y á todos los que tienen ca¬ senta el Repórter. Error seria suponer que al decir es¬

to

del señor rorônél Caravedo,

indiferencia por y el haber permi¬

como

juicio del señor Prefecto Salaverry, tido contra lo dispuesto por la constitución, el nombra¬ miento del señor Mendiburu para Comandante general de artillería con la condición maneciese en el Consejo.

de que dicho señor per¬

Hablando del

informe, afirma que la razón queen presentó, sacada del presupuesto, para probar (¡no E. el general Castilla debe bajar de la presidencia en abril, carece de fuerza, puesto que la disposición alegada es puramente económica ú orgánica, pero no una ley fundamental, y que por tanto no se la puede poner en competencia con un principio constitucional. Pasando después á la cuestión de sobre quien ha¬ brá de encargarse del mando, en caso de resignarlo en abril S. E., sostiene que no es el general Echenique en quien debe recaer, tanto porque la Constitución no lo confia al Presidente del Consejo sino en los casos ac¬

él S.

se

pitales invertidos en el comercio de la costa Occidental, to desearíamos ver realizado este quebranto; al contra¬ .queChile es la única de las tres repúblicas en la cual rio, cualesquiera que fuesen las modificaciones ó alte¬ pueden emprender sus negocios con confianza; pero has¬ raciones que experimentase Chile, veríamos con senti¬ cidentales, como porque en abril debe estar hecha la ta donde puedan hacer extensiva esta confianza impune¬ miento desechos en un punto, por momentáneo que fue¬ elección; y añade á estas razones la de no haber refuta¬ mente con las demás repúblicas, vecinas es un asunto se, los esfuerzos de veinte años consecutivos; solo que¬ do el general los últimos argumentos que se le han rernos manifiestar nuestra opinion de que, contemplando opuesto contra su nacionalidad y la ilegalidad con que que exige una especial consideración1» Aquellos á quienes parezca que estas palabras no al Perú exento,*por ahora, de aquellos temores, creyen¬ al presente ocupa la presidencia del Consejo por haber tienen en sí toda la importancia que hemos querido dar¬ do que sus habitantes conocen bastante sus intereses, y entrado en él á una edad menor de ia que la Consti¬ les y les damos,deben tener presente varias cosas, á sa¬ que en los seis-años de tranquilidad de que disfrutan, re¬ tución prescribe. El Progi^so, fijando la atención en las circunstan¬ ber: que el Mercantile Reporter, es el representante de poso necesario á las perpetuas luchas anteriores, empie¬ cias actuales del pais que, dice, son comercio' extrangero en Chile, que absolutamente ageno zan á estimar todo el valor de la paz para desprenderse escepcionales á á la política del pais y dedicado á promover los intere¬ de él en los, primeros, pasos de su engrandecimiento, rio causa de las cuestiones relativas á ciertos artículos ses mercantiles, aspira á mayores títulos de considera¬ contarnos, pues, al Perú entre las repúblicas menciona¬ constitucionales, á los actos electorales de algunas pro¬ ción bajo este respecto fuera de la república que cuales¬ das por el periódico de Valparaiso, como la que ofrece vincias y á las cualidades de uno de los candidatos, deduce la necesidad de un congreso extraordinario ne¬ quiera otro de los periódicos nacionales, y que la cir¬ menos garantias para dar provechoso y seguro empleo á cunstancia de publicarse en idioma extrangero, y sobre los capitales extrangeros, sino, que según las probabili¬ cesidad que á su sentir debe ser una convicción de todo todo en inglés, siendo la Inglaterra y los Estados Uni¬ dades que alcanzamos, es a donde con preferencia pudie¬ ánimo imparcial; y termina aconsejando á los electo¬ res, como una razón de tranquilidad pública, no sufra¬ dos las naciones que mayor comercio hacen en el Pací¬ ran di ri j irse. Otro dia nos guen en favor de una persona cuya idoneidad dice esta fico, debe influir de un modo muy eficaz para inclinar á ocuparemos de los estados de importa¬ controvertida. favor de sus sugestiones á los hombres y las empresas ción y exportación que el mismo periódico presenta, y El mismo periódico inserta dos artículos de estas potencias marítimas. Por lo tanto, creemos ne¬ añadiremos tal vez algunas observaciones sobre el as¬ por los cuales traía de hacer ver que las actas cesario contribuir á que desaparezca una impresión que pecto que respectivamente ofrece el Perú. publicadas por los partidarios del general Echenique son inúles para pudiera ser de consecuencias poco lisongeras para e llenar el objeto que se proponen, comercio de las repúblicas aludidas,y especialmente pa¬ y que no tienen otro IScvista «le la f®rerasa. ra el Perú, en el caso probable de que se dé á las pala¬ orijen que la fuerza de las autoridades sobre los electo¬ bras del Reporter la impremeditada fé que se suele pres¬ Presentimos á nuestros lectores un lijero extracto res de los pueblos del interior. tar á este género de noticias en el extrangero. de lo que nos ha parecido mas interesante en el Perua¬ Dice el Reporter, que el estado intranquilo en que no, el Rimac, el Nacional, DE LA RAZA ESPAÑOLA EN AMERICA. y el Progreso publicados el se halla la República Peruana será últimamente de pro¬ sabado 7 del presente. artículo octavo. (1) vechosos resultados para "Chile. Esto seria indudable en En otro número hemos hecho mención de la nota No faltará quizá quienes al leer en nuestro postrer articulóla la suposición que como realidad establece el periódico del Suprefecto de Carabaya al Prefecto de Puno en la paladina confesión que hicimos acerca de la decadencia que por de Valparaiso. El estado dela intranquilidad del Perú, que haciendo referencia al estado de los trabajos aurífe¬ espacio de dos siglos agobió á la sociedad española, se imaginen nacido de la lucha de los partidos políticos con respecto ros de la de una sola plumada dimos en tierra con la trabajosa arma¬ provincia, asegura, que si bien los lavaderos que zón de nuestros anteriores á la elección de Presidente, no pasa, según podemos, al¬ de Chaluhuma no ofrecen al argumentos. Unos la consideraran presente las mismas ga¬ tal vez como error involuntario y escapado en el arrebato de la canzar, de un estado transitorio é idéntico al en que por nancias que se conseguían en los primeros dias de su composición que nos afanaremos ahora por enmendar ó paliar la misma causa se encuentra la república Chilena; de descubrimiento, pueden no obstante procurar utilida¬ con sumo empeño, mientras otros, que menos favorable asenso manera, que la misma razón hay para que el estado ac¬ des de consideración á los trabajos que se practiquen presenten á las ideas por nosotros abogadas, se regocijarán del tual del Perú, bajo este respecto, sea favorable al co¬ con descuido, creyendo que por él se inutilizan cuantos es¬ inteligencia. Pero que desde los descubrimientos supuesto fuerzos se pretendían hacer en pro de las doctrinas conser¬ mercio de Chile, como para que la situación de Chile sea diariamente repetidos de las riquísimas vetas minerales vadoras. conveniente á las transacciones mercantiles del Perú. A de Capa-orco, ipe es un cerro cuya circunferencia se Tras exponer con toda su fuerza y latitud lo une. una lógica mas de esto no observamos ni preveemos en la campana calcula en trieúta leguas, y en el que basta hacer una superficial pudiera deducir de semejante frase, permítasenos eleccionaria de este pais, ningún anuncio de esos gran¬ pequeña sangría para conseguir porciones mas ó menos decir que lo juzgamos absolutamente desnudo de fundamento. des trastornos sociales y duraderos, que por lo dudoso de grande de Groólos lavaderos de Chaluhuma1, que se A ia primerade objeciones bastará responder que lejos de ser impremeditado nuestro aserto, lo su desenlace, arredran á los capitales extraños para en¬ estampamos con pleno co¬ les supone vertientes del mencionado cerro, van quedan¬ nocimiento de causa, tras maduro examen y pesando una por trar en negociaciones. El estado presente de cosas es do abandonados por la esplotacion de las minas. una sus palabras. Y la razón es obvia. La decadencia del poder una consecuencia natural y precisa de las formas de goEl mismo periódico oficial (leí miércoles 11, publi¬ español desde casi los principios del siglo décimo-scxto es uno 'bíerno republicano en todo pais donde l ijen, y sn dura¬ ca la resolución del gobierno sobre elección de Presi¬ de aquellos hechos escritos en la historia con indelebles caracte¬ ción en todos ellos tiene un término fijo cuando el pue¬ dente, que en su lugar insertamos; en su artículo de res, de donde se deduce que siendo entre nosotros la autoridad blo conoce sus verdaderos intereses. Repetimos, pues, fondo se ocupa exclusivamente de las fiestas celebradas central yardadera cabeza y legítimo representante de la sociedad entera, foco á donde todas las fuerzas vitales refluían é instru¬ que bajo este punto de vista consideramos á ambas re¬ el dia 9, aniversario de la batalla de Ayacucho. mento único que las ponia en juego, puesto que el gobierno El Rimac comienza por señalar á los electores los daba síntomas de ílaqueza, era evidente indicio de públicas en el mismo pié de ventaja ó desventaja, y que que también indudablemente deducirá mayor número de las prime¬ motivos que incapacitan al general Vivanco para ocupar la sociedad se hallaba debilitada. Y si esto no operaba como cau¬ sa ras, aquel pais en que presida mas cordura y sensatez la siquiera como efecto, porque cuando el corazón presidencia dela República, y en seguida dá lugar á no aconteceria acierta a desempeñar su oficio corre en en sus momentos de crisis. desarreglo la sangre un artículo en el que después de algunas breves refle¬ y carece el cuerpo de su natural vigor. Fenómenos tan patentes Estas últimas deducciones son susceptibles de mayor xiones generales sobre cuales partidos políticos son los entran en la clase de los que subsisten por sí sin necesidad de latitud cuando se toman en cuenta las palabras del que unicamente llegan á alcanzar en los pueblos en que ser demostrados. Ninguna teoría puede desentenderse de ellos, mencionado periódico en el segundo párrafo que hemos se presentan un completo triunfo, afirma que el que en y si no acierta á explicarlos y armonizarlos con sus doctrinas pro¬ traducido."Chile, dice, es la única de las tres repúblicas el Perú reconoce como candidato al general Echenique pias, tanto peor para la teoría, porque se da á conocer como fal¬ hermanas á la cual pueden dirijirse confiadamente los tiene asegurada la victoria, por cuanto, dice, sus intere¬ sa, ó cuando menos incompleta. Por consiguiente, si no abrigᬠsemos el firme convencimiento de conciliar su existencia con ta capitales, según saben muy bien los comerciantes euro¬ ses y los de la nación son unos mismos, y como compro¬ robustez que á la índole de nuestra civilización consideramos peos por los resultados de las revoluciones en todas bante de esto, inserta diferentes actas, por las que los anexa, jamas hubiéramos emprendido la defensa de sus fecundos ellas; y cuidad, añade, con depositarla misma confian¬ electores de las provincias del Cuzco y de otras varias de principios. Ocultar á sabiendas en el debate las dificultades de za en cualquiera de las otras dos, sin una consideración la República declaran no hallarse comprendidos entre cualquier sistema es prueba de insigne mala fe, cosa siempre repugnante y que en el caso presente sería á la vez prueba de la especial.» Si estas palabras las hubiésemos hallado es¬ los electores que, según el Club Progresista, han acepta¬ mas insigne torpeza. Esc pasajero desmayó no se ocultó por tampadas en un periódico del Perú con relación á Chile, do la candidatura del señor Elias, sino que por el con¬ cierto á la penetrante mirada de nuestros adversarios, ni reco¬ vistos los últimos acontecimientos que han tenido lugar trario permanecen firmes en su adhesion al señor ge¬ nocido que lo hubieron existia causa alguna de miramiento que en los retrajese de pregonarlo aquel pais, las hubiéramos juzgado muy naturales y neral Echenique. y de recalcar el anuncio de sus con¬ El mismo periódico en su número del dia citado secuencias. Pintáronlo como fuente de irremediable esterilidad juiciosas; pero aplicadas al Perú enun periódico de aque¬ lla república, aunque sea extranjero, nos parecen bas¬ contiene un artículo, que con el título de Los desatinos para lo futuro y ningún sofisma les prestó tan importante ayuda para seducir á muchos ánimos débiles y alejarlos de su añeja fe, tante extrañas por la absoluta falta de cimiento sobre de la desesperación trata de presentar las contradiccio¬ y para sembrar en otros el desaliento, de manera que el esquivar nes en que que se apoyan. asegura incurren los otros partidos, pues aquí la cuestión equivaldría á darnos tácita pero explícitamente Cierto es que el movimiento mercantil de Valparai¬ estos, según aparece del mencionado artículo, elojianó por vencidos. Mas no se apresuren tampoco á cantar victoria los que se de¬ so, que puede llamarse el de toda la nación,sigue una mar¬ deprimen al general Castilla cuando á él se íefieren, leitan en arrancar semejante confesión de nuestros ó consideran labios, pues nulas las elecciones, cha floreciente; cierto es también que la larga paz de que y por consiguiente a que analizada la materia á fondo dista mucho de ofrecerles tan ha disfrutado la república ha llamado á su seno gran los electores, y no obstante solicitan sus votos; ó recla¬ halagüeños resultados como se alucinan en creer. Su error, aun¬ número de comerciantes de otras naciones, los cuales man un Congreso extraordinario que será echeniquista que a primera vista plausible, dimana de la mas errada concep¬ dando vida y actividad á los fecundos elementos que allí para que destruya á los mismos echeniquistas; ó niegan ción posible, y no puede sostenerse sin desconocer 6 negar las al Presidente del Consejo de Estado la facultad de resu¬ inmutables leyes que presiden á la creación intelectual y rigen el se encuentran, han hecho de aquel puerto, mas que un abundante mercado para la exportación de los productos mir el mando citando para el efecto un artículo consti¬ gradual desenvolvimiento de sus diversas fases. Traído el deba¬ te á semejante terreno cobra sin düda cierto carácter de aridez indíjenas, un extenso depósito siempre abastecido para tucional que le autoriza á tomarlo. El mismo artícu¬ que no se nos oculta, así como tampoco que puede ser tachado el comercio de tránsito; y puede ser al mismo tiempo lo refiriéndose á consultas del colejio electoral de Are¬ de remontarse á la esfera de vagas y estériles abstracciones. Por -cierto, que algunas leves mercantiles y los tratados de quipa, presenta ún paralelo de ellas, por el que trata de lo que al primer reparo hace, ya reconocimos lo ingrato de nuescomercio hayan favorecido el desarrollo de los cambios. probar la contradicción que encierran, pues una pide la ra tarea desde el momento mismo de emprenderla, y sírvanos, 'Recomendar en estos conceptos á los comerciantes de continuación del periodo presidencial del general Cas¬ esto en parte de excusa para los electores: en cuanto al segundo ni merece contestación. Solo el vulgo, (pues vulgo hay Europa las favorables circunstancias de Chile, es hasta tilla hasta julio, y la otra le niega la lejitimidad de su de muchassiquiera especies) considera e! estudio con aire de desdeñosa un deber del Reporter, según su carácter y la sección poder desde que fué nombrado. Al tratar de las co¬ superioridad, como un buen modo de matar el tiempo pero co¬ mo cosa absolutamente inútil que representa; desear también que el puerto de Valpa¬ municaciones del Club Progresista dice, que este pide á y agena de todo provecho práctico. los raiso sea el exclusivo para el objeto, puede por los mis¬ pueblos su apoyo pues cuenta con los electores, y á ¿De que puede servir ni á qué conduce calentarse los cascos en la lectura de un libro lleno de garabatos y figuritas unas con tres mos motivos dispensársele; pero no asi el que para lo¬ estos demanda su voto asegurándoles que la candidatura del señor Elias ha sido aceptada por todos los pueblos y otras con cuatro esquinas, esta redonda, aquella larga y la de grar estos fines trate de presentar á las demás repúbli¬ mas allá Pobre arquitecto con todo el que no ci¬ cas del Pacífico bajo una luz siniestra, alejando de ellas de la República. Finalmente tratando/del general San mentase lapuntiaguda? aplicación de su ciencia en un conocimiento detenido i a confianza y previniendo desfavorablemente los ánimos Roman le niega su cualidad de peruano. de las matemáticas y de las propiedades teóricas de los cuerpos! El Nacional se dedica principalmente a hablar del ¿Y qué? para la estructura del mas humilde edificio habrá prin¬ del extranjero que puede necesitar, y de hecho necesita, extender sus especulaciones á otros puntos ademas de Consejo de Estado con motivo de la resolución que dió cipios de que no es lícito desentenderse y la organización social á la consulta elevada por el colejio electoral de Arequi¬ de los pueblos quedará sin lijo norte ni guia ciegamente abando¬ Valparaiso. nada en manos del acaso? O si la regla existiere, ¿será tan ociosa Las garantias que para lo futuro puede ofrecer la pa sobre la duración del actual periodo presidencial, y* é inútil faena el procurar desentrañarla para que sirva de antor¬ república chilena ó la peruana, respecto del comercio, juzgando adicto aquel cuerpo á los intereses del ge¬ cha á las generaciones en su oscura y fatigosa jornada? Lejos de son para nosotros,y reflexionando detenidamente sobre la neral Echenique, le dirije varios cargos en este sentido. nosotros ó semejante blasfemia ó semejante apatía, .ni demos por situación de ambas, algo diversas de las que predice el Tales son el haberse considerado casi á un mismo tiempo mal gastadas las horas que se consuman por buscar la resolución á tales enigmas." periódico inglés. Adémas de la identidad de ajitaciones incompetente y competente para decidir sobre la na¬ Sentada ya la necesaria justificación ele nuestro propósito que á un tiempo las commueve en cuanto á la elección cionalidad del mencionado señor jeneral Echenique; el presidencia!, existen en aquella los gérmenes de una re- de haber mostrado tanto empeño por el enjuiciamien(1) Véanse los números fifi, 07, 70, 72. 7í, 75, y 70.

Last edit 5 months ago by AKR
Displaying pages 21 - 30 of 3631 in total